ESOTERISMO Y RELIGION

HISTORIA DE SEMANA SANTA

Historia de Semana Santa - Shutter Stock

Historia de Semana Santa – Shutter Stock

En la Semana Santa se celebran los misterios de salvación realizados por Cristo en los últimos días desde su entrada mesiánica en la ciudad de Jerusalén. La semana santa comienza con el domingo de Ramos de la Pasión Señor, que une el triunfo de Cristo -aclamador como Mesías por los habitantes de Jerusalén y hoy en el rito de la procesión de las palmas, por los cristianos- y el anuncio de la pasión y resurrección.

Los ramos significan la expresión de la fe de la Iglesia en Cristo, que va hacia la muerte para la salvación de todos los hombres. Por eso, este domingo tiene un doble carácter, de gloria y de sufrimiento, que es lo propio del Misterio Pascual. Los días que van hasta el Jueves Santo pertenecen al tiempo cuaresmal, pero están caracterizados por los últimos acontecimientos de la vida del Señor, con exclusión de otras celebraciones.

En la mañana del Jueves Santo el obispo celebra, junto con su presbiterio, la Misa de los Santos Oleos, en la que se bendicen los óleos que se usarán para la celebración de los sacramentos.

El jueves, el viernes y el sábado santos simbolizan el cambio del mundo viejo al nuevo, son los días de renovación a través de la búsqueda y muerte de Jesús. Estos días son de liturgias especiales. En estos días se recuerda la última cena de Jesús, con sus 12 discípulos; la traición de Judas, que entregó a Jesucristo para que fuera sentenciado y condenado a muerte; el viacrusis y la crucifixión.

El viacrusis es el camino de la cruz, el recorrido que hace Jesús coronado de espinas, cargando el travesaño donde será clavado, hacia la cima del monte del Calvario. En ese recorrido Jesús recibe los azotes e insultos de la guardia romana, cae exhausto en tres ocasiones y vive además el inmenso dolor de su madre, María, y de María Magdalena.

Las catorce estaciones del viacrucis simbolizan para los cristianos el camino de dolor que lleva a la resurrección del espíritu. El viernes santo a las tres de la tarde se cumple el episodio más triste de la Semana Santa; la muerte de Cristo.

El sábado de gloria se celebra la vuelta del espíritu de Cristo al reino de Dios. El domingo de resurrección se alcanza el momento de mayor júbilo en este calendario: Jesucristo vuelve desde la muerte.

CELEBRACIONES DE LA SEMANA SANTA

Todos los días o algunos de la Semana Santa son feriados en algunos países y no se trabaja. Los primeros días hasta el Miércoles son tradicionales las procesiones en distintos lugares.

A partir del Jueves Santo los últimos días se conocen como el «Triduo Pascual» y son los más importantes.

EL DOMINGO DE RAMOS

El Domingo de Ramos es el día en que inicia la Semana Santa. Los cristianos conmemoramos la entrada triunfal de Jesús de Nazaret en Jerusalén, en medio de una multitud que lo aclamaba como el Hijo de Dios.

Sus enseñanzas sobre la oración y el amor hicieron que hasta el más pequeño le siguiera.

El Domingo de Ramos tiene un doble significado: triunfo y pasión. El color de éste día es el rojo, que representa a Jesús como rey en su entrada triunfal en Jerusalén (el rojo es color de reyes) y la Pasión del Señor (el rojo es el color de la sangre).

LUNES SANTO

Ese día fue Jesús a la aldea Betania, donde vivía Lázaro, a quien anteriormente había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena.

María tomó una fibra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Más tarde Jesús visito el Templo de Jerusalén, cuyo patio estaba lleno de ganado y tablas de cambistas.

Jesús se molestó tanto por esa situación que formó un látigo con varias cuerdas y a golpes hizo salir al ganado y tiró las mesas de los cambistas y de los vendedores de palomas, haciendo caer las monedas por el suelo.

Según los libros de Isaías y Jeremías dijo: «Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones, pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones».

MARTES SANTO

Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas y las Negaciones de San Pedro.

Les dijo así: «Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar». Los discípulos se miraron unos a otros perplejos. Uno de ellos le preguntó: «Señor, ¿quién es?».

Le contestó Jesús: «Aquel a quien yo le dé este trozo de pan untado». Y untando el pan, se lo dio a Judas, hijo de Simón el Iscariote.

Más tarde al Pedro asegurarle que daría la vida por él, le dijo: «¿Con que darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces».

MIÉRCOLES SANTO

El Miércoles Santo finaliza la Cuaresma y comienza el periodo de la Pascua. Es el día en que se reúne el Sanedrín (tribunal religioso judío) con Judas Iscariote, para condenar a Jesús.

Este conspira para traicionarlo por treinta monedas de plata.

JUEVES SANTO

Jesús tuvo la Última Cena con sus discípulos, los 12 apóstoles, en la que compartió con ellos por última vez el pan y el vino.

Llegada la hora, Jesús se sentó a la mesa con los apóstoles y les dijo: «Yo tenía gran deseo de comer esta pascua con vosotros antes de padecer. Porque os digo que ya no la volveré a comer hasta que sea la nueva y perfecta Pascua en el Reino de Dios, porque uno de vosotros me traicionará».

La afirmación de Jesús «uno de vosotros me traicionará», causa consternación en los doce seguidores de Jesús.

Unos se asombran, otros se levantan porque no han oído bien, otros se espantan, y, finalmente, Judas retrocede al sentirse aludido.

Al final Jesús realizó el lavatorio de los pies, acto cristiano que es una lección de humildad y servicio.

Por esa razón el Jueves Santo se rememora la Institución de la Eucaristía en la celebración de los Santos Oficios.

A partir de ese momento comienza el periodo conocido como la Pasión de Cristo.

Después de la Última Cena, Jesús se dirigió al Huerto de los Olivos (Getsemaní), donde acostumbraba reunirse con sus discípulos a orar.

Era un lugar que visitaba frecuentemente, lo que permitió a Judas encontrarle, que acudió con los soldados a arrestarle.

Para señalarle a los esbirros quien era Jesús, Judas le dio un beso. Días después Judas se arrepintió de sus actos, intentó devolver las monedas a los sacerdotes que se las habían dado, y al no aceptarlas estos, las arrojó en el templo.

Luego, desesperado ante la magnitud de su delación, se suicidó ahorcándose (Mateo 27:5) en un árbol.

VIERNES SANTO

El Viernes Santo es el día más triste de la Semana Santa, Jesús es martirizado y posteriormente muere.

En la historia el Viernes Santo comenzó con la prisión de Jesús y los interrogatorios de Herodes y Pilato, gobernantes romanos en Jerusalén en aquel entonces.

Después de haberlo encontrado culpable bajo el cargo de sedición, al considerarse que se había proclamado rey, lo condenaron a muerte. Antes de ejecutarlo fue azotado con el látigo, lo que se conoce como la flagelación.

Fue humillado y disfrazado de rey portando una corona de espinas.

Más tarde fue obligado a cargar con la cruz, donde lo fijarían posteriormente.

El recorrido de Jesús con la pesada cruz encima hasta un lugar llamado Gólgota (más tarde el Calvario), situado en una colina a las afueras de Jerusalén, se conoce como Vía Crucis (camino de la cruz), Estaciones de la Cruz o Vía Dolorosa.

A mediodía del viernes Jesús es crucificado o fijado con clavos en la cruz, la que fue situada entre dos ladrones, uno de ellos llamado Gestas (el mal ladrón) y el otro Dimas (el buen ladrón).

Hacia las tres de la tarde, sus últimas palabras antes de expirar fueron: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Más tarde muere.

Todos estos acontecimientos son conocidos como «la Pasión de Cristo».

SEPULTURA DE JESÚS Y LA SANTA CRUZ

El Viernes Santo es el día más triste de la Semana Santa, Jesús es martirizado y posteriormente muere.

En la historia el Viernes Santo comenzó con la prisión de Jesús y los interrogatorios de Herodes y Pilato, gobernantes romanos en Jerusalén en aquel entonces.

Después de haberlo encontrado culpable bajo el cargo de sedición, al considerarse que se había proclamado rey, lo condenaron a muerte. Antes de ejecutarlo fue azotado con el látigo, lo que se conoce como la flagelación.

Fue humillado y disfrazado de rey portando una corona de espinas.

Más tarde fue obligado a cargar con la cruz, donde lo fijarían posteriormente.

El recorrido de Jesús con la pesada cruz encima hasta un lugar llamado Gólgota (más tarde el Calvario), situado en una colina a las afueras de Jerusalén, se conoce como Vía Crucis (camino de la cruz), Estaciones de la Cruz o Vía Dolorosa.

A mediodía del viernes Jesús es crucificado o fijado con clavos en la cruz, la que fue situada entre dos ladrones, uno de ellos llamado Gestas (el mal ladrón) y el otro Dimas (el buen ladrón).

Hacia las tres de la tarde, sus últimas palabras antes de expirar fueron: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Más tarde muere.

Todos estos acontecimientos son conocidos como «la Pasión de Cristo».

Por la noche un rico judío seguidor de Cristo, llamado José de Arimatea, solicitó su cuerpo y lo depositó envuelto en una sábana, en un sepulcro de su propiedad.

Se trataba de un hueco horadado en la roca, que podía taparse con una gran piedra, que se deslizaba hasta la abertura del nicho.

SÁBADO SANTO

El sábado Santo o Sábado de Gloria, es un día de luto y de silencio, sin ningún rito oficial.

Es un día de espera y de expectación por la gran celebración que tendrá lugar unas horas más tarde.

Se conmemora la Soledad de María, después de llevar al sepulcro a Cristo.

Una vez ha anochecido, tiene lugar la principal celebración cristiana del año: la Vigilia Pascual.

La promesa de una nueva vida es celebrada con bautismos. En la noche de La Vigilia Pascual nuevos miembros de la familia cristiana son bautizados y reciben una bata blanca que simboliza una nueva vida en Cristo.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

El último domingo de la Semana Santa se conoce como el Día de Pascua, Pascua Florida, Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección o Domingo de Gloria.

Es la fiesta central de los cristianos en la que conmemoramos, la resurrección de Jesús de los muertos, al tercer día después de haber sido crucificado.

Ese día cuando María y otras mujeres iban a ungir su cadáver con especias aromáticas, se encontraron con la piedra que tapaba el sepulcro desplazada y el nicho expuesto y vacío.

Posteriormente según las escrituras, se le apareció a sus discípulos en varias ocasiones, durante cuarenta días, hasta el día de la Ascensión.

Las mujeres lo ven y le abrazan los pies, los apóstoles lo ven, lo tocan, conversan y comen con él, y él realiza gestos por los cuales se le reconoce.

La resurrección de Jesús, que celebra la Pascua, es fundamento de la fe cristiana.

Estableció a Jesús como el Hijo de Dios y se cita como prueba de que Dios juzgará al mundo con justicia y que les ha dado a los cristianos «un nuevo nacimiento a una esperanza viva por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos».

Después le sigue un período de cincuenta días llamado Tiempo Pascual, que termina con el Domingo de Pentecostés.

FUENTE: https://www.colombia.com/especiales/semana-santa/historia/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.