MASONERIA

EL RITO FRANCÉS MODERNO (INTRODUCCION)

Por el Q.·. H.·. Guillermo Fuchslocher, Or.·. de Ecuador.

Francia es el país donde han surgido la mayoría de los principales ritos masónicos, por lo que podríamos hablar de que todos ellos son ritos franceses. Pero de entre los mismos, los más importantes que subsisten en la actualidad y llevan el apelativo de «francés» son dos: el Rito Francés Antigüo, conocido también como Rito Primitivo de Francia o
Francmasonería Primitiva y el Rito Francés Moderno, o Rito Moderno Francés, el que a su vez tiene una serie de pequeñas variantes, que han motivado que a nivel local se identifiquen esas modificaciones con el nombre de quien las efectuó, pero sin perder el carácter esencial del Rito Francés Moderno, como es el caso del llamado Rito Groussier, que lleva el apellido del Gran Maestro que efectuó los cambios que le dieron particularidad.

Sin bien el origen y desarrollo de estos dos principales ritos franceses son distintos, existe la posibilidad de que en algún momento de la historia el Rito Francés Antigüo pueda haber influenciado en el Rito Francés Moderno, e incluso a nivel doctrinario, guardando sus diferencias, hay varios puntos de afinidad entre los dos, mayores que los existentes respecto de otros ritos.

Es tal la importancia actual de estos dos ritos franceses, que cada uno de ellos lidera una tendencia doctrinaria de la masonería contemporánea. El Rito Francés Moderno, la masonería liberal, y el Rito Primitivo la francmasonería
progresista, básicamente mexicana, ambas tendencias contrapuestas a la masonería conservadora, representada por las potencias autodenominadas «regulares» de los ritos York, Escocés Antiguo y Aceptado y otros ritos de menor difusión.

Qué son y cómo se originaron los ritos masónicos

Puesto que una única Masonería Universal es más un ideal que una realidad, existen en el mundo diversos sistemas particulares de interpretar la doctrina masónica, muchos de los cuales cuentan con altos cuerpos que determinan su
doctrina particular, su organización, grados y rituales, a los que se les denomina Ritos y que en la práctica constituyen verdaderas masonerías independientes.

Para Lorenzo Frau Abrines, Rosendo Arús y Luis Almeida, «… en general, no sólo se da este nombre (Rito) al conjunto de las reglas, ceremonias e instrucciones propias de cada uno de los diversos grados, pertenecientes, a un mismo sistema, origen o agrupación particular, sino que, confundiéndolo con el gobierno masónico, lo vemos aplicar también a los altos cuerpos que dirigen y administran la Masonería en los Estados» (Diccionario Enciclopédico de la Masonería, Tomo III, p. 1446 v. Rito)

Cuando se establece la Gran Logia de Londres en 1717, ella no constituye la única expresión de la masonería, sino que a la época, lo más probable es que preexistían, más o menos reservadamente, la masonería operativa de distintos países europeos, la masonería estuardista escocesa y la francmasonería primitiva francesa, por lo que desde el nacimiento de la obediencia londinense y más aún, cuando ésta pretendió serlo de toda Inglaterra y luego dictar normas inmutables de validez universal, y debido a su proselitismo poco riguroso en aquella época, surgieron o renacieron otros cuerpos masónicos, con principios, organización, sistema de grados, ritualidad, y una historia o leyenda, que difería de las otras. A partir de este momento proliferan una serie de Ritos que responden a la más variada interpretación de la masonería.

Según León Zeldis «Todos los grados llamados «superiores», es decir, los que se pueden alcanzar sólo después de haber obtenido la calidad de Maestro Masón (y todavía sin referirse a Ritos), fueron creados con posterioridad a la
fundación de la primera Gran Logia en Londres, en 1717. Todo el siglo XVIII y comienzos del XIX se caracterizaron -en cuanto a Masonería se refiere- por una verdadera explosión de actividad y creación, con el establecimiento de cientos
si no miles de Logias en toda Europa, América y otros lugares, cada una de las cuales trabajaba en forma independiente y ensayaba libremente tal o cual ceremonia traída generalmente por algún visitante de otro país o de otra ciudad.

Muchas de estas logias funcionaban en forma esporádica, se dividían, fusionaban y dejaban de existir en forma totalmente autónoma.»

«No existían el control y la disciplina actuales, y cuando una Gran Logia se constituía en algún lugar, debían pasar muchos años antes que tuviera éxito en imponer cierto orden y obediencia sobre las Logias que la componían. Hubo
casos de logias que trabajaron durante decenas de años sin afiliarse a ninguna Gran Logia, y hubo aquellas, como en el caso de la Logia de York (en Inglaterra), que reivindicaron para sí las prerrogativas de una Gran Logia. Muchas logias extendían carta constitutiva a otras logias, asumiendo el título de Logia Madre.»

«Los «grados» que se introdujeron en esa época (y hubo cientos de ellos) consistían simplemente en una ceremonia que conducía a un título específico.

Algunas de estas ceremonias estaban destinadas a explorar y ampliar aspectos de la leyenda Hirámica del tercer grado. Otras ceremonias tenían referencia a distintas leyendas de origen operativo, que no fueron incluidas en los tres grados simbólicos. Otro grupo de ceremonias estaban relacionadas con leyendas de las Órdenes de Caballería y con los Templarios. Finalmente, muchas ceremonias adicionales fueron creadas para aprovechar las características de secreto y fraternidad de nuestra Orden con el objeto de estudiar y propagar teorías alquímicas, cabalísticas, rosacruces y otras. Muchas de esas ceremonias desaparecieron sin dejar rastro. Otras fueron reunidas y sistematizadas, para crear los diversos Ritos Masónicos; siendo el ejemplo más famoso el Rito Escocés Antiguo y
Aceptado. Sin embargo hubo muchos más, algunos de los cuales siguen en existencia hasta el día de hoy, como el Rito Adonhiramita (practicado actualmente sólo en Brasil), Rito Francés Rectificado, el Rito Escandinavo, el Rito Balwin
en Inglaterra, y otros.» (León Zeldis, «Las Canteras Masónicas», p. 151)

FUENTE: EL HERALDO Nº 7. https://eruizf.com/masonico/doc/el_rito_frances_moderno_por_guillermo_fuchslocher.pdf

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.