ECONOMIA Y CORRUPCION

¿Qué nos espera en el 2022?

La política no nos dará unas felices navidades en el 2021, con certeza atravesamos un año realmente devastador para quienes tenemos como ideal a la democracia forjada en las libertades individuales y el mercado. 

Kast vs Boric en Chile | "Hay una disputa de época entre Kast, que pretende  no cambiar nada, versus Boric, que pretende cambiarlo todo" - BBC News Mundo

En el sur del continente americano los chilenos ya escogieron su destino, apoyaron mayoritariamente ideas que han provocado hambrunas, represión y migraciones masivas en sus países vecinos, y lamentablemente esa chispa de servidumbre ante el Estado se ha esparcido fuertemente hasta penetrar en el país de las libertades.

Curiosamente, Gabriel Boric, el antiguo líder estudiantil comunista tiene como proyecto político bandera el mismo que Joe Biden, subir el impuesto a los ricos, y atacar los capitales de su nación para “redistribuir la riqueza”.

No estamos descubriendo el agua tibia, este radical Partido Demócrata no es ni la sombra de aquel liderado por los Kennedy que amaba a los Estados Unidos, y que, pese a sus diferencias con los republicanos, querían construir el sueño americano para todos; incluso ayer, la legisladora demócrata, Ocasio-Cortez, pidió desmantelar el Senado solo porque Joe Manchin y el resto de senadores se oponen a aprobar los multimillonarios planes de gasto público de Biden que dejarían a la economía americana todavía más maltrecha.

Sin embargo, en los últimos días del año no hay razón para sentirnos desdichados por la política, tomemos un tiempo para reflexionar, desintoxicarnos, compartir con nuestras familias, y volver en el 2022 cargados de fuerzas y energía para combatir los intentos de una parte de la población por vulnerar las libertades individuales y los derechos humanos del resto de ciudadanos.

Sin duda el año que viene nos traerá nuevas oportunidades para hacer frente al totalitarismo que emerge en las naciones occidentales, y El American estará aquí para informarle, y también por supuesto, para plantarse ante la deriva autoritaria que crece en nuestra sociedad.

La batalla es cultural. 

Emmanuel Rincón
Editor at Large 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.