EDUCACION E HISTORIA

Las rampas de asedio asirias que cambiaron el signo de las guerras antiguas

La ciudad de Laquis, la segunda más importante del Reino de Judá, estaba situada en lo alto de esta colina
La ciudad de Laquis, la segunda más importante del Reino de Judá, estaba situada en lo alto de esta colina Hebrew University

DAVID RUIZ MARULL

BARCELONA09/11/2021 13:50Actualizado a 09/11/2021 14:16

Laquis era una floreciente ciudad cananea durante el segundo milenio antes de Cristo. Pero no solo eso. Con el tiempo se convirtió en el segundo enclave más importante del Reino de Judá. Un caramelo muy apetecible para el todopoderoso Imperio Asirio, una de las mayores superpotencias del Próximo Oriente.

En el año 701 a.C., el ejército asirio atacó Laquis dirigido por el rey Senaquerib. No era una tarea sencilla porque el enclave fortificado había sido construido en lo alto de una colina, lo que dificultaba el asedio. Pero los ingenieros militares del grupo invasor tenían la solución al problema.

Auge

Laquis era una floreciente ciudad cananea durante el segundo milenio antes de Cristo

Construyeron una enorme rampa para que los soldados pudieran transportar arietes hasta las murallas, romper las gruesas defensas y hacerse con el control de la ciudad. Esa rampa, realizada en Israel, es el único ejemplo de la destreza militar asiria que la llegado hasta nuestra época.

Arqueólogos de la Universidad de Oakland y de la Universidad Hebrea de Jerusalén acaban de reconstruir como el ejército de Senaquerib pudo idear la rampa y usarla para conquistar Laquis y otros muchos sitios en su expansión desde Irán hasta Egipto entre los siglos IX y VII antes de nuestra era.

Un relieve muestra la rampa de asedio que se usó en la conquista de Laquis
Un relieve muestra la rampa de asedio que se usó en la conquista de Laquis Hebrew University

Sobre esta tecnología específica se han encontrado referencias en multitud de fuentes escritas, desde textos bíblicos hasta inscripciones arcadias, pasando por iconografía. Los investigadores también usaron métodos del siglo XXI (fotografías aéreas o mapas digitales) para reproducir el asalto a la perfección, según detallan en un estudio publicado en la revista Oxford Journal of Archaeology.

Los asirios tenían un ejército poderoso y bien equipado que, a principios del siglo VIII antes de Cristo sofocó rápidamente una creciente rebelión en el Levante meridional. En el año 721 a.C. se conquistó el Reino de Israel y, veinte años después, el ejército asirio atacó el Reino de Judá, asedió su ciudad más importante, Jerusalén, y lanzó un asalto directo a su segunda ciudad más importante, Laquis.

Superpotencia del Próximo Oriente

Los asirios tenían un ejército poderoso y bien equipado

El mismo rey Senaquerib, hijo de Sargón II y que se pasó buena parte de su reinado metido en conflictos bélicos en el Levante mediterráneo, acudió a Laquis para supervisar la conquista y posterior destrucción de la ciudad, un proceso que comenzó con la construcción de la rampa para llegar hasta los muros.

Según el profesor Yosef Garfinkel, las evidencias halladas en el sitio durante las excavaciones arqueológicas han dejado claro que la rampa estaba hecha de pequeños cantos rodados, de unos 6,5 kg cada uno. Un problema importante al que se enfrentó el ejército asirio fue el suministro de tales piedras: se necesitaban alrededor de tres millones. ¿De dónde sacaron tal cantidad?

El profesor Yosef Garfinkel
El profesor Yosef Garfinkel Hebrew University

La recolección de piedras naturales de los campos situados alrededor de Laquis hubiera requerido mucho tiempo y retrasado la construcción de la rampa. Una mejor solución, según los expertos, habría sido extraer las piedras lo más cerca posible del extremo más alejado de la rampa. “Próximo a la ciudad, de hecho, hay un acantilado con un lecho rocoso exactamente en el punto donde uno esperaría que estuviera”, explicó Garfinkel.

Los investigadores sugieren que la construcción de la rampa comenzó a unos 80 metros de las murallas de la ciudad y las piedras se habrían transportadas mediante cadenas humanas, de hombre a hombre a mano. Con cuatro cadenas humanas trabajando en paralelo en la rampa cada una de las 24 horas del día, Garfinkel calculó que se movían alrededor de 160.000 piedras cada día.

Laquis

La construcción de la rampa comenzó a unos 80 metros de las murallas de la ciudad

“El tiempo era la principal preocupación del ejército asirio. Cientos de jornaleros trabajaron de sol a sol cargando piedras, posiblemente en dos turnos de 12 horas cada uno. La mano de obra probablemente fue proporcionada por prisioneros de guerra y la población local haciendo trabajos forzados. La cadena estaba protegida por enormes escudos colocados en el extremo norte de la rampa y que avanzaban hacia Laquis unos metros cada día”, describió.

En unas 25 jornadas, la rampa, que tenía la forma de una cuña triangular gigante, podría haber llegado a las murallas de la ciudad. «Este modelo asume que los asirios eran muy eficientes, de lo contrario, habrían tardado meses», dijo Yosef Garfinkel. En las etapas finales, mientras se acercaban a las murallas de Laquis, los habitantes intentaban defender su ciudad disparando flechas y arrojando piedras sobre su enemigo.

Rápida construcción

En 25 días, la rampa, que tenía la forma de una cuña triangular gigante, pudo llegar a la muralla

Garfinkel sugiere que los trabajadores usaban enormes escudos de mimbre en forma de L, similares a los que se muestran protegiendo a los soldados en los relieves asirios. En la etapa final, se colocaron vigas de madera sobre las piedras, con los arietes dentro de sus enormes máquinas de asedio, que pesaban hasta una tonelada.

El ariete, una viga de madera grande y pesada con una punta de metal, golpeó las paredes al balancearse hacia adelante y hacia atrás. Los arqueólogos indican que estaba suspendido con cadenas de metal, ya que las cuerdas se desgastarían rápidamente. De hecho, se encontró una cadena de hierro en la parte superior de la rampa en Laquis.

FUENTE: https://www.lavanguardia.com/cultura/20211109/7849321/rampa-asedio-asiria-guerra-antigua-laquis-teconologia-militar-arqueologia.html?fbclid=IwAR2VnVYxe2g6HdgBJuwVFK3nHGGjsHMM-ZFsDkaViG3TpI9ffFMko5Sn4FY

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.