MASONERIA

Las Herramientas Masónicas y el Liderazgo Masónico

«La posesión del conocimiento, si no va acompañada por una manifestación y expresión en la práctica y en la obra, es lo mismo que el enterrar metales preciosos: una cosa vana e inútil. El conocimiento, lo mismo que la fortuna, deben emplearse. La ley del uso es universal, y el que la viola sufre por haberse puesto en conflicto con las fuerzas naturales.» El Kybalion.

Los primeros antecedentes del uso de herramientas, es decir, del primer homínido que talló la piedra, fue el Homo Habilis (Hombre Hábil), también conocido como Homo Faber, cuyo significado es “el que fabrica o construye” y que hizo su aparición hace unos 2 millones de años. Esta teoría tiene como base que en un momento determinado de la evolución, dicha especie desarrolló la capacidad de oponer el dedo pulgar a los restantes cuatro, dotándola de una gran habilidad para la construcción y el manejo más complejo de herramientas.

De esta forma, igual que es aceptado que la evolución natural se fundamenta en el principio de que la función o la necesidad creó al órgano, ―y no lo contrario―, algunas especies de los homínidos comenzaron a desarrollar una mayor capacidad cerebral y, probablemente, a intentar manejos y fabricación de herramientas básicas. En consecuencia, comenzaron a adaptarse fisiológicamente a su utilización, y esto, aunado a una mayor inteligencia, pudo ser una circunstancia determinante en la evolución de un antropoide, dando como resultado lo que actualmente somos.

Las herramientas han surgido ―y surgen― por la necesidad de realizar un determinado trabajo o de solucionar algún tipo de problema, lo cual se constata al  echar un vistazo a lo largo de la Historia: el hombre se ha esforzado por concebir y utilizar herramientas y mecanismos cada vez de mayor complejidad para resolver las más diversas dificultades, auxiliándose con ellos en sus tareas y trabajos.Con el transcurso del tiempo el hombre se va convirtiendo en un Experto, conociendo y dominando su técnica del trabajo ―probablemente también tenga los conocimientos específicos sobre éste―; sin embargo, el Maestro es quien, indudablemente, conoce el manejo de las herramientas y todas las dificultades, secretos y complicaciones de su oficio, estando dispuesto a enseñarlos.

En suma, él ha descubierto todo lo que las herramientas pueden aportar a su profesión y cómo hacerlas más fructíferas.La capacidad para formar a las personas que las utilizarán con destreza, cada uno en su grado y condición ―Aprendices, Compañeros y Maestros―, ha sido trascendental históricamente para del progreso de las distintas civilizaciones; tanto es así, que los pueblos que han sido hábiles en el manejo de herramientas, se han podido defender o atacar con mayor efectividad que otros y, por lo tanto, de sobrevivir.En  la Masonería, simbólicamente las herramientas del aprendiz son: el Mazo, el Cincel y la Regla de 24 pulgadas.

FUENTE: https://liderazgomasonico.blogspot.com/2011/07/las-herramientas-masonicas-y-el.html

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.