CUBA

Madre de menor preso por el 11J se niega a vivir encerrada por temor a represalias de la policía política (VIDEO)


Bárbara Farrat muestra los arañazos tras el ataque del jueves. (Foto: CubaNet)
Bárbara Farrat muestra los arañazos tras el ataque del jueves. (Foto: CubaNet)

Bárbara Farrat Guillén, madre de Jonathan Torres Farrat, uno de los menores presos en Cuba por manifestarse pacíficamente el 11 de julio pasado, dijo que no permanecerá encerrada en su vivienda por temor al hostigamiento de la Seguridad del Estado, y responsabilizó a las autoridades de lo que pueda sucederle, tras ser atacada por dos mujeres que intentaron arrebatarle el teléfono.

“Eran dos mujeres, supuestamente, que me iban a robar el teléfono”, denunció Farrat Guillén el jueves en un video live en Facebook, en el que muestra las marcas de los arañazos en su cara tras el forcejeo con las atacantes. La mujer explicó que, aunque recibió algunos golpes y la “machucaron un poco”, comenzaron a llegar los vecinos y “no lograron quitarme el teléfono”.

Aunque fue muy cuidadosa en la forma en que hizo la denuncia del ataque en redes, para evitar ser acusada de “difamación”, la activista explicó en entrevista este sábado con CubaNet que el teléfono es vital para hacer las denuncias sobre la situación de su hijo, y para su propia defensa.

“Las veces que ellos me han cogido presa me han mandado a sacar mis pertenencias. Yo nunca ando con el teléfono arriba, esa es mi arma para seguir defendiéndome y seguir denunciando”, explicó al portal de noticias sobre Cuba.

Farrat Guillén responsabilizó a la Seguridad del Estado por lo que pueda sucederle a ella o a su hijo encarcelado.

“Lo que a mí me pueda suceder, yo, personalmente, le echo toda la culpa a la Seguridad del Estado. Si a mi hijo le pasa algo en prisión, toda la culpa la tiene la Seguridad del Estado”, dijo a CubaNet.

Farrat Guillén no es la única víctima de un ataque similar. La semana pasada, otra madre de un manifestante del 11J fue envestida por personas vestidas de civil a las afueras del Tribunal Provincial de 10 de Octubre, en La Habana, donde era juzgado su hijo, Brandon David Becerra.

“No tengo móvil. Me lo arrebataron saliendo de tribunales”, denunció entonces Yanaisy Curbelo en Facebook.

El padre de Andy García Lorenzo, otro preso político del 11J, recibió un ataque más serio. Fue apuñalado por un hombre que lo interpeló en plena calle sobre la situación de su hijo. Nedel García tuvo que ser atendido en el hospital Arnaldo Milián Castro, de la ciudad de Santa Clara, pero está fuera de peligro.

Antes del ataque, la familia García había interpuesto una denuncia ante las autoridades locales por el hostigamiento de que es víctima tras exigir públicamente la libertad de Andy y los otros presos del 11J.


“El temor es real. Muchas veces he llegado a temer por la vida de nosotros. Nosotros somos personas enfermas. Antes del 11 de julio nosotros éramos personas comunes y corrientes, con nuestras ideas, con nuestras cosas, pero sin expresarnos libremente”, dijo este sábado a CubaNet el esposo de Farrat Guillén, Orlando Ramírez Cutiño.

TOMADO DEÑ https://wordpress.com/post/masonerialibertaria.com/130437

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.