EDUCACION E HISTORIA

Lilith: la historia real

por Rav Menajem Levine

Lilith: la historia real

Por qué es un error convertir a Lilith en un ícono del feminismo judío.


«Es Lilith.

¿Quién?

La primera esposa de Adam.

Ten cuidado con el señuelo de sus hermosos mechones

El espléndido adorno de su cabello.

Cuando logra atrapar a un joven

No lo vuelve a liberar muy pronto de sus bromas»

Johann Wolfgang von Goethe, en su obra de 1808 Fausto: La primera parte de la tragedia.

Goethe fue uno de los primeros grandes escritores que popularizó a Lilith. Desde el siglo XIX, Lilith se volvió famosa por todo el mundo occidental. Ella fue representada en libros, películas, programas de televisión, videojuegos, dibujos animados japoneses, historietas y música.

El movimiento feminista moderno se inspiró en la visión de Lilith como una imagen femenina poderosa del folclore judío, visualizándola como una mujer digna de imitar. En 1972, la periodista y escritora israelí-norteamericana Lilly Rivklin, publicó un artículo sobre Lilith para la revista feminista Ms., con el objetivo de redimirla para las mujeres contemporáneas. La revista judía feminista Lilith, fundada en el otoño de 1976, adoptó su nombre porque las editoras se entusiasmaron con su interpretación de la lucha de Lilith para ser igual a Adam.

Desde entonces, el interés en Lilith creció tanto entre las feministas judías como no judías, así como en los oyentes de la música contemporánea de mujeres, como quedó claro en la Feria de Lilith. Como escribió Lilly Rivlin en el epílogo del libro Which Lillith? (1998): «En el siglo veinte, las mujeres autosuficientes, inspiradas por el movimiento femenino, adoptaron a Lilith como su propio mito. Ellas la transformaron en un símbolo femenino de la autonomía, la elección sexual y el control del propio destino».

Si prestas atención, Lilith parece estar por todas partes en la cultura popular, y quizás podrías asumir que tiene un rol fundamental en la Biblia. Sin embargo, Lilith prácticamente no es mencionada en los textos judíos clásicos.

Una fuente dudosa

El libro más citado por las fuentes contemporáneas sobre Lilith es también el menos confiable.1 Un libro medieval llamado El alfabeto de Ben Sira (no confundirlo con el libro apócrifo del siglo II AEC, La sabiduría de Ben Sira), proclama que Dios creó a Adam y a Lilith al mismo tiempo con el polvo de la tierra. De acuerdo con este libro, Lilith se negó a subordinarse a Adam en su relación íntima, y se escapó de él usando el Nombre Inefable. Los ángeles trataron de obligarla a volver, y ella luchó y se negó a volver con Adam. La historia continúa diciendo que entonces Dios creó para Adam, una segunda esposa, Javá, quien estuvo contenta de quedarse con Adam.

Lilith es mencionada por lo menos cuatro veces en el Talmud de Babilonia. En ninguno de esos casos es mencionada como la esposa de Adam.

Sin embargo, el libro El alfabeto de Ben Sira no es en absoluto una fuente autorizada en la literatura judía. Quizás porque en su título figura el conocido nombre Ben Sira, algunos creen que tiene autoridad, pero incluso una lectura superficial del libro por parte de alguien que esté familiarizado con textos judíos deja claro que este no es un clásico judío. Por el contrario, es una obra repleta de variaciones degradantes y lascivas de los relatos bíblicos y representaciones satíricas de los personajes bíblicos. El libro no es, y nunca fue, parte de la literatura judía dominante.

Referencias textuales a Lilith en las fuentes judías

La única referencia a Lilith en las Escrituras se encuentra en Isaías 34:14. Allí se refiere a Lilith como un ser entre las bestias de presa y espíritus que arrasarán la tierra en el día de la venganza. No hay ninguna referencia a Adam.

Lilith es mencionada por lo menos cuatro veces en el Talmud de Babilonia. En ninguno de esos casos es mencionada como la esposa de Adam. Los pasajes talmúdicos que hablan de Lilith advierten que un hombre no debe dormir solo en una casa para que Lilith no vaya a atacarlo mientras duerme, dicen que Lilith puede influir sobre el resultado de un embarazo y describen cómo puede aparecer Lilith.

El texto en el cual hay muchas referencias a Lilith es el Zóhar. Al examinar algunas de las referencias, podemos llegar a entender mejor qué y quién es o no es Lilith.

En Midrash HaNeelam, una sección del Zóhar dice:

Rav Itzjak dijo en nombre de Rav: Adam fue creado junto con su compañera, como está escrito: «Masculino y femenino Él los creó» (Genesis 5:2). Dios la separó de él y la llevó ante él, como está escrito: «Y Él tomó uno de sus costados (costillas)».

Rav Iehoshúa dijo: Hubo una Javá antes de esto que fue alejada porque era un espíritu dañino, y otra fue puesta en su lugar.

Rava dijo: La segunda era física, la primera no lo era, sino que estaba hecha de suciedad y sedimento impuro.

El Zóhar dice claramente que este ser que precedió a Javá no era una persona sino un espíritu, un espíritu dañino que era impuro.

Otro pasaje del Zóhar sobre Vaikrá 19a, es todavía más explícito respecto a la creación de Lilith y su conexión con Adam:

Ven y ve: Hay una mujer, un espíritu de todos los espíritus, y su nombre es Lilith, y ella en un principio estuvo con Adam. En la hora en la que Adam fue creado y su cuerpo completado, miles de espíritus del lado izquierdo [el mal] se apegaron a ese cuerpo hasta que el Santo, Bendito Sea, les gritó y los alejó. Y Adam estaba acostado, un cuerpo sin un espíritu, y su apariencia era verdosa, y todos esos espíritus lo rodeaban. En esa hora descendió una nube y alejó a todos esos espíritus. Y cuando Adam se puso de pie, su mujer estaba apegada a su lado. Y ese espíritu sagrado que estaba en él pasó a este lado y al otro lado, y creció aquí y allí, y de esta forma se volvió completo. Entonces el Santo, Bendito Sea, dividió a Adam en dos, e hizo a la mujer. Y Él la presentó ante Adam en su perfección, como una novia que entra a la jupá. Cuando Lilith vio esto, huyó.

Aquí, basado en los versículos del Génesis, el Zóhar dice que Adam fue creado como hombre y mujer apegada a su costado/costilla, el lado femenino sería conocido como Javá. Lilith era un espíritu que estaba con Adam antes de que él y Javá fueran separados. Una vez que las dos mitades de Adam y Javá fueron separadas y subsecuentemente se casaron, Lilith huyó. En este pasaje también queda claro que Lilith es un espíritu negativo y no una persona física.

El gran cabalista, el Arizal (Rav Itzjak Luria, 1534-1572) escribió que Samael está a cargo de todos los demonios «masculinos», llamados Mazikim, mientras que su «esposa» Lilith está a cargo de todos los demonios «femeninos», llamados Shedim (Shaar Hapesukim sobre Los Salmos). Él también asocia a Lilith con la espada del Ángel de la Muerte. El Arizal entendió que Lilith es un espíritu lascivo, que sigue dando vueltas y es peligroso.

Como la compañera femenina del Satán, el Zóhar identifica a Lilith como «la ruina del mundo» por su rol en traer inmoralidad a las mentes y los actos humanos.

Basados en el entendimiento del Arizal, podemos entender los dos pasajes previos del Zóhar. En el primer pasaje, se describe que Adam tiene un «espíritu dañino» que fue removido cuando fue creada Javá. El «espíritu dañino» de la lujuria fue alejado cuando él se casó y pudo dirigir su sexualidad de una forma sagrada y adecuada a través de la conexión con su esposa. En el segundo pasaje, se entiende lo mismo. Lilith, representando la lujuria y el deseo sexual dirigido de forma negativa, «huyó» cuando Adam se unió en matrimonio con su novia, Javá.

El fin de Lilith

El Zóhar (Ibíd.) cita el versículo de Isaías 34:14 que habla de Lilith y dice que cuando llegue el Mashíaj, finalmente Lilith será expulsada para siempre:

Cuando el Santo, Bendito sea, traiga la destrucción de la malvada Roma, y la convierta en una ruina para toda la eternidad, Él enviará allí a Lilith, y la dejará habitar en esa ruina, porque ella es la ruina del mundo. Y a esto se refiere el versículo: y allí se acostará Lilith y encontrará su lugar de descanso (Isaías 34:14).

Basado en la explicación del Arizal de Lilith como la compañera femenina del Satán, podemos entender que el Zóhar la identifique como «la ruina del mundo» por su rol trayendo inmoralidad a las mentes y a los actos de los humanos. Por esta razón, cuando llegue el Mashíaj y el mundo alcance su estado de perfección, Lilith, al igual que el Satán, será eliminada por completo.

Al entender a Lilith en base a las auténticas fuentes clásicas, debe resultar obvio que es de mal gusto convertir a Lilith en un ícono del feminismo judío. A fin de cuentas, ¿qué pensarías de un hombre que eligiera al Satán como su modelo a seguir?


NOTAS:

1. Algunos asumen que la historia que se encuentra en El alfabeto de Ben Sira se basa en el concepto de la «primera Javá», que aparece en dos lugares de Génesis Rabá, una colección de Midrashim sobre el libro de Génesis.

De acuerdo con Rabí Jía, esta primera Javá «retornó al polvo» (Génesis Rabá 22:7, Zóhar 34b), y Dios procedió a crear para Adam una segunda Javá (Génesis Rabá 18:4). Los comentaristas señalan que estos Midrashim (como muchos otros Midrashim), pueden no ser verdaderos de forma literal, sino más bien servir para enseñar ideas cabalísticas. De cualquier forma, el Midrash no habla en ninguna parte de Lilith o de nada similar a la historia de El alfabeto de Ben Sira.

Algunos consideran que la obra fue simplemente un impío compendio de cuentos populares subidos de tono o una sátira contra los rabinos. Otras autoridades han sugerido que fue una polémica dirigida a los caraítas o a alguna otra clase de movimiento disidente.

FUENTE: https://www.aishlatino.com/a/m/Lilith-la-historia-real.html?s=ac

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.