CUBA

ANSIAS DE LIBERTAD. El gran anhelo del pueblo cubano

                                               Por Lic. Cayetano Toledo Cabrera, 33º

Reinaldo Arenas

                                                …”Si por encima de todo, alguna condición define al ser humano, es su necesidad de libertad…”

                                                                                                                                       Reinaldo Arenas

Este artículo está inspirado en el libro del escritor cubano Reinaldo Arenas Fuentes, (1943-1990) que tiene por título “Necesidad de Libertad” editado en México en 1986. El libro lo dedica el autor a los diez mil ochocientos cubanos (10,800), que según resalta, se asilaron en la embajada de Perú en La Habana en solo cuatro días desafiando al gobierno en 1980 a riesgo de sus vidas. Este extraordinario acontecimiento fue el detonante que propició el éxodo, mejor dicho la estampida, por el puerto del Mariel, de más ciento treinta mil cubanos (130 000) incluido el autor del libro mencionado.

Es preciso destacar y resaltar que el éxodo del Mariel que comenzó el 15 de abril de 1980 es la escapada masiva más grande de ciudadanos que ha tenido Cuba en toda su historia y una de la más grande que ha tenido la humanidad.  Desgraciadamente, en esa espantada cerca de un centenar de cubanos perdieron la vida en el mar ya que la época escogida era la más propicia para la formación de tormentas y ciclones tropicales que hacían casi imposible la navegación en el estrecho de la Florida en pequeñas embarcaciones de personas particulares que venían a rescatar a sus familiares.

En esa oportunidad el régimen cubano obligó a los dueños de las embarcaciones a llevarse hasta el triple de la capacidad de pasajeros de dichas embarcaciones. Con tristeza pero con ánimo de denuncia, hay que decir que muchos de los que fueron obligados a embarcarse eran sacados de las cárceles cubanas y muchos otros de los hospitales psiquiátricos.   

La lectura de este libro, que cayó en mis manos de forma fortuita, me impresionó profundamente por la crudeza y realismo de los hechos planteados donde se pone al desnudo la manera en que fueron eliminados, sistemática y paulatinamente, todos los mecanismos democráticos que facilitaban la existencia en Cuba de un ambiente de amplia libertad tanto económica, política y en lo social.

Reinaldo Arenas Fuentes fue un novelista, dramaturgo y poeta cubano que se destacó en su generación por sus obras cargadas de un realismo impactante que lo llegó a situar entre los escritores más destacados del siglo XX cubano.

Nació el 16 de junio de 1943 en Holguín y murió en New York, Estados Unidos el 7 de diciembre de 1990.

Siendo un adolescente se manifestó como oponente a la dictadura de Batista y llegó a subir a la Sierra Maestra para incorporarse a las fuerzas rebeldes no siendo aceptado por ser un adolescente (apenas 15 años) y no llevar un arma. Colaboró con la revolución hasta que comenzó a sentir la exclusión debido a su postura crítica por el rumbo que tomaba el gobierno y por su homosexualidad.

En 1962 ingresó a la Universidad de La Habana en la recién creada carrera de Planificación Agraria.

En 1965 es expulsado de la alta casa de estudios por las razones anteriormente citadas.

Esta postura crítica y su orientación sexual provocaron una implacable persecución en su contra. Por esa época ya había escrito dos libros. Su obra fue  proscrita en Cuba por lo que pudo publicar uno solo de sus libros: “Celestino antes del alba” cuya primera edición se agotó en una semana.

El libro pudo salir de Cuba y ser publicado en Francia.

Compartió con los grandes escritores: José Lezama Lima, el más culto de los escritores cubanos según el criterio de muchos, y Virgilio Piñera la etapa del llamado quinquenio gris que fue el de mayor ostracismo y sectarismo cultural de clara orientación estalinista que tuvo el país. A estos paradigmáticos escritores se les prohibió publicar sus obras, no solo en Cuba, sino que se les prohibió enviarlas para su publicación en el extranjero.

En el caso de Piñera es preciso destacar que fue llevado a prisión por su oposición a las ideas totalitarias y también vuelve a darse el caso de ser castigado y reprimido por ser homosexual. Así fue la represión que se ejercía sobre los intelectuales disidentes.

En la cárcel, el aterrado Piñera, fue obligado a abjurar de su propia vida y hasta de su obra literaria como ocurrió con muchos otros escritores en esa época como fue el caso de Heberto Padilla que también fue humillado a la máxima expresión al tener que manifestar en público, incluyendo la radio y la televisión, un mea culpa donde “reconocía” estar completamente equivocado al criticar el sistema político que se había impuesto en Cuba.

Virgilio Piñera fue de los más prolíferos escritores cubanos, posiblemente el que más obras censuradas se conozca y otro negativo record es el de sus obras incautadas, incluso algunas de ellas antes de su muerte repentina y que no han podido a ver la luz de su publicación. Entre estas obras censuradas (se mantienen inéditas) se encuentran:

Cinco piezas teatrales, un libro de poemas, uno de cuentos y sus memorias.

Su obra, La Isla en Peso (1943) según Reynaldo Arenas es la base de toda la obra piñeriana. Este libro fue censurado desde la década del sesenta.

Dolorosamente otros escritores se suicidaron como fue el caso de la poetisa Marta Vignier y del novelista José Hernández, hasta donde conocemos.

Reinaldo Arenas sufrió prisión en El Morro entre 1974 y 1976. Se escapó en una ocasión y vuelto a apresar es enviado esta vez a la prisión política de Villa Marista donde también se le obligó a firmar documentos renegando de su vida, de su obra literaria y por supuesto donde manifestaba su adhesión al sistema implantado en Cuba. En varias ocasiones intentó escapar del país hasta que en 1980 en el gran éxodo (estampida) del Mariel pudo hacerlo, teniendo necesidad de cambiar su nombre, por la estricta prohibición que tenía de salir de Cuba.

Reinaldo Arenas tuvo que sufrir la humillación de verse obligado a expresar su homosexualidad de forma ostentosa y pública, como también lo tuvieron que hacer muchos ciudadanos, sabiendo que les daban prioridad al momento de embarcarse a los homosexuales, personas consideradas oficialmente indeseables.

Fue a residir a New York en 1987 donde se le diagnosticó el VIH/sida.

Muere en esa misma ciudad el 7 de diciembre de 1990.

Reinaldo Arenas se suicidó en su pequeño apartamento ingiriendo pastillas mezcladas con alcohol.

Dejó una carta de despedida que se explica por sí sola, La carta fue enviada al Dr. Horacio Aguirre, Director del Diario Las Américas de Miami que por supuesto la publicó en su periódico y que a continuación transcribimos:

Queridos amigos:

Debido al estado precario de mi salud y a la terrible depresión sentimental que siento al no poder seguir escribiendo y luchando por la libertad de Cuba, pongo fin a mi vida.

En los últimos años, aunque me sentía muy enfermo, he podido terminar mi obra literaria, en la cual he trabajado por casi treinta años.

Les dejo pues como legado todos mis terrores, pero también la esperanza de que pronto Cuba será libre. Me siento satisfecho con haber podido contribuir aunque modestamente al triunfo de esa libertad.

Pongo fin a mi vida voluntariamente porque no puedo seguir trabajando. Ninguna de las personas que me rodea está comprometida en esta decisión.

Solo hay un responsable: Fidel Castro. Los sufrimientos del exilio, las penas del destierro, la soledad y las enfermedades que haya podido contraer en el destierro seguramente no las hubiera sufrido de haber vivido libre en mi país.

Al pueblo cubano tanto en el exilio como en la Isla le exhorto a que siga luchando por la libertad. Mi mensaje no es un mensaje de derrota, sino de lucha y esperanza.

Cuba será libre. Yo ya lo soy.

                                                                                Reinaldo Arenas

                                                                                                New York, 7 de diciembre de 1990

                                                               OBRA LITERARIA

-Novela

1967: Celestino antes del alba.

1969: El mundo alucinante.

1980: El palacio de las blanquísimas mofetas

1982: Otra vez el mar.

1984: Arturo, la estrella más brillante.

1987: La loma del ángel.

1988: El asalto.

1989: El portero.

1999: El color del verano o Nuevo jardín de las delicias.

-Relatos

1980: La vieja Rosa.

           Adiós a Mamá

-Autobiografía

1972-1974: Antes que anochezca.

-Narrativa breve

1972: Con los ojos cerrados.

1981: Termina el desfile.

-Antología poética

1981: El central.

1989: Voluntad de vivir manifestándose.

2001: (fecha que fue editada) Inferno. Poesía completa con prólogo de Juan Abreu.

Leprosorio (trilogía poética)

-Ensayo

1986: Necesidad de libertad.

1988: Plebiscito.

-Seres extravagantes.

-Teatro

1986: cinco obras de teatro bajo el título: Persecución.

Su libro autobiográfico “Antes que anochezca” fue llevado al cine por el director Julian Schanabel, película que fue filmada en las ruinas del templo jesuita de Francisco Javier en Veracruz, México. El papel de Reinaldo Arenas fue interpretado por el afamado actor español Javier Bardem. Por esa actuación el actor recibió el premio, Copa Volpi, a la mejor actuación en el festival de cine de Venecia y también recibió, el Premio Independiente Spirit, ganando además una nominación al Oscar como mejor actor.

Ese mismo libro inspiró al compositor Jorge Martín para crear una obra como homenaje al escritor cubano la cual fue estrenada en la ópera de Forth Worth en junio de 2010. Esta obra también fue representada en el Lincoln Center de New York.

Su libro “Seres extravagantes” motivó al cineasta Manuel Zayas en el 2004 para realizar un documental biográfico el cual fue filmado clandestinamente en Cuba en el 2003.

La obra de Reinaldo Arenas ha tenido y tiene gran repercusión en los escritores cubanos de las siguientes y presentes generaciones.

A lo anteriormente relatado debo agregar que en el exilio obtuvo las becas Cintas en los Estados Unidos y la de Guggenheimen en Alemania.

En 1969 obtuvo el premio al mejor novelista extranjero publicado en Francia.

Su obra ha sido traducida al inglés, francés, alemán, italiano, portugués, holandés, japonés, turco, polaco, finés, sueco y al sistema Braille para ciegos.

En 1988 redactó en colaboración con el pintor cubano Jorge Camacho la primera carta abierta al presidente de Cuba solicitándole un plebiscito.

La carta tuvo una gran repercusión internacional y fue firmada por cientos de personalidades del mundo de la cultura incluyéndose entre ellos a nueve Premios Nóbel.

                                                   FIN

                                                                     La Habana, 4 de noviembre 2021

NOTAS AL MARGEN

-El manuscrito original del libro Necesidad de libertad se encuentra formando parte de la colección de Reinaldo Arenas de la Universidad de Princeton, New Jersey.

-El editor del libro Necesidad de libertad señala el éxodo del Mariel hasta en 140  mil personas.

-En el éxodo del Mariel intervinieron más de tres mil embarcaciones privadas de ciudadanos cubanos que se habían asilado previamente en los Estados Unidos.

-Primera Carta de los intelectuales de Europa y de América Latina de fecha 9 de abril de 1971 protestando por el encarcelamiento del poeta y escritor cubano Heberto Padilla. Esta carta fue enviada al Primer Ministro de Cuba y firmada por treinta y tres figuras destacadas de la intelectualidad incluyendo algunos Premios Nobel de literatura.

-Segunda Carta de los intelectuales de Europa y de América Latina de fecha 20 de mayo de 1971 dirigida al Primer Ministro de Cuba. Protestando por la represión sufrida por el poeta y escritor Heberto Padilla a quien se obligó a retractarse de sus críticas al sistema impuesto en Cuba.

Para mayor detalle, transcribo dicha carta (la segunda):

Creemos un deber comunicarle nuestra vergüenza y nuestra cólera.

El lastimoso texto de la confesión que ha firmado Heberto Padilla solo puede haberse obtenido por medio de métodos que son la negación de la legalidad y la justicia revolucionarias.

El contenido y la forma de dicha confesión, con sus acusaciones absurdas y afirmaciones delirantes, así como el acto celebrado en la UNEAC en el cual el propio Padilla y los compañeros Belkis Cuza, Díaz Martínez, César López y Pablo Armando Fernández se sometieron a una penosa mascarada de autocrítica, recuerda los momentos más sórdidos de la época stalinista, sus juicios prefabricados y sus cacerías de brujas.

Con la misma vehemencia que hemos defendido desde el primer día la Revolución Cubana, que nos parecía ejemplar en su respeto al ser humano y en su lucha por la liberación, lo exhortamos a evitar a Cuba el oscurantismo dogmático, la xenofobia cultural y el sistema represivo que impuso el stalinismo en los países socialistas, y del que fueron manifestaciones flagrantes sucesos similares a los que están sucediendo en Cuba.

El desprecio a la dignidad humana que supone forzar a un hombre a acusarse ridículamente de las peores traiciones y vilezas no nos alarma por tratarse de un escritor, sino porque cualquier compañero cubano –campesino, obrero, técnico o intelectual- puede ser también víctima de una violencia y una humillación parecidas. Quisiéramos que la Revolución Cubana volviera a ser lo que en un momento nos hizo considerarla un modelo dentro del socialismo.

Esta carta fue firmada por 60 intelectuales cuyos nombres, al igual que los de la primera carta se encuentran relacionados en el libro “Necesidad de libertad” pag. 291.

-El 15 de noviembre de 1974 Reinaldo Arenas pasa a ser un prófugo sumido en una desesperante clandestinidad llegando a esconderse por largo tiempo en lugares insospechados de La Habana, como eran el Parque Lenin, el bosque de La Habana y en casas y edificios abandonados. En esas condiciones envió un Comunicado a la Cruz Roja Internacional, a la ONU, a la UNESCO y a la comunidad internacional en general donde clamaba por ayuda humanitaria. (Ver libro mencionado página 173)

-Reinaldo Arenas destaca como de gran ayuda y amparo moral y espiritual al comenzar su exilio en los Estados Unidos a los grandes escritores: Lydia Cabrera, Carlos Montenegro y Enrique Labrador Ruiz, ya fallecidos.

-Heberto Padilla, poeta, novelista y catedrático cubano, nació el 20 de enero de 1932 en el poblado de Puerta de Golpe en la provincia de Pinar del Río. Muere el 25 de septiembre de 2000 en Auburn, Alabama, Estados Unidos donde se encontraba exiliado. Su esposa Belkis Cuza Malé también sufrió las mismas penalidades. Fue encarcelado en 1971. La publicación de Fuera del Juego en 1968 que contenían  poemas como: Para escribir en el álbum de un tirano y Cantan los nuevos césares, fue el detonante para su encarcelamiento. Al salir de prisión, Padilla fue obligado a manifestar el repudio a su propio libro y glorificar el sistema que lo reprimía. Por esta causa fue considerado el Galileo Galilei cubano (y sin embargo se mueve). El destacado escritor Norberto Fuentes, que también tuvo que exiliarse en 1994 escribió en su libro Plaza sitiada un análisis sobre la sesión pública de autocrítica a que fue sometido Heberto Padilla. Norberto Fuentes también escribió el libro Condenados del Condado en 1968 que fue considerado el primer libro disidente que se escribió en Cuba.      

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.