POLITICA E INMIGRACION

Por qué Florida es el ejemplo a seguir en integridad

Las leyes de integridad y transparencia del voto luchan por evitar que una república muera

JULIO M. SHILING

[Read in English]

El gobierno consensuado es una pequeña partícula en la gran masa de la historia humana. La soberanía popular en una república constitucional está supeditada a un conjunto de condiciones previas. Entre los prerrequisitos están las libertades de expresión, de reunión, de prensa (y de los medios de comunicación social), los controles y equilibrios sistémicos, las elecciones justas, libres y periódicas, y una sociedad civil vibrante. La legitimidad del modelo democrático depende de que la ciudadanía crea en el sistema. La nueva y exhaustiva ley de integridad electoral de Florida es un estándar de oro para Estados Unidos.

El principal problema para el autogobierno es cuando el sistema electoral se corrompe con trampas que ponen en duda la autenticidad de la voluntad popular. En otras palabras, cuando se producen trampas en el recuento de votos o políticas electorales que favorecen a un bando sobre el otro, se duda de la validez del sistema. 

Las presidenciales de 2020 estuvieron plagadas de irregularidades, que incluyeron procedimientos cuestionables de voto por correo, una dislocación constitucional de la manipulación de la ley electoral, así como un esfuerzo coordinado y multifacético por parte de entidades privadas como las grandes tecnológicas, los medios de comunicación dominantes y personalidades de alto nivel. Todos actuaron con la intención expresa de derrotar al candidato republicano. 

El lunes 25 de abril, el gobernador DeSantis firmó la ley de Florida, SB 524. Esta legislación de la administración aborda la mayoría de las áreas potenciales de deshonestidad en el voto. Los críticos, compuestos principalmente por aquellos que aplaudieron o fueron proactivos en la implementación de los desacreditados chanchullos electorales de 2020, están etiquetando la SB 524 como una medida “policial” o “anti-elector”. La integridad electoral integral de Florida no restringe el derecho al voto. Ni mucho menos. Lo que sí hace es dificultar la comisión de fraudes electorales. Además, restringiría las actividades “legales” que socavan las leyes electorales federales. 

El lunes 25 de abril, el gobernador DeSantis firmó la ley de Florida, SB 524. Esta legislación de la administración aborda la mayoría de las áreas potenciales de deshonestidad en el voto. Los críticos, compuestos principalmente por aquellos que aplaudieron o fueron proactivos en la implementación de los desacreditados chanchullos electorales de 2020, están etiquetando la SB 524 como una medida “policial” o “anti-elector”. La integridad electoral integral de Florida no restringe el derecho al voto. Ni mucho menos. Lo que sí hace es dificultar la comisión de fraudes electorales. Además, restringiría las actividades “legales” que socavan las leyes electorales federales. 

FUENTE: https://elamerican.com/florida-ejemplo-integridad-electoral/?lang=es

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.