EDUCACION E HISTORIA

Civismo digital: O cómo ser buenos ciudadanos en línea

Un programa educativo busca enseñar buenas prácticas así como reglas y riesgos, principalmente para los menores de edad

Foto: Roberto Hernández

Miguel Ensástigue | El Sol de México

La falta de recursos y tecnología para tener clases a distancia por la pandemia dejará un rezago educativo de entre uno y tres años, de acuerdo con una investigación del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Durante la crisis sanitaria se suspendieron clases presenciales y, de acuerdo con los especialistas, el rezago educativo no sólo será en materia de conocimientos, sino también en el ámbito social, pues los niños y jóvenes “perdieron” poco más de un año de convivencia.

En México las clases presenciales se retomaron desde agosto, aunque las alianzas entre el sector privado y el Gobierno Federal continuaron para reforzar las áreas de oportunidad escolar en todos los niveles.

Uno de estos casos es el de la empresa de telefonía de AT&T México, quien recientemente anunció un programa de civismo digital para los niveles de primaria y secundaria, pues existe una preocupación por “educar” a todas las nuevas generaciones.

El civismo digital son todas aquellas acciones y responsabilidades que debemos tener en cuenta para navegar por el internet, explica Daniel Ríos, vicepresidente adjunto de asuntos externos de dicha compañía.

La ciberseguridad, saber identificar noticias falsas, el cuidado de los datos personales o el conocimiento de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) son algunos de los puntos que también agrupa este concepto.

“Es muy importante entender bien cuáles son las reglas del juego para poder sacar todo el provecho del mundo y minimizar los riesgos”, comentó el directivo en entrevista con la Organización Editorial Mexicana (OEM).

Foto: Cuartoscuro

El programa de civismo digital fue desarrollado en conjunto con la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (AEFCM) y el proyecto incluye un sitio web y una serie de cuadernillos para reforzar cada lección aprendida en el aula, ya sea de forma virtual o presencial.

De acuerdo con Daniel Ríos, la empresa desarrolló la infraestructura necesaria, mientras que la AEFCM hizo la selección y curación del material a proyectar, mismo que ya está disponible en el ciclo escolar 2021-2022.

El programa de civismo digital actualmente cuenta con más de dos millones de alumnos pertenecientes a más de tres mil escuelas de la capital del país.

Si bien se trata de un proyecto de reciente creación, el propósito es actualizar los “planes de estudio” de manera anual, conforme termina el ciclo escolar, pues cada día surgen nuevas formas de comunicarse y protegerse a través del internet.

“Cada concepto va cambiando, algunos son apartados básicos, pero hay que adaptarlos a la edad que se está presentando. Además, las aplicaciones cambian rápidamente y en un par de años se vuelven un periódico de ayer que ya nadie quiere leer”, precisó Ríos.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el sistema educativo no estaba preparado para impartirse a través de forma virtual o híbrida ante la crisis sanitaria.

Según el organismo, hay docentes que imparten clases según sus posibilidades o conocimientos digitales, ya sea con un celular, una computadora o con conexiones de internet inestables.

En el caso específico de México, la Cepal recabó el testimonio de una estudiante de una telesecundaria en una zona rural, quien señaló que existe un grupo de WhatsApp donde la maestra manda videos y trabajos, pero los recoge y se los lleva en un fin de semana para calificarlos.

“La pandemia evidencia los límites de la escolarización. Se destaca siempre la necesidad de contar con un profesor, el sostén crítico”, señala Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Datos de la UNICEF refieren que a 20 meses de la pandemia, el cierre total o parcial de las escuelas sigue afectando a dos de cada tres niños y adolescentes en América Latina y el Caribe.

Foto: Cuartoscuro

Eso significa que un total de 86 millones de estudiantes siguen fuera de las aulas en medio de la crisis sanitaria.

“La educación no ha estado en el centro del debate de la agenda de políticas públicas para abordar la crisis sanitaria prolongada y la recuperación en América Latina y el Caribe”, resaltó la secretaria ejecutiva de la Cepal.

Además, el organismo estima que el 99 por ciento de los estudiantes de la región tuvieron hasta mayo de este año una interrupción total o parcial de al menos 40 semanas de clases presenciales, equivalentes a un año académico

Según la Oficina de Comunicaciones del Reino Unido, el órgano regulador de la industria de la radiodifusión y las telecomunicaciones de ese país, a nivel mundial los niños inician su vida digital a una edad cada vez más temprana.

Se estima que los menores de edad pasan un promedio de entre nueve y 20 horas diarias conectados, ya sea a través de un teléfono inteligente, tableta o computadora.

Para atender esta situación, el programa desarrollado por AT&T México también cuenta con un plan de estudios, una serie de podcast, videos e incluso un chat interactivo para resolver cualquier duda relacionada a la materia.

“Las actividades están enfocadas hacia muchos más ámbitos; buscamos apoyar a los niños, aunque la verdad es que el proyecto está enfocado para cualquier público. Lo que se busca es conocer cuáles son las reglas, cómo funcionan las redes sociales, el ecosistema digital o todo aquello que hacemos en línea”, agregó el directivo de la compañía.

Una de las preguntas iniciales en los cuadernillos de trabajo es que el niño aprenda a identificarse como un nativo digital, aquellas personas que nacieron en una época en donde el uso de la tecnología o dispositivos electrónicos es parte del día a día.

También aborda cuestiones como si los menores de edad comparten información sensible en redes sociales con amigos o desconocidos, al igual que recomendaciones para evitar pasar demasiado tiempo frente a las pantallas.

Los apartados diseñados tienen un espacio para que los niños y jóvenes aprendan a identificar qué tipo de datos son los que los pueden poner en riesgo en su paso por el internet.

Foto: Roberto Hernández

Todo ello valió para que la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, Telecomunicaciones e Informática (CANIETI) premiara el programa de la empresa por su aporte en materia de ciberseguridad.

Según el vocero de AT&T México, todo ello son un conjunto de reglas o hábitos que son importantes a desarrollar para evitar afectaciones en los menores o problemas de largo plazo.

“Recién se habló de que grupos del crimen organizado reclutaron niños por medio de los videojuegos, pero realmente los juegos en línea y la tecnología no es buena ni mala, el tema es qué usos les das”, detalló Ríos.

El experto agrega que cuando las personas realizan una búsqueda en internet, ocho de cada 10 elige la primera página que encuentran y usan una única fuente, mientras que siete de cada 10 no logran diferenciar entre publicidad y contenido informativo, creyendo que si el buscador lo puso ahí es porque debe ser verídico.

Desde la perspectiva de la Cepal, las escuelas cumplen un rol de protección y monitoreo que va mucho más allá de los propósitos académicos, como la sociabilidad, al igual que la prevención de la violencia y l salud.

En México, alrededor del 68.3 por ciento de los niños entre seis y 11 años son usuarios de internet, cifra que asciende a más del 90 cuando se trata de adolescentes de entre 12 y 17 años, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2020, desarrollada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“La tecnología brinda muchas oportunidades a los niños: les permite afirmar sus derechos, expresarse, comunicarse, entretenerse y estar en contactos con sus seres queridos, en especial durante el confinamiento”, dijo la compañía.

Los esfuerzos por mejorar la educación digital en el país también están llegando a zonas rurales. Para ello, AT&T México desarrolló una serie de cápsulas sobre ciudadanía digital en tres lenguas indígenas: náhuatl, otomí y tepehua, en colaboración con Fundación NEMI y Radio Huayacocotla, una radio comunitaria en la Sierra Norte de Veracruz.

https://drive.google.com/file/d/1qIvemli2nfASTbqu4AilpjYRt_eYblPp/preview

TE RECOMENDAMOS

FUENTE: https://www.elsoldemexico.com.mx/doble-via/civismo-digital-o-como-ser-buenos-ciudadanos-en-linea-7418697.html?fbclid=IwAR34ejyxI5XUrUUXmvz7MOpbOFQKcKAIl22fvm4dh3wCWEP2llD68YcOuUA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.