POLITICA E INMIGRACION

La política de Debbie Mucarsel-Powell no pertenece a Estados Unidos

Ayer, Sohrab Ahmari, editor colaborador de The American Conservative escribió que «hay una correlación inversa entre afirmar públicamente que se desprecia la visión de Schmitt sobre la política y practicar la política precisamente de acuerdo con esa visión». Carl Schmitt, uno de los principales ideólogos del nazismo, decía con realismo puro y duro que la principal distinción en política es la de amigo y enemigo.

Quienes deseamos volver a una forma más sana de hacer política, creemos que la distinción de Schmitt es más pesimista que realista. Pero los progresistas llenos de odio, como Debbie Mucarsel-Powell, demuestran que ella cree que la política debe ser una batalla campal en la que casi cualquier cosa es válida contra tu enemigo.

En un español un tanto descompuesto, Mucarsel-Powell calificó a El American y a Radio Mambí de «amenaza para la seguridad nacional» porque estamos «engañando a los latinos en Estados Unidos y ayudando a Rusia», y adjuntó una captura de pantalla de nuestro timeline de Twitter en la que simplemente informábamos de que Rusia decía que era falso que tuviera una lista de ucranianos que asesinar. No tomamos partido; no apoyamos a Rusia -de hecho, un rápido vistazo a nuestro sitio web mostraría que hemos sido amargamente críticos con Putin-, simplemente informamos.

En la visión progresista del mundo, tienen tanta razón en todo que pueden escupirte, humillarte y calumniarte si lo desean, y luego exigir que les des las gracias. No tienen límites: te censurarán por dar noticias, te deplorarán por tener opiniones equivocadas, te congelarán la cuenta bancaria si te unes a la protesta equivocada, te quitarán a tu hijo de 5 años si no quieres ponerle un vestido, y un largo etcétera. 

Cualquier cosa vale porque te desprecian. Al final, no eres un ser humano, eres el enemigo. Y este tipo de política dualista ha erosionado el tejido esencial del sistema americano, e incluso de todo Occidente. Esta forma de hacer política no pertenece a América. Que Dios bendiga a Carlos Giménez y a los votantes del Distrito 26 de Florida por haber sacado con votos a Debbie Mucarsel-Powell.

Afortunadamente, en El American, nuestros valores son claros. Defendemos la libertad. Aunque no compartamos las opiniones de los demás, la mayoría de nosotros tenemos experiencia de primera mano de lo perjudicial que puede ser la censura. Defendemos el derecho de las personas a decir lo que piensan.  Y sí, eso incluye a Debbie Mucarsel-Powell.

Edgar Beltrán
Deputy Editor

TOMADO DE: https://elamerican.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.