MASONERIA

El Oculto Simbolismo de los Números en Masonería

SECRETO MASONICO

El Oculto Simbolismo de los Números en Masonería
Un análisis sobre la mística de los Números en Masonería
La Mística de los Números: Un enigmático tema en el que obviamente mucho hay en Masonería, pareciera que los francmasones que redactaron las liturgias masónicas azules trataron de dejar un mensaje oculto a las futuras generaciones de masones.

Sin embargo, en las observaciones de este estilo es posible que se puedan revelar algunos secretos solamente reservados a los iniciados masones , pero esta no es la intención .
Por mi parte, pienso que hay secretos reservados a una élite de masones que se da

a la tarea de descifrarlos , y por tanto que todo investigador masón debe demostrar astucia para encontrarlos y determinación para conducir a sus hermanos por el camino que se ha marcado en las Liturgias .

El simbolismo de los números existe desde que existió la escritura y no hay civilización humana que no lo conozca. Se refleja directamente en los rituales mágicos más antiguos, en los hitos astronómicos o incluso en los que marcan la vida cotidiana de los hombres. Sin embargo, este simbolismo, conocido desde la más remota antigüedad, forma parte fundamentalmente de la vida y los principios masónicos. Por eso es interesante en esta época, tan ávida de cifras, números y cantidades, explorar las relaciones cualitativas, incluso superficiales, que pueden existir entre el simbolismo masónico y el de los números.

Mucho de la numerología masónica , parte de la Cábala Judía , y para entender eso el masón debería sumergirse en la investigación de la Numerología Cabalista Judía.

Notemos de paso que según el nivel en que uno se coloque, el enfoque de las relaciones entre el simbolismo de los números y el simbolismo masónico diferirá algo. También, a riesgo de ser bastante simplista, me limitaré aquí a tocar un tema que sigue siendo, hay que reconocerlo, prerrogativa de especialistas masones en numerología y exegetas, generalmente en Logias hay hermanos masones muy eruditos en la numerología y simbolismo de la Cábala Judía. Afortunadamente, hay suficientes puntos por cubrir en la superficie del Plano para proporcionar material de discusión e ilustrar útilmente a los lectores de este comunicado sobre algunos de los misterios y secretos del simbolismo masónico .

Los números están por todas partes en la Masonería, comenzando por el símbolo ternario, (triángulo o pirámide) imagen simbólica por excelencia de todo lo masónico. Además, no sorprenderé a nadie afirmando que si la mística masónica toca las armonías del CORAZÓN, la masonería y su simbolismo toca las armonías de la ESTRUCTURA del mundo, por lo tanto acorde con el universo tanto en sus formas (geometría) como en las relaciones matemáticas entre sus componentes (llevando a una aritmética divina). Así se supone que el Templo de Salomón refleja este universo y que, buscando la Luz, cualquier Masón es capaz de penetrar en los secretos de las leyes universales que rigen este Templo, cuánto el cuerpo del el hombre era tanto su imagen secreta como el santuario mismo donde mora Dios . Por eso la iniciación y las enseñanzas de la Masonería están tan íntimamente ligadas a la sabiduría de los filósofos judíos . Existen prestigiosa obras Cabalísticas , sólidamente sustentadas en irrefutables fundamentos geométricos y en los más precisos datos de la metafísica y filosofías antiguas, uno de ellos es el Zohar , este libro el Zohar es a la vez un gran libro de ciencia mística y arte simbólico. Presentado el Libro de Zohar como el «Informe de un Maestro Constructor del Universo » habla sobre los secretos de una doctrina que indica cómo es el Templo del Rey Salomón , la Arquitectura Natural, es de hecho una suma de hermetismo, numerología trascendente, alquimia espiritual y cábala, ofreciendo al buscador una formidable herramienta de síntesis sobre la arquitectura humana vinculada a lo divino por la estricta observancia de las leyes cósmicas de las que deriva. Con este trabajo acertamos en el tema que nos interesa.

Los masones estamos siempre “interesados ” en todo lo relacionado al Templo del Rey Salomón.

Estamos tan “interesados ” que hemos ido muy lejos para justificar la construcción de un nuevo Templo dedicado al Gran Arquitecto del Universo, pero ahora de materiales no físicos :

“Concerniente a la construcción de este templo, el Zohar señala que el Templo de Salomón no fue construido de acuerdo con los planos originales… En una sola palabra, el Señor no construyó la Casa, y ellos trabajaron en vano… De todas maneras, llegará un tiempo, cuando el Santo recordará a su pueblo Israel, y el Señor construirá la Casa.”

En la Santa Biblia o Libro de la Ley en el Salmo 127 encontramos:
Si el Señor no construye la casa, en vano se afanan sus constructores.

Para Reiterar:

De todas maneras, llegará un tiempo, cuando el Gran Arquitecto del Universo recordará a sus fieles obreros , y el Señor construirá su Casa.”

Ahora que sabemos que Salomón no siguió los planes originales de Dios para la construcción del templo, entendemos la importancia que le dan los masones al “Dios Único ” que vendrá para “recordar a sus obreros ”, y celebrará esta recordación construyendo finalmente la casa que había querido que Salomón construyera originalmente. En otras palabras, el Rey Salomón estropeó los planes reales para la construcción del templo. No siguió el plan original de Dios, así que Dios permitió que fuera destruido. Los masones en el presente construimos el Templo dedicado a Jehová Que es el Gran Arquitecto del Universo , y que el mismo los construirá con la numerología y geometría sagradas, y lo hará de acuerdo al plan divino original.

¿Ahora se da cuenta de lo que guiaba al liderazgo judío ortodoxo hace algunos años, cuando decían que ‘solo el Mesías puede reconstruir el templo’? ¡Cuando el Cristo masónico se levante, entonces cumplirá la cita que dice, ¡“el Señor construirá la casa”!

De entrada, el número sagrado está presente en las logias masónicas azules , pero también está presente la geometría sagrada : para empezar, la forma misma de éstas (pienso aquí sobre todo en las logias azules, es decir, las logias de los tres primeros grados masónicos). Cuadrado largo, cuyas dimensiones correctas (¡siempre que las respetes!) permiten el cálculo de la proporción áurea (o proporción de la Sección Áurea), es decir, «uno más raíz de 5 todo sobre 2»: (1+V5)/ 2 = 1,618. .. = razón de los lados del rectángulo, que representa la divina proporción de las cosas, porque permite deducir todas las figuras planas o espaciales desde el pentágono hasta el dodecaedro a través de los cinco cuerpos platónicos. La Proporción Áurea es utilizada por algunos grandes pintores como Poussin en su cuadro «Los pastores de Arcadia». de algunos han visto en este cuadro una solución al misterio del famoso asunto de Rennes-le-Château. Tal vez tengan razón, pero ese no es el punto aquí. El microcosmos está así vinculado al macrocosmos por la teoría de las correspondencias armónicas, la arquitectura, la estética, la música, la mecánica celeste (o música de las esferas), y muchas otras cosas. Es hora de recordar esta famosa iluminación, emblema de ciertas logias de la Masonería regular, que muestra al Gran Arquitecto del universo (¿es Yahvé ?) midiendo el mundo con la ayuda de una regla . ¿No es esta una imagen espléndida? ¿No hay más prueba de que los verdaderos compañeros y los auténticos masones libres y aceptados son en verdad hijos de Dios, nacidos en la Logia para servir a la Humanidad , y no luchar contra la humanidad ? Para servirla sí, pero, añadirán algunos, hasta el punto de rectificarla , cuando se desvía, se desvía en los vaivenes de la política y lo temporal.

¿No hay una señal visible ahora en el siglo XXI mostrarnos la Masonería el Camino Correcto? Las Constituciones de Anderson, los textos fundadores de las doctrinas masónicas, especifican claramente este Camino Correcto. Que los que aún tengan dudas no duden en consultarlas.


Los elementos de la ciencia masónica (Arte Real) se encuentran no sólo en las herramientas (mazo, nivel, regla, escuadra, etc.), contraseñas, signos, como descubre el aprendiz durante su instrucción, sino también y sobre todo en los símbolos, ornamentos , números y figuras geométricas que adornan o decoran la logia. Acabo de mencionar la forma de la logia. Es solo un comienzo. El número 2 está representado por el pavimento de mosaico donde se alternan el blanco y el negro (sombra y luz, dualidad fundamental), por el sol y la luna, por las dos columnas B y J o por la 1ª y la segunda supervisora. En cuanto al número 3, el más utilizado de todos los números masónicos, está representado por multitud de símbolos: las tres grandes luces (Volumen de la ley sagrada, escuadra, compás), por el triángulo divino que representa a la vez los tres mundos (materia, espíritu, alma) y su unidad, pero también las tres dimensiones del espacio. A esto podemos agregar que los tres grados de la masonería azul que son los grados de aprendiz, compañero y maestro, se establecen por el develamiento progresivo de la cuadratura hermética del círculo universal. De hecho, en el grado de aprendiz, se revela el 1er cuarto del círculo; el de compañero revela el segundo cuarto (dando así acceso a la mitad del todo), finalmente en el grado maestro se revelan los dos cuartos restantes y el centro (de ahí el término «en la cámara del medio»). Luego se cierra el círculo. Comprenderemos aquí una de las razones por las que el último Past Master se convierte en el consejero de la logia=alma) llamando a su unidad, sino también las tres dimensiones del espacio.


Pero la relación entre el simbolismo de los números y el de las logias no se queda ahí. Un ejemplo lo puede dar la siguiente cita: «todo el mundo sabe que toda recta perpendicular a otra, forma con ella un ángulo de 90° (o ángulo recto) cuyo símbolo matemático, una T invertida (o tau mayúscula griega) sirve precisamente para indican ortogonalidad; ahora bien, este ángulo recto es también el signo del cuadrado que no es otro que la representación imperfecta del triángulo rectángulo del que sabemos desde Pitágoras que el 3er lado (la hipotenusa) se calcula como la raíz de la suma de los cuadrados de los otros 2 Esta fórmula, conocida por todos los estudiantes de secundaria del mundo, se aplica en particular al cálculo de las diagonales de un cuadrado o de un rectángulo, pero también a las de un cubo, y quien dice diagonal, dice también línea o espacio intermedio, es decir el que permite pasar de un punto a otro, de una situación a otra, finalmente de un estado a otro: es la línea o el puente que une las cosas entre ellos. Como se puede adivinar fácilmente, esta hipotenusa esconde cierta riqueza simbólica y es sin duda uno de los pasajes privilegiados de la Perpendicular al Nivel. «Tenga en cuenta que todavía podemos encontrar el número áureo de la piedra cúbica. Como podemos ver, el simbolismo de números y figuras está relacionado tanto estática como dinámicamente con el simbolismo masónico. Dependiendo de si miramos los símbolos en su significado aparente o en su significado oculto (por lo tanto más complejo, de lo contrario, este significado sería obvio) nos encontramos en una lógica de situación o una lógica de movimiento.

Pero, ¿no esconde cada situación un movimiento?


Otro ejemplo bastante llamativo es el del uso de los números 3, 5 y 7 como símbolos masónicos. Sin revelar aquí los misterios y secretos de los grados, primero, segundo y tercero, es interesante notar que la Masonería a menudo se une a las revelaciones místicas. Pero, ¿qué hermano masón serio podría dudarlo?


Muchos señalan que el Cuerpo Humano es el Templo de Dios, esto lo aseguran masones y no masones. Así , una de las correspondencias (como es arriba, así es abajo) más notables fue la equivalencia cosmos-templo-hombre; el cosmos es la morada de la Presencia de Dios, el templo es la casa de Dios y el hombre es la casa de alma o templo del Espíritu Santo En el mismo Libro de la Ley o Santa Biblia encontramos (1 Cor 6, 19 ¿O no sabéis que vuestro acuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el que tenéis de Dios, y que no sois vuestros?); (2 Cor 6, 16¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y dandaré entre ellos;y seré su Dios,y ellos serán mi pueblo.).


Si el rito masónico utilizado para crear el mundo también había sido eficaz para convertir un edificio en casa de Dios, igualmente un rito apropiado podía transformar el cuerpo humano en la santa morada del Gran Arquitecto del Universo . En última instancia, el rito convertía a todos ellos (cosmos, templo, hombre) en espacios consagrados.


La concepción reticular de esta del Cosmos como el Templo de Dios implicaba que las diversas zonas del universo guardaban íntima conexión con las partes equivalentes del templo y también con las del mismo cuerpo humano.

En efecto, el templo reflejaba el orden cósmico porque estaba orientado según los puntos cardinales; la cabeza era su sancta sanctorum, en línea con el otro extremo del eje vertebral o pasillo en donde se encontraba la puerta de acceso flanqueada por dos grandes columnas o extremidades (según un eje solar). El centro o corazón del templo era el ara o altar, que comunicaba por arriba con el domo o la clave del edificio (eje polar). De esta manera, el hombre atravesaba el umbral del templo para efectuar con éxito la “vía de la salud” y recuperar el estado edénico que le reintegrara con el Creador.


Encontramos aquí el análisis de la estructura del hombre a través de la arquitectura de los edificios religiosos del antiguo Egipto, recordando sin duda la exégesis del Templo de Salomón, y los planos arquitectónicos de nuestras catedrales. Por tanto, podemos afirmar una vez más, como lo han hecho muchos exegetas masones durante mucho tiempo, que hay una «geometría profana» y una «geometría sagrada»; este último nos viene de la geometría esotérica pitagórica y nos fue transmitido por los compañeros y los constructores. Ciertamente se encuentra en la arquitectura, pero también en los ritos y rituales masónicos y mágicos. Es interesante citar a este respecto la Ordenanza latina del Cabildo Catedralicio de los 5 sentidos o el pentagrama, la piedra cúbica etc…; aún quedan símbolos de fuentes bíblicas como el volumen de la ley sagrada, la piedra tosca, la columna “B” o el pavimento de mosaico ajedrezado . Conocemos los símbolos de origen compañero masón como la plomada, el compás, el mazo etc…, los símbolos de origen caballeresco, como la espada, los símbolos de naturaleza alquímica, como el mercurio, el azufre y la sal. . Quedan los símbolos de origen estrictamente hermético que son el gabinete de reflexión, los tres pasos del aprendiz, o la cadena de unión. Los colores y símbolos como el reloj de arena y la guadaña son más universales y su fuente respectiva a menudo permanece indeterminada, aún quedan símbolos de fuentes bíblicas como el volumen de la ley sagrada, la piedra pulida , la columna J o el pavimento de mosaico ajedrezado .

Esta incursión en el rico campo del simbolismo Masónico también nos invita a cuestionar las posiciones del pensamiento moderno con respecto al simbolismo de los números. Pensamiento psicoanalítico por un lado, pensamiento físico por el otro.


Y en primer lugar podemos notar que el psicoanálisis, que estudia el simbolismo de los números en el inconsciente a través de los sueños y sus interpretaciones, muy a menudo encuentra el simbolismo masónico. Por ejemplo para el número 3, el psicoanalista dirá que todos aquellos que no consideran el 3 simplemente como el número que sigue al 2, sino guiados por un sentimiento instintivo, dejen que el número hable. En este caso el 3 restituye lo que el 2 (dualidad, oposición) ha perturbado. De hecho, hace más: el paso del 2 al 3 permite dominar la dualidad y no negarla o rechazarla. Eso es interesante. Por otro lado, el psicoanalista habla aquí del número tres o del número 2. Sin embargo, el lector habrá notado que nunca hubo ninguna pregunta en este artículo del número 3 o 2 o 5 etc. pero siempre del número correspondiente. Esto fue intencional, pero también podríamos trabajar en el nivel numérico. Sería entonces necesario hacer una sutil distinción entre éste y el concepto de número. Por supuesto, este problema está relacionado con el de la numeración o, más bien, con el sistema de numeración utilizado, pero también con consideraciones filosóficas, matemáticas e históricas bastante abstractas. Hoy en día se conocen muchos sistemas numéricos desde que las computadoras popularizaron el sistema binario (0 y 1), y en ocasiones se hace referencia a sistemas como octal o hexadecimal en el mundo profano; pero un desarrollo sobre este tema iría más allá del alcance de este artículo.


Por otro lado, cabe preguntarse por la ausencia casi total del número 10 en los hitos masónicos. A no ser que ¡10 (0 a 9) no debe entenderse como 2 x 5! Luego viene la doble figura del antiguo Jano.


En lo que respecta al pensamiento físico, ahora está claro que asistimos a un fuerte regreso de las matemáticas pitagóricas, y que los descubrimientos sobre las estructuras íntimas del universo material de los físicos se acercan cada vez más a la geometría de lo sagrado. El ejemplo del pavimento de mosaico ajedrezado con las 4 columnas (las tres visibles y la que falta) recuerda extrañamente el concepto universal de las 4 dimensiones espacio-temporales de la relatividad de Einstein. Vemos las tres direcciones del espacio, y adivinamos la del tiempo. Pero el rectángulo no tiene sentido sin la cuarta columna virtual. Entonces, por un lado, este rectángulo permanece abierto, porque está incompleto para los no iniciados, por otro lado, debes aprender a cerrarlo mediante la investigación interna y la superación de ti mismo; así como el físico sólo puede ver la apariencia de las cosas en 3 dimensiones, descubre su naturaleza sutil asociándole el tiempo, es decir, la noción de relatividad: lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande integran el concepto de relatividad y su consecuencia expresada por el fórmula famosa: ENERGÍA = MASA (de la materia) X cuadrado de la {VELOCIDAD de la luz}.

Numerología masónica y teorías de conspiración


El mundo está lleno de cosas enigmáticas con los Números y la Geometría , una de ellas es el diseño mismo de la Ciudad de Washington , donde los antiguos masones diseñaron la Capital de los Estados Unidos ,usando numerología y geometría claramente masónica . Esto es una locura de similitudes , usted bien puede analizarlas en alguna página de internet . ¿Por qué va a ser locura escribir un artículo como este pero no se considera como tal el estar horas sentado frente a la pantalla de una computadora buscando estas cosas del Diseño Masónico en varias capitales de muchas naciones? Pero, en última instancia Es la sociedad profana la que arbitrariamente define lo que es locura o no lo es.

Una de esas teorías de la conspiración es la de la numerología masónica. Desde hace tiempo he leído sobre los números asociados a la masonería, al Club Bilderberg o a los illuminati. El 7, el 11, el 13, el 17, el 21 y el 33 suelen aparecer en estos sitios web de «chiflados». Y para más, suelen ser fechas que «casualmente» coinciden con grandes sucesos como atentados, golpes de estado, muertes o, incluso, elecciones presidenciales o del Papa.

Compartiré algunas fechas:

  • 11 de septiembre de 2001. Atentado de las Torres Gemelas11 de marzo de 2004. Atentado en Madrid5 de agosto de 2010. Derrumbe en Chile que deja atrapados a 33 mineros
  • 11 de marzo de 2011. Accidente nuclear en Fukushima
  • 11 de febrero de 2013. Renuncia el Papa Benedicto XVI
  • 13 de marzo de 2013. Elección del Papa Francisco
  • 8 de marzo de 2014. Desaparición del vuelo de Malaysia Airlines
  • 24 de marzo de 2015. Se estrella avión de Germanwings
  • 13 de noviembre de 2015. Atentados en Sala Bataclán, París
  • 14 de julio de 2016. Un camión atropella a más de cien personas en Niza.
  • 15 de julio de 2016. Intento de Golpe de Estado en Turquía
  • 9 de noviembre de 2016. Elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos
  • 20 de noviembre de 2016. Clausura del Jubileo de la Misericordia
  • 19 de diciembre de 2016. Asesinan a tiros al embajador ruso en Turquía
  • 19 de diciembre de 2016. Un camión se estrella en un mercado de Navidad en Berlín
  • 10 ene 2019. Atentan contra la Gran Logia Masónica del Estado de Nuevo León. México.
  • 25 de diciembre de 2016. Un avión militar ruso con 92 personas a bordo se estrella en el mar Negro
  • 20 de enero de 2017. Donald Trump, nombrado oficialmente presidente de EEUU
  • 22 de marzo de 2017. Atentado en Londres, Reino Unido
  • 7 de abril de 2017. Atentado en Estocolmo, Suecia
  • 9 de abril de 2017. Atentado en dos iglesias coptas en Egipto
  • 17 de agosto de 2017. Atentado en Las Ramblas de Barcelona
  • 7 de julio de 2022. Las Masónicas Piedras Guía de Georgia son totalmente y oficialmente destruidas, tras ser dañadas por una pequeña explosión horas antes.
  • 7 de enero de 2015. Atentado contra Charlie Hebdo, administrado por masones franceses.

Pienso que creer en el azar sí que debería ser considerado. Los sucesos en fechas 7, 11, 13, 17 y 21 están claros en cuanto a la numerología nombrada anteriormente.
El derrumbe sobre los mineros chilenos ocurre un 5 de agosto, mes número ocho. 5 y 8 suman 13. Además el 33 es el grado mayor de la masonería. El avión de Malaysia Airlines desaparece el 8 de marzo. 8 sumado a 3 da como resultado 11. Por su parte, el avión de Germanwings se estrella el 24 del 3 del 2015. Si se suman de manera individual cada una de las cifras, en total suman 17. El número de vuelo de la compañía alemana era el 9525. Si sumamos estas cifras individualmente nos da 21. El intento de derrocar al gobierno turco tiene lugar el 15 del 7.

El día y el mes sumados de manera individual otorgan un resultado de 13. Donald Trump es elegido el 9 de noviembre. Si se pone en números queda 9/11. ¿Resulta familiar? El 11 de septiembre es 11/9.

El 19 de diciembre de 2016 fue agitado. Un tipo pegó varios tiros al embajador ruso en Tuquía y, horas después, un camión se estrellaba contra un mercado navideño repleto de gente en Berlín. Todo ello ocurrió el 19 del 12, cuyas cifras individualmente suman 13. Lo de Berlín recuerda a lo de Niza el 14 de julio de 2016, cuyos números suman 21. El 25 de diciembre se estrelló en el Mar Negro un avión militar ruso con 92 personas a bordo. 9 y 2 suman 11.

Sin duda se puede afirmar que la combinación de fechas se realiza para que sea favorable a la teoría de este artículo. «Suma cuando y como le place«, dirá el lector. ¿Pero por qué las combinaciones coinciden tanto? ¿Por qué nunca suman o suceden un 8, 14, 12 o 23? ¿Por qué todo está vinculado a los números preferidos de la masonería?

Es interesante que el Papa Francisco -no sé por qué motivo- está vinculado al número 13. El Papa Benedicto renuncia el 11 del 2, que suma 13. Y el cardenal argentino es elegido sumo pontífice el 13 del 3 de 2013. ¿Hace falta que sume los números de manera individual? Sí, suman 13.

La masonería existe, el Club Bilderberg existe y los Illuminati no existen , pero parecen mover sus fichas . Todo sucede por intereses no muy claros y de poder que ni usted ni yo alcanzamos a entender. Los principales medios de comunicación del mundo están dirigidos y presididos por personas con intereses de todo tipo. De ahí que algunos «conspiranoicos» indiquen que agencias como Reuters sea «la fábrica de noticias manipuladas». Cuando suceda un gran atentado o acontecimiento mediático a nivel mundial, mire la fecha y eche cuentas. El azar en Masonería no existe.

Este artículo, lejos de agotar el tema sobre la relación entre el simbolismo masónico y el simbolismo de los números, por el contrario abre la puerta a múltiples cuestiones de muy diversa naturaleza, que, para cada una de ellas, merecerían ser examinadas como tema de un nueva presentación. Aquí hay algunos: lejos de agotar el tema sobre la relación entre el simbolismo masónico y el simbolismo de los números, por el contrario abre la puerta a múltiples interrogantes de muy diversa índole, que, para cada uno de ellos, merecerían ser objeto de una nueva presentación. Aquí hay algunos: lejos de agotar el tema sobre la relación entre el simbolismo masónico y el simbolismo de los números, por el contrario abre la puerta a múltiples interrogantes de muy diversa índole, que, para cada uno de ellos, merecerían ser objeto de una nueva presentación. Aquí hay algunos:
– sobre el número (o dígito) 1; en la noción de unidad,
– número 3 y cuadrados duales ,
– sobre la declaración relativa a la constitución de las logias azules: tres la dirigen, 5 la iluminan, 7 la Gobiernan, O Bien , Así 3 masones forman una Logia simple, que 5 la hacen justa y 7 la hacen «perfecta».
– progreso entre la escuadra, un instrumento de medida rígido (90°) y la brújula, un instrumento flexible (todos los ángulos),
– ¿Dónde están las progresiones aritméticas y geométricas en el simbolismo masónico, sobre de la noción del Ain Soph, la Nada, el cero y el infinito?

 ¿Es la correspondencia entre números y letras («La palabra perdida»)?
Alcoseri

FUENTE: https://groups.google.com/g/secreto-masonico/c/DmJeHTraXqI

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.