ESOTERISMO Y RELIGION

El camino espiritual del judaísmo

La filosofía hindú enseña que este mundo es maya, una ilusión. No muy diferente a la idea budista del desapego, estas flosofías en general exponen que la forma de lograr moshka (liberación) es renunciar al apego físico, liberándonos de las ataduras del cuerpo y del ego que nos tiran hacia abajo, nos controlan y, en última instancia, evitan que nos conectemos con nuestra esencia Divina.

Al igual que los monjes budistas, los sannyasins hindúes no se casan, evitan la intimidad física y, en general, comen lo mínimo necesario para mantener el cuerpo, renuncian a todos los placeres mundanos, no tienen dinero, tienen muy pocos bienes y viven en el ascetismo, liberados de todo el estrés de la vida diaria y capaces de concentrarse en la meditación, yoga y otras prácticas espirituales.

El judaísmo nos enseña a equilibrar e integrar los aspectos físicos y espirituales.

Mientras que las filosofías orientales en general nos enseñan que para ser espiritual tenemos que desconectarnos del mundo, y el occidente tiende al materialismo y lo físico, el judaísmo enseña que necesitamos equilibrar e integrar nuestros aspectos físicos y espirituales: nuestro cuerpo y nuestra alma. Nuestros Sabios enseñan que más que ser un ser físico (un cuerpo) que intenta tener una experiencia espiritual y conectarse con nuestra alma, de hecho somos seres espirituales (almas) que tienen un cuerpo, cuyo objetivo es usar lo físico como una herramienta para volvernos espirituales.

A primera vista, como ocurre a menudo, parece que las fuentes judías enseñan dos ideas opuestas en esta área.

Entrenamiento de kung fu Shaolin en China

Entrenamiento de kung fu Shaolin en China

Por un lado, aprendemos que Dios quiere que disfrutemos a pleno de los placeres físicos de este mundo. Dos de las primeras cosas que Hashem le dijo a Adam y a Javá fue «Sean fructíferos y multiplíquense» y «Coman de todos los frutos del Jardín». Nuestras festividades están acompañadas de grandes comidas, debemos tener ropa especial para las ocasiones especiales, y Purim lleva la indulgencia en lo físico a otro nivel.

El Talmud enseña que un nazir, alguien que evita beber vino, debe llevar una ofrenda de pecado al completar su término, porque no se espera que nos separemos de los placeres mundanos. El Talmud de Jerusalem incluso sugiere que al final de nuestro tiempo en este mundo deberemos rendir cuentas por no haber disfrutado de los placeres físicos del mundo. Por lo tanto, vemos que el judaísmo enseña que Hashem, como un padre afectuoso, desea que Sus hijos disfruten un poco de helado de vez en cuando…

Usamos lo físico como una herramienta para conectarnos con niveles espirituales más elevados.

El judaísmo enseña que el camino espiritual más elevado no es escaparse del mundo ni alejarnos de él, ni tampoco perdernos en búsquedas materiales hedonistas. Para estar en un nivel espiritual realmente elevado, necesitamos estar plenamente en este mundo de una forma consciente que realmente nos permita usar lo físico como una herramienta para conectarnos con niveles espirituales más elevados.

¿Cómo se logra esto? Tomemos como ejemplo el hecho de comer. Nos encanta comer y una gran parte de prácticamente todas las festividades y días sagrados es la seudá mitzvá (la comida de mitzvá). Sin embargo, antes de poner comida en nuestra boca, nos aseguramos que sea kósher. Si es láctea, pensamos cuándo fue la última vez que comimos carne. Decimos una bendición específica, comemos conscientemente (o por lo menos deberíamos hacerlo), compartimos palabras de Torá durante la comida, y concluimos con una bendición específica. De esta manera, transformamos el mismo acto de comer en una practica espiritual. Lo mismo ocurre con todos los otros placeres físicos permitidos en el mundo. El placer físico por sí mismo es egoísta, pasajero y nos desconecta de la espiritualidad. El placer como recompensa o consecuencia de nuestro anhelo de elevar el mundo y llevar la consciencia de Dios a todas las actividades mundanas, es el mayor y el más auténtico placer físico que existe.

FUENTE: https://aishlatino.com/el-camino-espiritual-del-judaismo/?src=ac&vgo_ee=5TVMQZ%2FShKmIvl0GGarKfwWnTALt2eRFDYMcxxTz3Fw%3D

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.