POLITICA E INMIGRACION

CHILE: PINOCHET O ALLENDE

NUEVOS APUNTES DE UNA PERIODISTA
NUEVA YORK
ANGELICA MORA

Aunque muchos analistas no lo quieran ver así, la carrera hacia la Moneda en Chile está plasmada en dos figuras centrales del pasado: El General Augusto Pinochet y Salvador Allende.
Dependerá de la fuerza que ambas tengan para lograr el codiciado sillón presidencial.

Faltan pocos días para que el derechista José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric se midan en la segunda vuelta para finalmente definir quien será el nuevo presidente.
Mientras tanto, nadie cree en las encuestas, que están prohibidas desde el 4 de diciembre por orden del Servicio Electoral de Chile y las campañas de uno y otro candidato acrecientan sus fuerzas en atacar los lados débiles del adversario.

El futuro de la nación está centrado -quiera o no- en dos «titanes» que cumplieron papeles fundamentales en la historia de la nación andina. Por una parte Pinochet, quien respetó los resultados del plesbicito, que se pronunció en su contra.
Por otro lado el espectro de Allende y la pérdida de la libertad, terror de los chilenos frente a que se impongan en el país los ejemplos de los gobiernos de Cuba y Venezuela.
 La polarización de las fuerzas ha hecho que los candidatos motiven a los electores en las calles y prometan cambios en los programas de gobierno y estabilidad en la convulsionada política nacional.

Antonio Alamos Montero, un lector de El Mercurio de Santiago de Chile analizó la situación que vivía el país en los tiempos de Allende:

«La izquierda internacional ha deformado absolutamente lo ocurrido en Chile en los años 1973 a 1988. El 11 de Septiembre de 1973 es una fecha memorable para la generación que lo vivió».
«El país estaba parado y la economía destruida».
«La escasez de bienes esenciales era generalizada. La inflación iba en 500 % anual. La izquierda dura ya tenía estatizados los Bancos. via chantaje a sus dueños».
«Además, propició la toma de empresas y predios agrícolas a los sindicatos con la amenaza de “quedar fuera del proceso en marcha.” si no lo hacían».
«Se desató una violencia política desconocida en Chile».

«El Partido Socialista ya en sus asambleas de 1965 y 1967 había declarado la vía violenta para llegar al poder. Que era inútil el voto para terminar con la democracia burguesa. Había que hacer la Revolución».
«En la eleccion de 1970 Allende sacó el 34 % de los votos ( no existía la segunda vuelta como ahora ) y mejoró su base de lograr hacerse del poder total».

«Fue igual al caso venezolano: Partida democrática y camino al socialismo marxismo. Pero no llegó tan lejos en la tarea por la resistencia masiva de las instituciones y gremios, al proceso conducente a la dictadura del proletariado».

«Chávez-Maduro aprendió la lección: Empezaron descabezando las Fuerzas Armadas, luego nombró a los integrantes de una Asamblea Constituyente con poder de declarar ilegal los acuerdos del Congreso donde la oposición tenía dos tercios».

«Las Fuerzas Armadas chilenas fueron llamadas a gritos para terminar con el descalabro. Su intervención no fue un cuartelazo dirigido por un militar populista. Fueron forzadas por un clamor nacional».

Todos los camiones de carga estaban parados, las rejas del comercio abajo. Masivas marchas e infinidad de gremios pedían el término del gobierno. El Golpe fue celebrado con júbilo por el 70 % de los chilenos.

«Al día siguiente todas las ciudades amanecieron enbanderadas y los chilenos salieron a trabajar duramente para levantar un país en el suelo».
«La Junta de Gobierno anunció metas pero no prometió plazos. A poco andar declararon a Augusto Pinochet como presidente ( no podía el poder ejecutivo ser integrado por cuatro generales) y se constituyó un Poder Legislativo integrado por un representante de cada Fuerza Armada y de Orden».

«Las leyes que se dictaron fueron con la firma unánime, tanto del presidente como cada uno de los integrantes de las tres de ramas armadas».
Los integrantes de las comisiones legislativas ( nombrados por cada rama) hicieron un trabajo notable. Se legisló para una sociedad democrática, de economía social de Mercado y abierta al mundo».

«Chile en pocos años se convirtió una joya comparado a nuestros vecinos. El daño marxista fue muy grande y se necesitaron años para repararlos».

«La Junta convocó a los mejores juristas para redactar una nueva constitución, la que fue plebiscitada y apoyada con gran mayoría. Cierto, no había registros electorales, pero la ciudadanía estuvo mayoritariamente por ella».

«Cuando llegó la democracia se le hicieron cambios, pero no se derogó. La mayoría de los chilenos la consideró válida. Dicha nueva Constitución fijó para Octubre de 1989 la elección de Senadores y Diputados.
Fijó también la Fecha de Octubre de 1988 ( un año antes ) para que la ciudadanía se pronunciará ( votar Si o No ) por el nombre que iba a sugerir la Junta para un gobierno de transición que gobernaría con el Congreso elegido democráticamente el año siguiente. De no aprobarse el nombre sugerido, el nuevo presidente se eligiria conjuntamente con los diputados y senadores.en Octubre de 1989. Con forcejeo entre militares Pinochet fue el nombre sugerido.. Craso error político. Saco 44 % de la votación. Los chilenos estimaron que el rol de los militares estaba cumplido, sumado a los opositores a las leyes dictadas. Un civil de renombre y meritorio podría haber sido el elegido. La democracia estaba en marcha, con elección de ejecutivo y parlamento en Octubre de 1989″.

«El gobierno militar fue de las Fuerzas Armadas y de Orden, no de un dictador.

«Se legisló con la firma unánime de Pinochet y las cabezas de las comisiones legislativas ( los otros integrantes de la Junta). Esa legislación es la causante del Milagro Chileno. La izquierda chilena habla insistentemente de la dictadura de Pinochet. ( negando que fue un gobierno militar) Sí hubo receso en la actividad política, la que fue suspendida».

«El pais se dirigía hacia una guerra civil. Todas la otras actividades funcionaron libremente: Economia libre, emprendimientos privados, cambios de domicilio, actividad religiosa y cultural, siempre que no fuera política contingente. Esto llevó a que una destacada personalidad dijera “ el 70 % de los chilenos ni sintieron la dictadura”.

Pero, la izquierda ha demonizado esos años como la dictadura de Pinochet. Y ha tenido éxito».
«Todo el mundo habla de la dictadura. Es cierto que Pinochet fue duro con la actividad política de los opositores al gobierno militar.
«El partido socialista y el partido comunista estaban por la lucha armada y siguieron con ella. Hubo guerra sucia y se asocia a Pinochet, con razón , a los excesos de la DINA y el CNI. Mucha prensa menciona el gobierno militar como el de Pinochet “igual” DINA. Que durante el gobierno militar lo único qué que hubo fue muertes ( que hubo de ambos lados), torturados y desaparecidos.
«Pero se salvó la nación y no tuvo guerra civil».

Por eso Chile espera este domingo que triunfe la cordura en medio del descalabro y la palabrería, ya que una vez más, se juega su destino de libertad y democracia.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.