MASONERIA

TRES LA DIRIGEN, CINCO LA ILUMINAN Y SIETE LA HACEN JUSTA Y PERFECTA


En un Manual de Instrucción del siglo XVIII (Los Tres Golpes Distintos, perteneciente a
la Masonería irlandesa) encontramos el que quizás pueda ser el origen, o uno de los
orígenes, de la conocida expresión ritual “tres la dirigen, cinco la iluminan y siete la
hacen justa y perfecta”, en referencia a la constitución de la Logia y al número de
hermanos que como mínimo se necesitan para que ésta, en efecto, sea “justa y
perfecta”.

Concretamente en dicho manual se dice lo siguiente a modo de preguntas y
respuestas:

Maestro.- Hermano mío, hemos hablado largamente de la Logia, ¿Qué es lo que
compone una Logia?
Respuesta.- Un cierto número de Masones reunidos para trabajar.

Maestro.- Hermano mío, hemos hablado largamente de la Logia, ¿Qué es lo que
compone una Logia?
Respuesta.- Un cierto número de Masones reunidos para trabajar.

Maestro.- ¿Cuántos hacen una Logia?
Respuesta.- tres, cinco, siete u once.

Maestro.- ¿Por qué tres hacen una Logia?
Respuesta.- Porque hubo tres grandes Masones empleados en la construcción del
Mundo y también en esta noble obra de arquitectura que es el Hombre; estas obras
estuvieron tan perfectamente acabadas en sus proporciones que los Antiguos
fundaron su arquitectura sobre las mismas reglas.

Maestro.- ¿La segunda razón Hermano mío?
Respuesta.- Hubo tres grandes Masones empleados en la construcción del Templo de
Salomón.

Maestro.- ¿Por qué cinco hacen una Logia?
Respuesta.- Porque cada hombre está dotado de cinco sentidos.

Maestro.- ¿Cuales son los cinco sentidos?
Respuesta.- El oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto.

Maestro.- ¿Cuál es el uso que dais a estos cinco sentidos en la Masoneria?
Respuesta.- Tres me son de gran utilidad, y estos son: el oído, la vista y el tacto.

1.- Queremos hacer referencia en primer lugar a los “tres grandes Masones” que
crearon el mundo y el hombre, lo cual, de entrada, nos habla de la identidad entre
macrocosmos y el microcosmos, entre el universo y el hombre, reforzado todo ello por
la idea de que, como se dice expresamente en este Manual, las medidas y
proporciones del mundo grande y del mundo pequeño sirvieron de modelo a la
arquitectura fundada por los antiguos masones, haciéndose extensivo también a los
constructores de todas las culturas y civilizaciones de cualquier tiempo y lugar, pues
todos ellos beben de una misma fuente, que no es otra que la Geometría Sagrada.

2.- En cuanto a la relación que el Manual establece entre la fundación de la Logia y los
cinco sentidos humanos, nos parece que con ello se está aludiendo a un aspecto muy
importante de nuestro simbolismo. A primera vista esa relación no se hace evidente,
pero si nos percataramos de que los cinco sentidos (oído, vista, gusto, olfato y tacto)
se corresponden con los cinco elementos (respectivamente, éter, fuego, aire, agua y
tierra), y que estos, dentro de la simbólica constructiva, se corresponden a su vez con
las cinco piedras de fundación del templo (las cuatro piedras de esquina, o cornerstones, más la del centro, que simboliza al éter, o quintaesencia, origen y fin de los
cuatro elementos restantes).

3.- Y finalmente, si al Logia es una imagen del mundo es porque las siete ciencias o
artes liberales también contribuyen a su constitución, haciéndola además “justa y
perfecta”. Precisamente el siete es un módulo numérico que expresa la idea de
“acabamiento” y “perfección” de la obra creativa, ya se trate ésta de la formación de la
Logia o de la creación del Mundo, como bien lo explica, sin ir más lejos, el Génesis
bíblico con los siete días de la Creación, y con él muchas otras culturas desde las mas
remota antigüedad. Recordar asimismo que en otros rituales la Logia es “justa y
perfecta” cuando en sus trabajos están presentes un mínimo de tres maestros, dos
compañeros y dos aprendices, es decir cuando están representados por el conjunto de
los tres grados iniciáticos directamente vinculados con la construcción, y se sabe
además la importancia que en nuestra Orden tiene el septenario, sobre todo en el
tercer grado, en el que no por casualidad un hermano recibe la “plenitud de los
derechos masónicos”.

En efecto, las Siete Artes Liberales contienen en síntesis toda la Cosmogonia, su
aprendizaje gradual y su conocimiento, que de virtual ha de hacerse efectivo. Como ya
se dijo, ellas están conformadas por el trívium (gramática, retórica –o dialéctica- y
lógica) y el quadrivium (aritmética, geometría, música y astronomía). Y en relación con
lo que veníamos diciendo, en algunos Ritos que conservan todavía la presencia de los
antiguos rituales operativos el acceso al grado de Maestro se realiza ascendiendo una
escalera de siete peldaños en cada uno de los cuales figura inscrita una de las artes
liberales. En definitiva, queridos hermanos, el conjunto de estas artes y las múltiples
analogías y correspondencias a las que ellas dan lugar nos permiten conocer la
estructura del modelo cósmico y tomarlo como el soporte para ir precisamente “mas
allá” de él, hacia la Realidad que permanentemente está reflejando.

Como se dice en este Manual de los antiguos masones irlandeses: Construye lo verdadero de ti mismo

FUENTE: https://www.justicia7.es/wp-content/uploads/2018/10/tres-cinco-y-siete-justa-y-perfecta.pdf

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.