MASONERIA

Sobre el Rito York

Extracto
Un poco de historia

Autores:
C.·. C.·. Rubén J. Levy
Pasado Poderoso Soberano (2019)
Cónclave de San Lorenzo No. 70 de la Cruz Roja de Constantino
C.·. C.·. Francisco J. Flores
Poderoso Soberano (2021)
Cónclave de San Lorenzo No. 70 de la Cruz Roja de Constantino

En los Estados Unidos de América, el Rito York es uno de los cuerpos adjuntos a los que un masón puede unirse para ampliar su conocimiento. En otras partes del mundo, este Rito también se conoce como Rito Americano.

El Rito York se compone de un grupo de organismos que trabajan juntos para conferir títulos adicionales más allá de los de Maestro Masón. Los cuerpos que componen el Rito York en un área particular son el Capítulo de los Masones del Real Arco, el Consejo de Maestros Reales y Selectos (o Consejo de Masones Crípticos) y la Comandancia de los Caballeros Templarios. Cada uno de estos cuerpos ofrece grados adicionales y conocimientos masónicos. Es posible que un hombre sea miembro únicamente del Capítulo, el Capítulo y el Consejo, o el Capítulo y la Comandancia, o puede unirse a los tres cuerpos. La Logia de Maestros Masones se ocupa de la Pérdida de la Palabra del Maestro; el Capítulo con su Recuperación; el Concilio con su Preservación.

Hay organizaciones adicionales asociadas con el Rito York, algunas abiertas y otras por invitación, a las que también pueden unirse.

En la mayoría de las Logias en los Estados Unidos, aquellas que trabajan los primeros tres grados de masonería, se usa una variante del mismo ritual. A esto se le suele llamar el ritual «Preston-Webb». Entre 1772 y 1774, William Preston revisó el Ritual Masónico existente, y se dice que hizo un trabajo hermoso … pero el resultado fue un ritual que fue demasiado largo, medio día para recitar la Conferencia del Maestro Masón, por ejemplo. Thomas Smith Webb, un masón colonial, amaba el ritual, pero también era consciente de este defecto, y en 1797 publicó su Freemason’s Monitor, o Illustrations of Freemasonry, en el que dio crédito a Preston, mientras acortaba y reordenaba el trabajo. El Ritual de casi todas las Grandes Logias regulares en los Estados Unidos desciende de este trabajo. Las excepciones se encuentran en Pennsylvania y en partes de Louisiana y Kentucky.

El Rito York toma su nombre de la ciudad de York, Inglaterra, donde la leyenda masónica nos dice que la masonería fue traída por Æthelstan el Glorioso, en el 926 d.C., primer rey de toda Inglaterra. Esto se cuenta en el Poema de Regius, o Manuscrito de Halliwell, que habla de la propagación de la geometría desde Euclides y el antiguo Egipto a través del mundo, y contiene instrucciones para Maestros y Artesanos, tanto morales como para el funcionamiento de las obras.

Según Christopher Knight y Robert Lomas en The Hiram Key, hay registros de la reunión de la “Gran Logia de Toda Inglaterra” en York desde algún tiempo antes de 1705, y esta Gran Logia fue apoyada por miembros de la Nobleza.

Según Lomas en Turning the Templar Key, el Rito York toma a un Masón y le enseña que hay un gran secreto espiritual escondido en una bóveda secreta en el centro de su conciencia personal. Esta bóveda, que es un símbolo del misterio de la autoconciencia, se describe en el ritual como una cámara que había sido construida debajo del Primer Templo por el Rey Salomón para ocultar ciertos secretos masónicos. Se descubrió cuando un grupo de caballeros masones, que trabajaban para el rey Zorobabel, estaban limpiando los escombros mientras se preparaban para comenzar la construcción del Segundo Templo. Para convertirse en Compañero del Sagrado Arco Real, un Maestro Masón debe enfrentarse al oscuro terror de entrar en esta bóveda oculta y aprender a dominar sus miedos.

La mayor institución masónica a nivel internacional es precisamente el Gran Capítulo General Internacional de Masones del Real Arco que ha funcionado ininterrumpidamente desde el año 1797, y tiene afiliados a más de 125,000 Maestros Masones del Real Arco. Lo constituyen Grandes Capítulos de muchos países de todo el mundo.

Existen otros países donde se practica el Rito de York distinto al Rito Americano, en el simbolismo se cuenta con los tres grados universales de la francmasonería: Aprendiz, Compañero y Maestro para luego proyectarse a los denominados Grados Capitulares similares a los descritos en el párrafo anterior, pero estos tres primeros grados se encuentran bajo la jurisdicción del Supremo Gran Capítulo del Arco Real de Escocia y son controlados por el mismo. La jurisdicción del Supreme Grand Royal Arch Chapter of Scotland, con sede en Edimburgo rige también la Masonería Capitular del Rito de York a nivel mundial.

El Rito York

La enseñanza básica de la masonería especulativa está contenida en los tres grados de simbólicos: aprendiz, compañero y maestro. Sin embargo, en los grados filosóficos ya sean del Rito Escocés o del Rito York, se expanden esas enseñanzas y se analizan situaciones con mucho más detalle.

Cada grado es una pequeña obra o viñeta escénica en donde surge una situación con algún obrero y la forma en que la misma es resuelta por la autoridad. Cada grado tiene sus signos y toques y al final de cada uno hay una moraleja muy clara.

Hasta hace algunos años no se podía ingresar a los Shriners sin tener los más altos grados del Rito Escocés o del Rito York. Hoy día, esto ya no es así, sin embargo, las enseñanzas de estos grados filosóficos complementan nuestra educación masónica.

FUENTE; http://www.ritoyorkdepanama.org/index.php/sobre-el-rito-york

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.