MASONERIA

El Circumpunto Masónico

por El Blog del Masón

En el artículo de hoy, analizamos al circumpunto masónico uno de los elementos simbólicos más antiguos y primitivos de la masonería mundial. Esperamos que el contenido de la siguiente publicación resulte atractivo y relevante para todos ustedes.

¿Qué es un circumpunto?

El punto dentro de un círculo es particularmente importante, no sólo por su antigüedad, sino por el vínculo que hay entre la antigua masonería operativa y lo que conocemos como francmasonería especulativa. Nadie puede decir cuándo, dónde o cómo nació este símbolo. Sin embargo, ha aparecido en diversas formas durante miles de años. Desde los primeros albores de la historia, una simple la «figura cerrada» ha sido el símbolo del hombre para la deidad; el círculo para algunas culturas, y el triángulo para otros.

Las figuras cerradas representan la concepción de «Aquel que no tiene ni principio o final». Cabe señalar que las «Luces Menores» en la Masonería (el sol, la luna y el Venerable Maestro) forman un triángulo perfecto que expresa Sabiduría, Fuerza y ​​Belleza. En algunas Jurisdicciones una Logia se cierra con los Hermanos formando un círculo alrededor del Altar; a esta posición se le conoce como la Cadena de la Unión. Esta cadena, se convierte en el punto o foco de la Bendición Suprema sobre los Hermanos.

La relación con el sol y los astros

En los antiguos sistemas de creencias, el punto representa al sol y el círculo al universo. La interpretación del Antiguo Egipto y la Antigua India señala que al punto como el principio masculino, y el círculo el femenino; representando así al Creador ocupando ambos géneros. Y por tanto, de quien nació la luz y la vida.

En los antiguos monumentos egipcios, las líneas eran en realidad serpientes extendidas. El significado era el Alfa y la Omega, el Dios omnipotente, rodeado de su creación, y limitado por su sabiduría y poder ilimitados.

El circumpunto como símbolo alquímico

Todas las tradiciones espirituales señalan la importancia de encontrar y tocar el centro inmóvil del Ser, porque es aquí, en ese centro, que cada uno de nosotros puede tocar la fuente misma de la vida. Podemos llamar a este centro «el alma», pero atarnos a las palabras puede hacernos pensar que un término es mejor que otro. Todos sabemos que lo sagrado reside más allá de las palabras, porque las palabras no son más que símbolos de una realidad mayor que no se desvanece fácilmente.

Y, por supuesto, existe el peligro de que el propio nombre podría, en la confusión, identificarse con la verdad que está más allá. Todas las tradiciones sagradas tienen técnicas mediante las cuales este «viaje hacia el centro» puede tener lugar: por oración silenciosa, por contemplación quieta, por meditación, incluso por movimiento rítmico, danza o ritual.

En algunas de las grandes catedrales de Europa hay, trazados en el suelo, grandes laberintos que se pueden caminar y que, a través de un camino tortuoso y con muchas vueltas, conduce al peregrino al centro. Este recorrido simbólico por el interior de las catedrales es muy similar al que encontramos en el ritual masónico: atravesamos el espacio sagrado del templo hasta que, después de dar los pasos correctos, nos dirigimos al fuente de conocimiento: al este, a la cámara del medio, y en la tumba del propio arquitecto.

¿Cómo surge el circumpunto como símbolo masónico?

Este símbolo, sin embargo, es genuinamente reconocido como uno de los secretos de la masonería operativa. En Europa durante la Edad Media, desde el año 700 y hasta el 1300 d.C., el arte de la Geometría se perdió; pero el conocimiento de cómo hacer un cuadrado perfecto dentro de un círculo era retenido. Aplicando ciertas reglas geométricas al punto y al círculo, el Maestro podría dibujar cuadrados o rectángulos perfectos de cualquier tamaño, usando únicamente la más simple de herramientas.

Este conocimiento superior, sostenido por primeros constructores, aseguró que los Maestros de las Logias fueran tenidos en la más alta estima ya que guardaban los secretos fuertemente custodiados. Al no desviarse de estos secretos geométricos, los cuadrados perfectos podrían ser creados siempre.

Detrás del viaje simbólico se encuentra la alegoría de la construcción del Templo de Salomón, y detrás de este la alegoría de un mensaje profundo sobre nuestra realidad y cómo podemos aprender, y luego vivir, sus secretos. Por progreso constante y fiel, por la astucia honesta, y por la persistencia de quien sabe que donde se invoca el nombre de Dios, no puede sobrevenir ningún peligro. Podemos encontrar nuestro camino de regreso al centro.

Necesitamos descubrir alguna técnica por la cual la mente pueda cesar su trabajo y pasar al descanso. La masonería siempre ha tenido este conocimiento que es buena medida una antigua tradición de nuestra orden. Durante mucho tiempo se ha enseñado este conocimiento utilizando símbolos y alegorías extraídas de la historia de la construcción del Templo de Jerusalén. Porque construimos un gran templo interior que, dentro de un «Lugar Santísimo». Así, yace ese centro inmóvil donde podemos entrar en la presencia de lo Divino tal como el Sumo Sacerdote -un símbolo de nuestro Yo perfeccionado- lo hizo hace mucho tiempo.

El uso del circumpunto en el ritual masónico

En el Ritual de Emulación, practicado principalmente en el Reino unido, cuando el Maestro abre la logia en Tercer Grado, él y los Vigilantes tienen un breve diálogo. Uno que establece firmemente que todos los masones están realmente en un importante viaje de descubrimiento: una búsqueda para encontrar los «secretos genuinos» de la masonería.

El Maestro pregunta, ¿Dónde se pueden encontrar? El Primer Vigilante responde: «Con el Centro», y agrega que este centro es «un punto desde el cual un Maestro Masón no puede errar». Esta es una revelación crucial y significativa para todos los masones porque, como veremos, el uso de este símbolo revela que el viaje en el que estamos es interior. Viajamos en busca del origen mismo de la moral, la verdad y la espiritualidad. Estamos buscando ambiciosamente no menos que la fuente de toda vida y para llegar a esa puerta que se abre a este conocimiento, debemos viajar hacia el centro, nuestro centro. Ese punto inmóvil que yace en lo profundo de nosotros mismos.

Pero, ¿Qué significa el ritual cuando habla de los «secretos genuinos» de un Maestro Masón? ¿Por qué no solo ‘misterios’? Es importante que lo consideremos: la palabra genuino proviene de la palabra latina para ‘innato’, y tiene conexión con la palabra «nacer».

¿Cuáles son los secretos del circumpunto?

Por lo tanto, el ritual se refiere no a los secretos traídos a la Francmasonería como los tocamientos, los signos o las palabras sagradas, sino a los secretos que están en el mismo nacimiento de la masonería misma; secretos que dieron origen a la Francmasonería, aquellos secretos de los cuales la Francmasonería es tanto el niño como el adulto. Misterios que son la misma fuente y origen de todo lo que hacemos. Secretos que, se nos dice, se encuentran en el centro. ¿Y qué quiere decir el ritual cuando afirma que este centro es el punto desde el cual un Maestro Masón no puede errar?

Aquí se alude a otro símbolo, el del compás masónico -la moralidad-. Que, con una punta estabilizada en el centro, puede usarse para inscribir el diseño geométrico del circumpunto que simboliza los límites del bien y del mal. Esto representa una verdad importante. La moralidad depende de un conocimiento claro de los límites necesarios en el mundo, límites determinados y validados por su conexión con el centro; lo que revela, en este sentido, que la moralidad emerge de este lugar tranquilo y silencioso de la divinidad.

La conexión entre el circumpunto y los dos San Juanes

Algunos piensan que las dos líneas paralelas representan a San Juan Bautista y San Juan Evangelista, el “dos eminentes patronos cristianos de la masonería”. Sin embargo, esto no tiene fundamento ya que ambos Santos de Nombre Juan vivieron después de que el Rey Salomón fuera gobernante y por lo tanto, después de la finalización del Templo.

A veces se piensa que las dos líneas se agregaron como una representación de una Logia en su momento más solemne, siendo el punto el hermano en el Altar, el círculo el Lugar Santísimo, y las dos líneas de los Hermanos esperando para ayudar a traer la luz. Sin embargo, aunque las dos líneas tangentes al circumpunto no fueran parte del diseño original de este importante símbolo primitivo. Esto no quiere decir que no tengan una relación con la francmasonería.

De hecho, en la tradición masónica actual, se acostumbra señalar que las líneas tangentes son efectivamente representativas de los Santos de nombre Juan. Por otra parte, estos santos, relacionados con la masonería gracias a la tradición inglesa, también están relacionados con otras celebraciones masónicas vigentes. Estas celebraciones son conocidas en todo el mundo como: «solsticios».

Los solsticios en la masonería son celebrados como parte de un ritual celebrado en todo el mundo como un recordatorio de los procesos naturales del planeta. Se trata de un momento de reflexión que nos lleva a pensar en el transcurso del tiempo gracias a los movimientos planetarios y solares.

Si quieres conocer más sobre los solsticios, te recomendamos leer nuestra publicación sobre el tema. La puedes encontrar en este enlace: Solsticios y Cenas Solsticiales en la Masonería

Consideraciones Finales

Cuando actuamos desde el punto sagrado interior, verdaderamente no podemos errar porque estamos actuando con el propio Gran Arquitecto como nuestro socio. Cuando actuamos desde el centro no podemos sino revelar aquellas virtudes masónicas de amor fraterno, alivio y verdad.

La acción correcta, el medio de vivir en esta tierra con satisfacción y productividad, se menciona en el Cargo al candidato en tercer grado: «Tenga cuidado de realizar su tarea asignada mientras aún es de día«. ¿Y cómo podemos estar seguros de hacer esta tarea correctamente? Al escuchar la ‘Voz de la Naturaleza’ que dice la verdad desde este centro quieto y silencioso dentro de nosotros mismos, y actuando dentro de los límites de la moralidad.

Hemos llegado al fin de este artículo, les agradecemos por sus grandes muestras cariño y recordándoles que nos pueden seguir en FacebookInstagramTwitter y Pinterest. Además, te invitamos a formar parte de nuestra comunidad en el Grupo Oficial de Facebook de El Blog del Masón. Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma. Nos gustaría saber qué opinas de este y otros artículos en la sección de comentarios.

FUENTE: https://elblogdelmason.com/el-circumpunto-masonico/

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.