MASONERIA

Hablando de Rito Moderno y Brasil

Por Vguerra

Hablando de Rito Moderno y  Brasil

Atrás han quedado las famosas acciones y actuaciones con respecto al Rito Moderno, que se dieron en los ámbitos europeos, como fue el Congreso de Barcelona del 2011, que editó la Carta de Barcelona del Rito Moderno, y en cuyo seno se creó la Unión Masónica Universal del Rito Modernoy su Academia Internacional del 5º Orden,cuyo encuentro fue replicado a modo de contrapropuesta por la articulación de otro famoso encuentro en torno al Rito Francés en Lisboa 2011, curiosamente promovido por el Gran Oriente de Francia. (GOdF).

Estas celebración es generaron una larga y agria polémica, cuyo desarrollo y resultado se puede leer en los blogs Rito Frances, o Racó de la Llum, pero por aquello de que no se me acuse de protagonismo dejo como documento de referencia un artículo firmado por Guillermo Fuschslocher, titulado Análisis de las Cartas de Lisboa y Barcelonadel Rito Francés o Moderno, y publicado enla Revista del Circulo de Estudios de Rito FrancésRöettiers de Montaleau n 1 : Rito Frances.

Luego vino el Congreso de Oporto del Rito Moderno del 2019 que generó la Carta del Rito Moderno de Oporto del 2019.

De por medio hubo varios desarrollos de Congresos, de carácter Nacional como el celebrado en Brasil en el 2020 y el que se celebrará en el 2021, y paradójicamente promovido por obediencias reconocidas.

En ese largo interín se fueron haciendo y deshaciendo grupos del RM de Facebook y de wasap de todo tipo y tendencia, sobre todo articulados desde el mundo masónico brasileño, los cuales terminaron basculando hacia la defensa y ataque del bolsanarismo y donde el horizonte del Rito Moderno o el Rito Francés no eran nada más que una entelequia.

Los contactos con algunos autores y creadores de la prolija cantera del Rito Moderno, no fueron también como a uno le hubiera gustado, pues las críticas sobre la manía de dar por firmes determinadas fechas y acciones, e incluso confusiones conceptuales como considerar el Ritual Amiable como Rito Moderno y no como Rito Francés, fueron cuestiones que no gustaron mucho entre los escritores brasileños del RM.

Hace unos días nos dirigió a los que nos encuadramos en el Rito Moderno, uno notable francmasón brasileño como es Marcos Piva, que ostenta la 5ª Orden y 9º Rito Moderno del Brasil, t y cuyo texto tituló Carta Abierta a los Masones del Rito Moderno. Congreso, y publicada en el blog de J Filardo Bibliot3ca Fernando Pessoay

Y aunque está escrito en clave brasileña no dejo de sentirme salpicado por extensión, primero porque aunque dimitido he sido miembro honorario del Supremo Conselho del Rito Moderno del Brasil, y miembro de la comunidad internacional del Rito Moderno y el Rito Francés y porque hasta ahora he estado colaborando con unos y otros en los temas del Rito Moderno, y muchos de mis libros masónicos han sido traducidos al portugués, razones que creo suficientes para sentirme concernido por esa Carta Abierta del Hermanos Piva.

Es evidente que el Congreso de Barcelona, abrió una interesante espita, en tanto que nos concitamos en ese encuentro, francmasones de diversas orientaciones e incluso instituciones varias y variadas que abarcaban desde el campo liberal masónico pasando por el campo de la Tradición masónica, más o menos abierta e innovadores, y donde apenas si hubo disonancia, ni institucional ni académica.

En cuyo se nos entregaron por ejemplo Grados de la Vª Orden por parte de cuerpos filosóficos distantes, por ejemplo, de mi concepción masónica, pero eso no fue un obstáculo para los mutuos reconocimientos, y se nos reconociera los méritos para otorgados determinados grados, y esa actitud fue un valor generalizado donde hay que destacar la figura del Hermano Bonachi Batalla, como Soberano Comendador del Supremo Consejo del Rito Moderno del Brasil, en aquellos momentos.

La disonancia la marcaría luego el Gran Oriente de Francia, en el encuentro de Lisboa, queriendo marcar territorios afines a su idiosincrasia, para lo cual forzó una especie de reconocimiento entre los propios asistentes al Encuentro de Capítulos Generales de Rito Francés, lo cual marcó tendencia, lo que obligó que el Congreso de Oporto del Rito Modernos de 2019, ese hubo de ser convocado desde la Academia Internacional del Vº Orden del Rito Moderno y el Circulo de Estudios de Rito Moderno Röettiers de Montaleau, teniendo que incidir en que dicho encuentro era de carácter académico, para de este modo no crear problemas y complicaciones, así todo hubo quien fue advertido por su Obediencia para que no asistiera a dicho Congreso, por no ser “reconocido” y “no ser de regular composición” según la gabacha visión de la estructura masónica.

Es evidente que después del Congreso de RM de Barcelona 2011 se perdió la referencia de la Universalidad, y empezó a funcionar el lazo de los reconocimientos y los controvertibles conceptos de la “Regularidad”.

Aún así con todo, se fueron manteniendo contactos personales de estudio y de intercambio de opiniones y materiales con Hermanos de toda naturaleza tanto en Europa, USA, como Latinoamérica, eso sí desde la perspectiva personal, sobre manera interactuando en ellos tanto Joaquim Villalta, como yo mismo, siempre de una forma abierta y sin cortapisas, eso sí con la aquiescencia de los grandes organismos masónicos franceses y algunos europeos e incluso españoles.

Hay que decir que hubo una excepción curiosa, mientras con algunas estructuras masónicas de Tradición, apenas si ha habido contacto, si que lo ha habido con aquellas organizaciones más innovadoras y abiertas con las que hay cierto intercambio de trabajos, digamos que en Barcelona se conformó una forma de hacer y de ver las cuestiones de los intercambios académicos lo cual hoy en algunas latitudes se ve comprometido al entrar en juego conceptos como Reconocimiento y Regularidad.

Tanto es así que la brecha que se ha establecido por ejemplo en el Brasil en el seno del Rito Moderno se sella articula bajo el lema de los “reconocimientos y las regularidades”, en ese sentido a los Hermanos Brasileños enmarcados en el ámbito de la Masonería de Tradición, le incluso a los otros les recomendaría que leyesen a dos preclaros ensayistas como Robert Kalbach yMarc Hálevy, para ver si de una vez por todas les quedan claros tales marcos de calificación que no hacen nada más que segregar y marcar las diferencias.

Hoy Marco Piva, nos da la pauta de la situación tan caótica que se da en torno al Rito Moderno en Brasil «Como en el Primer Congreso (2018), donde tuvimos este mismo ataque por parte de los líderes de los dos «supremos», probablemente porque no se sintieron halagados, ya que se trataba de un Congreso con temáticas que cubrían el simbolismo, la historia y la filosofía del rito. . Se cometieron ofensas injustas a los oradores y organizadores, todos miembros de las tres grandes organizaciones Masónicas Regulares y que se reconocen entre sí, GOB, COMAB y CMSB.»

Y aunque Maro Piva pinta la cuestión como la pinta, lo cierto es que, a nivel particular y personal, casi todos los autores del gran abanico masónico que se presenta y se presentará en los Congresos de Rito Moderno del Brasil, han ido derivando hacia un cierto contenido segregatorio al empezar a colocar por delante la etiqueta de «a los masones que practican el Rito Moderno, miembros de logias afiliadas a las obediencias regulares de Brasil».

Eso ha traído como consecuencia que queriendo por mi parte en alguna ocasión participar en alguno de los eventos digitales que los distintos Hermanos brasileños han articulado pues cual ha sido nuestra sorpresa que nos hemos visto rechazados muy amablemente incluso sin posibilidad de asistir como oyentes, y no estamos hablando de actos oficiales obedienciales, sino de conferencias académicas, con la paradoja de que con algunos coordinadores de algunos de ellos dos horas antes habíamos estado contrastando informaciones e intercambiando materiales diversos. Pero al llegar al m omento de la verdad para asistir a ese encuentro, pues la premisa de ser «reconocido y regular» parece esencial cuando se supera determinado plano de colaboración.

Es evidente que este juego que se da en el contexto del Rito Moderno en Brasil, nos ha cogido a algunos en medio de la apertura o cierre de la puerta, y lo expuesto por Marco Piva, al final sirve para para definir a unos y a otros, tal vez unos tengan mejores modos que otros, pero al final casi todos realizan la misma segregación en función de si uno es «reconocido y regular».

Creo que la Carta Abierta de Marco Piva, deja planteada la paranoia brasileña por ocupar espacios y mostrarse todos ellos singulares pero utilizando caducas etiquetas, las cuales cuando fue preciso absorber, intercambiar, y contrastar información y materiales no estaban encima del tapete de trabajo y la colaboración, pero ahora en otros momentos acá sí que han ido marcando la diferencia, y es curioso que los llamamientos que se hacen sean tan esquizofrénicos, pues se realizan desde luego desde la apertura y la colaboración con la universalidad masónica, pero a renglón seguido e incluso antes, se coloca la etiqueta de «reconocido y regular ».

La guerra de unos contra otros en Brasil está abierta, y tanto es así que para colaborar con unos y otros, yo nunca he pedido el carnet de pedigrí masónico, ni “liberal ni de regular”, pero igual es el momento de pedirlo, pues cuando no se entiende que el plano de un Congreso de Rito Moderno , es académico, tal y como se está presentando los Congresos de RM del Brasil, y se pide ser masones reconocidos y regulares, no desde una perspectiva abierta y genérica, sino desde la visión orgánica es que se ha perdidoel norte de nuestra función como miembros universales de Rito Moderno.

Y me resulta desagradable que por mi parte nunca he puesto etiquetas ni segregaciones, e ignoroa que Obediencias perteneces unos y otros, y cuales son las orientaciones que marcan sus trabajos que tan pronto son académicos como Obedienciales con la espada de Damocles de la “regularidad y el Reconocimiento.

Pues en fin, frente a todo este embrollo decirles a los diferentes Hermanos del RM del Brasil que les vaya bonito, pero creo que habrá que bajar el diapasón de las colaboraciones en tanto que la etiqueta de «regular» sea un adjetivo calificativo sin paliativos, y me resulta divertido que para trabajar en pro del RM, por mucho que se diga, parece que unos y otros aplicancon bastante discrecionalidad « banderas y etiquetas», lo cual me lleva a reflexionar sobre lo poco que han leído los hermanos sobre la historia, al menos la escrita por mi puño y letra, sobre los Modernos del siglo XVIII.

Es cuanto tenía que decir, un TAF

Victor Guerra. Vª Orden de Sabiduría 9º Grado. Circulo de Estudios del Rito Moderno/rito Francés Roettiers de Montaleau

FUENTE: https://es.paperblog.com/hablando-de-rito-moderno-y-brasil-6671049/

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.