EDUCACION E HISTORIA

Druidas: ¿adivinos, oscuros sectarios o filósofos religiosos?


El druidismo en el Reino Unido es considerado desde este 2 de octubre de 2010 como una religión. Este es el primer culto pagano que ha adquirido este estatus en Gran Bretaña. ¿Quiénes eran o son los druidas?

    

El druido Ed Prynn baila bajo el sol en torno a un círculo de piedras. ¿Es ésta la nueva religión?

Se les conoce como sacerdotes de la religión celta, pero su papel abarcaba más aspectos. Los druidas formaban una clase social independiente e intelectual de la sociedad. Aparte de sacerdotes también eran bardos, médicos, astrónomos, filósofos y magos.

Entre los druidas habías tres funciones, aunque la separación a veces no era muy clara: los «druids», que enseñaban el arte de la guerra y que disponían de poderes mágicos; los «bairds» o bardos, que eran responsables de la tradición oral y los «filidhs» o videntes que predecían el futuro.

Oscurantismo, modernidad y mucha leyenda

La naturaleza, centro de la adoración druida.

También hay que distinguir entre los druidas celtas y los druidas modernos. Los primeros desaparecieron sin dejar testimonio escrito. Los últimos, asentados en Gales, unen tradiciones con ideas actuales, nacionalismos y romanticismos.

La misma procedencia del término «druida» está muy debatida. El autor británico, O’Hogain supone que se deriva de la palabra celta para «rico en conocimientos», mientras que otros aseguran que viene de drus, la palabra celta para roble. Otra teoría finalmente lo relaciona con dru (cuidadoso, a fondo) y uid (saber). Druidas históricos. No se conocen escritos directos de druidas de la antigüedad, ya que, al parecer, transmitían su saber sólo por tradición oral a sus alumnos.

La planta sagrada

El muérdago: la planta que los druidas tenían por «sagrada».

El muérdago siempre ha jugado un papel central entre druidas como “planta sacra”. Aunque algunos creen que ello sea por sus supuestas propiedades medicinales, más verosímil es que se deba a que el muérdago está aún verde en invierno cuando el resto del árbol parece sin vida. Hay otras fuentes que dicen que esto se debe a que crece sin tocar el suelo, y por eso se lo recogía en una tela blanca.

Y no paran las leyendas. Julio César los mencionaba en «De Bello Gallico» contando que usaban el alfabeto latino o griego incluso en sus escritos sagrados por “temor que (el de ellos) llegara a vulgarizarse y que la memoria de los sabios (o estudiantes) pudiera decaer”.

Las leyendas han ido formado una imagen del druida como persona culta en una posición socialmente destacada y que también era responsable de los sacrificios religiosos. Se le veía como mediador entre los hombres y los dioses. Al mismo tiempo era juez, profesor y se ocupaba de la historia y de la civilización de las culturas celtas.

Los druidas no tenían templos de culto erigidos en piedra. Probablemente disponían de edificios de madera que no han pasado a nuestros días. Según las fuentes originales, a menudo celebraban sus ritos en claros en los bosques cercanos a manantiales o pozos naturales. Plinio relata uno de sus rituales: «Tras haber preparado los sacrificios y los banquetes bajo los árboles, traen dos toros blancos cuyos cuernos han sido vendados. Con su túnica blanca un druida sube al árbol para cortar el muérdago con su hoz de oro, otros vestidos de la misma manera lo reciben. Después matan a los animales del sacrificio y rezan para que el Dios les recompense esta ofrenda con sus dones».

Los modernos

El neodruidismo o druidismo contemporáneo es un movimiento religioso y filosófico asociado con la corriente religiosa del neopaganismo occidental. Es para algunos un camino espiritual y filosófico, para otros una religión y para otros un movimiento cultural. Es una filosofía que encuentra sus raíces en la naturaleza misma, con inspiración en la cultura y tradición celta, y los druidas históricos; que busca la conexión del individuo con la tierra, el cielo y el mar, los tres reinos de la cosmovisión celta. Hoy una religión oficial, aunque sea en una isla.

Autor:José Ospina-Valencia /dpa/afp

Editora: Emilia Rojas

FUENTE: https://www.dw.com/es/druidas-adivinos-oscuros-sectarios-o-filósofos-religiosos/a-6077787?fbclid=IwAR1XI0qODuSXTDwnwB67tv25f2dJZ28vD5TghDRJvp_dCHviSV8XzSNZBHg

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.