El escudo o estrella de David 

simbolos judios -estrella de David- escudo de David

 El Escudo de David (o como se le conoce más popularmente, la Estrella de David) es el símbolo más comúnmente asociado con el judaísmo hoy en día, pero en realidad es un símbolo judío relativamente nuevo. Se supone que representa la forma del escudo del rey David (o tal vez el emblema en él), pero no hay realmente ningún apoyo para esa afirmación en ninguna literatura rabínica temprana. El símbolo no se menciona en la literatura rabínica hasta la Edad Media, y es tan rara en la literatura y las obras de arte judías primitivas que los peritos de arte sospechan que la obra es falsificada si encuentran el símbolo en las primeras obras judías.
Estudiosos como Franz Rosenzweig han atribuido al símbolo un profundo significado teológico. Por ejemplo, algunos notan que el triángulo superior se esfuerza hacia arriba, hacia Dios, mientras que el triángulo inferior se esfuerza hacia abajo, hacia el mundo real. Algunos notan que el entrecruzamiento hace que los triángulos sean inseparables, como el pueblo judío. Algunos dicen que los tres lados representan los tres tipos de judíos: Kohanim, Levitas e Israel. Algunos notan que actualmente hay 12 lados (3 exteriores y 3 interiores en cada triángulo), representando las 12 tribus. Si bien estas teorías son teológicamente interesantes, tienen poca base en los hechos históricos.
El símbolo de los triángulos equiláteros entrelazados es común en Oriente Medio y África del Norte, y se cree que trae buena suerte. Aparece ocasionalmente en obras de arte judías primitivas, pero nunca como un símbolo exclusivamente judío. Lo más cercano a un símbolo judío “oficial” en ese momento era la menora. En la Edad Media, a los judíos a menudo se les exigía llevar insignias para identificarse como judíos, al igual que en la Alemania nazi, pero estas insignias judías no siempre eran familiares al Escudo de David. Por ejemplo, una pintura del siglo XV de Nuno Gonçalves muestra a un rabino con una insignia de seis puntas que se parece más o menos a un asterisco.
En el siglo XVII, se convirtió en una práctica popular colocar la estrella de David en el exterior de las sinagogas, para identificarlas como casas judías de adoración de la misma manera que una cruz identificaba una casa cristiana de adoración; sin embargo, nunca se ha dado ninguna explicación de por qué se eligió este símbolo, en lugar de algún otro símbolo.
bandera de israel- estrella de david- simbolos judios
El escudo de David ganó popularidad como símbolo del judaísmo cuando fue adoptado como el emblema del movimiento sionista en 1897, pero el símbolo continuó siendo controvertido durante muchos años después. Cuando se fundó el estado moderno de Israel, hubo mucho debate sobre si este símbolo debía ser usado en la bandera. Hoy en día, La estrella de David es el símbolo universalmente mas reconocido de la judería. Aparece en la bandera del Estado de Israel, y el equivalente israelí de la Cruz Roja se conoce como el Magen Rojo David.
Anuncios

Poetas críticos se reúnen en la capital cubana

Por Lynn Cruz

Rafeal Amanza (sombrero) y Rafael Alcides.

HAVANA TIMES – Este sábado santo se encontraron los poetas disidentes Rafael Alcides, Bayamo (1933) y Rafael Almanza, Camagüey (1957), en un jardín de Nuevo Vedado. No fue cualquier jardín, el milagro ocurrió en la casa habanera del poeta bayamés.

Almanza viajó desde su ciudad natal, ubicada en el centro de la Isla, animado por Instar (Instituto de Artivismo Hanna Arendt), proyecto liderado por Tania Bruguera.

Como en la Grecia antigua, y rodeados de discípulos, dialogaron y confrontaron al hombre postmoderno Almanza y al sensualista Alcides.

Entre los presentes figuraba el escritor Ángel Santiesteban, Premio Casa de las Américas, y, además, exprisionero de conciencia.

Bruguera, como parte de su exploración personal sobre cuáles son los límites del arte, se ha caracterizado por desarrollar una obra de contenido político.

Hay una frase que dice: “Es más fácil quitar un prejuicio, que acabar con un rumor”.

Durante mucho tiempo, la figura de esa artista de performance ha sido estigmatizada en Cuba. Mencionar su nombre dentro de las instituciones aún provoca estremecimiento.

Es curioso cómo este es un patrón que se repite. Durante casi sesenta años de persecución al pensamiento crítico de la intelectualidad cubana, ha sido muy efectiva la fabricación de falsas verdades alrededor de los artistas que han disentido públicamente o a través de sus obras.

Alcides recordaba que durante el proceso del escritor Heberto Padilla, un funcionario de primera línea le mostró el expediente al poeta Nicolás Guillén, supuestamente con las pruebas de la colaboración de Padilla con la CIA. Pero a Guillén solo le mostraron la carpeta, nunca pudo ver el contenido.

Los presentes reclamaban a Alcides y Almanza el silencio cómplice de la intelectualidad. Recordaron la carta que firmó un grupo de artistas e intelectuales en el año 2003, para apoyar la decisión de Fidel Castro de fusilar a los tres jóvenes que secuestraron la lancha de Regla en La Habana, y que se decidió mediante un juicio sumario.

Tal vez muchos de ellos firmaron por fe ciega, otros desde el automatismo de apoyar  un documento “revolucionario”, mientras algunos lo hicieron por oportunismo. Lo cierto es que hoy aparecen como parte de una lista que desde la distancia los convierte en culpables.

Sin embargo, Almanza y Alcides, a pesar de seguir siendo machacados por el sistema, hicieron un llamamiento a la comprensión de un fenómeno que no puede ser simplificado.

Alcides, igualmente, protagonista del documental Nadie, de Miguel Coyula,  fue criticado por el escritor exiliado  Nestor Díaz de Villegas.

Díaz de Villegas sufrió presidio político a causa de un poema en el año 1973. Él, veinte años más joven, culpa a la generación de Alcides de haber firmado las Palabras a los intelectuales, discurso de Castro pronunciado en el año 1961, y que iniciara las persecuciones, de las cuales aún son víctimas la mayoría que asistió a la charla, incluyendo a los propios Alcides y Almanza.

Por supuesto, esa crítica provocadora de Díaz de Villegas pretende iniciar un diálogo postfidelista, pero nadie dentro de la Isla se atreve a escribir sobre Nadie.

Era un grupo numeroso el que asistía a ese momento revisionista. Momento de absorber con apetito el pensamiento sólido de esos dos maestros.

Instar continúa su buen camino, en medio de las presiones, pues realizar un instituto, claro que es un gesto político, consecuente con la obra de la artista que pretende existir en su país.

Casi al final, Alcides recordó al poeta David Sherician: “Tardamos diez años para descubrir que nos equivocamos, y después necesitamos treinta años más para reconocerlo

https://www.havanatimes.org/sp/?p=131763

José Varela Zequeira, ¿un poeta menor del Príncipe?

por Carlos A. Peón-Casas

Consultando hace poco una bien enterada Antología Poética de principios del siglo XX, intitulada Arpas Cubanas, referimos a los no pocos poetas allí incluidos, oriundos del terruño camaguayenensis, nacidos con toda propiedad en el Puerto Príncipe decimonónico(1).

Entre los nombres incluidos nos llamó la atención el de José Varela Zequeira, porque según nuestro saber, los apellidos del que nos motiva esta cercanía, eran bastante comunes en la otrora ciudad de entre ríos.
Pero ante la no evidencia de su real origen en la ya citada antología, no lo incluimos primariamente con los vates locales citados, sino que nos dimos a la tarea de rastrearlo en el no menos reconocido Diccionario Biográfico Cubano de Francisco Calcagno, en el que es posible ubicar a cualquier celebrado personaje del período colonial cubano hasta 1878, fecha en que viera la luz este enjundioso tratado bio-bibliográfico, verdadera rara avis de la cultura de su época.
Y para nuestra satisfacción, saltó la liebre de entre sus páginas, y localizamos una primera, aunque incompleta referencia, a nuestro retratado. Se trata de una cita sobre el poeta pronunciada con autoridad por nuestro Enrique Josu Varona. Allí leemos que:
Varela (José Zequeira)- Pto. Príncipe. Poeta contemporáneo, “Varela ha ensayado recientemente y con éxito feliz un género a que lo está llamando su temperamento poético, la poesía política: su epístola La Indolencia esta escrita con esa ironía, verdaderamente socrática que lleva a la perfección en el género. Por lo demás, fuera de estas cualidades intrínsecas, Varela posee la facultad imaginativa en grado eminente y su dicción es siempre bellamente figurada, y por extremo armónicas sus rimas, es verdaderamente un notable improvisador’’ (Varona, La Nueva Era, 1878) (…)(2)
Y aunque como el lector se percata, la nota biográfica, no hace referencia a la fecha y lugar exacto de de su nacimiento, hemos podido saber empero, gracias a la búsqueda en Internet, que para aquel minuto de 1878, el joven poeta Varela, a quien Varona alude en su crítica, era su amigo personal, y tenía en ese momento, veinticuatro años cumplidos.
Había nacido el 19 de marzo de 1854 en la otrora ciudad de San Fernando de Nuevitas perteneciente a la jurisdicción de Santa María del Puerto del Príncipe. Primer vástago del matrimonio de José Varela Recaman, y Faustina Zequeira y Agüero. Con solo seis años había viajado con su familia a Santiago de Compostela, de regreso a Puerto Príncipe en 1870, el joven José, con solo dieciséis años, inició una amistad para toda la vida con el ya citado Enrique José Varona y con Esteban de Jesús Borrero y Echevarría, para entonces ambos, con destacada obra literaria(3).
Ya en el libro antológico que reseñamos primero, Arpas Cubanas, que vio la luz en 1904, se dice de Varela Zequeira, por parte de su prologuista el afamado hombre de letras Conde Kostia (Aniceto Valdivia), que en una de sus composiciones allí reunidas: “revela al gran bardo que lucha por ahogar-ah sin conseguirlo-al médico”(4).
Tal revelación, nos confirma lo que sigue citando la profusa información biográfica ya citada, compilada por su nieta Beatriz Varela(5), y donada a los fondos históricos de la Universidad de Miami, que Varela se recibió de medico en la Universidad de La Habana en 1887, y completó su doctorado en 1900. Para 1904 el poeta Varela, ya con una obra reputada, compartía su vocación poética con su labor médica como director de La Benéfica, una bien conocida clínica habanera desde 1898(6).
Nuestra cercanía, alude ahora a los textos poéticos que se recogen en la ya citada Arpas Cubanas, unos seis en total. Y en los que podemos descubrir las ya mentadas cualidades a que Varona nos aludiera en la cita precedente.
Se recogen allí, en sucesión, los poemas: Nuevos Ideales (1876), Bajo los Cipreses (1897), Mi Virgen (1897), Lira Oculta (1897), Anhelo Infinito (1880) y Esperar es Vivir(1880).
De todos los citados, el último tiene el especial aplauso del Conde Kostia, el prologuista de la colección de poetas ya mentado. El poema, tiene la estructura estrófica de una cuarteta con versos endecasílabos (primero y tercero con rima consonante), y versos octosílabos (segundo y cuarto igualmente con rima consonante).
Del mismo hacemos una cita de algunos fragmentos para que el lector pueda hacerse una más clara idea de las cualidades poéticas de este rimador.
Si todo generoso sentimiento
Deja una huella impura,
Y el pan de caridad es un fermento
De amarga levadura,
Si no hay un seno fiel, no profanado,
Do reposar en calma,
Y no existe un hogar alimentado
Con la lumbre del alma
Si toda hierba vil germina y cunde
En la humana existencia,
Y no hay un torpe error que no circunde
De sombras la conciencia,
(…)
Y el hombre encadenado a su impotencia,
En eterno martirio,
Solo anima con fuego de la ciencia
Engendros del delirio
Entonces para que la férrea lanza
Y la enseña irrisoria?
¿Para que combatir sin la esperanza
De alcanzar la victoria?
(…)
Si con la fresca miel de los amores
El corazón vacío
Se llena como el cáliz de las flores
Con gotas de rocío,
Nuestra ofrenda de lágrimas llevemos
Al ara de la vida,
Templados al dolor, mereceremos
La herencia bendecida
Ella será la luz de nuestros lares,
La tienda en el desierto,
La estrella en la borrasca de los mares
Y el ancora en el puerto.
1880.
Con Varela Zequeira, el poeta-médico de nuestro inmemorial Príncipe, no creo parece cumplirse ese fatal exordio borgiano que aludiendo a uno de esos poetas olvidados, postula en verso fatal: “La meta es el olvido, yo he llegado antes”.
Del rimador principeño y sus versos, ciertamente inspirados queda un halito vital que lo salva para la posteridad, aunque su nombre, como el de tantos mal entendidos “poetas menores”, parezca diluido por tanto tiempo, al menos entre los camagüeyanos de este hic et nunc.
Recuperar su memoria, tan injustamente descolocada y que duerme, inmerecidamente, el sueño del olvido, en el marasmo tan sutil de la desmemoria siempre avasalladora, es ciertamente un anhelo demandante. Sin dudas, José Varela Zequeira, poeta singular de aquel Príncipe siempre legendario, merece se le haga justicia y su voz emotivamente poética, a la mejor altura de los bardos de su generación, perdure un poco mas.
  1. Véase: Poetas del Camagüey (por Carlos. A. Peón-Casas)
  2. Diccionario Biográfico Cubano. Francisco Calcagno. New York Imprenta y Librería de N. Ponce de León. 40 y 42 Broadway, 1878. pp 602-603
  3. José Varela Zequeira Papers, Cuban Heritage Collection. University of Miami Libraries. Coral Gables, Florida. (Gift of Beatriz Varela, 2000) En Varela Zequeira, Jose (1854-1939) University of Miami. Note Author: Pedro A Figueredo, 2001
  4. Arpas Cubanas. Poetas Contemporáneos. Prologo del Conde Kostia. La Habana.Imprenta de Rambla y Souza. MCMIV.
  5. Nació en La Habana. Graduada en la Universidad de La Habana y en la de Tulanne University en New Orleans, Louisiana. Autora de varios libros artículos incluyendo uno sobre la vida y obra de su abuelo: José Varela Zequeira (1854-1939) su obra científico literaria en 1997. En Jose Varela Zequeira Papers… Op.cit.
  6. Desde 1891 a 1894, fungió como secretario de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. Desde 1890 conspiró a favor de la independencia de Cuba y ante la amenaza de ser detenido partió a Nueva York en 1897. Ibid.

http://www.ellugareno.com/2018/03/jose-varela-zequeira-un-poeta-menor-del_21.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+GasparElLugareo+%28Gaspar%2C+El+Lugareño%29

LA MEJOR ORACION

Imagen de https://tonoregueraphoto.wordpress.com/miradas/dsc_2856-1/
Por Elías Sánchez Bueno

Acordaos hermanos de la angustia del pobre.
Del que viste de harapos, del hambriento de pan,
Aliviad su miseria con aquello que os sobre,
Vuestras piezas de plata, vuestras piezas de cobre,
En un río benéfico a sus manos irán. Oh, vosotros Hermanos que tenéis una casa,
Una mesa, y un lecho, y un feliz corazón,
Acordaos ahora del mendigo que pasa,
De los huérfanos tristes, de la viuda que amasa,
Con el agua del llanto su mezquina ración.
Los ciegos, los tullidos, los gibosos, y ancianos,
La niña a quien el hambre empuja al lupanar,
Todos los que padecen, y son nuestros hermanos,
Hacia nosotros tiendan sus temblorosas manos
Llamando a vuestra puerta con ansioso llamar.
Para ellos es el fruto de ese Tronco Bendito
La linfa de ese claro raudal de compasión,
Dejad allí la ofrenda como quien cumple un rito,
Los masones oramos al Señor Infinito, Sembrando en la limosna la mejor oración.
QUE ASI SEA …

En una parada de Dresde

Un poema de Félix Luis Viera

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.
En una parada de Dresde

Si de pronto en una parada de Dresde un hombre se te encima. Si de pronto en la noche ventosa en una parada de Dresden un hombre se te encima, mejor míralo despacio porque está tan solo como si no fuera un hombre, como si fuera más bien un animal entre la gente; no, no lo mires así como se mira a un asesino, a un violador de niñas solitarias, respóndele en inglés y dile que realmente hay mucho viento y que el tranvía número 4 es de verdad el tranvía número 4 y sobre otras tonterías implícitas en el viento, las luces, los letreros. Míralo despacio tú que estás solitariamente con él en la parada, mientas ese gran reloj asegura, como si a alguien más le hiciera falta, que son las 11 de la noche, respóndele que está bien, que en realidad ese reloj, el pobre, no sabe que está dando la hora sólo para dos, y al fin sonríe. Ya, ve comprendiendo que ese hombre es dócil como una de esas palabras manoseadas por los poetas, es decir, así, sonríe para que le quites toda su noche, su nostalgia, su soledad perruna, nada más lejano a un violador, a un estafador de niñas indefensas, aunque su rostro, al principio te parezca un rostro por el que pagan recompensa. O sea, sigue sonriéndole porque indudablemente, lo vas viendo, así lo desaplastarás unos minutos. Aun dale la mano y dile en ese inglés espasmódico, tu dirección, apellido y teléfono y aún deja que siga unos segundos más hablándote del viento incesante, deja que te compare ese viento de octubre con el viento sur de su país, que tú no sabes ni remotamente lo que es, pero déjalo, déjalo correrse, en tus palabras y en el brillo de tu cara bajo el farol, como si fuera un agua que necesitaba derramarse con urgencia. Repítete que has hecho bien porque ese hombre nunca lo olvidará, y sonríe, sonríe así de modo que pueda comparar tu sonrisa con un respaldo donde de pronto se ha sentado después de un largo viaje. De todas formas son sólo unos minutos porque ahora, cuando llega el tranvía número 5, tú le dices adiós desde el estribo y después desde tras el cristal y el hombre se queda totalmente solo, esperando el número 4 que no llega, y sin embargo se siente totalmente acompañado, esperando todavía con tu sonrisa y tus palabras, seguro de que no te verá jamás, pero consciente, de que has existido en un momento urgente de su vida.

Noviembre de 1982

De Y me han dolido los cuchillos (1994)
In una fermata di Dresda
Se all’improvviso in una fermata di Dresda un uomo si avvicina. Se all’improvviso nella notte ventosa in una fermata di Erfurt un uomo si avvicina, meglio che tu lo guardi con calma perché è così solo da non sembrare un uomo, come se fosse un animale tra la gente; no, non guardarlo come si guarda un assassino, un violentatore di bambine solitarie, rispondigli in inglese, digli che davvero c’è molto vento, che il tram numero 4 è proprio il tram numero 4 e aggiungi altre sciocchezze implicite nel vento, nelle luci, nelle insegne. Guardalo con calma tu che ti trovi solo insieme a lui alla fermata, mentre un grande orologio assicura, come se ce ne fosse davvero bisogno, che sono le 11 della notte, rispondigli che va bene, che in realtà quel povero orologio non sa che sta indicando l’ora soltanto per due, e infine sorridi. Ormai hai capito che è un uomo docile come una di quelle parole maneggiate dai poeti, quindi, in questo modo, sorridi e portagli via tutta la sua notte, la sua nostalgia, la sua tragica solitudine, non è niente di più lontano da un violentatore, da un truffatore di bambine indifese, anche se il suo volto, al principio, ti era parso simile a certi volti per i quali pagano una ricompensa. Continua ancora a sorridere perché senza dubbio, lo stai vedendo, così lo spiazzerai per alcuni minuti. A questo punto dagli la mano e digli nel tuo inglese spasmodico, il tuo indirizzo, il nome e il telefono, lascia che continui ancora per qualche secondo a parlarti del vento incessante, lascia che paragoni quel vento d’ottobre con il vento del sud del suo paese, che tu non sai neppure lontanamente che cosa sia, ma lascialo, lascialo correre, dietro alle tue parole e nello splendore del tuo volto sotto il lampione, come se fosse una pioggia bisognosa di cadere con urgenza. Ripeti dentro di te che hai fatto bene perché quell’uomo non lo dimenticherà mai, e sorridi, sorridi così in maniera tale che possa paragonare il tuo sorriso a un comodo sedile dove riposare dopo un lungo viaggio. In ogni caso sono solo pochi minuti perché adesso, quando arriva il tram numero 5, tu gli dici addio dal predellino, quindi da dietro il vetro, e l’uomo resta completamente solo, in attesa del numero 4 che non arriva, malgrado ciò si sente in compagnia, aspettando ancora il tuo sorriso e le tue parole, sicuro che non ti vedrà mai più, ma cosciente, che sei esistito in un momento importante della sua vita.

Novembre 1982

———————————-
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.

Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

———————————————-
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata

 
Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Félix Anesio presenta su poemario “Los Cuervos y la Infamia”

La editorial Betania, invita a la presentación del poemario Los Cuervos y la Infamia, del poeta cubano Félix Anesio.

Las palabras introductorias estarán a cargo de la escritora Lilliam Moro

Viernes, 9 de marzo de 2018, a las 8. 00 p.m.

Librería Altamira

219 Miracle Mile.

Coral Gables, FL 33134

http://www.ellugareno.com/2018/02/miami-felix-anesio-presenta-su-poemario.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+GasparElLugareo+%28Gaspar%2C+El+Lugareño%29

La más hermosa primavera

La más hermosa primavera (un poema de Félix Luis Viera)

Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.

La más hermosa primavera

La muerte gusta de las modas, usa
vestidos, pañuelos, gafas
última onda.

Y también, llega la muerte,
a veces,
como un señor con faldas.

La muerte es irónica y astuta.
No traza sus planes económicos
sin embargo
tiene la rentabilidad asegurada.

La muerte no tiene métodos ni rostro.

Trabaja, la muerte, más bien
al azar
al bulto, a como pueda.
Pero
lo más importante
es
que si usted
lo determina
puede resultar, la muerte,
otro color más, una
nueva
estación, aun
su más hermosa primavera.

Diciembre de 1979
De Prefiero los que cantan (1988)

———————————-
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

———————————————-
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.  Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.

Muere la poeta nicaragüense Claribel Alegría

Claribel Alegría

Su hija Patricia Flakoll declaró que la autora de “Anillo de silencio”, “Acuario” y “Amor sin fin” murió esta mañana en su casa en Managua, rodeada de sus cuatro hijos.

La poeta comenzó a sentirse mal hace una semana y “su estado general se fue complicando” hasta que este jueves ocurrió el deceso, explicó su hija.

“Pero se fue tranquila y nos esperó a todos. Sus cuatro hijos estuvimos a su lado. Es tan duro, ¿sabes? la creíamos inmortal”, agregó.

Poeta, novelista, ensayista y traductora de poesía, Claribel Alegría (Estelí, Nicaragua, 1924) dejó una vasta obra literaria traducida a 14 idiomas y numerosos premios internacionales, como el de Casa de las Américas, en Cuba (1978) y Gabriela Mistral, en Chile (2010).

Su último galardón, el premio Reina Sofía, lo recibió en noviembre pasado en el Palacio Real de Madrid, convirtiéndose en la primera poeta mujer de Centroamérica en obtener esa distinción.

El jurado decidió otorgarle el premio por “la proyección internacional” de su “sólida trayectoria poética dominada por el optimismo y su vitalidad”.

Claribel Alegría, la “Majestad” de la poesía latinoamericana

Por Gabriela Selser (dpa)

HAVANA TIMES – La poeta nicaragüense Claribel Alegría, Premio de Poesía Iberoamericana Reina Sofía 2017, deja un vasto legado en poesía, novela y ensayo, por el cual era conocida como “Su Majestad” en el mundo literario latinoamericano.

Alegría (Estelí, 12 de mayo de 1924), quien murió en la mañana de este jueves en su casa en Managua, fue poeta, novelista, ensayista y traductora de poesía.

Su obra fue traducida a 14 idiomas y obtuvo numerosos premios internacionales, como el de Casa de las Américas, Cuba (1978), Gabriela Mistral, Chile (2010) y Reina Sofía de España, que recibió en noviembre pasado en el Palacio Real de Madrid.

Fue la primera poeta de Centroamérica que obtuvo la máxima distinción española a bardos iberoamericanos, galardón que en Nicaragua también recibió el escritor y sacerdote Ernesto Cardenal.

El jurado decidió otorgarle el premio, que fue entregado por la Reina Sofía de España, por “toda una vida dedicada a la poesía” y por “la proyección internacional” de su “sólida trayectoria poética dominada por el optimismo y su vitalidad”.

De padre nicaragüense y madre salvadoreña, Alegría publicó en 1948 su primer libro, “Anillo de silencio”, al que siguieron 18 poemarios que vieron la luz en distintos países de América Latina durante siete décadas.

Su última obra, publicada a mediados de 2017, fue “Amor sin Fin”, un nostálgico poema de 65 páginas dedicado a su añorado esposo, el escritor y traductor estadounidense Darwin “Bud” Flakoll, fallecido en 1995.

Alegría vivió su niñez en El Salvador y parte de su juventud en Estados Unidos, fue discípula del español Juan Ramón Jiménez, quien influyó desde un inicio en su larga carrera de poeta, marcada también por la obra del alemán Rainer María Rilke, según contó en distintas ocasiones.

Considerada una de las plumas latinoamericanas más importantes, formó parte de una generación de poetas y escritores que se involucraron en procesos políticos de izquierda como la revolución sandinista en Nicaragua y los movimientos insurgentes en El Salvador, Guatemala y Honduras en las décadas de 1970 y 1980.

Desde esa posición, Alegría apoyó activamente al gobierno sandinista.

Participó en vigilias de paz y fue anfitriona en Managua del escritor argentino Julio Cortázar, el colombiano Gabriel García Márquez y los uruguayos Eduardo Galeano y Mario Benedetti, entre muchos otros.

Sin embargo, al igual que otros conocidos intelectuales como el escritor Sergio Ramirez y la poeta Gioconda Belli, se separó luego del sandinismo por disentir del liderazgo del presidente Daniel Ortega, quien retornó al poder en 2007 y aún gobierna el país.

“No me quejo de nada, he vivido intensamente rodeada de poesía, porque aunque desaparezcan los libros de papel la poesía va a vivir siempre”, aseveró en la última entrevista concedida a dpa en Managua, hace tres meses.

En esa ocasión preparaba maletas para viajar a Madrid a recibir el Premio Reina Sofía, y a la felicidad del momento sumó el regalo de conocer a sus cinco bisnietos, residentes en Francia.

“Con la poesía nacemos a la vida, desde aquellas mujeres de las cavernas que les cantaban y arrullaban a sus hijos… ¡todo eso era poesía!”, dijo entonces.

Aunque hasta el final navegó en internet y respondía toda su correspondencia por email, la poeta siempre prefirió leer en papel.

“Me sigue gustando el libro de papel. Me gusta verlo, olerlo, tocarlo, acariciarlo, y sentir toda la fuerza de las letras en mis manos”, subrayó.

“Cuando Nicanor Parra crea su poesía lo hace para quebrar la hegemonía de Pablo Neruda”

Rodrigo Rojas

Josefina Stavrakopulos y Gonzalo Ramírez conversaron con el académico de la Escuela de Literatura Creativa de la UDP sobre la vida y el legado del antipoeta .

Publicado 24 enero, 2018 por Radio Duna

Por:  – 24 enero, 2018 – ComentariosSobre la vida del artista, en especial de su faceta de profesor, conversamos en Duna en Punto con Rodrigo Rojas, académico de la Escuela de Literatura Creativa de la UDP, periodista,poeta, traductor y doctor en literatura de la Universidad Católica de Chile.

“Él fue del tipo de profesor que no está lleno de certezas, es de esos que viene a desestabilizar lo que tú piensas” asevero Rojas sobre el lado académico de Parra.

El periodista aseveró que el poeta era un visionario que “se adelantó a la discusión sobre la ecología, se adelantó al lenguaje abreviado,  también se puede decir que los memes son parte de su estética mucho antes de que existieran. Él se adelanta incluso al lenguaje publicitario”.

Según el académico, “el amor que tenía Parra por la libertad y la independencia era realmente extremo”.

Respecto a la antioesía del escritor, que marco un antes y un después del género lírico en Chile, el periodista señaló que “cuando Nicanor Parra crea su poesía lo hace para quebrar la hegemonía de Pablo Neruda”. 

http://www.duna.cl/programa/duna-en-punto/2018/01/24/rodrigo-rojas-cuando-nicanor-parra-crea-su-poesia-lo-hace-para-quebrar-la-hegemonia-de-pablo-neruda/?from=newslettervermas

Des Equilibrio (un poema de Félix Luis Viera)

Monday, January 22, 2018

Des Equilibrio (un poema de Félix Luis Viera)
Nota: Cada lunes la poesía de Félix Luis Viera. Puedes leer todos sus textos, publicados en el blog, en este enlace. Traducción al italiano de Gordiano Lupi.
Des Equilibrio
Murió un hombre que parecía de granito
otro que parecía de vidrio
uno que parecía de llamas
otro de nieve y hojarasca
Murió un hombre que parecía de abismos
otro que parecía de cúspides
uno que parecía de aguas claras
otro de fango y enramadas
Murió un hombre que parecía una estela
otro que parecía una cueva
uno que parecía un ruido
otro que parecía una música
Murió un hombre que parecía un rostro
otro que parecía una máscara
Murió un hombre que parecía un hombre
otro que no lo parecía
Y todo ocurrió a la misma hora,
el mismo día
Diciembre de 1979
De Prefiero los que cantan (1988)
Squilibrio
Morì un uomo che pareva di granito
un altro che pareva di vetro
uno che pareva di fiamme
altro di neve e foglie morte.
Morì un uomo che pareva degli abissi
altro che pareva delle vette
uno che pareva d’acque chiare
altro di fango e fronde.
Morì un uomo che pareva una stella
Altro che pareva una grotta
uno che pareva un rumore
altro che pareva una musica.
Morì un uomo che pareva un volto
altro che pareva una maschera.
Morì un uomo che pareva un uomo
altro che non pareva proprio.
E tutto accadde alla stessa ora,
lo stesso giorno.
Diciembre 1979
———————————-
Félix Luis Viera, poeta, cuentista y novelista, nació en Santa Clara, Cuba, el 19 de agosto de 1945. Ha publicado siete poemarios; tres libros de cuento; cuatro novelas y una noveleta.
Entre los premios que recibiera en su país natal, se cuentan el David de Poesía, en 1976; el Premio Nacional de Novela, en 1987, por Con tu vestido blanco, que recibiera al año siguiente el Premio de la Crítica, galardón que ya le había sido otorgado a este autor, en 1983, por su libro de cuento En el nombre del hijo.
Su poemario La patria es una naranja, que aborda el tema del exilio a la par que incursiona en la realidad mexicana, ha tenido una buena acogida de crítica y público y recibió en Italia el Premio Latina in Versi en 2013.
Es ciudadano mexicano por naturalización. Reside en Miami.

———————————————-
Gordiano Lupi, periodista, escritor y traductor, nació en Piombino, Italia, en 1960. Fundador, en 1999, junto con Maurizio y Andrea Maggioni Panerini de la editorial La Gaceta Literaria, ha traducido del español a varios autores cubanos, como Alejandro Torreguitart Ruiz, Guillermo Cabrera Infante, Félix Luis Viera y Virgilio Piñera, entre otros. Cuenta en su haber con una amplio trabajo sobre figuras del cine, entre ellas Federico Fellini, Joe D´Amato y Enzo G. Castellari. Ha publicado más de una decena de libros que abarcan diversos géneros, como Nero tropicale, Cuba magica, Orrore, ertorismo e ponorgrafia secondo Joe d´Aamto y Fidel Castro – biografia non autorizzata.  Gordiano Lupi es un luchador por la democracia para Cuba y un promotor de las artes y la cultura de la Isla.