Anuncios

Archive for the 'LIDERAZGO' Category

23
Jun
17

La acción con visión marca la diferencia

Posted: 22 Jun 2017 11:30 AM PDT

“La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia positiva.” ― Jack Welch

En el modelo de 6 niveles de perspectiva de GTD® «la visión» es el quinto y penúltimo de los «horizontes de enfoque».

Como decía en un post anterior, la pregunta que nos propone David Allen en este nivel para dar respuesta a cómo queremos que sea nuestra vida es «¿qué aspecto tendrá, cómo sonará, cómo sentiré el éxito a largo plazo?».

Además de la pregunta que nos dice David Allen, te propongo de forma personal, una manera de construir la visión y una serie de preguntas que pueden ayudarte a concretarla.

Empieza por imaginar que ya tienes lo que deseas y presta atención a cómo te sientes. A continuación, como si estuvieras escribiendo una novela, toma nota de la información que te puede aportar responder a estas preguntas mientras sigues imaginando que tienes eso que deseas:

  • ¿Hay más personas contigo en tu visión, quiénes son, cómo son?
  • ¿Cuándo y dónde tienes lo que deseas?
  • ¿Qué tipo de cosas haces?
  • ¿Qué observas, que puedes ver a tu alrededor?
  • ¿Qué te dicen las personas de tu entorno y qué les dices tú? ¿Qué te dices a ti mismo?
  • ¿Cómo te comportas, qué tipo de cosas haces y qué cosas has dejado de hacer?
  • ¿Qué competencias han sido claves para conseguir tu visión?
  • ¿Qué tipo de habilidades estas desarrollando?
  • ¿Qué tipo de persona eres?
  • ¿De qué manera concreta estás viviendo tu propósito?
  • ¿Qué cambia en tu mundo cuando estás viviendo tu visión?

Si respondemos a estas preguntas con el suficiente detalle tendremos una imagen bastante clara de cómo queremos que sea nuestro futuro y eso nos ayudará a detectar oportunidades, a tomar decisiones y a identificar las acciones que, desde hoy, nos pueden acercar a nuestra visión.

Te recomiendo que revises tu visión de forma regular si quieres mantenerla activa y presente. Y aunque es muy probable que tengas que actualizarla cuando las circunstancias cambien, o sea necesario reconsiderar alguna situación, “la creación de una visión de lo que queremos lograr permite que nuestras acciones estén dirigidas a lo que verdaderamente es significativo en nuestras vidas”, como dice Stephen Covey.

En mi experiencia, tener presente mi visión me ayuda a ser una persona más proactiva, aumenta mi motivación, facilita que encuentre alternativas, sirve para cambiar comportamientos que no me favorecen y me hace sentir mayor control sobre hacia dónde me dirijo.

Y tú, ¿tienes ya tu visión?

Fuente: Redes Productivas

Anuncios
22
Jun
17

No pidas no tener conflictos, pide saber cómo manejarlos

Un conflicto que no se puede o no se sabe solucionar a tiempo acaba por convertirse en un problema. Los conflictos no son malos en sí mismos, ya que nos dan la oportunidad de cambiar y desarrollarnos. De avanzar y no quedarnos estancados siempre en el mismo punto. Pero también pueden ser la peor de nuestras pesadillas si no sabemos cómo resolverlos.

Se puede decir que toda empresa se encuentra en uno de estos tres momentos posibles: Ausencia de conflictos, Conflictos constructivos y Conflictos destructivos.

La lógica y la educación que nos enseñaron nuestros mayores en casa y nuestros maestros en el colegio, nos hacen pensar que lo ideal es la ausencia de conflictos, pero ¿podemos estar equivocados? Sí. Sin duda los conflictos no son algo negativo en sí mismos.

Ausencia de conflictosproblemas

Éste parece ser el estado ideal que cualquiera firmaría para su empresa, pero lo cierto es que confundimos conflicto con problema y no son la misma cosa. Como hemos dicho, los problemas surgen cuando no somos capaces de dar una respuesta adecuada a un conflicto.

Una empresa en la que no se producen conflictos es como una barca sin patrón que viaja a la deriva, sin rumbo. Los empleados dejan de esforzarse y de preocuparse porque todo marcha con suavidad y con tranquilidad. Se relajan las costumbres y… antes o después la barca termina estrellándose contra las rocas. En nuestro caso, contra la competencia.

Conflictos constructivos

El origen de los conflictos puede ser diverso, pero con independencia de su naturaleza, suponen un beneficio para la empresa: la mantienen viva y con capacidad competitiva.

Siguiendo el ejemplo de la navegación, nos encontraríamos ante un barco con tripulación y patrón que debe llegar a destino. Cuando deja de soplar el viento, deben ponerse a remar. Aparece el conflicto. Si no reman, el conflicto pasa a convertirse en problema, porque jamás llegarían a su destino.

El estadio de conflicto constructivo permite a las empresas solucionar problemas, resolver diferencias o mejorar productos. Además ayuda al personal a resolver los desafíos que se le presentan. Los conflictos bien gestionados favorecen una cultura de colaboración dentro de la empresa.

Conflictos destructivos

Como su nombre nos está indicando, las empresas que pasan demasiado tiempo en este estadio acaban desapareciendo. Podemos decir que el final es el mismo que en el caso de ausencia de conflictos, pero más rápido y más traumático.

Los conflictos que no se ven o no se saben solucionar, acaban por destruir la empresa: clientes que desconfían, empleados desmoralizados, grupos enfrentados, recursos desperdiciados…

En nuestro barco particular podríamos decir que se ha producido un motín a bordo sin que nadie haya hecho nada por evitarlo.

http://blog.tess-on.com/

22
Jun
17

7 ventajas de aprender a escuchar de manera activa

escuchaAprender a comunicarnos bien es una habilidad cada vez más necesaria. Comunicarnos con los demás no es simplemente hablar con ellos.

¿Qué es la escucha activa?

Escuchar no es sólo una cuestión biológica que dependa de nuestra agudeza auditiva. Si quiere comunicarse con los demás el primer paso es conocer la diferencia entre oír y escuchar.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua estos dos verbos no son sinónimos:

oír : Percibir con el oído los sonidos.

escuchar : Prestar atención a lo que se oye.

Oír no es un acto voluntario, los sonidos llegan a nuestros oídos aunque no hagamos nada para que ocurra. Escuchar en cambio es el acto voluntario mediante el cual prestamos atención a los sonidos que percibimos. Se puede oír sin escuchar, pero para escuchar, primero hay que oír.

Pero vamos a ir un paso más allá. Si nuestro objetivo es mejorar nuestra comunicación debemos aprender a poner en práctica la escucha activa . Esto es: escuchar bien, con atención y cuidado, tratando de comprender lo que nos dice nuestro interlocutor.

Escuchar activamente supone estar psicológicamente presentes. Ser conscientes de lo que nos dicen y demostrar a nuestro interlocutor que recibimos su mensaje. Parece que escuchamos pero en realidad casi siempre estamos ocupados pensando en qué le contestaremos al otro cuando acabe su turno de palabra. Vamos unos pasos por delante preparando nuestro propio argumento.

7 ventajas de aprender a escuchar de manera activa

¿Por qué es importante escuchar activamente?

•  Porque si sabemos escuchar los demás sentirán la confianza necesaria para ser sinceros con nosotros.

•  Porque la persona que nos habla se siente valorada.

•  Porque escuchar tiene efectos tranquilizantes y facilita que se eliminen tensiones.

•  Porque favorece una relación positiva con nuestro interlocutor.

•  Porque permite llegar al fondo de los problemas.

•  Porque provocamos respeto hacia nosotros en quien nos habla.

•  Porque es una recompensa para nuestro interlocutor.

Hay que tener cuidado de no emplear la escucha activa con personas que tienen tendencia a hablar en exceso. Escuchar es una recompensa muy fuerte y en algunas personas hablar acaba convirtiéndose en un hábito sólo para recibir esa recompensa de cualquiera que tenga en frente.

¿Cómo se practica la escucha activa?

•  A través de la observación:

Cuanta más información podamos obtener de nuestro interlocutor, mejor. Para ello debemos estar atentos a sus expresiones, a los sentimientos que expresa, a los gestos y a las señales que nos emite para indicarnos que nos cede el turno de palabra.

•  A través de la expresión:

Nuestro interlocutor debe captar por nuestra actitud que le estamos prestando atención. Es importante mantener el contacto visual y asentir con movimientos de cabeza. También debemos acompañar nuestros gestos con expresiones verbales:”claro entiendo”, “ya veo”, “ah-ah”…

Los enemigos de la comunicación

Hay conductas que realizamos, algunas de forma consciente y otras totalmente inconscientes, que son verdaderas cargas de profundidad contra el proceso de comunicación. Por ejemplo:

•  Interrumpir al que habla.

•  Juzgar cada comentario que hace.

•  Ofrecer ayuda que no nos ha solicitado.

•  Quitar importancia a los sentimientos de la otra persona con expresiones como “no te preocupes por esa tontería”, “no te pongas así”, etc.

•  Contar “nuestra anécdota” cuando el otro está aún hablando.

•  Caer en el “síndrome del experto”: Saber lo que debemos contestar cuando el otro no ha hecho más que iniciar su relato.

En situaciones difíciles…

La escucha activa está especialmente indicada cuando debemos afrontar situaciones difíciles. Por ejemplo, cuando nos encontramos ante un interlocutor agresivo, cuando prevemos enfrentamientos o cuando hay muchas interrupciones.

Podemos evitar situaciones conflictivas si conseguimos anticiparlas. Para ello debemos identificar y anotar las personas y las circunstancias en las que posiblemente tendremos dificultades. Debemos anticipar los gestos, las palabras y los sentimientos de nuestro interlocutor y entrenarnos en el control de nuestro impulso de responder para que, cuando llegue el momento, nos podamos mantener atentos y poner en práctica la escucha activa.

22
Jun
17

LOS SIOUX TENÍAN UN SISTEMA DE CAPACITACIÓN Y DESARROLLO  

Los Sioux Tenían un Sistema de Capacitación y Desarrollo
Home » Gestión del Conocimiento » Los Sioux Tenían un Sistema de Capacitación y Desarrollo

Por Silvia Chauvin

 Los sioux No estaban alejados de los principios de gestión

Fueron los precursores de formas muy cercanas a las que hoy dan las pautas de excelencia en la gestión del potencial humano de la organizaciones.

Solemos pensar con frecuencia que somos los creadores originales de las técnicas de management, pero al introducirnos en la historia de las culturas aborígenes solemos encontrar muestras de que la conducción y el desarrollo ha sido una preocupación ligada a la sobrevivencia humana, en todos los tiempos.

En el caso de los indios sioux la cacería y la defensa constituían sus actividades centrales. Por lo tanto, su política de desarrollo tenía un objetivo y un tiempo limitado. Dentro de los doce a catorce años debían lograr que los varones alcanzarán las habilidades y conocimientos propios de los cazadores y guerreros. La acción formativa que se realizaba tenia tres fases.

Cuando el niño llegaba a la etapa en que podía realizar y coordinar movimientos voluntarios, el padre lo proveía de un arco y fechas adecuadas a sus dimensiones y a su fuerza. A partir de allí comenzaba el entrenamiento hasta lograr su completo dominio, oportunidad en que salían a hacer la cacería de presas pequeñas.

Cuando el niño traía su primera presa, toda la familia lo agasajaba, como un premio – estimulo. Y así empezaba a estar en condiciones de ingresar a una nueva etapa: un arco y flechas más poderosas lo esperaban. En este desafío tampoco quedaba sólo, y culminaba con un animal más significativo: un ciervo. Ante tamaño triunfo su familia lo felicitaba y el agasajaba,era todo un estimulo y reconocimiento.

La tercera etapa requería de las armas del futuro cazador y guerrero. Ya estaba encaminado a ser todo un integrante adulto, donde la gran coronación era: su primer bisonte.

Este breve resumen nos permite reseñar que los sioux aplicaban los principios de las últimas teorías del management:

Principios de Management Aplicadas por los Siux

El sentido de la finalidad: Ninguno de los jóvenes dejaba de conocer la finalidad para la que estaba siendo formado, ni las etapas y apoyos que le esperaban. Esto en un contexto de estímulos familiares, dentro de un proceso sistemático. La posibilidad de logros esta presente durante el proceso.

El valor de la persona: El joven se sentía parte de un grupo, el valor social de pertenercer, junto al de logro actuaban como estimulante y direccionante.

La tutoría: La figura de un mayor guiando, observando, era sin duda un estimulo importante. La iniciativa personal de esta forma se veía potenciada y direccionada a los logros, y el vencer a los distintos obstáculos crecientes y en forma motivante, posiblemente fuera un juego de desafíos y satisfacciones. Sin duda, el fracaso en este contexto era una oportunidad de aprendizaje.

La importancia del desarrollo: Era sin duda una situación convalidada y convalidante por los actores directos (aprendiz-mayor) y por la comunidad toda. Sin contar los logros propios y la sensación de pertenencia.

La división de los procesos del aprendizaje: Una forma de evitar humillaciones y lograr los resultados buscados. Lo importante estaba en función de la etapa: un pequeño animal, un ciervo o un bisonte. Un claro ejemplo: de lo simple a lo complejo, del éxito actual al próximo.

Autovaloración, autodesarrollo, autodesafío: Dentro de este contexto de interacciones se potenciaba sin duda la valoración personal, la necesidad de aprender continuamente de las experiencias -propias y ajenas-, la importancia del desafío en tanto acción permanente para el bien propia y de la comunidad.

Todos somos parte de un sistema: El compartir experiencias y éxitos, el sentirse valido y apoyado, el saber que puede ir haciendo y sentirse estimulado en el aprendizaje continuo, consolida los lazos sociales: la identidad que perpetua la identidad y proyecta al futuro.

Hoy, como para los sioux, la necesidad estrategica de contar con individuos formados, con los conocimientos y las actitudes necesarias, hacen del proceso formativo (desde el clásico rol capacitador o al de coaching), un valor estratégico para cualquier cultura / grupo.

A la luz de la cultura sioux pensemos estas frases:

Nunca obtendrá lo mejor de sus empleados encendiendo un fuego bajo sus pies; debe hacerlo en su interior. Bob Nelson

No se dirige a las personas. Se dirige con las personas. Ken Blancard – Consultor de Dirección

Cuando un objetivo está bien definido, siempre es bien visulamente imaginable o bien excepcionalmente simple. Tracy Gross, Richard Pascale y Anthony Athos – Harvard Business Review

Todo comportamiento depende de sus consecuencias; se obtiene lo que se recompensado. Bob Nelson

El feedback es el desayuno de los campeones. Rick Tate – Consultor de Dirección

Nunca saber cúando un momento y unas palabras sinceras pueden tener un impacto para toda la vida. Zig Ziglar

Técnicamente, casi todo puede ser un premio de reconocimiento. Dave Thorman – Carlson Marketing Group

Nada motiva más a una persona que ser escuchado. Roy Moody – Presidente de Roy Moody & Associates

La compensación es un derecho. El reconocimiento un regalo. Rosaberth Moss Kanter – Consultora de Dirección

El liderazgo es la capacidad de convertir visiones en realidad. Warren G. Venís

http://www.grandespymes.com.ar/

Fuente: http://www.mujeresdeempresa.com/los-sioux-tenian-un-sistema-de-capacitacion-y-desarrollo/

21
Jun
17

LAS QUEJAS Y LA INDECISIÓN. 55 EXCUSAS FAMOSAS  

Las quejas y la indecisión. 55 excusas famosas
Home » Calidad de Vida » Las quejas y la indecisión. 55 excusas famosas

por Napoleón HIll

  1. Si no tuviera una esposa y una familia…
  2. Si tuviera suficiente ‘empuje’…
  3. Si tuviera dinero…
  4. Si tuviera una buena educación…
  5. Si pudiera conseguir un trabajo…
  6. Si gozara de buena salud…
  7. Si dispusiera de tiempo…
  8. Si los tiempos fueran mejores…
  9. Si otras personas me comprendieran…
  10. Si otras personas me comprendieran…
  11. Si las condiciones que me rodean fueran diferentes…
  12. Si pudiera volver a vivir mi vida…
  13. Si no tuviera miedo de lo que ‘ellos’ dicen…
  14. Si me hubieran dado una oportunidad…
  15. Si ahora tuviera una oportunidad…
  16. Si otras personas no lo hubieran conseguido por mí…
  17. Si no sucediera nada que me detuviera…
  18. Si fuera más joven…
  19. Si pudiera hacer lo que quisiera…
  20. Si hubiera nacido rico…
  21. Si pudiera conocer a la ‘gente adecuada’…
  22. Si tuviera el talento que algunas personas tienen…
  23. Si me atreviera a imponerme…
  24. Si sólo hubiera aprovechado las oportunidades del pasado…
  25. Si la gente no me pusiera nervioso…
  26. Si no tuviera que mantener la casa y cuidar de los hijos…
  27. Si pudiera ahorrar algún dinero…
  28. Si el jefe me apreciara…
  29. Si contara con alguien que me ayudara…
  30. Si mi familia me comprendiera…
  31. Si viviera en una gran ciudad…
  32. Si sólo pudiera empezar…
  33. Si fuera libre…
  34. Si tuviera la personalidad de algunos individuos…
  35. Si no fuera tan gordo…
  36. Si mi talento fuera conocido…
  37. Si pudiera abrirme ‘paso’…
  38. Si pudiera librarme de deudas…
  39. Si no hubiera fracasado…
  40. Si supiera cómo…
  41. Si nadie se me opusiera…
  42. Si no tuviera tantas preocupaciones…
  43. Si pudiera casarme con la persona adecuada…
  44. Si la gente no fuera tan insensible…
  45. Si mi familia no fuera tan extravagante…
  46. Si estuviera seguro de mí mismo…
  47. Si no tuviera la suerte en contra…
  48. Si hubiera nacido bajo otro signo…
  49. Si no fuera cierto que ‘lo que tiene que ser, será…’
  50. Si no tuviera que trabajar tanto…
  51. Si no hubiera perdido mi dinero…
  52. Si viviera en un barrio diferente…
  53. Si no tuviera un pasado…
  54. Si tuviera una empresa propia…
  55. Si los demás me escucharan…

Las personas que no alcanzan el éxito tienen un rasgo característico común. CONOCEN TODAS LAS RAZONES QUE EXPLICAN EL FRACASO, y disponen de lo que consideran que son toda clase de justificaciones para explicar su propia falta de logros.

Algunas de esas justificaciones son inteligentes, y unas pocas de ellas se hallan incluso confirmadas por los hechos. Pero no se pueden utilizar excusas para no tener dinero. El mundo que nos rodea sólo quiere saber una cosa: ¿ha alcanzado usted el éxito?

Un analista del carácter compiló una lista de las excusas que suelen utilizarse con mayor frecuencia. A medida que lea la lista, examínese a sí mismo con cuidado, y determine cuántas de estas excusas ha hecho suyas, si es que hay alguna.

SI… y éste es el mayor de todos ellos, SI yo tuviera el valor de verme tal y como soy en realidad, DESCUBRIRÍA QUÉ ES LO QUE PASA CONMIGO, Y LO CORREGIRÍA. Entonces tendría la oportunidad de aprovechar mis propios errores y aprender algo de la experiencia de los demás, pues sé que me ocurre algo que no está del todo bien porque estaría donde debería estar si me hubiese pasado más tiempo analizando mis debilidades, y menos buscando excusas que las justificaran.

Encontrar excusas con las que explicar el fracaso es un pasatiempo nacional. El hábito es tan viejo como el ser humano, ¡Y FATAL PARA EL ÉXITO! ¿Por qué la gente se aferra a sus mezquinas excusas? La respuesta es evidente. Defienden sus excusas porque ellos mismos las crean. Toda excusa es hija de la propia imaginación. Y está en la naturaleza del hombre defender lo que es producto del propio cerebro.

Encontrar excusas es un hábito profundamente arraigado. Los hábitos son difíciles de romper, sobre todo cuando ofrecen una justificación para algo que hemos hecho.

Elbert Hubbard dijo: ‘Siempre ha sido un misterio para mí saber por qué la gente se pasa tanto tiempo engañándose a sí misma, creando excusas para justificar sus debilidades. Si ese tiempo se utilizara de un modo diferente, bastaría para curar la debilidad, y entonces no necesitaríamos de ninguna excusa’.

Antes de terminar, quisiera recordarle que ‘la vida es un tablero de ajedrez y el contrincante es el tiempo. Si vacilan antes de mover, o descuidan hacer el movimiento con prontitud, el tiempo los vencerá, hombres. Juegan contra un contrincante que no tolera la indecisión’.

(Napoleón Hill, ‘Piense y Hágase Rico’, Edit. Granica)

http://www.grandespymes.com.ar/

19
Jun
17

“SE NECESITAN LÍDERES QUE ACTÚEN CON CALMA”  

“Se necesitan líderes que actúen con calma”

Por Montse Mateos

La capacidad de adaptación, la innovación, la fuerza y la resistencia del equipo son, en opinión de Daniel Goleman, las cualidades básicas que harán crecer a una organización. También apuesta por ejecutivos que puedan soportar la presión y adaptarse al cambio.

En 1995 Daniel Goleman, psicólogo estadounidense, salió del anonimato con Inteligencia Emocional, libro de cabecera de muchos directivos y que ha sido traducido a 30 idiomas. En ExpoManagement explicará cómo multiplicar el poder de la inteligencia emocional para potenciar el liderazgo.

-¿Cuáles son las claves para construir la organización del futuro?
La fuerza y la resistencia del equipo humano. Es difícil hacer previsiones a largo plazo pero, sin duda, la capacidad de adaptación y la innovación son cualidades que ayudarán a prosperar a cualquier organización. No importa lo que depare el futuro.

-¿Cómo se diseñan los equipos de trabajo emocionalmente estables?
Los equipos, al igual que los individuos, poseen inteligencia emocional. El colectivo emocionalmente inteligente depende de varios factores. Por un lado están las normas que el propio grupo establece. Por ejemplo, los equipos de alto rendimiento sacan a la luz y resuelven las tensiones en vez de dejar que el resentimiento y el desacuerdo sigan carcomiéndoles. Son un grupo muy preparado y conocen las fortalezas de cada uno. Por eso saben cuándo deben permitir que, ante una oportunidad concreta, alguien se erija como líder.

-¿Qué papel le otorga al líder para gestionar las emociones y conseguir empresas más rentables?
Los mejores directivos saben cómo ayudar a las personas y sacar partido de sus posibilidades de desarrollo. Este estado es uno de los valores más positivos de las emociones y aumenta la eficiencia mental. Las compañías que puedan tener personas en cada nivel y en este estado durante más tiempo tendrán margen para ser competitivas, y lo demás será igual.

-¿Que emociones son imprescindibles para gestionar el cambio?
Durante los tiempos de crisis y de cambio, los líderes necesitan mantener la calma ante la presión. En momentos de incertidumbre todo el mundo está pendiente de ellos para averiguar cómo sobrellevan la situación. Un directivo nervioso enerva a los demás y dificulta la adaptación al cambio.

-¿Qué influencia tienen los fenómenos sociales en la empresa? ¿Cómo hay que gestionarlos?
Las emociones se comparten, mejor o peor. Por ejemplo, si una compañía está despidiendo a profesionales, es inevitable que el miedo esté en el ambiente y en cada uno de los empleados. Si un equipo demuestra gran entusiasmo por un proyecto, éste también se compartirá. Pero en cualquier equipo, las personas prestan más atención y dan más importancia a lo que su líder dice o hace; la gestión de la emoción compartida comienza por la gestión de uno mismo.

-¿Cómo impactan las emociones en la motivación? ¿Quién debe identificarlas y potenciarlas?
Las personas dan lo mejor de sí mismas cuando se las refuerza, entusiasma y valora por lo que hacen. Ayudar a los profesionales a trabajar en un estado de ánimo positivo es la tarea fundamental de cualquier líder.

Un ‘best seller’ para conocernos
La inteligencia emocional es aquella que nos permite ser conscientes de nuestra emociones, comprender los sentimientos de los demás y hasta tolerar las presiones y frustraciones típicas del mundo laboral. Se trata de una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos y engloba habilidades como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia o la agilidad mental.

Daniel Goleman popularizó este término en un libro que lleva el mismo nombre y que aún se encuentra entre los ‘best seller’. Muchos directivos hablan de la obra como “el manual para mejorar la gestión de las personas a partir del conocimiento de uno mismo”.

El escritor estadounidense estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades distintas: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos , crear la propia motivación y, en último lugar, gestionar las relaciones.

http://www.grandespymes.com.ar/

Fuente: http://www.expansion.com/2011/05/30/empleo/1306748806.html

19
Jun
17

EL MUNDO NO TE DARÁ NADA QUE TÚ NO SEAS CAPAZ DE DARTE A TI MISMO  

El mundo no te dará nada que tú no seas capaz de darte a ti mismo

por Merce Roura

Esperamos demasiado de todo y de todos.

Vivimos de la fantasía de cambiar el mundo para que sea como soñamos, como si pudiéramos dibujarlo y luego sentarnos en él a criticar lo que nos duele y nos araña.

Y no es que no esté bien soñar y visualizar lo soñado, al contrario, el problema es que decidimos que el mundo tiene que responder a nuestras expectativas y colmar todas nuestras ilusiones. No queremos aceptar cómo es y gastamos nuestra energía resistiéndonos a reconocer y asumir la realidad.

Vamos por al vida buscando salvadores, príncipes azules, maestros, mentores… Queremos que alguien nos saque del abismo en que nos sentimos metidos… Buscamos fórmulas mágicas y cambios exprés. Queremos encontrar la lámpara y despertar al genio para que nos conceda tres deseos que en el fondo son el mismo… El amor que nosotros no nos damos.

Esperamos que los demás nos solucionen el vacío que hay en nosotros. Nos negamos a ver la realidad y forzamos las situaciones hasta que todo estalla… Les forzamos a ser como no son para satisfacer nuestra falta de cariño… Les queremos usar para calmar nuestro dolor por no amarnos mientras ellos hacen lo mismo con nosotros.

Cuando nos enamoramos, esperamos que el otro corresponda y colme nuestra vida de felicidad. Le cargamos con esa responsabilidad gigante. Delegamos en él toda nuestra dicha presente y futura y esperamos que soporte el peso de tanta necesidad… Cuando descubrimos nuestro talento, necesitamos que otros nos den oportunidades para brillar, que nos saquen del anonimato y nos aseguren el futuro.

Por un lado, desconfiamos de todo y de todos y por otro, le damos a los demás el poder de decidir sobre nuestras vidas, el mando que activa el interruptor de nuestro bienestar y nuestra alegría… Y después nos corroe la rabia si no saben usarlo, si deciden no usarlo y salir corriendo porque no aguantan más la presión. Entonces, en lugar de aprender esa lección, la de no volver a poner nuestra felicidad en manos de otro, salimos a la calle a buscar a la siguiente persona a quién darle de nuevo el mando de nuestra vida sin comprender que debemos llevarlo nosotros.

Esperamos ser salvados por otros cuando las únicas personas que pueden salvarnos somos nosotros mismos.

Si nada esperas, nada pierdes. Y además dejas de buscar donde no hay… Porque no hay nada ahí afuera que pueda satisfacer lo que no sabemos encontrar dentro. Nada en el mundo es capaz de suplir nuestra falta de autoestima.

Y no es porque las personas no sean capaces de lo más hermoso, lo son y es bueno verlas así,  pero no podemos obligarlas a que sean y respondan como nosotros deseamos.

No podemos escribir un guión sobre cómo deben ser con nosotros y luego enfadarnos porque no responden a nuestras expectativas y no se saben el papel… No podemos poner en manos de otros nuestro estado de ánimo y esperar que actúen como soñamos… Y que lo hagan ahora y aquí.

No podemos enfadarnos porque ejerzan su libertad de ser distintos a como hemos planeado y escriban su propia historia…No han nacido para satisfacernos ni nosotros para satisfacerles a ellos. Lo único que podemos hacer para honrarles es amarles tal y como son y aceptar que no cumplan nuestras expectativas.

No podemos culparles de nuestras miserias, porque eso es privarnos a nosotros del poder de llevar las riendas de nuestras vidas y cambiarlas.

No podemos porque no somos dueños de nadie, sólo de nuestros pensamientos, nuestros actos, nuestras decisiones…

No podemos porque esperar que otro te dé las respuestas es presionarle y manipularle para que se dedique a cumplir tus sueños y no los suyos propios…

Si dejamos de esperar, dejamos de sufrir. Dejamos que la vida nos sorprenda mientras empezamos a actuar para cambiar nuestro mundo. Permitimos que las cosas pasen mientras nos dedicamos a focalizarnos en lo que nosotros queremos…

Porque al final, las personas nos tratan como nosotros nos tratamos. Y cuando alguien es infeliz y espera a que otro haga algo para cambiar eso no se trata bien a sí mismo y en consecuencia no será correspondido… Y si lo es, lo que reciba nunca llenará ese hueco que sólo puede ser llenado por nosotros mismos.  En el fondo, a veces, nos comportamos como zombies que se alimentan de zombies pensando que así podrán volver a la vida.

Nadie puede darte lo que tú no puedes darte a ti mismo. Porque esa es la forma en que la vida te envía el mensaje que necesitas aprender… Ya lo tienes todo, pero está dentro de ti no fuera.

Las personas que se cruzan con nosotros son las personas que atraemos para entender qué nos pasa y cuál es el camino… Son espejos donde proyectamos nuestras creencias para que podamos entender quiénes somos y qué tenemos que desaprender y borrar de nuestras vidas.

Son la respuesta a nuestros miedos y llevan en sus mochilas los regalos que nuestros fantasmas les dieron para nosotros…

Les atraemos hacia nuestra vida para comprender lo que somos y qué necesitamos para crecer. De forma inconsciente, se acercan para no darnos lo que pedimos que nos den si eso supone negarnos… Para que sepamos que lo que suplicamos está en nosotros si somos capaces de cambiar la forma en que miramos al mundo…

Si les vemos como salvavidas, dejarán que nos ahoguemos para que nos demos cuenta de que sabemos nadar.

Si les pedimos amor para tapar el vacío que tenemos, nos arañan para que sepamos que el amor que buscamos ya es nuestro y el boquete que tenemos en el corazón sólo se tapa con autoestima.

Cuando esperas que otros te reconozcan méritos y te den medallas para asumir tu valor, ellos te ignoran y te rebajan para que de una vez por todas te quede claro que ya no necesitas demostrar nada.

El mundo no te acepta si no te aceptas. Sólo cuando dejas de pedirle permiso para ser tú y necesitar su aprobación, se da cuenta de que estás y te responde de la misma forma. El mundo no va a darte lo que esperas si no eres capaz de dártelo tú primero…

Si te amas, encuentras personas que te respetan.

La única forma de conseguir respeto es respetándonos. Si no esperas ni coartas, recibes lo que sueñas.

Esperamos mucho de todo y de todos. Buscamos mar en el cielo y cielo en la tierra. Queremos ver con los oídos y besar con las manos…

Repetimos errores porque no somos capaces todavía de decirnos a la cara que las verdades más duras y necesarias, las que curan las heridas de golpe sólo con ser dichas e imaginadas, las que cortan lazos insanos y tienden manos a otras manos necesitadas…

Estamos cansados porque vivimos contra viento y trepamos los muros que nosotros construimos para alejarnos de lo que deseamos como castigo por una culpa inventada que decidimos cargar para ser perdonados por no parecer lo que esperamos…

Tapamos los agujeros que tenemos en el alma con parches que se caen y despegan continuamente porque en realidad el único pegamento somos nosotros.

Buscamos un consuelo que solo nosotros podemos darnos y hacemos preguntas cuyas respuestas sólo nosotros sabemos.

Encontramos enemigos fuera porque salimos a la calle a buscar una venganza que calme nuestra sed de amor y topamos con otras almas rotas que buscan dolor para expiar un tormento que ellas mismas se han impuesto…

¿Por qué no intentamos mirar a los demás con la compasión que merecen y vemos que en realidad están tan perdidos como nosotros?

El mundo no es como deseamos que sea. No podemos esperar siempre a que todo suceda pero no podemos forzar la máquina de la vida para que todo pase cuando queremos porque siempre conseguimos el efecto contrario… Más aún cuando lo que provocamos forma parte de un plan cuyo fin es tapar con un parche lo que solo se cura comprendiendo y aceptando. La única forma de incidir en él es amarlo, cambiar la forma en que lo miramos y ser capaces de ver lo hermoso. Sin esperar a que nos salve o nos dé la razón, sin desear que se adapte a nuestros deseos… Aceptando cómo es y entendiendo que lo más trágico que hay en él también es lo más trágico que hay en nosotros…

Y cuando entendemos eso, todo el amor con que vemos al mundo hace que cambie, todo lo que podemos aportar a él surte efecto, aunque sea pequeño, aunque no se note… A veces lo diminuto genera una espiral de cambios que que perturba lo que parecía imperturbable… El cambio en la forma de actuar de una abeja afecta a una colmena…

Si conseguimos cambiar nuestra actitud y actuar en consecuencia podemos conseguir lo que parecía imposible… Si somos coherencia, contagiaremos al mundo de coherencia…

Y así dejamos de esperar y nos ponemos a ser, a sentir, a vivir con las consecuencias de nuestra nueva forma de ver la vida, a latir con el mundo y ser el mundo, en lugar de quedarnos sentados juzgando lo terrible que es… En vez de lamentarnos por lo atroz que encontramos, seremos capaces de cambiarlo si antes nos transformamos a nosotros… El mundo que te rodea es un reflejo de tu mundo interior… Lo que ves en él es lo que no eres capaz de ver en ti, lo que ocultas, lo que intentas no sacar a la luz porque te avergüenza… Con las personas que se cruzan en nuestras vidas sucede lo mismo. Están ahí para que reconozcamos en ellos lo que no somos capaces de ver en nosotros y afrontemos de una vez por todas que nuestra oscuridad salga a la luz y podamos abrazarla para reconocernos por entero y amarnos de verdad.

El mundo no va a cambiar porque no nos guste. Es así de duro porque tiene muchas lecciones para darnos… La primera de ellas, que somos nosotros quiénes tenemos que dar el primer paso y poner nuestro ejemplo a su disposición.

El mundo no va a cambiar, sólo cambiarás tú, si quieres… Y ese movimiento pondrá en marcha un mecanismo maravilloso e impredecible que puede darle la vuelta a todo. A veces, la vida no es como esperamos, es incluso mejor si permitimos que fluya  a través de nosotros y tomamos las riendas… 

http://www.grandespymes.com.ar/2

Fuente https://mercerou.wordpress.com/2017/05/30/el-mundo-no-te-dara-nada-que-tu-no-seas-capaz-de-darte-a-ti-mismo/

19
Jun
17

STEVE JOBS: LAS LECCIONES DE UN VISIONARIO  

Steve Jobs: Las lecciones de un visionario

Aclamado y seguido como a una estrella del pop, Steve Jobs ha pasado a la Historia como un emprendedor legendario.

¿Qué tenía Steve Jobs que lo hacía único entre los ejecutivos del planeta? ¿Sería ese aire de progre despistado y en vaqueros, su habilidad para crear una masa de seguidores capaz de hacer palidecer de envidia a las estrellas del pop, la pasión despertada por sus productos en millones de consumidores, lo novelesco de su carrera o el haber sido el padre de la llamada ‘revolución de la movilidad’? Tenía todo eso y todavía mucho más, lo que explica que el fallecimiento del fundador de Apple, el 5 de octubre de 2011, haya desatado una conmoción global, totalmente inédita en un empresario.

Ha sido una ola de reacciones apabullante. Diez mil tweets por segundo en Twitter, millones de descargas de vídeos de Steve al día en YouTube, una intensa emoción entre sus seguidores, poesías, rememoraciones, ditirambos… Uno de esos millones de fans del que ya han calificado como el mayor de los visionarios incluía la manzana de Jobs (Apple) “como una de las tres que han cambiado al mundo; la primera sedujo a Eva, la segunda le cayó a Newton y la tercera se la trajo Steve Jobs.

¿Está justificada esa comparación? “Yo creo que sí”, asegura Ricardo Pérez, profesor de Sistemas, Tecnología de la Información y Estrategia de IE Business School. “A fin de cuentas fue el creador de la convergencia digital entre los ordenadores, las telecomunicaciones e industrias del ocio como la música”, añade. Otro experto, Sixto Arias, un emprendedor tecnológico que  dirige empresas como Mediaton, va más lejos y apunta que “el impacto de Jobs está por ver. Sus productos, que suponen una nueva forma de usar Internet, tendrán unos efectos asombrosos, sobre todo, en el Tercer Mundo, donde fomentarán la libertad de expresión y el comercio”.

Jobs estaba dotado de una versatilidad que le hizo destacar en una serie de áreas. Sacó aApple de su casi segura desaparición tras su regreso en 1997 para convertirla en la mayor compañía de EE UU en bolsa, con un modelo corporativo heterodoxo que parecía ir a la contra de lo que se estila en Wall Street: centrado no en el corto sino en el muy largo plazo. Una figura  que ha dejabo un buen número de lecciones  a los emprendedores. Veamos algunas de ellas.

Crear una marca de culto

Los productos Apple eran mucho más que meros objetos de consumo. Son productos convertidos en iconos que forman parte de un universo de experiencias en torno a una marca de culto.

Jobs fue capaz de idear unos productos “imposibles” (según sus ingenieros), que alteraron el modo de utilizar Internet a través del móvil. Unos productos que, en sus líneas básicas, ya existían pero que él rediseño y vendió con una habilidad inigualable. Y que convirtió en auténticas obras fashion, que había que tener si no querías estar out. Sus insuficiencias tecnológicas tampoco fueron óbice para que hiciera sus propios desarrollos y aparezca como dueño de más de 300 registros en la Oficina de Patentes de su país.

Cambiar hábitos y costumbres

Aún sabiendo que no fue un tecnólogo al uso (no era ingeniero), Mario Tascón, consultor en temas de Internet, sí reconoce que sus innovaciones producían efectos muy potentes. “Por ejemplo, los primeros Mac cambiaron drásticamente la forma de editar libros o revistas. Hubo un antes y un después”, señala Tascón.

Cultivar el carisma personal

Y por si lo anterior no bastara, fue todo un One man show, cuyas apariciones eran esperadas con expectación, generaban toneladas de reseñas y análisis y provocaban verdaderas riadas de gentío hacia las tiendas de todo el mundo.
En definitiva, Steve Jobs fue un emprendedor, (montó Apple con 21 años) que ha logrado convertirse aún en vida en toda una leyenda, hasta tal punto que muchos ya le atribuyen incluso logros que no le pertenecen como ocurre con todas las leyendas.

Buscar las convergencias

Como visionario, lo más grande que hizo Steve Jobs fue prever la actual revolución del Internet móvil y la convergencia entre las telecomunicaciones y la electrónica de consumo. Y prepararse para ella. Mientras los demás especulaban sobre cómo sería esa revolución, Jobs se encerraba con sus ingenieros a diseñar los productos que acabarían seduciendo al mercado y operando el cambio.

Jobs, que siempre decía que Apple “era una compañía de productos digitales, no informática”, buscaba, además, centrar la empresa en el mercado del ocio, un segmento apenas tocado. De ahí que una de sus primeras iniciativas fuera la creación de iTunes, la tienda de música, en el 2003. Además, tan pronto como el mercado apuntaba que habría una multiplicación de nuevos soportes digitales, Jobs quería que Apple se convirtiera en una especie de centro de operaciones para el uso de este tipo de equipos. Y así fue cómo ocurrió. La revolución que empezó en el 2001 con el lanzamiento del iPod, que recibió una respuesta entusiasta de los consumidores, pero solo dos años más tarde, con la fundación de iTunes, la tienda de música online de Apple, se empezó a ver lo que buscaba Jobs y lo que quería decir cuando hablaba de revolución digital-móvil.

La revolución se consolidaría en el 2007 con la llegada del iPhone y luego, en el 2010, del ya también súper famoso iPad, que acabó por sacudir el propio mercado del PC.

Igual que el iPod y el iPhone revolucionaron el modo de comunicarse, comprar y disfrutar de productos de ocio como la música, un sector que Jobs cambió de modo definitivo, enApple esperan que el iPad revolucione el libro y los medios de comunicación.

Todo en su momento justo

Todo esto lo hizo, además, Jobs en el momento preciso pues, de haberlo intentado lanzar cinco años antes, no hubiera funcionado. “Para que una innovación tenga éxito”, explica Mónica Deza, vicepresidenta de McCann Erikson, “es fundamental tener en cuenta el momento temporal en que ocurre. Hace años que existía la tecnología para hacer productos similares a las tabletas. Pero Steve Jobs sólo lanzó el iPad en 2010”.

Liderar las épocas de cambio

Una de las primeras cosas que hizo Jobs al regresar a Apple en 1997 fue eliminar varios productos que la compañía tenía en proyecto: las cámaras QuickTake, las impresoras LaserWriter o los organizadores Newton, una decisión que en la casa nadie entendió. Jobs se quejaba entonces de que la empresa carecía de un posicionamiento claro y de que “había gente trabajando en 18 proyectos distintos, sin unidad de objetivos”. Y tenía ya su idea sobre el papel que iba a desempeñar en la nueva revolución móvil-digital. ¿Por qué perder tiempo con cámaras e impresoras cuando él tenía productos mucho más sofisticados en mente?

También a posteriori se entiende que su decisión de rejuvenecer los viejos Mac, tras su regreso en 1997, fue sólo un lance táctico para ganar tiempo, enfocado a mejorar rápidamente las ventas de una compañía que estaba, de hecho, al borde de la suspensión de pagos y que, además, nadie había querido comprar, y a subir la alicaída moral de la plantilla. De todos modos, fue un exitazo. El lanzamiento del iMac (con un monitor en brillantes colores y forma ovalada) en 1998 hizo subir rápidamente las ventas y provocó una subida de las acciones desde los ocho a los 32 dólares sólo en un año.

Un estilo de liderazgo particular

Es habitual que a Jobs se le coloque en la familia de los llamados ‘jefes terribles’, ese tipo de gente que acogota a sus subordinados. Se cuenta que no se cortaba a la hora de decirle a sus ejecutivos que lo estaban “haciendo todo mal” o que se enfadaba si le decían que algo era “imposible” y “no se podía hacer”. Tenía un carácter rudo. “Un amigo mío, director de una empresa tecnológica, encontró a Jobs comiendo en la cafetería de Apple y quiso hacerse una foto con él. Pero le contestó. Mire, esta es mi hora de comer, no me moleste“, cuenta José Antonio del Moral, experto en TIC y responsable de Alianzo.

Jefe duro y cercano
Consciente de las críticas, Jobs se defendía de las acusaciones de que era cruel, tiránico e irascible. Una vez dijo que “mi  trabajo no es llevarme bien con las personas sino conseguir que lo hagan cada vez mejor“. Solía explicar que “hay gente que no está habituada a trabajar en sitios donde se exige excelencia”. En una entrevista explicó que era imprescindible que fuera duro ya que, decía, “la  innovación no tiene nada que ver con el gasto en I+D. Cuando creamos el Mac, IBM gastaba 100 veces más en investigación. Se trata de buscar el liderazgo. Y eso exige mucho esfuerzo”.

Pero, la verdad, es que si era en efecto un jefe duro, también lo era cercano, una persona  capaz de hacerle una reprimenda a un colaborador, para luego discutir con él, ya más educadamente, las salidas a un problema. Pese a sus prontos, la gente le adoraba. Les encantaba trabajar con él aunque a veces les esperaban jornadas de 16 horas. Jobs sabía imbuirles de la transcendencia de lo que estaban haciendo, hacerles participes de una especie de patriotismo de empresa. Y la verdad es que todo ello funcionaba, pues la rotación era bastante pequeña en comparación con otras compañías. Pese a su egocentrismo e irritabilidad, primaba ante todo el tener un equipo motivado.

Productos de fácil uso y estética irresistible

Es más probable es que la revolución no hubiera triunfado de no haberse preocupado Jobs de crear unos productos irresistibles, fáciles de usar, divertidos y elegantes en su estética minimalista (quizá producto de su adscripción al budismo zen), tanto que llegan a crear una relación emocional entre el usuario y el producto. Algo que el propio empresario había reconocido con frecuencia al subrayar, por ejemplo, que desarrollar tecnología de calidad es importante, pero más aún lo es un gran diseño y la facilidad de uso de los dispositivos. No extraña que, tras su muerte, hubiera mensajes como este. “Querido Steve, te doy las gracias por haber convertido el uso de la tecnología en un placer y no en un mal necesario”.

Nadie discute hoy día el grado de friendliness de los productos de Jobs. Los iPods, iPhones e iPads son aparatos geniales para escuchar música, ver vídeos, jugar y leer contenidos comprados, por ejemplo, en la tienda digital iTunes. Lo que no fue casual sino producto de un esfuerzo y un nivel de exigencia tan intensos que a veces provocaba la desesperación de sus colaboradores. Pero, no podría haber sido de otra manera ya que, según explica Ricardo Pérez, “Jobs siempre estuvo preocupado por la estética y la excelencia en una industria dominada por los ingenieros”. Se ha dicho de él que vivía permanentemente en un cruce entre la tecnología y las bellas artes. Y que, además, consideraba a sus devices como obra de arte. Cuando los mostraba a sus amigos más íntimos, antes de la presentación oficial, estaban cubiertos con una tela que levantaba, sonriente, esperando la admiración de la audiencia.

http://www.grandespymes.com.ar/

Fuente: http://www.emprendedores.es/casos-de-exito/lecciones-steve-jobs

19
Jun
17

NO ERES TU COMPETENCIA. CONOCE, EXPLOTA Y VALORA TUS PUNTOS FUERTES  

No eres tu competencia. Conoce, explota y valora tus puntos fuertes

Por Isa Martínez

¿Te bloqueas pensando en tu competencia, en lo “excelente” que resuelven los problemas de los clientes y tú no estás “ni cerca” de hacerlo así?

No se trata de ignorar completamente a tu competencia, puesto que te sirve como si fuera un termómetro para medir las tendencias del mercado. Pero tampoco se trata de que te paralices.

¿Qué pasa cuando “no te la crees”? Cuando viene esa vocecita que ni siquiera supiste a qué hora entró, y de repente te preguntas quién eres para competir con tal o cual empresa, o en esta industria, etc.

Si alguna de las siguientes declaraciones te suena, podrías estar ante lo que se conoce como “Síndrome del Impostor”:

– “Yo no soy nadie para intentarlo siquiera”
– “Tengo tan poco (conocimiento, experiencia, etc.) que nadie valorará lo que ofrezco”
– “¿Quién va a tomarme en serio?”
– “Soy un fraude”
– “Mis productos o servicios no son tan buenos como los de la competencia, nunca me comprarán”

Como ves, esas frases relacionan tus capacidades con las características de tus productos o servicios. Me dirás: “¿Acaso no son dos cosas diferentes?”.

Sí y no. Aunque no eres tu empresa o lo que ofreces, tus creencias acerca de ti mismo y tu propia capacidad de alcanzar tus metas incidirán en todo eso. No importa cuánto trates de evitarlo.

Más de alguna vez, este tipo de mentalidad podría haberte hecho perder oportunidades. A mí me ha pasado. Así que antes de que comencemos con la auto-compasión, veamos qué puedes hacer para liberarte de eso y progresar:

Pon todo en perspectiva.

La mente nos juega trucos. Es una gran herramienta, pero en ciertas condiciones puede ser nuestra peor enemiga. Bajo estrés, es fácil imaginar las dificultades más grandes de lo que realmente son, por lo que conviene pararse a pensar y medir exactamente el tamaño del problema y pasar a pensar en la solución. Si le das demasiadas vueltas al problema, de tanto andar en círculos te marearás y caerás.

En serio, tienes lo que se necesita.

A menos que seas chef y de repente se te ocurra pensar que tendrías éxito construyendo un cohete para la NASA sin el conocimiento necesario, tienes lo que se necesita para triunfar en tu proyecto profesional.

Si eres bueno en algo, te apasiona, lo más probable es que hayas invertido en prepararte en ese campo, por lo que tienes lo que necesitas para arrancar. Es imposible que lo sepas todo, así que comienza a andar y a menudo el camino te va enseñando lo que debes aprender para sortear los obstáculos y ser cada vez mejor.

Deja de compararte.

Pocas cosas tienen tanto poder para reducir tu autoestima a cero en un segundo como compararte con otros.

Una cosa es aprender de los demás, lo cual es beneficioso porque te reta a salir de tu zona de comfort y alcanzar otras alturas, pero otra es estar tan pendiente de “lo excelentes que son ellos” y de “lo mucho que me falta para ser como ellos” que ahí mismo te detengas y des la vuelta. Así como tú enfrentas tus propios retos, ellos también han pasado por ese proceso, y las historias de cada uno pueden ser tan distintas que, al final, sería imposible -y hasta injusto, con ambos- compararlas.

Si te bloqueas tú, bloqueas a tu empresa.

Aunque tu empresa no eres tú -ni deberías dejar que te defina- lo que creas sobre ti mismo afectará en cómo la veas y, al final, en sus resultados. Henry Ford decía que tanto si dices que puedes, como si dices que no puedes, tienes razón.

Si consideras que lo que ofreces es una necesidad real del mercado, y eres capaz de satisfacerla como ningún otro lo está haciendo, ese afán por entregar productos de calidad se reflejará en lo que tus clientes perciban, y te comprarán. Lo contrario también es cierto. Si te bloqueas creyendo que no eres capaz de dar más, no vas a innovar y tu competencia te adelantará en un abrir y cerrar de ojos.

La mentalidad no lo es todo, pero es el punto de partida.

Con esto no te hablo de que la simple creencia cambia las cosas. Se ha distorsionado mucho el pensamiento positivo, haciendo creer a mucha gente que basta con creerlo para que suceda. No es así. Sin decisiones es imposible avanzar, pero el cambio de mentalidad, de pasar de esperar la derrota a buscar activamente el triunfo, te ayuda a tomarlas en el momento preciso y no perder oportunidades.

Así que deja ya de mirar a otros lados y comienza a reconocer lo que te hace capaz, explota tu forma de hacerlo diferente del resto y -¡por favor!- valora tu manera única de resolver la necesidad de tu mercado. No hay dos tú, así como no hay dos Coca Cola o dos Apple.

http://www.grandespymes.com.ar/

Fuente: https://escuelapararicos.net/no-competencia-conoce-explota-valora-tus-puntos-fuertes/

19
Jun
17

10 principios para liderar la transformación y el cambio

Por Andrés Ortega Martínez | Publicado en Negocios | 19 de Junio, 2017

liderarCada vez son más las organizaciones que han comprendido que su supervivencia depende de su capacidad para gobernar de forma inteligente (y con rapidez…) un proceso de cambio y transformación cultural. Nadie se cuestiona ya la necesidad de adecuar la organización a un nuevo tiempo.

Por lo tanto, el debate (si es que alguna vez debió existir…) sobre si se debe llevar o no a cabo una transformación cultural está agotado, sencillamente resulta estéril. La cuestión esencial es ahora como ejecutar y liderar el proceso de cambio.

Lamentablemente no existen pócimas mágicas ni bálsamos de fierabrás que puedan administrarse a todas las empresas por igual. Cada organización posee una señas de identidad específicas, una idiosincrasia particular que la hace única e irrepetible, un código genético exclusivo… elementos todos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de activar e impulsar el incuestionable proceso de cambio que les permita sobrevivir a este entorno ya bautizado como VUCA (volatility uncertainty complexity ambiguity).

Pero que la alquimia no pueda resolver el problema sobre como abordar el proceso de transformación cultural necesario no es excusa para reflexionar en profundidad sobre una serie de principios que bien entendidos pueden ser claves para liderar la transformación…

1.- El cambio no se produce por pensar en innovar, sino por innovar en nuestra forma de pensar…

Pensar en innovar es una obviedad. La velocidad de transformación será directamente proporcional a la capacidad de la organización para pensar de forma diferente.

2.- El líder de la empresa del S.XXI no debe predecir el futuro, sino asumir que liderará una realidad impredecible…

El liderazgo visionario es un modelo insuficiente para liderar el cambio ante la complejidad. Lo razonable no es tratar de predecir el futuro, sino preparar a la organización para navegar en un contexto empresarial impredecible, inestable e incierto…siempre.

3.- Una organización inicia su proceso de transformación cuando la cultura de la colaboración supera al paradigma del control y conexión se convierte en sinónimo de gestión…

El control y la fiscalización son mecanismos que ralentizan profundamente la transformación. En un entorno empresarial global y conectado, la cultura de la colaboración es el principal acelerador de cualquier proceso de transformación.

4.- Nos han educado pensando que al equivocarnos estamos perdidos, cuando perderse es la mejor forma de encontrar nuevos caminos…

La penalización del error es un freno para liderar el cambio. Desterrar la creencia de que el error es perjudicial resulta crucial para impulsar una transformación cultural. Equivocarse no es perderse, sino más bien encontrar nuevos caminos

Equivocarse no es perderse, sino más bien encontrar nuevos caminos
5.- En la empresa del S.XXI un profesional no debe preocuparse por adaptarse al cambio… debe ocuparse de crearlo…

La competencia “adaptación al cambio” es una reliquia del pasado. La competencia más valiosa que cualquier empresa debe fomentar en sus profesionales será la de crear, impulsar y dinamizar el cambio…

6. Un líder es genuinamente transformador cuando lo primero que pone en cuestión es… a él mismo…

El ejercicio más importante para poder impulsar el cambio en la organización es la autocrítica constante. El líder que mejor puede impulsar un proceso de cambio es el que tiene la capacidad de cuestionarse su propio estilo de liderazgo.

7.- En tiempos de transformación el talento más valioso es el de poder identificar, saber reconocer y querer liberar el talento de los demás…

Liderar un cambio no es una tarea individual sino colectiva. El éxito de un proceso de transformación reside en la capacidad de conectar el talento de toda la organización; por ello, el talento más valioso para liderar el cambio es identificar y liberar el talento de los demás…

8.- El aprendizaje más importante en un proceso de transformación es aprender a aprender de otra manera…

Una de las claves para liderar el cambio no será aprender nuevos conceptos, procesos y metodologías, sino comprender que la forma de aprenderlos será diferente. En la empresa del S.XXI liderar el cambio pasa por aprender a aprender de otra manera.

9.- En la empresa del S.XXI la digitalización de la conversación es una condición imprescindible para la transformación…

En un mercado digitalmente conectado, liderar el cambio implica fomentar y multiplicar conversaciones. Para ello, los entornos 2.0 en forma de tecnología social son vehículos esenciales para transportar las ideas y los comportamientos que aceleran la transformación.

10.- Si lo único que no cambia es el cambio no hay nada más “seguro” que estar en constante transformación…

La seguridad es la utopía del profesional del S.XXI. Cuanta más estática es la cultura de la organización más inestable se muestra ante un mercado que cambia a mayor velocidad. La seguridad es un falso llano que solo se puede ascender… cambiando… 

Vivimos tiempos en los que lo nuevo reemplaza y sustituye cada vez con mayor rapidez a lo viejo. Tiempos en los que aparecen nuevas reglas de mercado, nuevos procesos de negocio, nuevos consumidores y lógicamente nuevos competidores.

Nuevos consumidores y competidores que invitan a pensar que el éxito o simplemente la supervivencia implican desarrollar nuevas competencias, comportamientos y, obviamente, un nuevo liderazgo acorde a estos tiempos…

Tiempos convulsos para aquellas empresas y profesionales que permanezcan estáticos e impasibles… Tiempos, sin embargo, de oportunidad para aquellas organizaciones que revisen los principios necesarios para liderar el cambio…

https://escuelapararicos.net/




Anuncios

Comentarios recientes

Jairo domingo perez… en Cómo se Diseñó la Estrategia H…
Jairo domingo perez… en ¿Cómo alejar la mala suer…
Jairo domingo perez… en ¿Cómo alejar la mala suer…
JUAN LLERA LEON en LOGIAS MASONICAS EN MIAMI
mariomuneramuoz en COMPAÑERO; SEGUNDO GRADO DE LA…
junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos

Eventos próximos

No existen eventos próximos

El gran día7/03/16
El gran día está aquí.
I Voted

Hours & Info

1-202-555-1212
Lunch: 11am - 2pm
Dinner: M-Th 5pm - 11pm, Fri-Sat:5pm - 1am

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.774 seguidores

Sociales

Categorías

Estadísticas del blog

  • 267,998 visitas

Comentarios recientes

Jairo domingo perez… en Cómo se Diseñó la Estrategia H…
Jairo domingo perez… en ¿Cómo alejar la mala suer…
Jairo domingo perez… en ¿Cómo alejar la mala suer…
JUAN LLERA LEON en LOGIAS MASONICAS EN MIAMI
mariomuneramuoz en COMPAÑERO; SEGUNDO GRADO DE LA…

Member of The Internet Defense League

gustavo1941

gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferenciassta.

Ver perfil completo →

Sígueme en Twitter

Parece que la URL de tu sitio WordPress no está bien configurada. Por favor, compruébala en los ajustes del widget.

junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Gr.·.Log.·. de la República Bolivariana de Venezuela

Muy Resp.·. Gr.·. Maest.·. Franklin Enrique López Bejarano.

joseluis6801049

A fine WordPress.com site

Despertar al Ser

Escuela de Reiki y sanación energética

TALLER DE COMPAÑEROS

Todos los trabajos del taller masónico

Bold Commentary

"Writing With No Fear"

Bitácora Anarquista

Artículos relacionados al anarquismo y el Perú

queopinaudblog

Espacio de opinion y debate sobre temas politicos, sociales y ecónomicos de actualidad

diarog2004

Smile! You’re at the best WordPress.com site ever

Josancaballero's Blog

TRAVESIA DEL CABALLERO SIN MESA REDONDA

Aramusa28

Sobre Arte y algunas de sus manifestaciones

masonerialibertaria

Sitio destinado a la defensa y promoción de la democracia, la libertad, los Derechos Humanos y la mas amplia Tolerancia.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Theme Showcase

Find the perfect theme for your blog.

A %d blogueros les gusta esto: