ECONOMIA Y CORRUPCION

LA SOCIOLOGIA CATOLICA Y EL CAPITALISMO CONTEMPORANEO

AUTOR: Dr. Santiago Cardenas

El liberalismo económico contemporáneo o neo liberalismo—de ahora en adelante el capitalismo—es la resultante de un largo viaje económico que comenzó, a decir de Karl Marx, en el siglo XII en el seno de la sociedad feudal.

La mas conocida y estudiada de sus etapas (dividido que está por los académicos, solamente por motivos docentes ) fué la llamada etapa del capitalismo industrial—tan abusivo como exitoso—de aproximadamente un siglo de duración que coincidió con la revolución industrial en Inglaterra y CentroEuropa.

Fue la época de la explotación del hombre por el hombre; adolescentes trabajando doce horas en las minas; mujeres muriendo de parto sin atención; la tisis galopantes en los hacinados tugurios de los proletarios y un etcétera de injusticia social muy largo, que todos conocemos. Lágrimas y sangre para rellenar los bolsillos de capitalistas insensibles, abusadores, obesos y bien cuidados.

Éstos son los argumentos que las izquierdas y las progresías todavía siguen utilizando en el 2022 para denostar el capitalismo contemporáneo que muy poco tiene que ver con el del siglo XVIII. “ El capitalismo salvaje” le llaman, que es el ritornello de algunos analfabetos o mal intencionados que siguen insistiendo en una pésima traducción del término “abridged” ( sin bridas, sin riendas ) del Papa San Juan Pablo II en su encíclica Centésimo Aniversario.

Ésta se escribió en el aniversario 100 de la Rerum Novarum de León XIII que conoció de primera mano la Europa de la industrialización, pero no al socialismo real,– el verdadero salvajismo,– que llegó al poder en la Rusia bolchevique en 1917, unos pocos años después de la muerte del este Papa. En aquellos tiempos las utopías económicas socialistas, que eran muchas, mostraban esa aureola de igualdad y el hálito de justicia social que perdura hasta nuestros días, engatuzando—no sé porqué — a miles de ingenuos y entusiastas alrededor del mundo. Comisarios y tontos útiles dispuestos que están a construir el “socialismo democrático” desde las cenizas del capitalismo. A éste no hay que reformarlo; según proponen, sino que destruirlo. “La violencia es la partera de la historia” según los clásicos marxistas y sus continuadores : los neo marxistas actuales. Por ahí van.

Pero este capitalismo moderno, que no es perfecto, pero que se autoperfecciona continuamente, nace por ósmosis de la libertad, especialmente de la económica. La evidencia es que ha mutado continua y sostenidamente, en el transcurso de los siglos, para el bien.

El capitalismo es el modelo económico que mas se acerca a las propuestas de la Sociología Católica con su respeto a la propiedad privada; su rédito social a través de los taxes; su salario familiar; la existencia de sindicatos; el ahorro comunitario y los beneficios de todo tipo al obrero en el marco del principio de subordinación (subsidariedad ) bien aplicado.

LA LIBERTAD

Actualmente, se habla poco o ya no se habla de la libertad, esa categoría filosófica inmanente, genialmente estudiada por John Locke, el padre del liberalismo clásico en el siglo XVII. Las discusiones acerca de ella, que se extendieron a lo largo de tres siglos, han sido expurgadas del léxico académico, lo que demuestra hasta donde las izquierdas han subvertido e infiltrado poco a poco a las democracias liberales.

Claro está, eso se ha logrado porque los comisarios socialistas conocen muy bien, perfectamente, que el capitalismo necesita de libertad absoluta, como el oxígeno, para desarrollarse y prosperar.

La solución, como sucede frecuentemente, se encuentra en la inspiración bíblica. Parafraseando las Escrituras : “Busquen primero el reino de la libertad y su justicia ; que el capitalismo se os dará por añadidura.”

Mientras llega esa libertad prístina a la que aspiramos, el capitalismo,– mejorado, reformado, — es la mejor solución cristiana y secular a nuestros problemas económicos contemporáneos.

TOMADO DE: https://www.facebook.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.