MASONERIA

El Primer Templo.

El trabajo de aprendiz es individualista, toda vez que se dedica a preparar las piedras aisladamente, en tanto que el trabajo del compañero es de asociación, ya que su labor consiste en colocar la piedra en una relación perfecta y mutua, y en tratar de que su trabajo se acople perfectamente con las otras partes de edificios que construyen los otros masones.

Publicado por Sandro Elegiptano

El Primer Templo de Jerusalén  fue construido por el rey Salomón alrededor del año 960 a.E.C. (antes de la era común o a.C.)  y funcionó como santuario principal de los israelitas. Estaba situado en la explanada del monte Moriá, en la ciudad de Jerusalén.

Según la Biblia, la construcción del Templo de Salomón se realizó en el siglo X a.E.C., para sustituir el Tabernáculo que, desde el Éxodo y durante siglos, era utilizado como lugar de reunión y para rendirle culto a Dios. 
El Tabernáculo preservaba el Arca, que fue luego traída a Jerusalén por el rey David y depositada en el monte Moriá, sobre una plataforma de aproximadamente 40×100 metros.

El Templo propiamente dicho, según la descripción de la Biblia (v. Libro de los Reyes), era un edificio orientado sobre un eje longitudinal en dirección Este-Oeste. El edificio debió tener una longitud interior de aproximadamente 27 metros, 9 metros de ancho y una altura de también 13,5 metros (60×20×30 codos). 

A ambos lados de la entrada del templo fueron erigidas dos columnas, llamadas «J» y «B». 
Los sacerdotes y el rey entraban en el Templo a través de una gran puerta enchapada en oro, de aproximadamente diez metros de alto y cuatro de ancho. Tras esa puerta se encontraban tres recintos.
Un vestíbulo era seguido por otros dos recintos. 

El primero de esos recintos era denominado Hejal o Santo (es decir, Lugar Santo o Santuario), que era iluminado a través de ventanas altas. La anchura y longitud de esta estancia guardaba una proporción de 1:2, lo que significa que la planta del Hejal estaba compuesta por un doble cuadrado. El forjado de piedra se encontraba cubierto por un solado de madera de cedro. Las paredes y vigas del forjado del Hejal estaban recubiertas por láminas de cedro libanés. 

La tercera cámara, denominada Dvir o Kodesh Ha-Kodashím era el lugar más sagrado del Templo de Salomón. En latín se la conoce como Sancta Sactorum y en español como «Santo de los Santos». Este último recinto se encontraba a un nivel más alto que el Hejal y solo podía accederse a él subiendo una escalera.  

El Dvir tenía la forma de un cubo de aproximadamente 10×10×10 metros (20×20×20 codos). En su centro se encontraba el Arca de la Alianza, dentro del Arca se preservaban las Tablas de la Ley, entregadas por Dios a Moisés, y las Tablas a su vez llevaban grabados los Diez Mandamientos, sirviendo de conexión entre Dios e Israel). 

El patio interior del Templo era rodeado por un muro formado por tres capas de bloques de piedra cubiertas por vigas de madera de cedro. En este patio interior podían entrar los peregrinos y las masas de fieles, pero el Dvir o Santuario del Templo solo era accesible a los sacerdotes y el monarca de turno.

Publicado por Sandro Elegiptano 

M I R A T A M B I E N:

Alejandro Dolina – El templo de Jerusalén

TOMADO DE: http://loscincoescalones.blogspot.com/2016/

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.