MASONERIA

El Templo Masónico.

La masonería tiene la virtud de despertar los sentidos para entender y ver el significado de los símbolos .

Significado:

Templo proviene del latín templum y significa “lugar sagrado”. Era un recinto cerrado que pudo ser una cueva o caverna como los encontrados en la isla de Malta y en tantas otras partes del mundo. Este lugar, tenía como propósito el estar a cubierto de las miradas profanas. Tenía también y tiene, la función de ser un lugar de culto, donde el ser, se encuentra consigo mismo para pedir a sus seres supremos, ayuda y agradecer los dones recibidos.

El Templo en los principios:

Como referencia nos ceñimos al Templo con mayúsculas, que fue el Templo Salomónico, del cual la Biblia nos da justas y exactas medidas. La creación de un mundo; todos los Templos, recintos y lugares de culto estuvieron construidos en base a la observación de la estructura misma del cosmos físico y material. La Tierra está representada por la planta del edificio; un paralelepípedo  que según Platón era el símbolo geométrico del Cosmos; determinada por los ejes este-oeste y norte-sur. El espacio intermedio que separa el Cielo y la Tierra está representado por la posición de los pilares o columnas que lo elevan al cielo y este está simbolizado por la bóveda celeste.  

Lugares de construcción:

En mis incontables viajes he observado la ubicación de los Templos; y he llegado a la conclusión que no han sido edificados de forma casual, sino siguiendo las intuiciones de los zahoríes y el enclave donde dormían y pastaban los rebaños. También estaban exentos de corrientes subterráneas que distorsionaban la tranquilidad para la meditación. Aquí quiero hacer referencia a las líneas o redes de Hartmann, que en sus estudios de observación de la naturaleza y del reino animal buscó en el subsuelo las explicaciones para comportamientos que no se conocían hasta entonces. Eran zonas privilegiadas no solo por el perímetro inmenso visual, sino porque las energías confluían en positivo para el descanso y la serenidad. Lo comprobé en los monasterios de Thyangboche enNepal. En Nikko, Japón, os recomiendo el santuario de Toshogu, dentro de un mar de cedros, reluce su revestimiento de pan de oro; esto también sucede en varios templos de Tahilandia; y en Kok Si Temple, en la isla de Penenag, Malasia.  O, en el Valle de los Templos, de Myanmar, donde el atardecer tiñe de rosa las estructuras que se elevan al cielo. También no olvidar los templos de Júpiter; Venus y Baco, que sus ruinas nos reclaman su atención en Baalbek, Libano. Pero no por ir tan lejos dejemos de conocer magníficos monumentos como el Escorial; la catedral de Chartres; el Partenón de Atenas, o la famosa Abadía de Iona, en la Escocia de mis ancestros.

Un sinfín de sitios y nombres que recomiendo visitar para percibir la magia, la fuerza y el esplendor; y no fue por azar ni por casualidad donde se encuentran tales monumentos. Sino que sus constructores se esmeraron para que sus edificios fueran del agrado de los Dioses. 

Constructores de Templos:

Para los masones hay tres grados de constructores que son: el Aprendiz: que mira; escucha; y aprende. El Compañero: que empieza a conocer los materiales; el compás; la escuadra; la plomada y el nivel. El Maestro; que utiliza los elementos para dar forma al pensamiento, y resaltar los valores de ética y moral. Todos ellos bajo la batuta del Venerable Maestro, que los conduce con armonía y rigor; para que los trabajos sean justos y perfectos. 

Qué significa el Templo para los Masones:

Para los masones el Templo se basa en el Sephiroth o Árbol de la Vida. Son los planos para su construcción y en ellos se inspiró el Templo de Salomón. Es un espacio sagrado que establece la separación con el mundo profano. Es una isla en medio de un océano turbulento de pasiones que dificultan vivir con tranquilidad y sosiego; la verdad y el conocimiento. Es un lugar cerrado y secreto, impermeable a las malas energías. En este sentido se hace referencia a la caverna iniciática un verdadero símbolo del cosmos muy extendido en todas las religiones. La caverna-templo es la matriz, el atanor hermético donde se renace a la vida espiritual.

El Templo masónico como el Templo de Salomón es la cristalización de una Idea arquetípica, y su estructura es análoga a la estructura cósmica. Corresponde a las leyes simbólicas que tejen la realidad Universal, es decir el orden; equilibrio y belleza que con dicha realidad se expresan.

También quiero resaltar y compartir con vosotros; que para mí hay un espejo dentro del Templo, que nos lleva a mirarnos y reflexionar sobre ese eje Cielo-Tierra, arriba y abajo, Zenit y Nadir. Y sobre el Nadir me gustaría detenerme para pensar que debajo se encuentran nuestras imperfecciones, y en los magníficos grabados de Gustav Doreé; Dante, nos lleva en una barca, tranquila, que surca las aguas del infierno, a escuchar los gritos del dolor y de desesperación. Es una vivencia por si misma elocuente y reparadora. Si ya somos capaces de reconocer nuestros defectos y errores, ya estamos más cerca del camino correcto para liberar nuestras angustias; dolencias y frustraciones. 

Reencuentro consigo mismo:

Aunque más adelante lo mencionaré; quiero leeros un extracto de una conferencia de Steiner sobre “La Ciencia del Espíritu” y dice así : “El bien de un conjunto de personas que colaboran, es tanto mayor , cuanto menos reclama cada individuo para si mismo, el producto del rendimiento” podemos reflexionar y debatir luego para sacar cada uno sus propias conclusiones. Y concluye: “ “Solamente si los hombres quieren, avanza el mundo. Pero para quererlo, necesitan cada uno en particular hacer el trabajo interior del Alma. Y este, solo, puede llevarse a cabo, paso a paso” 

El simbolismo esotérico en la arquitectura del Templo:

Entre otras interpretaciones existe la teoría que dice que el Templo es el reflejo del cuerpo humano. Así se basan los planos de las basílicas con las proporciones del cuerpo humano. Aquí entra un nuevo elemento que es el número  el número áureo, 1,618, que tiene una relación directa con las proporciones del cuerpo humano; la relación pitagórica entre las matemáticas, el mundo musical y el mundo del arte entre otras. En la Logia, el hemiciclo es realmente lo que separa el hikal del debîr. El Hikal es el Templo desde la puerta hasta los tres peldaños que suben a Oriente, que es propiamente el Debîr. También en el Templo de Salomón el Hikal y Debîr eran considerados respectivamente como el Sanctum y el Sanctum Santorum; el lugar más sagrado y secreto del Templo. En masonería estos tres peldaños representan los tres grados: Aprendiz; Compañero y Maestro.

Lo que se construye es la Casa de Dios; el Templo, el habitáculo Divino. Por excelencia el se concibe como una perfecta cristalización del Plan del Gran Arquitecto del Universo, adoptando a su vez, un sentido macro y micro cósmico, por la doble aplicación del Simbolismo y la Analogía. Traspuesto al nivel individual y micro cósmico, coincide con la perfección del ser humano, la regeneración psicológica y el nacimiento espiritual del iniciado. Aunque también pienso que nada es definitivo; completo, ni permanente, ni estable. Es decir que el caos no solo preexiste al orden; dado que el mundo en que vivimos está en continuo estado de comienzo. Cuando visito otras culturas siempre me pregunto, ¿es nuestra “verdad” la primogénita; la evolucionada; la que defendemos con perros cimarrones, sin cuestionarnos que somos una gota de agua en el océano, o un grano de arena de una playa?

Por ello es tarea constante; litúrgica; cadente; mántrica; ( no sé si existe esta palabra ) el utilizar el espejo para vernos cada día, muchas veces al día, para hacernos las incontestables interrogantes ¿ qué es vivir ? ¿cómo puedo mejorar ? ¿ qué hago en este mundo; hoy en Santa Cruz ? y … ¿ estoy preparado para otra vida ? … qué tengo que hacer?

El Templo y el Rito:

Para el masón entre otras cosas el Templo es el lugar de trabajo, un permanente recordatorio de la necesidad de la construcción de la obra interna de perfeccionamiento, de sus aptitudes por medio del camino de la búsqueda del Conocimiento. Lo que es lo mismo, pulir la piedra bruta hasta lograr que sea bella; precisa y acabada.

La Masonería manifiesta su condición de educadora. El Templo masónico es un lugar de enseñanza por excelencia; instruyendo a nuestros obreros en los verdaderos principios de Libertad – Igualdad y Fraternidad, base de nuestra futura regeneración.

Siendo el Templo Simbólico una imagen representativa del Universo, afecta su forma por corresponder al número 4, que simboliza la Naturaleza. Todo es simbólico en él; los cuatro elementos; los cuatro puntos cardinales, la bóveda celeste con sus constelaciones; el sol; la luna;  doce columnas representando a los signos zodiacales, y un largo etc.

Dentro del Templo, cargado de alusiones y alegorías referentes al Templo de Salomón, todo era y es simbólico y confluyente a la enseñanza: la orientación; la decoración; el tiempo de trabajo; el contenido de los que se quiere transmitir; el traje etc. Contenían y contienen mensajes diversos y precisos en los que trabajan en aquel recinto.

Quiero hacer mención a un educador y masón que fue Rudolf Steiner que creó su Templo; el Gotheanum; como su trayectoria y obra es muy extensa os invito a bucear en sus enseñanzas y entender a este visionario. Solo os dejo con uno de sus pensamientos: “El correcto obrar, procede del correcto pensar, y el incorrecto obrar, brota del pensar equivocado o de la ausencia de pensamiento.

“Cada cual se siente capacitado para comprender la vida; aunque no haya hecho nada para penetrar en sus leyes básicas, ni tampoco ha preparado primero su mente para ver las verdaderas fuerzas de la vida”.

Digo esto por ser la masonería entre otras cosas, un laboratorio o escuela del pensamiento. 

Aprendiendo a escuchar:

La finalidad global del simbolismo de los Templos debería ser el proporcionar unos enlaces prácticos con nuestros instintos heredados más profundos y unas raíces genéticas que se remontan a nuestra primera existencia sobre la tierra  y aun mas lejos. Así que la primera instrucción que ha de recibir todo aspirante a los Misterios Sagrados podría muy bien ser : conoce tu templo, conócete a ti mismo … escucha.

El medio ambiente donde se practica el esoterismo puede variar entre la estricta desnudez de un jardín Zen o el interior sumamente ornamentado y rico como la Basílica ortodoxa de Abou Sarga o de San Sergio en el barrio Copto del Cairo.

Lo importante y la lección que debemos tener en cuenta es que debemos crear un lugar que pueda ayudar a los humanos a conectar con el tipo más elevado de Conciencia que le llamen Ser Supremo o como quieran llamar a esa energía, según sus creencias.

El escuchar también, significa participar, y quizás en ese tiempo de silencio se vayan tejiendo las conclusiones y se graven las enseñanzas de quién habla.

No, por escuchar existe un desinterés. Hay un acto de voluntad de respetar y de no interrumpir a la palabra.Es mucho más duro y requiere una gran tarea y disciplina, el saber escuchar;  que el hablar, y sobre todo cuando se repite constantemente lo que se dice.

En todo curso de meditación o de índole iniciático la primera regla es el silencio. En la masonería el Aprendiz como ya dije antes, permanece en silencio.

Qué les parece si lo intentamos siendo conscientes de ello? Es cierto que escuchamos cuando nos hablan? o estamos solo pensando en una réplica elocuente erudita y brillante? Jugamos al ajedrez o platicamos con sabiduría?

¡Seguro que os agradará vuestro progreso!  

Elementos dentro del Templo:

Nada más entrar encontramos dos grandiosas columnas en el atrio, siguiendo la tradición de Salomón. A la de la derecha la llamó Jaquin; la de la izquierda la llamó Boaz.

Representan los dos principios duales en la gran obra y los dos pilares básicos de la humanidad, la solidez y la fuerza. Significa los contarios, el bien y el mal; la envidia y la virtud; la luz y la nada; la vida y la muerte; el placer y el dolor y así hasta el infinito. En efecto en la unión de los contarios se encierra un gran misterio. ¿ Acaso podríamos vivir en un camino unidireccional ? Y si quizás pudiéramos liberarnos del “comparar” no seríamos más felices ? ¿Podría ser esa la clave cuando pasemos a otra dimensión ? … 

Un elemento que llama la atención es una piedra bruta; que recuerda nuestras imperfecciones y nos hace reflexionar sobre el trabajo que tenemos por delante y de por vida.Entre los símbolos mas importantes de nuestro Templo se encuentra el Libro Sagrado, por su ubicación central en la Logia, nada menos que sobre el altar donde realizamos nuestras promesas o juramentos, es decir en el eje vertical que conecta el cielo con la tierra, el zenit con el nadir, sitio de unión y recepción de las energías. Y en nuestros Talleres del Rito Escocés Antiguo y Aceptado es la Biblia, aunque puede estar acompañada del Corán; La Torá; el Libro de los Vedas o el Upanishad del Hinduismo y Taoismo. Queremos señalar que no se confunda el carácter religiosa de la Biblia con determinadas religiones y sus dogmas. Esencialmente es un Libro Sagrado, no un texto religioso de tal o cual iglesia o comunidad, ella es también el Libro de todos los cristianos, protestantes y reformados. Asimismo es la fuente de la Iglesia Ortodoxa ( Griega, Rusa y Turca ). Es el libro mítico, cosmogónico y metafísico en que se ha basado la tradición judía al igual que la islámica. Para nosotros representa la Gran Tradición Hermética. En ella se puede leer, ”el respeto a lo sagrado es el principio de toda sabiduría”.

Un Templo ha de contener símbolos prácticos para la autoconstrucción y la conservación del alma humana. Ello por supuesto incluye la indumentaria adecuada. No solo es preciso que cada objeto tenga un significado propio especial , sino que estas han de ser bien comprendidas por todo el que use dichos objetos. No basta con la explicación del uso; la simbología ha de haber sido experimentada por aquellos que utilizan el Templo para su perfeccionamiento espiritual. El ver o tocar una espada debería de producir una sensación de agudeza e ingenio con relación a determinado punto. Una varita o un bastón deberán de hacer que cobráramos conciencia de la rectitud, y así sucesivamente. Si esto no ocurre así el Templo no tendrá una utilidad práctica, hasta que esto no suceda.

Dentro del Templo encontramos la escuadra y el compás. Estos dos elementos de la geometría son indispensables para el pensamiento masónico por su simbolismo de rectitud y apertura hacia la sabiduría y el conocimiento.

Las velas que con su luz, iluminan el Oriente así como las mesas de los Vigilantes y las tres columnas que representan : la belleza; la fuerza y la sabiduría.

Hay una plomada que se encuentra en el centro de la bóveda celeste, que nos recuerda la línea recta que debemos guardar en la construcción de nuestro edificio.

La música también está presente en toda ceremonia dentro del Templo. Ayuda a inducirnos a la meditación y eleva el espíritu.

Solamente se considera que el Templo está sagrado, en cuanto el Venerable Maestro ordena abrir el volumen de Ley Sagrada.

Quería puntualizar que el Rito Escocés Antiguo y Aceptado es el Rito más utilizado por la Masonería y se caracteriza por trabajar A La Gloria Del Gran Arquitecto Del Universo. 

Conclusiones:

La masonería tiene para mí la virtud de despertar los sentidos para entender y ver el significado de los símbolos. Elementos que esperan que nos adentremos en sus entrañas y misterios. Y no los miremos como simples objetos. Encontremos varias lecturas y abriguemos la duda, que sin ella no podremos nunca avanzar. La búsqueda de la “verdad” será siempre un camino pero nunca un fin. Porque entiendo que cada individuo tiene un trozo de la verdad con mayúsculas. Y solo con la comprensión; el estudio; la meditación; la observación y la tolerancia, seremos capaces de alcanzar un estado de paz y felicidad.

El Templo me ha servido como referencia de camino hacia la perfección, el lugar para encontrarse consigo mismo, donde se dan las condiciones idóneas para no sentir el cuerpo pero si oír al alma. Para hablar con nuestro YO; para preguntar y no tener prisa por obtener una respuesta. Control de nuestra ansiedad; pacientes con los resultados que siempre llegan pero no cuando nosotros queremos. Vivir El Templo es una tarea ardua y difícil. Pero si no comenzamos nunca llegaremos a encontrar la paz interior que hay en el Templo. Es decir en nosotros.          

Nexus (n.·.s.·.) 33º

Fide et virtute.

Bibliografía: “La Masonería, escuela de formación del ciudadano” Pedro Álvarez-          “La ciencia y el espíritu y el dilema social” Rudolf Steiner-          “El Templo de Salomón” Christian Jacq-          “La magia del Templo” William Gray-          “Diccionario de símbolos” J.C.Cooper-          “Cosmogonía masónica” Siete Maestros Masones-          “Símbolo, rito, iniciación” Siete Maestros Masones-          “Alquimia & Mística” Alexander Roob-          “El simbolismo esotérico” M.Centini-          “The Temple” Enciclopedia Británica-          “Homo Deus” Yuval Harari

FUENTE: https://canarianfreemasonry.org/webglc/2021/01/30/el-templo-masonico/

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.