MASONERIA EXILIADA; LA IMPORTANCIA DE ELEGIR A LOS MEJORES

Gustavo Pardo Valdés 33

Resultado de imagen para simbolo de malos lideres
Imagen de https://www.google.com/

Se aproxima el tiempo de efectuar las elecciones generales para elegir a los Grandes Funcionarios que dirigirán los trabajos de las Obediencias masónicas hispano parlantes radicadas en el sur de la Florida.

Nos es un secreto la trascendencia de situación actual por la que atraviesan dichas entidades, hecho éste que resalta la suma importancia que reviste el saber determinar y elegir a los candidatos mejor preparados para lidiar con los posibles escenarios en los cuales cada Gran Logia tendrá que moverse.

Es usual que desde varios meses antes de efectuarse el proceso electoral, se comiencen a barajar el apoyo a posibles aspirantes a ocupar los máximos cargos en cada una de estas Obediencias, hecho éste que debe ir acompañado de extrema prudencia y el estudio de las características personales, la ejecución y la trayectoria institucional de cada posible candidato.

Resultado de imagen para simbolo de malos lideres
Imagen de https://www.google.com/

Al escoger a un buen aspirante, debe valorarse su capacidad para motivar e inspirar al resto de los masones afiliados a la Gran Logia a permanecer fieles a los objetivos generales de la Institución. En el caso contrario, habremos de enfrentar las amargas consecuencias de elegir a alguien que frustre y conduzca al Organismo a la anarquía, al caos y su fraccionamiento.

La R.L. Comandante Osvaldo Ramírez García No. 3 pasó por momentos muy difíciles y amargos que la pusieron ante el riesgo inminente de su disolución, cuando nos encontrábamos bajo la jurisdicción de una Gran Logia dirigida por un personaje altamente autoritario que ha provocado que dicha entidad sea apenas una ficción.

Basados en esta amarga experiencia, nos vimos en la necesidad de incluir en nuestro reglamento un acápite que especifica “La Respetable Logia Comandante Osvaldo Ramírez García No. 3 se reserva el derecho a unirse o separarse de cualquier Obediencia Masónica, siempre que así  lo considere necesario y beneficioso a sus intereses y al mejor cumplimiento de sus principios y fines”.

Esperamos que nunca mas sea necesario ejecutar dicho enunciado.

Anuncios

La Fraternidad de un Masón

Los textos de Masonería nos dicen: “La masonería es una asociación esencialmente fraternal y una escuela de superación espiritual”.

Se entiende por fraternidad a la unión y buena correspondencia entre hermanos o entre los que se tratan como tales. Luego de mi iniciación como Ap.·. Mas.·., el término fraternidad ha ganado otro sentido en mi vida. Al estar en contacto fraternidad01con personas a quien no había conocido anteriormente y sentir que me brindaban su afecto y respeto como si nos conociésemos de toda la vida, me di cuenta de algo que el V.·. M.·. Pronunció en aquella ceremonia de iniciación.·. “Que somos hermanos”. El término fraternidad proviene del latín frater=hermano; entonces, yo estaba no entre amigos, sino entre hermanos.

La amistad implica el conocimiento mutuo entre dos seres y que está condicionada a la correspondencia y cierta afinidad de pensamiento, gustos y aficiones. Pero a la vez, la amistad es muy frágil, ya que cualquier discrepancia podría romperla. Es por ello que hay un dicho que dice que a las amistades hay que cuidarlas como a una flor y cultivarla con mucha sutileza.

La fraternidad en cambio es un lazo indestructible que nos une con nuestros semejantes en nuestros intereses comunes; sin implicar condición alguna. Es una expresión que proviene del alma, es una manifestación libre del amor hacia nuestros semejantes. No importando que tengamos diferentes creencias, ideología, gustos, aficiones o diferente posición social.

Proclamada como dogma religioso en el Antiguo y Nuevo Testamento, la fraternidad ha sido enseñada también como principio filosófico por los estoicos de Grecia y Roma, a partir de allí el término de fraternidad fue adoptado por algunas asociaciones, luego surgieron las hermandades y las cofradías derivadas del mismo origen etimológico de fraternidad.

Como mencioné, la fraternidad implica muchos vínculos con nuestros semejantes y que se traduce en afecto aún en gente que nunca hemos visto y que unidas a una comunidad de intereses que es la búsqueda de nuestro perfeccionamiento espiritual, cooperan con nosotros para lograr nuestros ideales, de manera espontánea y libre de prejuicios.

Cuenta una pequeña leyenda que en el año de 1789, cuando se promulgaron “los derechos del hombre y del ciudadano”, se habló en un inicio de la justicia, la igualdad y la libertad.

Pero no se puede hablar de igualdad si no se es fraterno y no se puede hablar de libertad sin fraternidad; y porque la justicia solo puede ser impartida por alguien similar o un hermano; es así Valores Masonicosque el término quedo estampado como igualdad, fraternidad y libertad. En la conmemoración de los 200 años de la revolución Francesa las autoridades de ese país dijeron que no iban a hablar de los excesos en dicha revolución pero si de la fraternidad que hubo entre esos hermanos y compañeros porque sin  pensamiento libre e igualitario no se hubiese llevado dicho cambio que llevo a una nueva estructura social en Francia y en el mundo.

Fraternidad es el aprendizaje de nuestra propia naturaleza, que nos induce a conocernos a nosotros mismos, por el conocimiento de nuestros semejantes y a la vez es el compañerismo de nuestros semejantes, para con nosotros mismos lograr alcanzar nuestros ideales.

Fraternidad es la maestría que nos conduce por los senderos de perfección a través de la enseñanza mutua.

Fraternidad es esa flama que ilumina y descubre todas esas ciencias ocultas, que existen en nosotros mismos, que nos muestran la razón de nuestra propia naturaleza.

Fraternidad es dominar nuestra lengua y evitar que de ella salga la intriga y la calumnia; porque la intriga y la calumnia ahogaran el amor fraternal y lo cambiarán por odio y desconfianza; fraternidad es ofrecer, dar, sin esperar recibir nada a cambio, comprensión y tolerancia.

Asimismo se puede decir que para fraternizar hay que reconocer nuestros errores y estar dispuesto a reconocer los errores y fallas de los demás.

Nadie podrá saber el significado de fraternidad y fraternizar, si no está dispuesto y disponible a ser fraternal, porque primero tenemos que ser fraternales si queremos saber lo que es fraternizar. Recordemos que primero es dar y luego recibir.

Pero, ¿Se puede ser fraterno con todo el mundo? Quizás no, pero el hombre moderno hizo de la fraternidad un término que es la solidaridad. La fraternidad no es masiva ni colectiva, ni de la cultura de las masas sin rostro y sin alma. El amor fraterno implica a los hermanos reconocerse como personas distintas, únicas e irrepetibles pero iguales en dignidad y derechos iguales ante Dios. No podemos construir fraternidad a partir del individualismo ni desde la masificación.

Finalmente, la fraternidad hay que conquistarla y mantenerla; esto exige la comprensión, el perdón y la renuncia al egocentrismo.

http://revistamasonica.com.py/blog/la-fraternidad-de-un-mason-2/

Tipos De Logias Masónicas

 photo 57F5A520F_zpscfb32f13.gif

FreemasonPasport1785_1La palabra “Logia” Se refiere tanto al grupo de personas que forman un cuerpo masónico independiente como al lugar de reunión, el cual recibe también los nombres de Taller y de Templo masónico.

Tipos de logias masónicas

En la actualidad, las distintas Logias Masónicas se distinguen por su nombre y por el número con que han sido inscritas en la obediencia, ya sea Gran Logia o Gran Oriente, al que están asociadas o federadas.

Gran Logia o Gran Oriente: la unión de varias logias masónicas, constituye una obediencia masónica.

Logia Madre: nombre que un masón da a la Logia en que ha sido iniciado. Recuérdese el poema de Kipling My Mother Lodge.

Logia Azul o simbólica: nombre que se da a las logias que trabajan en los grados masónicos de aprendiz, compañero y maestro masón.

Logia de Investigación: son aquellas que hacen hincapié en un estudio profundo de temas masónicos.
Generalmente, las logias se consideran “justas y perfectas”, es decir, con todos sus derechos y obligaciones masónicas, cuando están compuestas al menos por 7 maestros masones.
Algunas obediencias masónicas permiten crear Triángulos (3 miembros) y logias simples o justas (5 miembros).
Las Logias simples o Triángulos masónicos son estructuras regulares para el trabajo masónico, pero que dependen de otra Logia constituida “Justa y Perfecta”.
En estas estructuras masónicas de 3 ó 5 miembros no se permite realizar ceremonias de iniciación, ni de subidas a los grados de Compañero o Maestro.

En la tradición masónica, “logia” se relaciona con “Logos” que significa verbo, palabra, aunque no existen evidencias filológicas al respecto. De ahí que se denomine así al lugar de reunión donde se habla o se transmite enseñanza a través de la palabra. También proviene del sánscrito “loka”, que significa mundo o lugar, haciendo alusión a que la Logia representa al mundo.

https://luxland1.wordpress.com/2013/11/12/tipos-de-logias-masonicas/

MASONRIA EXILIADA; UN EJEMPLO DE SABIDURIA FRATERNAL.

Gustavo Pardo Valdés 33

Resultado de imagen para foto de la sabiduria masonica
https://www.google.com/

Durante casi seis décadas la Gran Logia Unida de las Antillas (GLUA) ha logrado superar innumerables escollos externos e internos, logro que ha sido posible gracias al espíritu de abnegación y el amor a la Institución sostenido por sus miembros y, en particular, por quienes en diversas épocas han asumido su liderazgo.

En estos momentos, la GLUA es la única Institución masónica hispano parlante radicada en la Florida, que ha logrado incrementar el número de sus miembros; e, inclusive, incorporar nuevas logias a su jurisdicción. ¿Cómo ha podido lograr esto cuando otras instituciones fraternales, tanto sajonas e hispana, han evidenciado un franco retroceso? Ciertamente, no ha resultado nada fácil.

Creo que la respuesta más cercana a la realidad, lo constituye la sabia elección de los masones que desde sus inicios han asumido su liderazgo; alguno de los cuales ya han partido al Eterno Oriente, en cambio, otros aun permanecen trabajando incansablemente por esta Gran Logia.

La R.L. Comandante Osvaldo Ramírez García No. 3 se incorporó a la GLUA en el año 2016, tras un tiempo de desafortunados sucesos que conllevaron a nuestra separación de la Obediencia a la cual nos hallábamos unidos.

El entonces Muy Respetable Gran Maestro, IH José Troyano, y su ejecutivo de trabajo, nos abrieron las puertas de la GLUA, haciéndonos sentir parte de ella, aun cuando nuestra Logia se hallaba “bajo Bóveda Celeste”, es decir, no afiliada a ninguna Gran Obediencia Masónica.

En Marzo de 2017 resultó electo Gran Maestro el IH Nelson Ferrer Aportela, quien ha realizado una labor fratrnal de altos quilates, máxime en tiempos en los cuales la Masonería exiliada en general ha enfrentado muy serios riesgos, entre ellos:

  1. Disolución de la Federación de Masones Exiliados Cuba Primero
  2. Perdida de una logia y de un significativo número de miembros por parte de la Gran Logia de Cuba de AL y AM, del Oriente de Miami.
  3. La anti fraternal labor de zapa efectuada por ex miembros de la antes dicha Gran Logia.
  4. El ataque sistemático de la oficialista Gran Logia de Cuba, del Oriente de La Habana.

Todos estos retos han sido exitosamente enfrentados por el antes mencionado Gran Maestro, quien se encuentra asistido por un equipo de ex Grandes Maestros, que fungen como sus más cercanos consejeros.

Entre estos valiosos hermanos, es preciso destacar a los IIHH Pedro Sardiñas (actual Gran Secretario), Héctor Sardiñas, Luis Rodríguez Almeida, José Troyano, y otros de suma importancia, como indudablemente lo es el ex Gran Maestro y actual soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de la Lengua Española, IPH Gabriel Vieria Barceló.

El próximo mes de marzo de 2019, será el momento en que se efectúen las elecciones generales para elegir a los nuevos Grandes Funcionarios que habrán de dar continuidad a la ingente tarea emprendida por los fundadores de este Alto Cuerpo Masónico y sus continuadores.

Gracias al GADU, existen suficientes candidatos a ocupar estos altos  cargos, confío en que persista la tradicional sabiduría que ha provocado el actual de bienestar fraternal que hoy puede ostentar la GLUA.

No obstante, creo fundamental que antes de apoyar a un candidato a ocupar la Gran Maestría, es conveniente seguir la trayectoria fraternal realizada por el hermano en cuestión, y muy importante, buscar la opinión que del mismo prevalece en su Taller, evitando con ello reincidir en los errores que han conllevado al desastre que contemplamos en otras Potencia.

El arbol de la vida y su correspondencia con el templo masonico

Por: EDGAR EDWIN CASTILLO SOLACHE

El idealismo masónico encuentra su génesis en las diversas corrientes filosóficas y esotéricas de la antigüedad y de las adaptaciones de los antiguos rituales operativos de los constructores de catedrales. Esto se hace constar a través de los documentos masónicos que identifican su filosofía iniciática con la alegoría bíblica de la construcción de un templo, el Templo de Salomón.

Según el relato bíblico, el Rey Salomón construyó un templo dedicado a Dios y así cumplió con la Voluntad de su padre el Rey David. El templo expresa la unión del espíritu y la materia, así como el matrimonio del la tierra y el cosmos, ya que el modelo para su construcción se tomo de este modelo superior, para cumplir con el principio de correspondencia: “Como es arriba es abajo”.

Sabedor de que la tarea era muy complicada el Rey Salomón al percibir su incapacidad para dirigir la obra, le solicito a Hiram Rey de Tiro que le suministrara los materiales y los trabajadores para erigir el Templo, el rey Hiram accedió y además le envió a un director de obra llamado Hiram Abif refiriéndose a él de la siguiente manera:

“Yo, pues, te he enviado un hombre hábil y entendido, Hiram-Abif, el cual sabe trabajar en oro, plata, bronce y hierro, en piedra y en madera, en púrpura y en azul, en lino y en carmesí. Así mismo sabe esculpir toda clase de figuras, y sacar toda forma de diseño que se le pida, con tus hombres expertos, y con los de mi señor David tu padre.”

Esta descripción destaca el conocimiento que poseía el maestro Hiram-Abif sobre las distintas ciencias, artes y oficios de la época, así, la geometría, la astrología y la aritmética fueron fundamentales para edificar el templo.

De la misma tradición judaica se desprenden las enseñanzas de la Cábala, que en sus fuentes expresa una cosmogonía geométrica en su diagrama llamado Árbol de la vida, este Árbol se compone de diez esferas o sefirots, que para los rabinos representan las emanaciones divinas de Dios a través de las cuales creo el mundo, que al hermano masón observador y perseverante en sus estudios le permitirá comprender el simbolismo en cada uno de sus grados.

De la misma forma en que el templo original del Rey Salomón se dividió en tres cámaras; el vestíbulo de la entrada; Ulam, seguida del Heijal, la estancia principal y la tercera cámara, en el nivel más alto el Devir, para los cabalistas el Árbol de las emanaciones se divide en tres triadas; la primera triada corresponde al mundo intelectual por Kether, Chocmah y Binah, la segunda concierne al mundo moral o de los sentidos por Chesed, Geburah y Tiphareth, mientras que Netzach, Hod y Jesod, la ultima Triada representan al mundo material, por ultimo Malkut la décima esfera se encuentra en la parte más baja de la escala, la Creación, y se relaciona con mundo inferior.

De esta manera, el diagrama del Árbol de la Vida se encuentra también el templo masónico y tiene una relación directa con la jerarquía de los oficiales de nuestra logia.

Primera triada, el mundo de las ideas.

Kheter, el Equlibrio, se encuentra en el trono del V:. M:. que dirige los trabajos, sus brazos en escuadra se extienden hasta el Or:. la esfera Chocmah la inteligencia iluminadora y hacia el Sec:. el entendimiento, la inteligencia que memoriza es llamada Binah.

Segunda triada, el mundo moral y de los sentidos.

Chesed y Geburah corresponden al H Hosp:. y al Tes:. la misericordia siempre bienhechora y la severidad en la rectitud. La esfera Tipharet le conviene al M:. de Cerem:. es la Belleza en el orden de nuestros trabajos.

Tercera triada, el mundo material.

Hod y Netzach (Eternidad y Victoria) se asocian con los VVig:. la eterna victoria del espíritu sobre la materia, el Comp:. sobre la Esc:., su virtud es la ausencia del egoísmo por el auxilio brindado a los AApr:. y CComp:., en comparsa del Prim Exp:. la esfera sefirotica Yesod, que significa Fundamento, según la liturgia este oficial, conocedor de nuestros antiguos misterios, es el responsable de ejecutar los ritos de iniciación en los diferentes GGr:.

El umbral de las lágrimas, el mundo profano es retejado por el G:.T:. el último esplendor, Malkut, la materia.

Los principios de Dualidad y Equilibrio se manifiestan en las CCol:. del Temp:. y el Trono del V:. M:. La Col:. B:. es el principio pasivo, Inteligencia, Misericordia y Eternidad, La columna J:. es activa; Sabiduría, Severidad y Victoria. Entre la Misericordia y la Severidad se erige Kheter; el Equilibrio, La Belleza, la Génesis y la Creación.

Pero la década sefirotica no solo describe caracteres filosóficos y morales, Oswal Wirth, encuentra en cada una de las esferas una referencia con el microcosmos, que constituye nuestro cuerpo. La sabiduría, el cerebro, la Inteligencia que fluye por los órganos de la palabra, la garganta, la Misericordia en el brazo derecho, la Rigidez el brazo izquierdo, la belleza en el corazón, la Victoria y el Esplendor en cada una de nuestras piernas, el Fundamento en los órganos de la generación y la materia en nuestros pies.

De esta manera QQ:. HH:. hemos revisado una pequeña parte de la enseñanzas de nuestra augusta institución y hemos comprendido que en nuestro Templo formamos parte de un simbolismo vivo que se estudia en las páginas del Rito de la Vida.

https://trabajosmasonicos.wordpress.com/2016/08/12/el-arbol-de-la-vida-y-su-correspondencia-con-el-templo-masonico/

El Individualismo No Es Tan Malo.

IndividualismoVSColectivismo-225x300

El individualismo no goza de buena prensa en casi ningún sitio. Se le pone en los antípodas de la solidaridad. Si te identificas como individualista es fácil que se sospeche de ti y de tus intenciones; se te catalogue como egoísta e insolidario -como si fuesen la misma cosa- y poco o nada bueno se pudiese esperar de ti. Algunos, incluso, lo identifican con posturas políticamente sospechosas en las que la maximización del beneficio propio fuese la única garantía de la libertad personal.

Los que no tienen simpatía por el individualismo olvidan que los sujetos tomados uno a uno no viven en conflicto porque sus expectativas choquen con las de otros, sino porque la uniformidad que presupone la sociabilidad anula la diversidad, por lo que las discrepancias asoman a las primeras de cambio y colisionan con las de otros. No tienen en cuenta que un exceso de sociabilidad igualitaria nos lleva a considerar como enemigos a los que no son de “los nuestros”, sea por raza, lengua, religión, etc. Y de ahí a perseguirlos, hay muy poco.

En la masonería se habla con frecuencia de la fraternidad, de su extensión la solidaridad, y de cómo una y otra forma son eficaces métodos para atajar el individualismo: ese mal que aqueja a la sociedad y tantas desgracias trae. ¿Pero cuáles son esas desgracias? Porque si repasamos la historia, las grandes desgracias en formas de guerras o masacres las han protagonizado “mesías solidarios” que querían salvar al mundo de algo llevándose por delante a quienes no veían claro eso de ser salvados por una verdad eterna, un proletariado o una patria.

Por el contrario los individualistas no quieren salvar a nadie, y menos contra su voluntad, cosa que suelen obviar los “solidarios”. No es que los individualistas no tengan valores, es que no quieren imponerlos. Pueden que esos valores coincidan con los “oficiales” -que seguro que sí en muchos casos, porque no vivimos en burbujas-, pero en los casos en que no es así no nos convertimos en apóstoles de ninguna verdad y entendemos, en la mayoría de las ocasiones, que otros tengan otros valores aunque no los compartamos, y si nos dejan intentamos explicarles qué nos parece su punto de vista. Hasta ahí llegamos. Pero lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones nos trae al fresco su opinión y su modo de vida, mientras no sobrepase los límites en los que seguro coincidimos con “los solidarios” como inaceptables. O no. Porque a lo mejor sus límites y los míos son distintos.

Una confusión muy común es la de considerar al individualista como una especie de autista social, que habrá casos en que así sea, pero no es lo habitual. Los individualistas no son asociales, son más bien transaccionales: tú, tienes tus valores, y yo, los míos, y como convivimos en un espacio común nos ponemos de acuerdo para ver cómo nos manejarnos en esas cosas que tenemos que compartir, pero no porque lo diga “la sociedad” -que no es nadie-, sino porque tú y yo lo acordamos. De individuo a individuo. Y cuando haya que revisar algo lo revisaremos, pero sin que tú ni yo nos arroguemos ser representantes de “la sociedad” o “lo solidario”.

Otra confusión es la de ver al individualista como un insolidario que ante una desgracia o emergencia se retira y sólo piensa en sí mismo. Error. El individualista lo que no quiere es que le metan en el mismo saco que a todos bajo esas pretendidas mayorías silenciosas que usurpan su voz. El individualista lo que quiere es ser él sin que nadie tenga que dar la cara por él. Está convencido de que cada palo debe aguantar su vela y ser responsable de sus actos; que eso, lo de las delegaciones pasivas en “ya lo atenderán otros” no va con él.

Por eso el individualista es el mejor para afrontar una crisis. Leí hace tiempo que en un pueblo del sur de Suecia hubo un escape de cloro por un accidente de tráfico. La población se refugió en un edificio público habilitado para estos casos por los servicios de protección civil. Todo funcionó como sólo una comunidad tan madura como la sueca podría hacerlo, pero… cuando llegaron los servicios de emergencia, varias horas después, descubrieron que a pesar del intenso frío a nadie se le había ocurrido encender la calefacción. Nadie había tenido la iniciativa de hacer algo que no se había dicho en los cursillos de actuación en emergencias y a nadie se le ocurrió que se podría hacer si no estaba autorizado. Un individualista habría quemado un par de mesas para hacer una hoguera si hubiese sido necesario, porque el individualista desconfía por naturaleza de que las cosas funcionen según se espera que van a funcionar.

Ricardo Fernández.

 fraternidadhumanismo4

https://masoneriamixta.es/2014/12/el-individualismo-es-tan-malo/#.W6F5vKDPzb0

ABRE NUEVO TRIANGULO MASONUICO EN HOMESTEAD

Gustavo Pardo Valdés 33

Siendo las 3:00 P.M. del día 16 de Septiembre de 2018, la Respetable Logia “Comandante Osvaldo Ramírez García # 3” se constituyó en el 20202 SW 147Ave Homestead, Miami 33187, (finca EL ARBOLITO) con la finalidad de establecer un TRIANGULO MASONICO autorizado por la Alta Cámara de la Gran Logia Unida de las Antillas (GLUA).

Un Triangulo Masónico es una organización mínima masónica, la cual puede hallarse formada por tres o más Maestros Masones, sin rebasar el número mínimo requerido para establecer una logia regular. Los Triángulos Masónicos son organizaciones creadas por un tiempo limitado, cuyo objetivo final es la creación de una futura logia. Su estructura es muy simple: un presidente, un secretario y un tesorero, que serán designado por acuerdo de la logia auspiciadora (de la cual también forman parte los miembros del Triangulo.

De acuerdo a lo antes dicho, eeste nuevo recinto masónico será una oportunidad para agrupar a los hermanos masones residentes en sus inmediaciones, quienes actualmente se hallan inafiliados por motivos de trabajo y la distancia que necesitan recorrer para asistir a las reuniones masónicas que se efectúan en el edificio de la GLUA.

La reunión estuvo presidida por el Venerable Maestro titular de la Logia, Comandante Osvaldo Ramírez García No. 3, V. H. Ibrahim Bosch López el cual fue asistido por los funcionarios siguientes: Primer Vigilante, V. H. Juan M. Bolaños: Segundo Vigilante, V. H. Félix López Tito, Secretario, V.H. Gustavo Pardo; Tesorero, V.H. Francisco Burcet; Orador, V.H. Noel López Arencibia; Hospitalario, V.H. Ariel Portilla; Maestro de Ceremonias, V.H. Fausto Hernández Phan;  P. Diacono, VH Rubén Santos; Segundo Diacono VH Conrado Rodríguez.

También se hallaban presentes los VVHH Roberto Julián Ortega; Germán Rojas, de la RL Hijos de Conciliación; Rolando Hernández y Manuel Ñañez, ambos de la RL Conciliación del Oriente de Madruga, Cuba y Juan Eugenio Leal, de la RL Estrada Palma, del Oriente de Playa, Cuba.

El VH Ibrahim Bosch López, Venerable Maestro de la logia Comandante Osvaldo Ramírez García no. 3, destacó la importancia del acto, significando que ello representa un hecho histórico, tanto para nuestra logia, como para la GLUA, considerando que la misma se extiende al sur del Condado Miami Dade, brindando con ello a los hermanos masones inafiliados, la oportunidad de retomar su trabajo fraternal, así como de extender la Luz Masónica a los  aun no iniciados en la localidad.

Así mismo, el VH Bosch se refirió al apoyo que en todo momento ha recibido de parte del IH José Troyano (cuando éste era Gran Maestro) y del IH Nelson Ferrer Aportela, Muy Respetable Gran Maestro de la GLUA, los ex Grandes Maestros, y sus Grandes Funcionarios, quienes, jamás han puesto el menor obstáculos a las iniciativas y propuestas efectuadas por nuestro Taller.

Debe mencionarse que todos los presentes estuvieron de acuerdo en que la unidad, la armonía y el espíritu fraternal que hoy disfruta la GLUA, es el fruto del desarrollo de una política fraternal inteligente y capaz, hecho que ha garantizado la fortaleza de toda la cadena solidaria que prevalece en la Gran Logia Unida de la Antillas.

La sesión concluyo a las 5:30 pm, después de la cual se efectuó un apetitoso brindis.

 

‘Lodge 49’ capta la pureza de la fraternidad masónica entre gente corriente

La crítica ha acogido con expectación el estreno en España de la serie ‘Lodge 49‘ que aporta una visión poco común en el cine y la televisión de la Masonería. Lejos de las teorías de la conspiración, la Antigua y Benévola Orden del Lince de la serie es un mundo extraordinario donde gente corriente se reúne fraternalmente en una búsqueda ética y moral del sentido de la vida, más allá de los bienes materiales. Como resume la crítica de El País, “en Lodge 49 hay poco lujo y muchas deudas, una serie sin héroes ni villanos y donde no hay superhéroes, solo gente de calle en un universo que parece mágico de lo real que es“.

En un mercado atestado de series que buscan diferenciarse con grandes nombres de Hollywood o conceptos vanguardistas que coquetean con la ciencia ficción, ‘Lodge 49’ apuesta por algo mucho más sencillo: el corazón. Lo que ofrece al espectador es una cita semanal en un lugar donde sentirse bien, donde tomar una cerveza y explorar emociones tan humanas como el duelo o el fracaso. Y, juntos, intentar avanzar“, cuenta Fotogramas.

El autor de la serie, Jim Gavin, cuenta que la trama está inspirada en los misterios que guarda la Masonería, una sociedad iniciática ampliamente respetada en Estados Unidos, pero que ha visto descender su membresía en las últimas dos décadas. “Siempre me habían obsesionado las sociedades esotéricas. Vivieron su auge en Estados Unidos después de las guerras, en los cincuenta y sesenta, con la proliferación de la clase media“, explica a La Vanguardia el autor de la serie, Jim Gavin. “Quería hacer un happy place pero realista, que la serie fuera para el público lo que la logia es para Dud: un lugar donde pasar el rato en buena compañía y relajarse“, añade. “Es la historia del renacimiento de un tipo de comunidad que parecía extinguirse, como la clase media, que ahora parece en vías de extinción“.

Como explicaba Gavin a Fuera de Series, las innumerables Logias Masónicas del sur de California “parecen reliquias del pasado, pero todavía pasas por delante de ellas en el coche. Tenía esta imagen en mi cabeza de un joven desesperado llamando a la puerta de uno de estos sitios, y un hombre mayor que le abre la puerta. La semilla de una relación de mentoría fue el comienzo. Hemos creado todo un mundo alrededor de eso” para “atrapar un sentimiento en una época en el sur de California, y quizás en el país, en un lugar que está fuera del tiempo“.

El actor Wyatt Russell, que interpreta al surfista californiano que, tras varios reveses vitales, llama a la puerta de la Logia explica a Sensacine que “los espectadores quedarán sorprendidos porque esta no es como ninguna serie en el sentido de cómo se cuenta la historia. No hay gente con pistolas, ni personas matando personas, rupturas familiares, ni nada de eso. Sino que es más sobre cómo sobrevivimos en el día a día“. Sin duda, una serie para acercarse a las profundas razones que llevan a millones de personas en todo el mundo a vivir la experiencia fraternal de la Masonería.

Apuntes sobre la masonería en Brasil

Publicado por 

Q.·.H.·., no podía ser de otro modo, casado con una maravillosa mujer brasileña y contando con inmejorables amigos y hermanos en el increíble país brasileño, mas bien temprano que tarde, tenía la obligación moral de escribir unas pequeñas lineas sobre nuestra orden en dicho país.
Figuras tan importantes en la historia como “Tiradentes“, Bento GonçalvesGiuseppe Garibaldi, son muy conocidas por todos los brasileños; lo que quizás no todos sepan es que eran miembros de una Sociedad conocida como Masonería. No seré yo quien pueda dar clase de historia a los brasileños, ni lo pretendo. Simplemente quiero escribir unas lineas que muestren como la masonería se fue asentando en el país. Espero no cometer muchos errores y que a todos los brasileños que puedan leer estas líneas les agrade lo que encuentren en las mismas.

 Existen evidencias de actividades masónicas en Brasil hacia finales del siglo XVIII en  Río de Janeiro, casi a  buen seguro por parte de Franceses que habían llegado del continente Europeo. En esa época, Brasil se encontraba bajo la colonización portuguesa y se supone que la mayoría de los miembros que promovieron al revolución contra dicho colonialismo eran masones.

Esta revolución comenzó con la insurrección de Vila Rica ( en Minas Gerais) en el año de 1789. Algunos historiadores afirman que uno de los cabecillas de esa revolución, “Tiradentes” había sido iniciado por José Alvares Maciel. El  propio Maciel fue la fuerza propulsora del movimiento contando con la ayuda de intelectuales, militares y sacerdotes que estaban de acuerdo con las mismas ideas de libertad de la masonería de la época. Tiradentes fue capturado y condenado a muerte.
La prueba de la conexión masónica con la revolución la ven muchos investigadores en el triángulo equilátero (Símbolo conocido masónico) circundado por las palabras: Libertas Quae Será Tamen (libertad aunque sea tarde) que lo rodeaba y que formaba parte de la bandera del movimiento.
Durante esta época surgieron varios personajes que con sus ideas influyeron de gran manera en las  ideas libertarias; podemos citar al Almirante Aristide Aubert Dupetit Thouars que llega a Brasil en 1791 y funda el grupo “Os Cavaleiros da Luz”. Cuando Dupetit regresa a Francia, continúa su trabajo Lacher, estamos por el año 1796 y se dice que este hombre fundó una logia masónica con el nombre de Cavaleiros da Luz y que es considerada por muchos como la primera Logia Masónica en Brasil.
Uno de los acontecimientos más importantes sucede en 1804: tres delegados del Gran Oriente Lusitano llegan a Brasil con la intención de fundar nuevas Logias y surgen así las Logias “Constancia” y “Filantropia” al tiempo que la Masonería se aleja del control Portugués volviéndose autónomas.
Durante la época en que el Rey Juan VI de Portugal se refugia en Brasil la masonería no vive una buena época, este Rey, apoyado en la bula condenatoria del Papa Clemente VII, manda cerrar todas las sociedades secretas de Brasil..y la masonería no era la excepción.
El 26 de Abril de 1821, el Rey regresa a Portugal, queda al mando su hijo Pedro de Alcántara y José Bonifacio será su tutor y consejero, hombre este que era masón. Un año después, el 17 de Junio de 1822, se fundan varias logias o se reabren las antiguas, surgen así logias como “Esperança de Niterori”, “União e Tranqüilidade” o “Comercio e Artes”. José Bonifacio figuraba entre ellas y fue sería 1º gran maestro del Grande Oriente del Brasil, formado a partir de la logia “Comercio e Artes” o, cuando menos, fruto de la misma. Sabiendo que la masonería apoyaba las ideas de independencia de Portugal, Bonifacio buscó apoyo en la masonería inglesa por medio de Hipólito José da Costa, masón brasileño residente en Londres.
Demos un salto y pasemos a la época del Imperio. En ese momento en Brasil existía dos Grandes Orientes rivales: el Gran Oriente de Brasil bajo el mando de Bonifacio y el Grande Oriente Brasileño bajo el mando del Senador Vergueiro. Aunque hubo intentos de unión no fructificaron, como resultado de varias acciones que sería largo contar aquí, el Grande Oriente de Brasil fue tomando cuenta paulatina de todas las Logias y el Gran Oriente de Francia  y la Gran Logia de Inglaterra acabaron por reconocerla. El 24 de Octubre de 1832 se publica la primera Constitución del Gran Oriente de Brasil, escrita por  Bento Gonçalves , que había restablecido los lazos fraternales con Bonifacio
Giusseppe Garibaldi llega a Brasil en 1834 y se aproxima a los republicanos y toma parte en la “Revolução Farroupilha” junto con el General Davi Canabarro. Viendo el fin de l a Republica, Bento Gonçalves dispensa a Garibaldi de sus funciones y en 1841 este se desplaza a Uruguay donde es iniciado como masón en 1844.
En 1863 la paz reinaba en la Masonería, pero justo en ese año ocurre un cisma entre los seguidores del Rito Francés y los del Rito Escocés. El resultado es una dispersión entre diferentes Ritos y grupos masónicos. Unos que siguen a los franceses y otros a los escoceses y, para complicarlo aún mas, también se establece el Rito de York.Surge un enfrentamiento también entre Iglesia y Masonería pero que finaliza en 1885, volviendo a la normalidad en ese sentido.
No hay muchos documentos que demuestren que la masonería tome parte activa en la proclamación de la República, con todo, su primer presidente, Deodoro da Fonseca, era gran maestro del Grande Oriente de Brasil.
En 1927 João Pessoa es asesinado y provoca la Instauración de un Estado nuevo con Getúlio Vargas como Presidente y la masonería se ve muy influenciada por el acontecimiento.
Las Logias que seguían el Rito Francés derogan la obligación de la Biblia y de los trabajos al GADU y acepta ateos en sus logias. El Gran Oriente de Brasil se opone a esto siguiendo las tradiciones Inglesas de 1717 y el año 1935, La Gran Logia de Inglaterra, que considera esencial la creencia en un Ser Supremo y en una vida futura, firma un tratado con el Gran Oriente de Brasil estableciendo acuerdos mutuos. La paz vuelve a la Masonería Brasileña, pero dura poco, en el año de 1948 un grupo de masones de Minas Gerais crean el Gran Oriente Unido  que sobrevivirá unos diez años, hasta que Benjamín Sodré promueve la unificación.
En la actualidad  se cifra en más de un millón los masones brasileños, sigue ha existir una diferencia entre los que siguen el Rito Escocés y los que siguen el Rito Francés, con todo, de acuerdo a lo que mis hermanos de Brasil me indica,  parece que las Obediencias Brasileñas están trabajando duramente en vista a su aproximación.
Y aquí remato esta larga entrada, que no deja de ser un resumen, espero no haber cometido muchos errores  y, si los he cometido,contar con vuestra compresión y perdón.

Correciones posteriores 
Un Q.·.H.·. brasileño ha tenido la gentileza de comunicarme los siguientes datos sobre la entrada superior:

  1. Sobre Tiradentes no existe ningún registro que demuestre que era masón, aunque los indicios apunta a ello.
  2. El emperador D.Pedro I (en Portugal D.Pedro IV) recibió el nombre simbólico “Guatimozin” en su iniciación.

Solo añadir que la Logia a la que pertenece este Q.·.H.·. recibe el nombre de Guatimozín.

Fuentes: Wikipedia, Masonería en America de Moretti

LA MASONERIA Y LA INDEPENDENCIA DE BRASIL

 
Pedro I, primogénito del rey Juan VI de Portugal, emperador del Brasil  y rey de Portugal, iniciado el 5 de agosto de 1822, fue instalado Gran Maestro del Gran Oriente de Brasil el 5 de octubre de 1822
 
     

   Desde su implantación en Brasil en 1797 hasta el fin de la Republica Vieja en 1930, la masonería como organización o a través de sus miembros, ha sido en buena manera responsable de los grandes acontecimientos que configuraron el país actual. A finales del XVIII y comienzos del XIX, la vanguardia del pensamiento (burgueses, intelectuales, nobles, militares, clérigos…), formaron parte desde el primer momento de los cuadros de las logias masónicas junto con otros que lo hacían atraídos por su curiosidad sobre los temas esotéricos o, posteriormente, cuando se asoció la masonería al poder, o quienes sencillamente buscaban prestigio e influencia social. Debido a la carencia de Universidades, los hijos de las familias con recursos de Brasil eran enviados a estudiar a Europa, normalmente a la Universidad de Coimbra en Portugal o a la Universidad de Montpellier en el Sur de Francia. Allí entraban en contacto con las ideas revolucionarias y los nuevos conceptos liberales, lo que propiciaba el que se afiliaran a alguna organización secreta, que era la única manera de poder desarrollar sus inquietudes.

   Antes de surgir en Brasil las primeras sociedades de carácter masónico, la masonería como filosofía, indirectamente, influía en la formación de la nueva sociedad brasileña. El trabajo se inició en los clubes literarios, academias y grupos patrióticos que realizaban actividades artísticas e intelectuales, y contribuían a difundir las nuevas ideas que germinaron en los movimientos emancipadores.

   La masonería hizo acto de presencia en Brasil en 1797 a bordo de un barco francés que fondeó en la Bahía de Todos los Santos próxima a Salvador, cerca del Monte Cristo. Allí se constituyó la primera logia llamada Cavaleiros da Luz. A partir de 1800 son fundadas las primeras logias masónicas con fines claramente reformadores o políticos, pero revestidas con la liturgia masónica. En 1806 el virrey prohíbe todas las actividades masónicas en Brasil, pero a pesar de ello siguieron sus actividades. En 1815 se funda la logia Comercio y Artes en Río de Janeiro que tendría un importante papel en los acontecimientos de la Independencía.

   Huyendo de los franceses, el rey de Portugal João VI, había trasladado su corte a Brasil en 1808, y en 1815 transformó la antigua colonia en Reino Unido de Portugal, Brasil y el Algarve. En 1810 los ingleses expulsan a los franceses de Portugal y gobiernan el país con el consentimiento de João VI, que se queda en Brasil. El 1818, después de la Revolución PernambucanaJoão VI prohíbe las sociedades secretas en el Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve. En 1820 la Revolución de Porto, de carácter liberal, con participación protagonista de miembros del Gran Oriente Lusitano, y muchos militares, consigue expulsar a los ingleses, establece un gobierno provisional, elabora una Constitución también provisional e impone al rey João VI tres exigencias principales; que acepte la Constitución, que acepte el nuevo Gobierno y le ordena su vuelta inmediata a Portugal junto con su familia.

   João VI aceptó las exigencias y regresa a Lisboa el 24 de abril de 1821, sin olvidarse de llevarse el tesoro, dejando Brasil en una crisis económica y politica sin precedentes y habiendo nombrado dos días antes como Regente en Brasil al príncipe heredero, su primogénito de 23 años de edad, Pedro de Alcántara, Bragança y Borbón. La vuelta de João VI a Brasil permite la reorganización de la masonería en Río bajo la dirección de Joaquim Gonçalves Ledo. A las cortes portuguesas, que querían devolver a Brasil la condición de colonia, no les agrado que Pedro de Alcántara se hubiera quedado en Brasil. Temían, no sin razón, que ocurriera lo que ya estaba ocurriendo en el resto de países americanos, que Brasil se independizara.

   Unos meses después de la salida de João VI de Brasil, se reinstala la logia Comercio y Artes. A partir de ella se formó en 1822 la primera Obediencia Masónica Brasileña llamada el Gran Oriente Brasiliano o Brasilico (GOB). Fueron elegidos por aclamación como Gran Maestro, Jose Bonifacio de Andrada y Silva, Gran Maestro Adjunto, el Mariscal Joaquim de Oliveira Alvares, Primer Gran Vigilante Joaquim Gonçalves Ledo y como Gran Orador el Padre Januario de Cunha Barbosa que serían , junto con el Principe, los grandes protagonistas de la Independencia.

   Realmente el GOB estaba dividido entre dos tendencias, la monárquica representada por José Bonifacio de Andrada, y la republicana encabezada por Gonçalves Ledo. Estos diferentes puntos de vista trascendían las paredes de las logias masónicas reflejándose en la prensa. Gonçalves Ledo tenía mayoría dentro del GOB, pero Bonifacio de Andrada era persona de confianza del príncipe.

   El grupo republicano liderado por Gonçalves Ledo, que tenia como base la logia Comercio y Artes de Río, se posicionó inicialmente a favor del decreto de las Cortes portuguesas pensando que si el príncipe Pedro de Alcántara volvía a Portugal seria más fácil la independencia, el Gobierno General de Brasil se desplomaría y las Regiones se rebelarían proclamándose diferentes republicas independientes.

   Para neutralizar las acciones de este grupo, los monárquicos, incluidos los masones con Bonifacio de Andrada a la cabeza, se movilizaron e hicieron llamamientos a la población para que Don Pedro se quedara como garantía de una posible independencia. La presión fue tan fuerte que los republicanos cambiaron su estrategia y se adhirieron a los monárquicos trabajando de forma conjunta durante un tiempo. Realmente, el grupo de Bonifacio lo que no quería era la separación de Portugal y pensaban que si Don Pedro regresaba, las posibilidades de que Brasil se dividiera en Republicas independientes eran muy altas. En todo este proceso, como no existían los partidos políticos, las logias masónicas se comportaban como incipientes organizaciones políticas. De hecho, en algunas de ellas, cuando se ingresaba, se juraba luchar por conseguir la independencia.

Jose Bonifacio de Andrada y Silva (1763-1838) Gran Maestro del Gran Oriente de Brasil
 

   Las principales fuerzas económicas que se oponían al proceso de independencia eran los comerciantes de Porto que querían recuperar el monopolio del comercio con la excolonia. Don Pedro, como Regente, constituyó un primer gobierno formado solo por brasileños, la mayoría masones, juntamente con el ministro de origen portugues, Farinha, que le habia sido fiel. Como Ministro del Reino (primer ministro), Justicia y Extranjero nombró a Jose Bonifacio Andrada. Un primer objetivo de Jose Bonifacio fue restaurar la unidad brasileña que se había eliminado por el decreto de las Cortes firmado por João VI en 1821. Para ello convocó un Consejo de Estado de las provincias de Brasil que iba a servir de Consejo asesor de Don Pedro. Así, en los primeros días de mayo de 1822, la logia masónica Comercio y Artes de Río decidió, por unanimidad, ofrecer a Don Pedro el titulo de “Protector y Defensor perpetuo del Brasil”. Don Pedro aceptó el título, aunque pidió que se quittara el calificativo de Protector.

   En este mes se originaría otro conflicto entre los partidarios de Bonifacio y de Gonçalves Ledo. Los segundos eran partidarios de convocar una Asamblea Constituyente que tendría como misión elaborar la primera Constitución brasileña. Los primeros eran contrarios a esta idea en ese momento. Gonçalves Ledo movilizó a la opinión pública y a la prensa en defensa de la convocatoria. La presión hizo que Don Pedro aprobara la iniciativa y la Asamblea fue convocada al día siguiente por un Decreto. Esta Asamblea no comenzó sus trabajos hasta once meses después, el 3 de mayo de 1823.

   En Julio, a propuesta del propio Jose Bonifacio, Don Pedro fue votado y admitido en la masonería de modo que el 2 de agosto de 1822 fue iniciado, adoptando el nombre simbólico de Guatimozin. Tres días después, a propuesta de Ledo, fue elevado al grado de maestro masón.

   El 20 de Agosto, en un inflamado discurso en el GOB, Gonçalves Ledo proclama la Independencia de Brasil. El día 28 de Agosto llegan a Río de Janeiro los nuevos Decretos (nº 124 y 125) de las Cortes de Portugal que anulaban todos los actos del Príncipe, inclusive la convocatoria de la Asamblea Constituyente y la del Consejo de Estado, exigiendo el inmediato retorno del príncipe Pedro. El 14 de Agosto, Don Pedro viajaba hacia São Paulo con el propósito de controlar la revuelta que se había organizado contra la gestión de los Andrada, quedando como regente su esposa Doña Leopoldina. La Regente convocó el Consejo de Estado el día 2 de Setiembre, del que formaban parte Gonçalves Ledo y Jose Clemente Pereira. Allí se acordó enviar los Decretos de Portugal a Don Pedro pidiéndole que declarara la Independencia. Don Pedro tomó conocimiento del contenido de las cartas e indignado proclamó la separacion de Brasil de Portugal con el famoso grito de “Independencia o Muerte”. Era el 7 de septiembre de 1822.

   El 9 de septiembre, el GOB, ignorando el manifiesto de Don Pedro en São Paulo, convocó Asamblea Extraordinaria presidida por Joaquim Gonçalves Ledo y aprobó apoyar la inmediata proclamación de la independencia con el nombramiento de Don Pedro como primer rey de Brasil. El 12 de Setiembre el GOB decide en Asamblea proclamar a Don Pedro como rey constitucional de Brasil enviando emisarios a todas las provincias.

 
Estatua de Joaquim Gonçalves Ledo (1781-1847) en el monumento a la independencia, Sao Paulo, Brasil.
 
     

   Entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre de 1822 (fechas de la última asamblea presidida por Bonifacio y del juramento y toma de posesión de Don PedroLedo organizará una jugada política en contra de Jose Bonifacio para desplazarlo de la cúpula del GOB; el príncipe es elegido como Gran Maestro, quedando Jose Bonifacio relegado a Gran Maestro Adjunto. El príncipe aceptó el cargo y el 4 de octubre fue instalado como Gran Maestro del GOB. El 12 del mismo mes, Don Pedro es aclamado como emperador de Brasil con el nombre de Pedro I, siendo coronado el 1 de diciembre de aquel año. Solamente tres provincias se adhieren a la Independencia: Río de Janeiro, Sao Paulo y Minas Gerais. Bahía y Pernambuco, que tenían tropas portuguesas, no lo hicieron. Pará, Maranhao, Piauí y Alagoas también se mantuvieron fieles a Portugal. La Provincia de Cisplatina, actual Uruguay, ocupada por un regimiento portugués, tampoco. La situación para Pedro I era bastante complicada con su Imperio quebrado y bajo mínimos. Los portugueses centraron su ofensiva en Salvador (Bahía) enviando grandes contingentes de tropas y armas. Pero en Julio de 1823 los portugueses, perdedores, abandonaron Salvador, después MaranhãoParáy finalmente todo el Nordeste. A final de mes las Cortes portuguesas fueron disueltas y su ejército regreso para Europa. La guerra había finalizado y la Independencia estaba consumada.

   Volviendo a 1822, el 21 de octubre Pedro I como Gran Maestro del GOB manda a Gonçalves Ledo que suspenda los trabajos del Gran Oriente. Pero el día 25, ocurren dos acontecimientos simultáneos, por una parte se realiza el cierre de actividades en el Libro de Oro del GOB, sin comunicación a la Asamblea, y por la otra Pedro I como Gran Maestroenvía una nueva carta a Ledo mandando reiniciar los trabajos de la logia. Entre los días 21 y 24 Ledo había mantenido contactos con el Gran Maestro del GOB para evitar este desenlace, sin ningún resultado aparente. Cuando recibió la segunda carta los acontecimientos políticos manejados por el grupo de Bonifacioya no le permitieron continuar con su actividad anterior. Dos días después de la segunda carta del emperador, los hermanos Andrada (Jose Bonifacio y Martim Francisco que era Ministro da Fazenda) en una estrategia bien calculada presentaron su dimisión a Pedro I. Rápidamente los seguidores masones de los Andrada se movilizarón, presionarón y consiguierón que el emperador los restituyera en los cargos. Los Andrada, fortalecidos por este acto, iniciaron desde el poder una investigación que desencadenó de forma inmediata en una fuerte represión contra el grupo de Ledo. Estos acontecimientos se conocen como la “Bonifacia”. Realmente Ledo había puesto las cosas fáciles a los Andradacometiendo un gran error cuando intento imponer a Don Pedro, en su aclamación como Emperador del Brasil (el 12 de Octubre), un juramento previo de la Constitución que aún no había sido redactada.

   Ledo, con el auxilio del cónsul de Suecia, consiguió escapar a Argentina. Jose Clemente Pereira fue preso y el 30 de diciembre de 1822 fue deportado a Francia junto con Januario de Cunha Barbosa. Otros masones fueron presos y después liberados. Las logias acabaron sus trabajos y el GOB abatió columnas hasta 1831, año de la abdicación. Desde el Gobierno se fomentó la idea ante la opinión pública de que la Masonería era la enemiga del emperador y de la Monarquía.

 Redactado por: Antonio Masanés, Experto Universitario en Historia de la Masonería en España y América por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Madrid).

https://www2.uned.es/dpto-hdi/museovirtualhistoriamasoneria/6historia_%20masoneria_paises/masoneria_independencia_brasil.htm