MASONERIA

CÓMO SE GESTÓ EL GRADO DE COMPAÑERO (MASON)

Tras un período en que la nueva Gran Logia de Londres y Westminster no era muy conocida y su número de miembros se había mantenido estable, su popularidad aumentó. La Gran Logia estaba formada por las cuatro logias fundadoras, así como por un número indeterminado de masones no adscritos a ellas (Masones de San Juan era la perífrasis empleada para ellos), pero no transcurrió mucho tiempo hasta que el número de profanos que solicitaba admisión creció de manera notable. Entonces se planteó por primera vez la posibilidad de crear nuevas logias. Desde el punto de vista actual esto no reviste dificultad alguna, pues es algo perfectamente normalizado que hacemos con cierta frecuencia. Pero en 1721 nunca se había hecho, y esto suponía una expansión en las competencias por parte de la Gran Logia que necesariamente invadía la soberanía de las cuatro logias fundadoras. No obstante, la Gran Logia asumió que sería preciso crear nuevas logias, y se dispuso a adaptar la normativa. Conocemos las fechas de casi todas las que se fundaron posteriormente.

Pero la potestad de crear nuevas logias fue minuciosamente restringida. Sólo podía hacerlo el Gran Maestro, ya fuese en persona o por medio de un representante debidamente autorizado. La constitución de cada nueva logia era notificada a las demás, y su primer Maestro debía contar con el visto bueno del Gran Maestro y ser instalado por él con motivo de la Consagración de la logia. Además, los Estatutos de Anderson de 1723 incluyeron una Regulación XIII que obligaba a que los Aprendices únicamente fuesen pasados a Compañeros / Maestros en la asamblea de la Gran Logia que tenía lugar de manera trimestral. Si tenemos en cuenta que el Venerable Maestro de la logia debía ser elegido de entre los Compañeros, resulta obvio que la Gran Logia tenía un poder casi omnímodo. Esta legislación se mantuvo durante dos años, y realmente no se conserva documentación que acredite que esta ceremonia de Instalación de Maestros se llevase a cabo (aunque sin duda se realizó). Pero es justamente en el período en que esta normativa está vigente cuando empieza a surgir un nuevo grado que se situará entre la admisión a la Orden (Aprendiz) y la parte de Compañero o Maestro. 

Con la Regulación XIII en vigor, las logias londinenses se hallaban faltas de Compañeros, situación que se agravaba en el caso de las logias periféricas, a las que les resultaba imposible, por la distancia y las malas comunicaciones, acudir a la Gran Logia para pasar a sus nuevos Compañeros o Maestros. Sin embargo, se encontraban con el problema acuciante de que los Estatutos exigían que los oficios de Venerable Maestro y los dos Vigilantes estuviesen ocupados por Compañeros. 

Para solventar el requisito de que únicamente los Compañeros podían ocupar la Veneratura o las Vigilancias, lo que hicieron las logias fue crear unos Compañeros virtuales que en realidad eran una escisión del grado de Aprendiz Entrado. El grado de Aprendiz quedaba dividido en Aprendiz y Compañero, mientras el anterior grado de Compañero, que incluía el Levantamiento del Maestro, pasaba a denominarse definitivamente grado de Maestro Masón. 

Puesto que fueron distintas logias las que comenzaron a crear el nuevo grado de Compañero, las preguntas que surgen son: ¿en qué logias sucedió esto? ¿Fue algo coordinado? No tenemos documentación que nos permita saberlo con claridad; sin embargo, sí sabemos cómo lo hizo una de ellas. A este respecto, es muy significativo que la primera mención a un sistema de tres grados no parta de una logia, sino de una asociación denominada Philo-Musicae et Architecturae Societas Apollini. Esta sociedad fue fundada en febrero de 1725, para ser miembro de ella era preciso ser masón, y nos deja entrever el subterfugio que empleaban las logias – al menos en Londres – para crear estos Compañeros virtuales. La creación de Compañeros virtuales en logia habría sido claramente irregular, de modo que los miembros de la Logia Queen’s Head fundaron una asociación paramasónica, la citada Philo-Musicae et Architecturae Societas Apollini.

Los Aprendices ingresaban en esta asociación, eran pasados a Compañeros (unos falsos Compañeros, porque aquello no era una logia regular), y posteriormente se aprovechaba ese rango para que ocupasen la Veneratura o las Vigilancias en la logia. La Gran Logia se percató enseguida de que algo extraño estaba sucediendo, de modo que en mayo de ese mismo año convocó a algunos miembros de la asociación para exigirles explicaciones, pero ninguno asistió. A la vista de esto, fue el propio George Payne, Gran Primer Vigilante, quien en septiembre de 1725 se presentó en la logia. No conocemos el contenido de la reunión, pero parece que los hermanos convencieron a Payne, pues sabemos que la norma que obligaba a que el grado de Maestro fuese únicamente conferido en la asamblea trimestral de la Gran Logia de Londres fue revocada el 27 de noviembre de 1725. 

Diploma de la Philo-Musicae et Architecturae Societas Apollini.La parte superior muestra la petición del nuevo miembro,y la inferior certifica su recepción en la sociedad.

Con la revocación de la Regulación XIII, que obligaba a que el grado de Maestro fuese únicamente conferido en la asamblea trimestral de la Gran Logia de Londres, las logias ya podían elevar sus propios Maestros Masones. 

Pero ahora este privilegio resultaba vacío, pues los Estatutos establecían que el Venerable Maestro de la logia debía ser elegido «de entre los Compañeros», y eso ya se cumplía con el nuevo grado de Compañero. Naturalmente, esta situación resultaba sumamente confusa para las logias. Algunas logias inglesas, aunque estuviesen bajo jurisdicción de la nueva Gran Logia, seguían confiriendo los viejos grados de Aprendiz Entrado y Compañero o Maestro. Otras conferían los grados de Aprendiz Entrado y Compañero en una misma velada, y posteriormente el de Maestro. Es más, el grado de Compañero podía significar una cosa para unas logias y algo muy distinto para otras. No sería hasta 1754 cuando la Gran Logia de Inglaterra emitiría una circular prohibiendo que un candidato fuese pasado a Compañero y elevado a Maestro en una misma tenida, y no será hasta 1777 cuando la Gran Logia prohíba igualmente iniciar como Aprendiz Entrado y pasar al grado de Compañero en la misma noche. 

Esta situación provocó todo un movimiento tectónico en el contenido y estructura de los grados que ha originado que actualmente nos encontremos con numerosas anomalías en el ritual, entre las que podemos destacar las siguientes: 

– La Cámara del Medio, que corresponde al Grado de Compañero, en York y Emulación ha quedado en Segundo Grado, mientras que en Rito Francés y Rito Escocés Antiguo y Aceptado ha pasado al grado de Maestro Masón. En algunos rituales franceses (como el de Escocés de las Tres JJJ de 1743) aparece una «Cámara del Tercero», pero al final será la Cámara del Medio la que se establezca en el grado de Maestro Masón en Francia, mientras que en el contexto anglosajón se mantendrá en el Segundo Grado. 

– En Rito de Emulación las Obligaciones de Primer y Tercer Grado se toman con los presentes realizando el Signo Penal. Sin embargo, la Obligación del grado de Compañero se toma con los presentes haciendo el Signo de Fidelidad.

Esto se debe a que el nuevo grado de Compañero no contenía inicialmente Obligación, y a pesar de que finalmente se incluyó, el Signo de Perseverancia propio del Segundo Grado lo crearían años después los Antiguos a partir de la leyenda de Josué. 

– En el Rito Irlandés, la prueba de caridad ha quedado ubicada en el grado de Compañero, no en el de Aprendiz, como sucede en la mayor parte del mundo, y actualmente no se realiza. 

– En Rito Irlandés y Rito Escocés Estándar en los Grados Primero y Tercero se realiza la Guardia Debida, pero esta no se realiza en grado de Compañero. 

– Para acceder al grado de Marca tradicionalmente se exigía ser Compañero, pues es un grado que se trabaja teóricamente en cámara de Compañeros, pero tras la creación del sistema de tres grados el requisito exigido fue la condición de Maestro Masón. 

– Los salarios del Rito de York son incoherentes. Habitualmente los Aprendices Entrados reciben su salario en vino, aceite y grano, mientras que los Compañeros lo reciben en metales. Esto es así tanto en el Rito de Emulación como en la Marca, cuyos rituales se complementan mutuamente debido a la gran importancia simbólica de este hecho. Sin embargo, mientras que en el Rito de York el ritual de la Marca especifica que los Compañeros cobran en metales, el grado de Compañero del mismo rito indica que cobran en vino, aceite y grano. 

– Aunque actualmente se exige la condición de Maestro Masón (y Pasado Vigilante) para acceder a la Veneratura, el Maestro Electo no presta su juramento en cámara de Maestros, sino en grado de Compañero y ante el Gran Geómetra del Universo (señal de que la ceremonia de Instalación se estaba practicando ya antes de que el actual grado de Maestro se practicase de manera generalizada). 

– El Brindis del Retejador emplea una fórmula de Segundo Grado para cerrar la velada, mientras que las tenidas de York se cierran en Tercer Grado y las de los demás ritos en Primer Grado. 

FUENTE: Blog dedicado a la Masonería Antigua, sus orígenes, rituales y significado, así como a la Francmasonería en general.. https://masoneriaantigua.blogspot.com/2020/09/historia-del-actual-grado-de-companero.html

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.