EDUCACION E HISTORIA

Pequeño instructivo para el uso del I Ching


Por colaborador5 | 81 comentarios

Yo soy un discípulo, el I Ching es mi Maestro.
Puede ser el maestro de cualquiera que se le acerque y se lo pida. Ese tipo de relación se establece con el libro.
Este libro habla de la Viga Maestra, la que sostiene el mundo. Con el tiempo lo comprenderán.

La Viga Maestra que sostiene el mundo

Hay muchos niveles de lectura, la idea es familiarizarse con él, aprender su lenguaje de imágenes, una comprensión que nunca se acaba de expandir. Porque el libro tiene un efecto sutil, penetra, impregna la vida, poco a poco te haces más sabio y amoroso. Yo lo recomiendo. La vida es larga, y el tiempo es algo que también aprendes a administrar.

Libro I Ching Wilhelm

Siempre pensé que es una tontera tenerlo guardado arriba en la biblioteca, o en una caja. o envuelto con un paño. Y que se puede usar cualquier moneda para la consulta, yo uso unas de 10 centavos que están a la mano en cualquier lugar.

El respeto y la veneración que despierta el libro no se dirige al objeto, sino al Maestro que te habla. Claro que el objeto también está cargado, como sucede con todos estos libros. Pero está para ser usado, al mío lo tuve que encuadernar hace unos 15 años, y ya lo tengo que hacer de nuevo.

Repito, este libro ha sido hecho para ser usado, y no solo en tiempos de aflicción. Debe haber asiduidad con él.
Las consultas pueden ser al respecto de cualquier tema que te ocupe. No lo uses para jugar, no es un juego de salón. Si en una reunión social quieres mostrarlo, lo haces con seriedad. Así el número de discípulos aumenta, y podemos realizar Virgo.

Y ahora el pequeño instructivo que promete el título:

  1. Lo primero es comprar la versión completa de Wilhelm, la que tiene las tres partes. Comienzas por la primera hoja, es una poesía de Borges y ya te anuncia que el libro es poderoso. Y así sigues por la segunda y apaciblemente y sin hacerte drama continúas a tu propio ritmo. Lo tienes en tu mesa de luz o en un lugar a la mano. Leerlo en esos momentos de soledad. Donde sea.
  2. Lo segundo es comprar un cuaderno de tapa dura pequeño para registrar tus consultas al Maestro con la fecha en que las haces, e irlos guardando. Ese registro te es muy útil para el estudio y la reflexión, así es como más he aprendido. Los guardas en tu biblioteca, es tu bitácora de vuelo, a la que puedes volver para nuevas comprensiones.
  3. Lo tercero, antes de cualquier consulta específica debes comenzar preguntando ¿En qué situación o condición estoy? Así te diagnostica existencialmente en ese tiempo/espacio de tu vida. Reflexionar sobre ello hace que, en ocasiones, no necesites preguntar más. Hay que ser medido con las consultas, porque si no te das tiempo para reflexionar, te embrollas. Si tienes el hábito de meditar, antes de consultar hazlo. Hay que estar sereno.
  4. Lo cuarto, necesitas mucha luz cuando consultas. Nada de penumbras. Puedes confundir cara con cruz. Bien alerta en el momento de tirar las monedas; bien lúcido y concentrado. Después ya no importa, hasta puede aparecer en tus sueños la clave que buscas. Cuando consultas trabaja como un oráculo, y, como todos ellos, insinúa la respuesta.
  5. Lo quinto, el libro usa un simbolismo propio de la cultura y la historia china de la época en que se sistematizó. Su elucidación es el mayor aporte de Wilhelm, pero después de él muchos otros lo han investigado. Hay mucho material que ha ido apareciendo en estos 30 años. Siempre hay algo nuevo de los investigadores, queda a tu criterio si lo tomas o no, o lo dejas en suspenso. Toda nueva traducción o trabajo sobre el libro aporta distintas visiones que aumentan su riqueza de significados. Siempre que entras a una librería te das una vuelta para ver lo nuevo que hay, y si te hace clic o no.

Lamina hexagrama 26 hexagrama 26
Hexagrama 26, como el Medio Cielo en Capricornio

Para terminar, una advertencia. Existe en todos nosotros la tendencia a abusar del libro. A recurrir a él para cualquier cosa. Está bien que así también se aprende, aunque sea equivocándose ya que las respuestas se hacen incomprensibles. Si te sucede eso, y seguro te sucederá, lo dejas. Corta la sesión y vuelves a él con calma, cuando la nube se haya alejado de tu mente.

Algo así como el cliente del astrólogo, que niega algo que en la carta es evidente, y es que no lo puede ver aún. Igual nos sucede en ocasiones al consultar, y eso justamente es lo que te lleva a dar el siguiente paso en el autoconocimiento.
Te quedas rumiando.

Continuación en Uso del I Ching: De cómo preguntar y leer la respuesta.

Autor: Marta Ortiz, Docente especializada en Ciencias Sociales, de la Asociación para el Desarrollo de la Educación Integral en Córdoba, Argentina. Estudiante de Astrología.
Página personal: www.abatesoderini.blogspot.comwww.educautonomia.blogspot.com

FUENTE: https://sermasyo.com/pequeno-instructivo-para-el-uso-del-i-ching/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.