CUBA

American Airlines: ¿policía de seguridad del castrismo?

Cuando se hacen negocios con comunistas, a la larga, se pierde la autonomía moral. La “moralidad” se convierte en lo que los déspotas te dicen

JULIO M. SHILING

[Read in English]

Cuando el capitalismo hace negocios con regímenes totalitarios, las entidades comerciales privadas involucradas se convierten en socios del crimen con la tiranía. American Airlines, la mayor compañía aérea de pasajeros del mundo en 2019, según Simple Flying, actúa como policía política del comunismo cubano. A Anamely Ramos, historiadora de arte cubana y miembro del Movimiento de San Isidro, el personal de la aerolínea le impidió abordar un vuelo de regreso a Cuba en el Aeropuerto Internacional de Miami.  

American Airlines insiste en que está siguiendo las instrucciones que le han dado desde Cuba. Sin embargo, un popular programa de la televisión estatal cubana contradijo la afirmación de la compañía con sede en Dallas/Fort Worth. Durante un segmento televisado de “Con Filo”, Gabriela Fernández Álvarez, portavoz del régimen, culpó a American Airlines de que a Ramos se le negara la posibilidad de salir hacia la isla. Es bastante común que las dictaduras comunistas tiren a las empresas debajo del autobús cuando es conveniente para la narrativa que están impulsando. Además, la perorata que siguió contradiciendo los hechos como que Ramos no deseaba pedir asilo, ni la violación de su visado.

La opinión legal pesa mucho en contra, tanto de American Airlines como de la dictadura comunista de La Habana. El abogado cubano Alejandro Vázquez cree que lo ocurrido con la activista del Movimiento de San Isidro es “una aberración”. El hecho de que Ramos viva en Cuba y regrese al país con pasaporte nacional cubano, inhabilita a la aerolínea para actuar como agente de inmigración del régimen castrista. Willy Allen, un abogado cubanoamericano en Miami, declaró que “es indignante que el gobierno cubano niegue la libre circulación de sus ciudadanos al país donde residen, despreciando los derechos universales establecidos”. 

El apoyo internacional al académico disidente también ha sido significativo. Hasta ahora, importantes organizaciones como PEN América, Amnistía Internacional y Human Rights Watch se han solidarizado con el caso de Ramos. Los gobiernos de Estados Unidos y Canadá también han condenado lo ocurrido. 

Ramos ha convocado una vigilia de protesta para el viernes 18 de febrero que comenzará en el emblemático restaurante cubano de Miami, Versailles. El objetivo de la procesión es dirigirse a una de las oficinas de American Airlines cercanas. Con una maleta en la mano, declaró la activista de derechos humanos, la protesta espera ejercer suficiente presión sobre la aerolínea para que desista de su papel represor.

Esta situación engorrosa podría evitarse si las empresas capitalistas aprendieran a asociarse con regímenes con los que comparten valores. En el mundo abundan los países en los que existe un Estado de derecho y gobiernos consensuados.

Cuando se hacen negocios con comunistas, a la larga, se pierde la autonomía moral. La “moralidad” se convierte en lo que los déspotas te dicen. American Airlines está actuando como la policía de seguridad del Estado castrista en el puesto de inmigración ¡Verdaderamente patético!    

FUENTE: https://elamerican.com/american-airlines/?lang=es

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.