Chile rinde homenaje al Presidente que promovió la educación universal y acogió al exilio español

El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, y el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, el Muy Respetable Hermano Luis Riveros, han encabezado la inauguración frente al Palacio de La Moneda del monumento al Respetable Hermano Pedro Aguirre, que presidió el país entre 1938 y 1941 y acuñó el lema “gobernar es educar“. El presidente Piñera destacó la importancia del legado educativo de su antecesor, que creó más de 500 escuelas y multiplicó por seis la población escolar de Chile, hasta los 616.000 estudiantes. Nuestro Venerable Hermano fue también responsable de la solidaridad de Chile con los refugiados de la Guerra Civil española. Acogió a más de 2.000 españoles, por iniciativa del Querido Hermano Pablo Neruda.

El Gran Maestro de la Gran Logia de Chile recordó los principios, profundamente masónicos, que sustentaron la labor educativa del homenajeado “en su esfuerzo por llevar a los niños el conocimiento, las competencias que le permitan desempeñarse exitosamente en la vida”. Para que la enseñanza pudiese cumplir esta misión social con toda amplitud, el Respetable Hermano defendió que fuese “gratuita, única, obligatoria y laica”. El Gran Maestro recordó que el Respetable Hermano fue “además de profesor, además de académico, un destacado masón al mismo tiempo, que llegó a ser Gran Orador de la Gran Logia de Chile, que es una jerarquía altísima dentro de la institución, y por la cual él se jugó toda la vida. Él murió en este palacio de gobierno siendo un masón activo“.
Al pie del monumento se colocaron ofrendas florales de las Respetable Logias Union Fraternal número 1 y Justicia y Libertad número 5, a las que perteneció nuestro Respetable Hermano, así como también del Partido Radical, de la agrupación Club de la Reforma y de la Central Unitaria de Trabajadores. Cerca de un millar de personas asistieron a la ceremonia, transmitida en streaming con un alcance que superó las 40.000 personas.
Anuncios

“ACCION Y ASUNTOS CORRIENTES”

“La Masonería Búlgara ha mostrado al mundo masónico un ejemplo maravilloso, al superar sus contradicciones internas”

El Trud, el periódico diario de mayor circulación en Bulgaria, ha realizado una larga entrevista al Gran Maestro de la Masonería Española, el Muy Respetable Hermano ‘Oскар де Aлфонсо’, con ocasión de su presencia en el 25 aniversario del retorno de la Masonería Búlgara.

El Gran Maestro de la Masonería Española recalcó la importancia que tuvo en 2015 la unificación de los masones del país en una única Gran Logia regular: “Ha sido una grata sorpresa descubrir, tres años más tarde de un momento histórico para la Masonería mundial, que la Gran Logia Unida de Bulgaria está sólidamente asentada“, afirmó.

La Masonería Búlgara “ha mostrado al mundo masónico un ejemplo maravilloso, al superar sus contradicciones internas“, que debe inspirarnos a todos para “trabajar por la unificación de todas las Logias regulares que operan en la Masonería en cada nación o Estado“.

En la entrevista, el Gran Maestro reflexiona sobre el papel que juega la Masonería Española en la construcción de la Masonería del siglo XXI. “La Gran Logia de España tiene un pie en Europa y otro en Latinoamérica. Nuestra mayor contribución a la Masonería global es conectar esos dos mundos. En todos los países, en todos los continentes, la Masonería es diversa en sus formas, pero los grandes principios de la Masonería nos unen. Tenemos que ir más allá de las fronteras y conectar las diferentes naciones del mundo. España, por razones históricas, culturales y geográficas, tiene el privilegio de ser parte activa de todo este cambio de la Masonería en el mundo“.

En la entrevista, el Gran Maestro aborda los ejes de su tercer y último mandato al frente de la Masonería Española tras su reciente reelección. “Mis prioridades para los próximos cuatro años son: primero, continuar nuestra apertura a la sociedad; segundo, tener un papel protagonista en la resolución de problemas sociales; tercero, que la voz de los masones refleje la voz de la sociedad misma; y, cuarto, teniendo presente la importancia de la educación y la juventud, poner la primera piedra para la creación de la primera Universidad Masónica“.

 

LA CONJURA DE LOS NECIOS

Cortesia del VH Enrique Mascarell San Pedro

Artículo firmado con el pseudónimo “Fiat Lux”, por temor a la posteriores represalias internas en la Gran Logia de España

O como por culpa de unos cuantos necios la Masonería en España no levanta cabeza.

“La naturaleza hace a veces un tonto; pero un fanfarrón  siempre es obra del hombre”.
Ignatius Reilly (“La conjura de los necios”)

Ni el propio Ignatius Reilly, si se hubiese propuesto hundir a la Masonería regular española (y de rebote al resto del movimiento masónico en sus diversas vertientes), no habría tenido tanto éxito como el que han conseguido una serie de personajes y personajillos que han estado al frente de ella, prácticamente desde su fundación.

Sí amigo lector, y seguramente hermano (seas de la obediencia que seas), los males de la Masonería regular afectan al conjunto de la Masonería española, y por  muchas razones: la más importante, no solo no se crece numéricamente (con suerte podríamos decir que está estancada), ya que la mayoría de los que la abandonan no lo hacen para conocer otras opciones masónicas, sino que se van a su casa frustrados y con la sensación de una enorme pérdida de tiempo invertido para nada, amén del dinero que le ha costado la broma.

La segunda, casi tan importante o más que la anterior es por la ausencia de ningún proyecto concreto de tipo social con el que intentar poner en práctica nuestros ideales de querer construir un mundo mejor, y no será por que no hay temas donde es urgente que el pensamiento masónico sea escuchado, por no decir tenido en cuenta: educación, globalización, movimientos migratorios, cambio climático, la incontrolable influencia de los medios de comunicación, el reto tecnológico y sus implicaciones éticas, calidad de vida, etc.,etc. Nuestra aportación no pasa de algunos ensayos de corte intelectual, en muchos casos de dudosa calidad, sobre alguno de estos temas, pero que su ámbito de influencia es tan reducido que apenas salen de las paredes de nuestros templos. Nadie nos hace caso, y lo que es peor, nadie se acuerda de nosotros para pedirnos nuestra opinión, en función de lo que en un pasado fuimos.

La culpa no la tiene la sociedad por ignorarnos. La culpa la tenemos nosotros por no haber hecho nada al respecto y perder tantas energías en rencillas y disputas internas.  ¡Qué lejos quedan aquellas palabras de Óscar de Alfonso, pronunciadas en la Biblioteca Pública Arús, poco después de haber sido elegido por primera vez como G.M. de la Gran Logia de España, y que entre otras cosas dijo: “Si bien las diversas órdenes masónicas han de mantener sus diferencias ritualísticas por razones obvias, ello no ha de ser impedimento para que todas podamos trabajar conjuntamente en beneficio de la sociedad”! ¿Qué ha hecho al respecto?: ¡Nada, cero patatero! Quizás será debido por aquello de lo que dice Ignatius Reilly en el libro: “Sólo me relaciono con mis iguales, y como no tengo iguales (en España), no me relaciono con nadie”.

Pero si miramos el universo masónico de la “irregularidad” (¡qué palabra más fea!), las cosas tampoco lucen por su esplendor.

Si la “regularidad” no crece, tampoco lo hace la “irregularidad”. Un dato: en total en España, contando con todas las obediencias (incluidas “logias salvajes” (¡qué otra palabrita también!) no pasamos de los cinco mil, de los cuales unos tres mil pertenecen a la G.L.E. (40% no españoles). Si tenemos en cuenta que el último masón iniciado en esta orden tiene como número de matrícula el nueve y pico, quiere decir que unos seis mil ya no están por diversas razones, la principal de ellas es que han abandonado, como he dicho antes frustrados y desengañados. Estos sí que son nuestros principales enemigos (y con razones de peso), porque nos conocen por dentro, y no los “tradicionales” (Iglesia, oligarquías, etc.).

Pero volvamos a nuestra querida G.L.E., si queremos recuperar nuestra “memoria histórica” (más bien lamentable), y aprender de ella para no repetir los mismos errores, se recomienda leer el libro “MASONERIA AZUL – Desenmascarando al hipócrita” (mejor hubiese sido utilizar el plural), una acerada revisión de todo lo acontecido, dentro de la G.L.E., desde su fundación, en julio de 1982 hasta el descalabro electoral de José Carretero, a manos del actual Gran Maestro, Oscar de Alfonso.

En dicho libro aparecen numerosos hipócritas, que en nuestra terminología los tratamos de necios, por el resultado real de sus actos, que a la postre han sido nefastos, no solo para la G.L.E., sino para toda la Masonería española en general, y que podrían resumirse en la visión que tenía un gran Hermano, Santiago Sánchez Pradell (O.E.) y pasado Gran Orador de la G.L.E., que cuando se le pedía su opinión sobre los continuos enfrentamientos en la época de Luís Salat, decía: “En Masonería, como en Política, se ha de buscar siempre el consenso ante cualquier situación o problema en el que haya diversos puntos de vista, incluidos los procesos electorales, ya sea para elegir el Venerable de una Logia o para la elección de Gran Maestro. Si el consenso no existe, entonces es cuando se ha de proceder a la votación, de la cual surge siempre un ganador y un perdedor. El gran problema de nuestra Orden ha sido siempre que ni el que gana sabe ganar, ni el que pierde sabe perder”.

Palabras proféticas estas que siempre nos han perseguido como una maldición, hasta prácticamente el último proceso electoral, en el que Óscar de Alfonso ha sido reelegido Gran Maestro, para un tercer mandato consecutivo.

El libro citado más arriba finalizaba, precisamente, con la victoria de Óscar de Alfonso frente a José Carretero, después de la quizás más nefasta Gran Maestría, solo comparable con al de Tom Sarobe.

¿Cuál había sido la trayectoria de Óscar de Alfonso hasta aquel momento? Empezó en Valencia, ciudad en donde reside y ejerce (o ejercía) como abogado a la sombra de Ian Hutchinson (el “capo” de Levante según algunos). Al inicio del mandato de Josep Corominas fue nombrado Gran Maestro Provincial de Valencia y Presidente de la Comisión de Reforma de la Constitución. En este último cargo, hizo todo lo posible para boicotear la propuesta final de reforma (¡y lo consiguió!), puesto que el proceso de elaborar dicha reforma no fue de su agrado, al dar voz directamente a las Logias, en vez de manejar dicho proceso en un ámbito mucho más reducido, y por lo tanto manejable, como podía ser la propia Comisión que elaborara la propuesta u otro de los órganos rectores de la G.L.E. Muchos HH recuerdan aún aquella lamentable Gran Asamblea extraordinaria de Madrid, en la que Óscar de Alfonso instaba, de forma ostensible, la cartulina de color con la que se tenía que votar en contra de la reforma.

Una Asamblea que además de este objetivo, tenía otro de más calado: el de aprobar una moción de censura y reprobación contra Corominas, a partir de un escrito que tenía que leer el Gran Orador, el H. Antolín Aldonza, y que el Gran Maestro le prohibió hacerlo al retirarle la palabra.

En este sentido le damos la razón a Óscar de Alfonso cuando recientemente confesó en el diario “El Pais” que había conspirado contra Corominas.

Es de señalar que durante el mandato de Corominas se produce una ruptura personal importante dentro del Supremo Consejo: Ramon Torres, a la sazón Soberano Gran Comendador, desautoriza a José Carretero, que ya estaba en lides conspirativas contra Corominas, para salvaguardar la neutralidad y la no injerencia del Supremo Consejo en los temas internos de la G.L.E. Esto supone la salida, por no decir expulsión encubierta de Carretero del Supremo Consejo.

Esta ruptura, además del ámbito personal, tuvo graves consecuencias en el futuro, puesto que, una vez Carretero ocupa la gran maestría de la G.L.E. decide “ajustar las cuentas” a quien en otra época había amigo suyo y compañero de fatigas, en sus batallitas contra Luís Salat, pero que ahora es su enemigo. En efecto, poco después de la toma de posesión, Carretero declara la guerra abierta con el Supremo Consejo, y para ello decreta la prohibición de participar en los trabajos ordinarios de los grados filosóficos, por parte de miembros de la G.L.E. No contento con ello, y gracias a la colaboración de algunos HH, también de grado 33 y disconformes con la línea de Ramon Torres, y acuerdan crear una nueva organización filosófica, que administrara los grados del 4º al 33º, iniciativa que acabó en un estrepitoso fracaso, al no obtener el respaldo de ningún Supremo Consejo del mundo, tal como ha quedado magníficamente relatado en el libro mencionado anteriormente.

Lo que no se recoge en este libro es que, por primera vez, en los momentos de mayor crisis interna, se utilizan nuevas herramientas que proporcionan la era digital y las redes sociales, en forma de blog, entre los más conocidos el de “Aprendizmason”; el de “Sherwood” (durante el mandato de Carretero) en el que van apareciendo y participando diversos personajes, con nombres caricaturescos (Sir Choir, Usia, Waldemar de Acre, Sir Hiuscar, Sir Manuelot, Jesulin de Soria, Shell, etc.); y, paralelamente al de Sherwood, apareció otro blog, con mucha menos audiencia o popularidad, con el nombre de “Cartas desde Iwo Jima”.

Desde el principio de la Gran Maestría de Carretero, Oscar de Alfonso le da su total apoyo, siendo a su vez nombrado nuevamente Gran Maestro Provincial de Valencia, pero a medida que se iban produciendo los acontecimientos, se fue distanciando y poco a poco, se fue presentando como una alternativa viable de futuro a Carretero. Para ello no tuvo ningún inconveniente de pactar con el Supremo, así como con grupos formados en la clandestinidad, como H21, “Montesierra” y otros, para garantizarse su apoyo en las futuras elecciones. Si hubiese necesitado el apoyo del diablo, sin dudar lo hubiera negociado. ¡Nuevamente queda demostrado que no mintió cuando afirmó que había conspirado contra Corominas y Carretero!  ¡Y aún tiene la osadía de decir en su facebook que “Hay personas que no son leales a ti, son leales a lo que tú representas; y cuando sus necesidades cambian, así de fácil cambian sus lealtades” ¡

Finalmente, en las elecciones del año 2010, sale elegido Óscar de Alfonso, y durante su primer mandato parece que las aguas vuelven a su cauce: quedan sin efecto las represalias de la época anterior, incluida la reparación pública a los HH de la RL Harmonía, de Granollers, en una Gran Asamblea provincial de Cataluña.

Igualmente se restablecen las relaciones con la Gran Logia de Andorra, absurdamente rotas por Carretero y se restablecen las relaciones armoniosas con el Supremo Consejo del Grado 33ºLas logias pudieron volver a trabajar tranquilamente. Algunos de los principales cargos de la G.L.E. fueron ocupados por HH que se habían destacado por su abierta oposición a Carretero, entre ellos el de Gran Secretario de la G.L.E. o el H. Manolo Torres, que ocupó el cargo de Gran Orador por elección de la Gran Asamblea. Torres tuvo que iniciar un proceso judicial masónico contra Carretero, a instancias de varios HH, por su actuación prepotente y su catastrófica gestión económica, el resultado del cual, como no podía ser de otra forma, acabó con su irradiación, junto con la de sus íntimos colaboradores durante su nefasto mandato.

Muchos HH vieron esta alianza y buena sintonía, como una maniobra personal para afianzarse en la gran maestría, como así fue quedando palpable, a raíz de su segundo mandato, cuyas elecciones ganó por un amplísimo margen al no tener otro contrincante que el H. Ramon Viñals que apenas obtuvo un 10% de los votos. Como consecuencia de este segundo mandato, en las sucesivas reorganizaciones del cuadro de grandes oficiales, fue eliminando, de los puestos clave, a quienes en su día le habían apoyado y substituirlos por otros más afines a su persona y su forma de actuar.

Es cierto que, en general, en los dos mandatos dejó bastante tranquilas a las logias, salvo algunas de su territorio levantino, donde algunos HH (¡escoceses como no!) le estaban incordiando, con una actitud opositora un poco molesta, para su gusto. Evidentemente, se las ingenió para que, de una forma o de otra, acabasen abandonando la G.L.E., en algunos casos utilizando malas artes, ya que una de las prerrogativas que tiene el Gran Maestro es que cuando un Hermano que ha causado baja, aunque sea con plancha de quite, si desea reincorporarse es indispensable que el Gran Maestro concede su “placet i nihil obstat”. Y si no, que se lo pregunten al H. Álvaro Rodríguez. ¡Esta prerrogativa es abusiva, si la baja se ha producido de acuerdo con las normas masónicas, mediante la correspondiente plancha de quite, quien debe decidir el reingreso de un hermano es la logia a la que quiera reincorporarse!

Eliminado Carretero, Corominas en su chiringuito de Matadepera y Sarobe queriendo ejercer de “reina madre”, Óscar de Alfonso no tenía apenas ningún competidor, a excepción de … Manolo Torres, que desde los inicios de su mandato siempre lo vio como un adversario “in pectore” de futuro, a pesar de haber pactado anteriormente con él, para echar a Carretero de su trono.

Es de señalar que, a mitad de su segundo mandato, Oscar de Alfonso tuvo que ser intervenido de urgencia, para hacer frente a un grave problema de salud, que afortunadamente superó (¡las formas son las formas!). No obstante, más de un Hermano pensó que este percance le haría replantear su posible aspiración a un tercer mandato. ¡Craso error!, De Alfonso le tenía cogido el gusto al trono, sobre todo después de haber comandado (y muchos no sabemos ni porqué ni cómo) la potente C.M.I. (Confederación Masónica Iberoamericana), de la cual acabó su mandato de una forma no muy lucida precisamente.

Y llegando al 2018, ya estamos ante un nuevo proceso electoral, en el que se presentan Oscar de Alfonso, Ramon Viñals nuevamente y (¡por fín!) Manolo Torres, que prácticamente ha acumulado todos los grados de todas las diversas corrientes masónicas regulares: R.E.A.A., Emulación, Arco Real, Temple, Malta, Monitor, etc. etc., tanto en España como en Inglaterra (y del resto del mundo mundial). Tan grande es su currículo, como lo es su ambición, cualidad ésta que no es ni buen ni mala, según como se quiera utilizar. Como es masón archiconocido, con mucha mayor antigüedad en la G.L.E. que Óscar de Alfonso, durante todos estos años ha sabido labrarse amistades, alianzas y, como no, profundas enemistades.

Descartado Viñals por muchas razones: edad avanzada, catalán independentista, negociante, “gran nadador y guardián de su ropa” ante todos los GG.MM y pocas dotes de líder ante las masas (en la trastienda es otra cosa), solo quedaron Oscar de Alfonso y Manolo Torres para disputarse seriamente el gran trono.

Manolo Torres se gastó una “pasta gansa” en una campaña periodística de gran calado, ya que por primera vez se utilizó a medios de comunicación exteriores para la campaña electoral. Oscar de Alfonso respondió con una campaña más enfocada en las redes sociales, que también tienen su alcance. Más de un hermano se preguntó: “Si para una organización tan pequeña como la nuestra y que teóricamente es de tipo iniciática, ¿qué hubiese ocurrido si en vez de 3000, fuésemos 50.000 y con una fuerte implantación social, como en Francia, por ejemplo. ¿Qué diferencia habría entre nosotros y cualquier partido político con esta forma de actuar?”. 

Para más morbo, a mitad de la campaña electoral, hizo acto de presencia el inefable Tomás Sarobe, haciendo campaña a favor de Manolo Torres y poniendo a caer de un burro el comportamiento de Óscar de Alfonso, por tierras americanas, sobre todo a raíz del numerito de la “pajita y los cocos”.

Mira Tom, en esto te damos la razón, pero solo en esto, porque en lo demás vale más que te calles, ya que eres el menos indicado para hablar de comportamiento ético. Muchos HH quedaron sorprendidos de esta aparición de Sarobe y si el apoyo a Torres era espontáneo o no (ha habido opiniones para todos los gustos).

El resultado de la votación fue clara, pero no tan abultada como la vez anterior. Oscar de Alfonso volvió a ganar con un 59% aproximadamente de los votos emitidos, frente a un 41% obtenido por Manolo Torres. En varias zonas, totalmente “españolas”: Cataluña, País Vasco, Castilla,… el vencedor claro fue Manolo Torres. Oscar de Alfonso venció, precisamente, en aquellas zonas donde los HH ingleses son mayoría. Una vez más el voto inglés fue decisivo, como en todas las elecciones a Gran Maestro anteriores, lo cual justifica el dicho que la G.L.E. no deja de ser una colonia inglesa. (¿hasta cuándo?).

En cuanto a las relaciones de la G.L.E. con el Supremo Consejo, tranquilos que no hay problema alguno. De ello se encarga el pasado Soberano Gran Comendador, Jesús Soriano. El actual Soberano Gran Comendador, el H. Felipe Llanes, buena persona y con gran preparación masónica, además de un excelente profesional en la vida profana, no tiene “madera” de líder ni está por la labor de “filosofar” de verdad. Es decir, presentar ideas y propuestas, cuyo destinatario ha de ser la sociedad en general.

Pocos días después de los comicios, se produce la primera “espantada”, la de Manolo Torres, que se da de baja de la G.L.E., de todos los cuerpos masónicos colaterales o independientes, así como de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Se dice que ha sido por motivos familiares, pero más de un hermano lo duda, ya que si en vez de perdedor, hubiese ganado, ¿también habría renunciado? ¿Habrá sido un caso más de no saber perder? Pero lo que más ha molestado a muchos HH que confiaron en su proyecto es que los ha dejado en la estacada y si le añadimos que, con la que se está “montando” a raíz de las polémicas declaraciones de De Alfonso al diario “El Pais”, que han indignado a la mayoría de los miembros de la G.L.E., así como a muchos masones de otras obediencias, que han cuestionado su idoneidad para el cargo que ocupa. Ahora nos ocuparemos de estas declaraciones, que tienen su “miga”.

Fue en un amplio reportaje en el suplemento dominical de “El Pais”, en el que hacía un amplio reportaje sobre la masonería española actual, diríamos que bastante objetivo en cuanto su contenido, cuando y sin saber por qué, aparecen unas declaraciones personales de Oscar de Alfonso en las que, entre otras lindezas”, nos dice que “se está planteando entrar en la política, ya que todo lo que se propone lo consigue (sic)”, que “el funcionamiento de la GLE es lo más parecido a un partido político”; que “cuando va a una reunión de Gran Cónclave, ha de entrar con cara de cabrón (sic) y con un machete en la boca”, y que él “conspiró contra Corominas y Carretero”. Al menos se la ha de reconocer que fue sincero, pero tan falto de forma y modos, que otra persona con un poco de dignidad tendría que haber dimitido, pero a él, todo esto de las formas le trae din cuidado.

En la primera reunión de Gran Cónclave posterior a estas polémicas declaraciones, el H. Rafael Rodríguez, de Madrid y representante de Castilla ante el G.C., presentó un escrito, oro puro por lo contundente y conciso, en el que aparte de reprocharle tal comportamiento, y presentar una “radiografía” exacta de la actual situación, le anticipó que, a partir de ahora, los hermanos no se estarían de brazos cruzados sin hacer nada. Como era de esperar, y como pudimos comprobar los presentes, la reacción del Gran Maestro fue furibunda. Pero quién siembra vientos, al final recoge tempestades, y Óscar de Alfonso lleva demasiado tiempo sembrando vientos.

Hay negros nubarrones que amenazan temporal y guste o no, Oscar de Alfonso es el Gran Maestro. Hoy por hoy, no tiene alternativa válida posible, entre otras razones, porque el que podía serlo ha hecho mutis por el foro y ya no está en la G.L.E. Y mientras dura el temporal, siempre nos queda nuestra querida logia, donde refugiarnos y trabajar a cubierto.

La actual situación a la que hemos llegado es culpa de TODOS, o por la acción de unos necios e hipócritas o por mantener el silencio, muchas veces cómplice, lo cual tendría que servir para generar una auténtica catarsis regenerativa, tanto en la G.L.E., por ser la mayor organización masónica española, como de la masonería española en general. Como ya se ha señalado, demasiados hermanos de gran valía masónica y personal han abandonado la nave, y ninguno de ellos manifiesta el más mínimo interés en volver, sobre todo con el actual panorama interno.

El problema no se solucionará con encontrar otro personaje que sustituya al anterior, para seguir actuando con la misma inercia actual, que nos lleva al precipicio. Hace falta un proyecto que guste y engresque a quienes sienten la Masonería en lo más hondo de su corazón. Si el proyecto de Corominas fracasó, y el de H21 no pudo prosperar, tendrá que ser otro. No queda más remedio. Un proyecto, para una profunda reforma democrática de la Constitución y Reglamentos. Lo iniciático es ámbito exclusivo de las logias, de acuerdo con sus ritos y rituales, en cambio los órganos rectores de la Orden han de ser democráticos, aspecto que adolece desde la fundación de la G.L.E.

De una vez por todas se ha resolver el tema de los ingleses, a los que evidentemente no se les ha de negar su condición de hermanos, pero hemos de dejar de ser “una colonia masónica inglesa”.

Esperamos y deseamos que estos movimientos incipientes que se han de producir (o ya se están produciendo) entre bastidores, vayan en este sentido y podamos superar (¿definitivamente?) la actual situación de desánimo.

Como este escrito, también será leído por lectores profanos (no masones), con toda seguridad que podrán pensar que tipo de organización es ésta, que propaga la fraternidad y la tolerancia como divisas más importantes y siempre están peleándose entre ellos, algunas veces internamente y cuando no tienen suficiente, acuden a los juzgados ordinarios. Decirles que una cosa es la Masonería y otra, lamentablemente somos los masones. La Masonería facilita las herramientas necesarias para que el masón pueda crecer internamente y proyecte esta mejora en el exterior, en la sociedad. Otra cosa es si sabemos utilizar dichas herramientas.

El motivo de estas profundas diferencias, ha sido el enfoque inicial que le dio Luis Salat, a la que es la organización masónica más importante de España. Un enfoque más intimista y centrado en la pompa y el boato, así como en actos de beneficencia, pero bastante ajena a los problemas que hoy padece la sociedad, propio de la masonería inglesa. Era el precio para obtener el reconocimiento de la Gran Logia Unida de Inglaterra (el “Vaticano” masónico). El otro enfoque, más propio de nuestra forma de pensar y de nuestra tradición histórica, y sin obviar el aspecto más importante para un masón, el iniciático, es más abierto a debatir y proponer ideas y aportar soluciones a estos problemas que hoy nos afectan a la sociedad en general, como lo fue en un pasado (educación, laicidad, separación de poderes, etc.) del que todos se enorgullecen, pero que no hemos sabido (o podido) adaptar a los tiempos actuales.

Sabemos que, más pronto o más tarde, esta trayectoria e inercia negativas cambiará y, de una vez por todas y para siempre, conseguiremos que necios, hipócritas y fanfarrones nunca más tengan la menor opción para sus tropelías dentro de la G.L.E. y de la Masonería en general.

Hermano Fiat Lux

Nota: Este diario no comparte necesariamente la opinión de sus colaboradores

4 de julio de 1776, los masones y la independencia de los EE:UU

La Masonería ha ejercido una influencia en el establecimiento y desarrollo de los Estados Unidos mayor que cualquier otra institución.

Ni los historiadores generales, ni los miembros de la fraternidad desde los días de las primeras convenciones constitucionales han comprendido cuánto le debe Estados Unidos a la Masonería, y qué papel tan importante cumplió en el nacimiento de la nación y el establecimiento de los hitos de esta civilización moderna.

La influencia de la Masonería en el curso de la guerra de la independencia norteamericana fue a la vez directa e indirecta, general y particular. En algunos casos sirvió como vehículo para el desarrollo de actividades políticas e incluso de naturaleza revolucionaria. Así por ejemplo; la Logia de St. Andrew, en Boston, desempeñó un papel muy importante en el incidente del “té de Boston y también; en la persona de John Hancock, aportó un presidente al congreso continental.

La Masonería impartió sus valores y actitudes al recién formado ejército continental; y es posible que haya tenido alguna relación con la designación de Washington como Comandante en Jefe. Y constituía, asimismo, un vínculo fraternal con los voluntarios procedentes del extranjero; como fue el caso de Steuben y Lafayette.

La Masonería contribuyó a crear una atmósfera general, un clima o ambiente psicológico que ayudó a conformar el pensamiento no solamente de hermanos activos como Franklin y Hancock, sino también de personas que no eran masones.

Sin la Masonería del siglo XVIII, los principios arraigados en el mismo corazón del conflicto  los derechos del hombre – no habrían tenido la influencia que tuvieron.

Es verdad que esos principios les debían mucho a Locke, Hume, Smith y a los iluminados en Francia. Pero la mayoría de esos personajes, sino todos, eran masones; se movían en círculos masónicos o estaban influidos por la Masonería.

Dio forma a los ideales que sustentaron la guerra de la independencia;  y no solo afectaron al pensamiento de los políticos y gobernadores, los planificadores de alto nivel y los que tomaban las decisiones; no solo influyó en las actitudes de hombres como Howe, Cornwallis, Washington, Lafayette, también impregnó a la tropa en la guerra; a los soldados que encontraban en ella un vínculo unificador y un principio de solidaridad, sino que proporcionó un vehículo particularmente eficaz para los colonos que no habían leído a Locke, Hume, Smith y a los iluminados en Francia.

Fue fundamentalmente a través de las logias, donde las corrientes de pensamiento asociadas a esos filósofos se volvieron universalmente accesibles. Fueron en sus trabajos, donde los colonos se enteraron de la existencia de esa excelsa premisa llamada “los derechos del hombre”; y allí aprendieron el concepto de la perfectibilidad de la sociedad.

Así el 7 de junio de 1776, el hermano Richard Henry Lee, propuso oficialmente que las colonias se convirtiesen en “estados libres e independientes”.

Para entonces, la misión diplomática de Franklin en Europa había empezado a dar sus frutos; Luís XVI de Francia había prometido un millón de libras en municiones y un compromiso se consiguió por parte de España.

El 11 de junio, el congreso designó un comité para que redactara un borrador de declaración de independencia. El texto de la declaración, redactado por masones; fue enviado al congreso y aprobado el 4 de julio de 1776.

Cuando se promulgó la Declaración de la Independencia, debió parecer sin duda un gesto quijotesco; como una empresa desesperada. Sin embargo, los hermanos masones, se dedicaron a incorporar sus propios ideales a las instituciones de la emergente república y será en la redacción de la Constitución; donde su influencia será aún más visible.

Christian Gadea Saguier

Marxismo y masonería

Son muchas las razones históricas por las que CULTURA MASÓNICA ha abordado el tema del marxismo y la masonería en el bicentenario del nacimiento de Karl Marx, entre ellas las interrelaciones probadas entre padres significativos del socialismo utópico y el anarquismo, entre los cuales encontramos a Proudhon o Bakunin; las influencias, los ires y venires de los carbonarios, entre sus propias logias operativas, las masónicas y su participación en todos los movimientos revolucionarios socialistas del siglo XIX; el propio ideario utopista que subyace a las ideas socialistas desde Blanqui, hasta Fourier o Ruskin, donde la colectividad espera la llegada, sea esta tomada por la violencia revolucionaria o anhelada místicamente, de una sociedad ideal identificada con la reconstrucción del Templo de Salomón.

Colección
CULTURA MASÓNICA
Materia
REVISTASCULTURA MASÓNICA 
Idioma Castellano; Referencia –9789200005411; Depósito legal- SE-6062-2010; Páginas –110;  Ancho –16 cm; Alto –24 cm; Edición –1
Fecha publicación
16-06-2018

CONTENIDOS

EDITORIAL | MARXISMO Y MASONERÍA 7

TRABAJO, ALIENACIÓN Y EMANCIPACIÓN: UN ACERCAMIENTO BREVE ENTRE KARL MARX Y EL RELATO DE LA FRANCMASONERÍA 11

Un antecedente 12 1845 14 Praxis = Pensamiento + Materia 19 Mercancías, objeto perdido y simulación 21 Alemania 26 París y la alienación 32 La Hermandad 35 Liga de la Justicia 42

TROTSKY Y LA MASONERÍA 47

Introducción 47 Trotsky, un proscrito revolucionario antimasón 48 Los argumentos antimasónicos 50 La compatibilidad 52 Masones y trotskistas, antagónicos, con matices y excepciones 52 Conclusiones muy breves 54

LA DIMENSIÓN COLECTIVA DEL SER HUMANO: EL MARXISMO Y LA MASONERÍA 57

La Edad Media, los gremios, los artesanos y la masonería 64 La masonería como vehículo colectivo actualiza la utopía del ser colectivo 69 Oficio material y oficio sagrado 70 A modo de conclusión 73

LA ALIENACIÓN DEL SER HUMANO EN EL MARXISMO Y EN LA MASONERÍA 77

https://www.masonica.es/libro/cultura-masonica-no-34_81917/

 

EL RITO MASÓNICO TEMPLARIO (PARTE II)

EL RITO MASÓNICO TEMPLARIO Y LA ORDEN DEL TEMPLE

La primera información histórica sobre los Templarios la proporciona un historiador franco llamado Guillermo de Tiro, que escribió entre 1175 y 1185. Guillermo de Tiro escribía sobre acontecimientos anteriores a su tiempo, acontecimientos que él no había presenciado o experimentado personalmente, sino que conocía de segunda o incluso de tercera mano. Sir Steven Runciman catalogo las fechas que da Guillermo de Tiro como confusas y rotundamente erróneas.

Según Guillermo de Tiro, la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y el Templo deSalomón se fundó en 1118. se dice que su fundador fue un tal Hugues de Payen, un noble de Champagne, vasallo del conde de la misma. Un día, sin ser requerido a ello, Hugues y ocho de sus camaradas se presentaron en el palacio de Balduino I, rey de Jerusalén, cuyo hermano mayor, Godofredo de Bouillon, había conquistado la Ciudad Santa diecinueve años antes. Al parecer, Balduino los recibió con mayor cordialidad, y lo mismo hizo el patriarca de Jerusalén, líder religioso del nuevo reino y emisario especial del Papa.

Guillermo de Tiro añade que el objetivo manifiesto de los Templarios era “en la medida en que sus fuerzas se lo permitiese, velar por la seguridad de los caminos y carreteras… cuidando de modo especial de la protección de los peregrinos”. Al parecer, este objetivo era tan meritorio que el rey puso toda un ala de su palacio a disposición de los nueve caballeros. Y a pesar de su juramento de pobreza, éstos se instalaron en tan lujoso alojamiento. Dice la tradición que sus aposentos estaban edificados sobre cimientos del antiguo Templo de Salomón y que de ello sacó su nombre la nueva Orden.

Durante nueve años, nos cuenta Guillermo de Tiro, los nueve caballeros no permitieron que nadie más entrase en la Orden. Se suponía que seguían viviendo en la pobreza, una pobreza tan grande que en los sellos oficiales aparecen dos caballeros a lomos de un solo caballo, lo que da a entender, no sólo fraternidad, sino también una penuria que les impedía tener monturas para todos.

No obstante, parece ser que en el plazo de un decenio la fama de los Templarios se extendió por toda Europa,  las autoridades eclesiásticas les dedicaron grandes elogios y ensalzaron sus cristianas empresas. En 1128 o poco después un opúsculo alabando sus virtudes y cualidades fue publicado nada menos que por San Bernardo, abad de Clairvaux y principal portavoz de la cristiandad en aquel tiempo.

La mayoría de los nueve caballeros regresaron a Europa, donde se les tributó una bienvenida triunfal, orquestada en gran parte por San Bernardo. En enero de 1128 se convocó un concilio eclesiástico en Troyes, en el que San Bernardo volvió a ser el espíritu guía. En dicho concilio los Templarios fueron reconocidos oficialmente y constituidos en orden religiosa-militar.

Hugues de Payen recibió el título de Gran Maestre. Él y sus subordinados serian monjes-guerreros, soldados-místicos, en los que la austera disciplina del claustro se unía a un celo marcial.

En 1139 el papa Inocencio II promulgo una bula según la cual los Templarios no debían lealtad a ningún poder secular o eclesiástico salvo al Papa.

Durante los dos decenios que siguieron al concilio de Troyes la Orden se expandió con una rapidez y a una extraordinaria escala. Cuando Hugues de Payen visitó Inglaterra a finales de 1128 fue recibido con gran adoración por el rey Enrique I. En toda Europa los hijos menores de las familias nobles se apresuraban a enrolarse en la Orden, y de todos los rincones de la cristiandad llegaban inmensos donativos en dinero, bienes y tierra.

Todo esto es lo que narra Guillermo de Tiro sobre los Templarios. Sin embargo, existía por aquellos tiempos un historiador oficial al servicio del rey. Se llamaba Fulk de Chartres, y escribía, no cincuenta años después de la fundación de la Orden, sino durante los años en que se llevó a cabo la 8 misma. Lo curiosos es que Fulk de Chartres no menciona a Hugues de Payen, a sus compañeros y a nada relacionado.

Según Guillermo de Tiro, la Orden del Temple fue fundada en 1118, tenía al principio nueve caballeros y no admitió nuevos reclutas hasta 1127. Consta claramente en los anales, sin embargo, que el conde de Anjou (padre de Geoffrey Plantagenet) ingresó en la Orden en 1120, sólo dos años después de su supuesta fundación. Y en 1124 el conde de la Champagne, uno de los señores más ricos de Europa, hizo lo mismo. Si Guillermo de Tiro no se equivoca, no deberían ingresar nuevos miembros hasta 1127; pero, de hecho, en 1126 los Templarios habían admitido en sus filas a cuatro nuevos miembros. Si el conde de Anjou se hizo Templario en 1120, y si la Orden no admitió nuevos miembros durante los nueve años que siguieron a su fundación, ésta no dataría de 1118, sino de 1111 o de 1112.

Los últimos grados del Rito de York cuentan cómo año primero el de la fundación de la Orden de los Templarios según Guillermo de Tiro, que fue el 1118 de la era vulgar conforme a las expresiones masónicos del tiempo, y escriben como año la diferencia entre la era vulgar o año en curso y 1118.

Ejemplo, 2009 menos 1118 da como resultado 891, siendo este el año vigente para la comandancia de Caballeros Templarios del Rito de York El Rito Escocés Rectificado toma como año primero el de la destrucción de la Orden de los Templarios, que fue el de 1314, y escriben la diferencia entre la era vulgar y 1314, o sea 2009 menos 1314 dan como resultado 695, siendo este el año en curso para el Rito Escocés Rectificado.

A diferencia del Rito de York y el Rito Escocés Rectificado, el Rito Masónico Templario cuanta como primer año el de 1112, el cual coincide a la perfección con las evidencias históricas que datan sobre el verdadero origen del los Templarios. Estas evidencias son recientes, ya que fueron descubiertas durante el transcurso de la segunda mitad del siglo pasado, y desde el año de 1778 se conoce la manera de fechar por parte de los francmasones del Rito Masónico Templario.

Posted by Emilio Raul Ruiz Figuerola at 8:37 PM

Email ThisBlogThis!Share to TwitterShare to FacebookShare to Pinterest

Labels: Masónico

https://eruizf.blogspot.com/2016/06/el-rito-masonico-templario.html

EL RITO MASÓNICO TEMPLARIO (PARTE I)

El Rito Masónico Templario es probablemente el rito más enigmático de toda la Francmasonería, puesto que a diferencia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito de York y toda la gama de ritos masónicos existentes, el Rito Masónico Templario alude a su herencia templaría desde los grados azules.

Está considerado como el máximo legado de la Orden del Temple a la Francmasonería universal, y algunos historiadores afirman que éste pudo ser el primero de todos los ritos masónicos, el cual se fue degenerando hasta conformar el R.·.E.·.A.·. y A.·., el Rito de York, el Rito Francés, etc.

ORIGEN DEL RITO MASÓNICO TEMPLARIO

La fundación del Rito Masónico Templario es desconocida tanto para francmasones como para distintos expertos en historia y sociedades secretas, y es que su precisión tan exacta con respecto a la relación entre Templarios y el gremio de Artesanos de la edad media ha dejado a muchos teóricos estupefactos, al grado de revivir desde hace muchos años la teoría que postula que la Masonería desciende de la mítica Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, mejor conocida como los Caballeros Templarios. Si a esto se añade el hecho de que la práctica del Rito Masónico Templario no es común en las logias de todo el mundo, y que fue mencionado en los panfletos que circularon en Francia durante la década de los sesentas, que demostraban históricamente lo dicho por los Dossier Secrets, entonces muchos especialistas han afirmado que el Rito Masónico Templario fue la primer pantalla que elaboro el Priorato de Sión para su encubrimiento después de la masacre templaría suscitada entre 1307 y 1314, de igual manera, como una manera de que su antiguo brazo guerrero (la Orden del Temple) perseverara.

El primer vestigio del Rito Masónico Templario apareció en Escocia en el siglo XIV, dos siglos antes de que fuese mencionada por primera vez la existencia de la Francmasonería y tres siglos previos a la edificación de la Gran Logia de Londres en el año 1717. Dicho rastro era un texto en prosa titulado “La Mère” (la madre), y narraba como una joven mujer hija de un maestro artesano de Paris es infiltrada por su padre como mucama a la prisión en donde yacía el Gran Maestre Jacques de Molay, con el fin de que el gremio de Artesanos de Paris pudiese ayudar de alguna manera a la Orden del temple en medio de la persecución.

El texto desapareció inexplicablemente en el siglo XVIII, pero su historia se mantiene vigente en rituales efectuados por Francmasones del Rito Masónico Templario, especialmente en el segundo grado y el grado trece, cuando según este Rito se revela el origen de la Francmasonería.

Especialistas en Templarios y Masones han confirmado que la leyenda de “Marie Ange y de Molay” (única del Rito Masónico Templario) pudo ser cierta, y más tomando en cuenta que muchos rituales francmasónicos de otros ritos, incluyendo el R.·.E.·.A.·. y A.·. y el de York, poseen símbolos de ella sin percatarlo.

El planteamiento de la historia o leyenda de “Marie Ange y de Molay” radica en una fusión entre sobrevivientes de la Orden del Temple con parte del Gremio de Artesanos de la Edad Media. La unión entre Orden y Gremio se dio en Escocia bajo el reinado del rey Roberto I Bruce, quien se convirtió por voluntad del propio Jacques de Molay en el nuevo Gran Maestre de los Templarios. La hipótesis sostenida en la tradición de la joven y el viejo Gran Maestre es más sólida en carácter histórico que la teoría postulada por el escritor John J. Robinsón en su libro “Nacidos en Sangre”, quien también se muestra convencido de la relación entre Templarios y Masones. Pese a ello, no puede considerarse como un hecho dicha leyenda.

Los investigadores Michel Baigent, Henry Lincoln y Richard Leigh, escritores del Best Sellers “El Enigma Sagrado” y los especialistas españoles en Templarios Juan G. Atienza y Xavier Musquera argumentan que El Rito Masónico Templario demuestra mediante hechos que la “Carta de Larmenius” no es más que un fraude de asociaciones que se hacen llamar Neotemplarias.

ESTRUCTURA DEL RITO MASÓNICO TEMPLARIO

El Rito Masónico Templario siempre ha sido irregular o salvaje según los criterios establecidos por la Masonería, ya que carece de un mecanismo de estructuración jurídica como lo es un Gran Oriente o un Gran Priorato. Lo que en términos masónicos se conoce como bajo el cobijo de la bóveda celestial. Este hecho ha sido el causante de que incluso muchos militantes de la Masonería desconozcan la existencia del Rito Masónico Templario.

Las logias del Rito Masónico Templario son muy escasas y se encuentran principalmente en Europa, aunque militantes de este tipo de 3 Francmasonería han confesado tener presencia también en el continente americano. Pero como ya se dijo con anterioridad todas las logias masónico-templarías son irregulares y difícilmente podrán ser reconocidas por Grandes Orientes, lo que hace más difícil su expansión.

El Rito Masónico Templario consta de 13 grados, tres azules y diez filosóficos:

  • 1.     Aprendiz de Masón
  • 2.     Compañero Masón
  • 3.     Maestro Masón
  • 4.     Sublime Maestro e Íntimo Asistente Real
  • 5.     Director de Templos y Justiciero Hebreo
  • 6.     Gran Maestro Arquitecto
  • 7.     Arco Real
  • 8.     Soberano Príncipe Rosa-Cruz
  • 9.     Noaquita
  • 10.  Príncipe del Tabernáculo
  • 11.  Caballero de la Serpiente de Bronce y Soberano Gran Comendador de Templo
  • 12.  Caballero Kadosh
  • 13.  Caballero Templario

Se sabe que los Francmasones que alcanzan el máximo grado del Rito Masónico Templario pueden llegar a adquieren un nuevo estatus, por así decirlo, ya que son candidatos para conformar una Orden de caballería completamente jerárquica y secreta, la cual es conocida como la Orden de los Caballeros Templarios (considerada como la misma que fundo Hugues de Payen e intento destruir Felipe IV de Francia). Cabe destacar que es muy difícil poder aspirar a ser miembro de la Orden del Temple, aun cuando se posea el máximo grado del Rito Masónico Templario, puesto que se considera como el nec plus ultra de la Francmasonería mundial.

Investigadores de las sociedades secretas postulan que la Orden del Temple encubre su subsistencia mediante la presencia de todos los Ritos Francmasónicos existentes, principalmente el Rito Masónico Templario, y toda la serie de teorías que se han formulado sobre el cuidado de un enigma que podría derrumbar las bases de la sociedad moderna.

Existe en el Rito Masónico Templario la figura del Gran Maestre y es considerado como el sucesor en línea directa de todos los Grandes Maestres de la Orden del Temple. El Gran Maestre es el líder de la Masonería azul y filosófica del Rito Masónico Templario, y a su vez, funge como principal cabeza de la Orden de los Caballeros Templarios. No se sabe con certeza quienes han ocupado este puesto, lo que hace aún más secretas a este tipo de prácticas masónicas. Teóricos de conspiraciones han manifestado abiertamente muchos nombres de distintos ámbitos, entre los que destacan el político y el artístico, de esta manera se ha comentado que el actual Gran Maestre del Temple es el ex presidente francés Jacques Chirac; recientemente, también corrió el rumor en panfletos parisinos que el actual Gran Maestre es el Presidente Electo de Norteamérica, el demócrata Barack Obama. En el medio artístico y literario se han escuchado nombres como los de Francis Bacon y Alejandro Dumas.

Algunas publicaciones europeas de dudosa procedencia afirman que el último Gran Maestre del Rito Masónico Templario fue el estudioso francés de los mares Jacques Yves Cousteau y que desde su muerte no ha surgido un candidato apto para ocupar el puesto. Otros defensores de esta hipótesis sostienen que el Gran Maestre se dará a conocer en público en el año 2010, trayendo consigo la edificación del Primer Gran Oriente del Rito Masónico Templario a nivel mundial, y por lo tanto el resurgimiento de los Templarios en todo el planeta.

EL RITO MASÓNICO TEMPLARIO Y EL PRIORATO DE SIÓN

Conviene poner de relieve que no existe ninguna lista oficial o definitiva de los Grandes Maestres de la Orden del Temple. Ninguna relación de esta clase ha llegado hasta nuestros días. Los archivos del propio Temple fueron destruidos o desaparecidos y la recopilación de Grandes Maestres más antigua que se conoce hoy en día data de 1342, es decir, treinta años después de la supresión de la Orden y 225 años después de su fundación. A causa de ello, los historiadores, al preparar listas de los Grandes Maestres se han basado en los cronistas contemporáneos.

Previo a que el mundo conociese la existencia del supuesto Priorato de Sión en los textos encontrados en la Biblioteca Nacional de Francia titulados los Dossiers Secrets, el Rito Masónico Templario argumentaba y sigue refutando que la Orden del Temple no tuvo 23 Grandes Maestres, sino que fueron 21. Según la mayoría de las listas de los Grandes Maestres del Temple, André de Montbard (tío de San Bernardo) no sólo fue cofundador de la Orden sino también su Gran Maestre entre los años de 1153 y 1156, aunque otras versiones lo sitúan desde 1154. No obstante, según el Rito Masónico Templario y los Dossier Secrets, André de Montbard jamás fue Gran Maestre, sino que, al parecer, siguió actuando entre bastidores hasta su muerte.

En la mayoría de las listas Bertrand de Blanchefort aparece como el sexto Gran Maestre del Temple, asumiendo el cargo después de André de Montbard. Según el Rito Masónico Templario, Blanchefort no fue el sexto Gran Maestre sino el cuarto, asumiendo tal privilegio en el año de 1153. Años después, los Dossier Secrets concluyeron lo mismo.

Algunas listas de Grandes Maestres colocan a Everard des Barres como el tercer Gran Maestre, pero se sabe que la figura del Gran Maestre, de acuerdo con las constituciones del propio Temple, debía ser elegido mediante un capitulo general en Jerusalén y tenía que residir en dicha ciudad. Las investigaciones revelaron que Everard des Barres era un maestre regional, elegido en Paris, que no piso Tierra Santa hasta muchos años después. Previo al resultado que arrojo esta investigación histórica, el Rito Masónico Templario y los Dossiers Secrets ya lo habían expresado, siendo primero el Rito Masónico Templario en hablar.

Los investigadores Michel Baigent, Henry Lincoln y Richard Leigh se dedicaron a examinar durante años todas las listas existentes sobre los Grandes Maestres de la Orden del Temple, llegando a la conclusión de que la lista expuesta por un libro de ceremoniales del Rito Masónico Templario que databa de 1778 era la correcta. Para su mayor sorpresa esa lista coincidía con la publicada en los Dossiers Secrets Henry Lincoln expreso para la BBC de Londres las siguientes palabras “la lista es correcta, tan correcta, de hecho, que parece ser fruto de información confidencial que ha perdurado en la penumbra durante casi setecientos años”.

Un ceremonial del Rito Masónico Templario es alusivo a las logias de la amistad (el reconocimiento mutuo entre ellas). Ceremonias de este tipo se practican en todos los ritos masónicos, pero ninguna es tan misteriosa como la que ejecutan logias del Rito Masónico Templario. Esta ceremonia recibe el nombre de “las raíces del olmo”, y consiste en plantar un olmo entre dos logias masónico-templarías como símbolo de su alianza.

Según los Dossiers Secrets, hallados muchos años después de que se supiese la existencia de esta ceremonia, hasta el año de 1188 la Orden de Sión y el Temple compartieron el mismo Gran Maestre. Así, Hugues de Payen y Bertrand de Blanchefort, por ejemplo, presidían simultáneamente ambas instituciones. Sin embargo, de 1188 en adelante, después de la “tala del olmo”, parece ser que la Orden de Sión seleccionaría su propio Gran Maestre, el cual no tenía ninguna relación con el Temple. Las fuentes establecen que el primero de ellos fue Jean de Gisors. También se dice que la Orden de Sión en ese año adopto un nuevo nombre que, al parecer, ha perdurado hasta estos días: la Prieuré de Sión.

Las crónicas son oscuras y están mutiladas, pero tanto la historia como la tradición confirman que en 1188 ocurrió en Gisors algo extrañamente raro que llevó aparejada la tala de un olmo. En los terrenos contiguos a la fortaleza había un prado llamado el Champ Sacré (el Campo Sagrado).

Según los cronistas medievales, el lugar era considerado como sagrado desde antes del cristianismo y durante los siglos XII había sido escenario de numerosos encuentros entre reyes de Inglaterra y Francia. En medio del Campo Sagrado se alzaba un viejo olmo. Y en 1188, durante una reunión entre Enrique II de Inglaterra y Felipe II de Francia,. Este olmo, por algún motivo que se desconoce, se convirtió en objeto de discusión seria, incluso sangrienta..

Posted by Emilio Raul Ruiz Figuerola at 8:37 PM

Email ThisBlogThis!Share to TwitterShare to FacebookShare to Pinterest

Labels: Masónico

https://eruizf.blogspot.com/2016/06/el-rito-masonico-templario.html

CONMEMORAN FUNDACION DE LA MASONERIA MODERNA EN EL EXILIO

Gustavo Pardo Valdés 33

VH Ibrahim Bosch

La logia Comandante “Osvaldo Ramírez García No. 3”, Constituyente de la “Gran Logia Unida de las Antillas” (GLUA), a las 4:02 PM del pasado domingo 24 de junio efectuó un brindis fraternal conmemorando la fundación de la Masonería Moderna, ocurrido el 24 de junio de 1717 en la ciudad de Londres, Inglaterra. La actividad se efectuó en la finca “El Arbolito” ubicada en el 20020 SW 147 Ave. (Naranja Rd.) Homestead, Condado Miami Dade.

La apertura del acto estuvo a cargo del VH Ibrahim Bosch López, Venerable Maestro de la logia; quien, después de agradecer la asistencia de los presentes, expuso las razones por las cuales se decidió efectuar el evento en la finca “El Arbolito”, vivero propiedad de la familia López Pérez, dedicada a la venta de  plantas frutales y ornamentales, así como de objetos de artesanía variada.

El hermano Bosch expuso la ejemplar trayectoria masónica que adorna la vida fraternal del hermano Noel, así como su espontanea disposición a brindar un espacio de la antes referida finca, para edificar un local que reuniera las condiciones necesarias de taller durante el horario diurno y de logia o Cuerpo masónico, durante la noche.

Bosch se refirió a intenso trabajo físico y a los costos económicos desinteresadamente asumidos por el hermano Noel, así como a los planes de fundar en esta propiedad una logia masónica Simbólica, una Acacista, y más adelante, una logia de Perfección y un Capitulo Rosacruz que sirva de punto de encuentro a los hermanos(as) residentes en Homestead y Kendal.

Por último, resaltó el apoyo recibido del IH Nelson Ferrer Aportela, Muy Respetaba Gran Maestro; así como del Ejecutivo de la Gran Logia Unida de las Antillas y de su Alta Cámara, significando el poderoso movimiento fraternal que anima a esta Potencia Masónica hispano parlante, el cual está provocando su fortalecimiento y expansión en el Condado Miami Dade.

IH Pedro Sardiñas (al centro)

Por último, el hermano Bosch concedió la palabra el IH Pedro Sardiñas, ex Gran Maestro y actual Gran Secretario de la GLUA para que condujera la ceremonia. El IH Sardiñas se refirió al motivo del acto, resaltando el simbolismo del mismo como factor de la unidad que debe reinar en la Fraternidad masónica universal.

En la ocasión se resaltó el donativo efectuado por el IH Héctor Sardiñas, ex Gran Maestro de la GLUA, quien confeccionó una Escuadra y un Compas, con la letra “G” en su centro, símbolo alegórico a la Masonería Universal el cual fue colocado en el exterior del local.

VH German Rojas 33º

A continuación, hicieron uso de la palabra los VVHH German Rojas (padre), German Rojas Jr. y Noel López anfitrión del evento; quienes se refirieron al profundo lazo fraternal que unió (y une) a los hermanos procedentes de la RL “Conciliación de Madruga”, del Oriente de Cuba. Todos resaltaron su espíritu fraternal y su amor a la Institución Masónica, donde quiera que ella radique.

RH Magdelivia Hidalgo

En el acto estuvieron presentes numerosos directivos de las logias constituyentes del la GLUA; la RH Magdelivia Hidalgo, Muy Gentil Mentora de la logia “Renacimiento Acacista No.1”, auspiciada por la logia “Comandante Osvaldo Ramírez García No.1”, la cual estuvo acompañada por la RH María Negreira, ex Gentil Mentora, y otras hermanas Acacista de dicho Taller; así como de hermanos afiliados a los distintos Cuerpos Escoceses Subordinados al Supremo Consejo del Grado 33 de Lengua Española para el Sur de los EE UU.  .

VH Francisco Burcet

Es de interés aclarar que este brindis se efectuó dentro del espirito fe TOLERANCIA, que es uno de los propósitos esenciales que anima la DOCTRINA Masónica; recordando que el 24 de junio de 1717, surgió en Londres la Masonería Moderna, SIN MAS APELLIDOS que son la causa que propician el dogmatismo y la intolerancia en el seno de una noble Institución.

Los Masones hispano parlantes radicados en el Sur de la Florida, reciben con sus brazos abiertos a TODOS los masones del planta.

MAPA DE LA FINCA “EL ARBOLITO”

Mapa de 20020 SW 147th Ave, Homestead, FL 33033

Jose M. Bolaños, PV de la Logia Comandante Osvaldo Ramiez Garcia No. 3

VH Roberto Ortega Morales

RH Maria Negreira, ex Gentil Mentora

VH Eugenio Leal. RL Estrada Palma, del Oriente de Cuba

Los Grandes Maestros rinden homenaje en Washington D.C. al Libertador de América

La Gran Logia de España ha participado en el Brotherhood Festival organizado por la Gran Logia del Distrito de Columbia. El Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso, junto a los demás Grandes Maestros presentes en el encuentro, participó en la ofrenda floral ante el monumento al Querido Hermano Simón Bolívar, Libertador de América.

Influido desde su infancia por los pensadores de la Ilustración y los valores liberales, Bolivar ingresó en la Masonería en 1803 durante su estancia en Cádiz y recibió los grados de Compañero y Maestro en París. Quiso extender el sistema presidencialista, producto de las elecciones libres y la organización federal, que observó durante su viaje a Estados Unidos. Fracasó en su propósito de consolidar una Gran Colombia, ideal de unidad republicana en toda América del Sur, pero está considerado como el artífice de la independencia de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.