Importancia de los Valores en la Familia

valoresenlafamiliaLos valores en la familia remiten al establecimiento de comportamientos y actitudes a los que se pone en un lugar de importancia. Los mismos son inculcados por los padres a los hijos a veces de forma explícita y a veces de forma inconsciente, a partir del ejemplo que se brinda. Para cualquier niño esta transmisión es de enorme importancia, por lo menos hasta que tenga edad como para decidir si los valores inculcados tienen fundamento o no. En general, a pesar de que los valores inculcados sean puestos en duda en el futuro, lo cierto es que los mismos sirven para generar un marco de comprensión del mundo.

La responsabilidad principal de la comunicación de valores en una familia corresponde a los padres. Esta circunstancia está reconocida en tratados internacionales de gran importancia; de hecho, está sugerida en la “Declaración de Derechos Humanos”. Así, cabe a los padres el hecho de enseñar a sus hijos valores que consideren adecuados de forma prioritaria. La escuela u otras instituciones educativas a lo sumo podrán servir de auxiliares en esta tarea. Este reconocimiento hacía los padres se debe principalmente al hecho de que son estos los que generalmente tienen el mayor interés en el buen desarrollo del niño.

Es importante hacer notar que los valores que con mayor facilidad se inculcan son aquellos que se demuestran con el ejemplo. Por el contrario, difícilmente se pueda tratar de inculcar un valor que en la práctica se desdeña continuamente. En este sentido hay que reconocer que en muchas ocasiones existe un claro defecto por parte de los progenitores, que tienden a comportarse de forma muy alejada a aquello que se pregona. Es importante tener en este aspecto un alto grado de responsabilidad, puesto que los menores carecen de herramientas de análisis como las que posee un adulto.

La adolescencia es el período en donde muchos de estos valores se cuestionan, circunstancia que lleva a un comportamiento errático sin lugar a dudas. Este período no solo es esperable sino que también es necesario para la constitución de una persona desarrollada. En efecto, es durante estos momentos en los que comienza a actuar el espíritu crítico de la persona, poniendo en la balanza que valores del pasado deben mantenerse y hasta qué punto, evaluación que derivará en un crecimiento como persona y el paso definitivo a la adultez. Por supuesto, esto debe significar una ponderación constructiva del pasado.

Imágenes: Fotolia. orensila – wat

 

https://www.importancia.org/familias-escuela-padres.php

Anuncios

El imprescindible papel de los abuelos en la familia

Los abuelos son un referente para padres y nietos

Laura Sánchez/

La importancia de los abuelos en la familia

Si tienes alguna historia familiar entrañable seguro que está relacionada con tus abuelos. Los abuelos son el eje sobre el que se articula la familia y poco importan los diferentes imprevistos familiares como la separación, el divorcio, la pérdida del empleo o las dificultades económicas, porque ellos siempre estarán velando por todos. Abuelos, padres y nietos, vale la pena reflexionar sobre el papel de los abuelos en la familia y devolverles la importancia que se merecen.

Qué papel juegan los abuelos en la familia

Hace mucho tiempo las familias vivían juntas y revueltas. Las parejas se casaban, vivían en casa de los padres de ella o de los padres de él y así se iba ampliando el núcleo familiar a medida que iban naciendo los niños. Más tarde, las parejas decidieron independizarse y vivían en su propia casa con sus niños haciendo visitas más o menos frecuentes a los abuelos. Durante un tiempo los abuelos fueron una presencia casi invisible en las familias, pero esto hoy ha vuelto a cambiar debido a las circunstancias económicas.

El imprescindible papel de los abuelos en la familia

A los abuelos se les quiere, pero también se les necesita, vamos a ser sinceras. Familias que se han visto obligadas a vivir todos juntos en la misma casa o familias que no pueden permitirse una guardería o una niñera para sus hijos más pequeños encuentran en los abuelos una solución a su medida. El abuelo o la abuela, nadie mejor para colmar de cariño a sus nietos y, de paso, cuidar de ellos hasta que los padres vuelven del trabajo. Pero, ¿cuál es realmente el papel de los abuelos en la familia?

Los abuelos como cuidadores habituales

Los abuelos se han convertido en los principales cuidadores de sus nietos. Ya no se trata de una visita a la abuela los domingos o de pasar las vacaciones en la casa de los abuelos, sino de pasar más tiempo con los abuelos que con los propios padres. Los niños van al colegio con los abuelos, comen con los abuelos, van a extraescolares con los abuelos y tal vez los acompañen también a alguna función escolar.

Los más pequeños se quedan en casa al cuidado de los abuelos cuando la familia no se puede permitir una guardería por precio o por incompatibilidad horaria. Y los abuelos están ahí, en cada rutina diaria de sus nietos y también en cada fecha señalada. La infancia de los niños está marcada por la continua presencia de sus abuelos.

Los abuelos como cómplices de los nietos

Que sean los abuelos los principales cuidadores de los niños no quiere decir que tengan la obligación de educarlos. Esa tarea sigue correspondiendo a los padres, de ahí que muchas veces se diga aquello de que ‘los abuelo no crían, malcrían’. Y con toda razón. Los abuelos ya educaron en su día a sus propios hijos, ahora toca disfrutar de sus nietos, sin la responsabilidad de formar buenas personas, pero con la responsabilidad de velar por su seguridad y cuidado, que no es poco.

Así es el papel de los abuelos en la familia

Por eso hoy los abuelos se convierten en cómplices de los niños. Los abuelos son amigos de sus nietos, amigos experimentados con los que se sienten seguros y protegidos. El equipo formado por abuelos y nietos es de esos que nunca se olvidan, con momentos y recuerdos imborrables, que ambos atesorarán como la joya más valiosa.

Los abuelos como mediadores en la familia

Es cierto que a veces los abuelos son fuente de conflicto porque consienten demasiado a los nietos o porque no están de acuerdo con las educación que sus padres les están dando, pero la mayoría de las veces, los abuelos ejercen de mediadores en los conflictos familiares. Las disputas entre padres e hijos terminan con la intervención de los abuelos, capaces de ver la situación de forma más objetiva y con la experiencia de haber pasado por algo así antes.

Abuelos mediadores que no se ponen de parte de nadie y sí de parte de todoscuando las cosas vienen mal dadas, cuando uno de los padres se queda sin trabajo, cuando el sueldo no llega para pagar la hipoteca, cuando alguien tiene que quedarse en casa por alguna enfermedad y hasta cuando expulsan al niño de colegio por mal comportamiento. Siempre tendrás a los abuelos cuidando de toda la familia.

Los abuelos como referentes familiares

Pero no podemos quedarnos únicamente con el papel funcional de los abuelos. Ellos son el referente familiar por excelencia y los expertos en dar cariño incondicional tanto a padres como a hijos. Las lecciones que extraemos de la convivencia con los abuelos no se limitan a su experiencia y sabiduría, sino a esa lección de amor y de vínculo que con su sola presencia nos enseñan lo que es de verdad una familia.

Los abuelos y abuelas son muy importantes en todas las familias

Por no hablar de las historias del pasado que los nietos escuchan con asombro y adoración a partes iguales. ¿De dónde vengo?, ¿quién soy realmente?. Los pequeños filósofos encuentran la respuesta de la mano de sus abuelos. Y de paso, los abuelos se sienten útiles e importantes en la vida familiar.

https://www.diariofemenino.com/articulos/familia/el-imprescindible-papel-de-los-abuelos-en-la-familia/

Los cuidadores hacen una labor que aún está pendiente de reconocimiento

Demandan mayor apoyo social y herramientas que les permitan un respiro dada su alta dedicación

Resultado de imagen para fotos de cuidadores de mayores
Imagen de https://www.google.com/s

Tener un familiar enfermo o dependiente condiciona la vida en muchos hogares. El cuidador que se ocupa de atenderle suele cambiar radicalmente su día a día en un acto de entrega, casi siempre total, a esta labor. En España así lo hacen al menos los cuidadores que se encargan de los dos millones quinientas mil personas dependientes.

Los cuidadores desarrollan una importante carga física, psíquica y emocional. Se responsabilizan de la vida de la persona dependiente: medicación, higiene, alimentación y cuidados y hasta deben tomar decisiones por ella. Cada vez van necesitando más horas para el cuidado y acaban perdiendo paulatinamente su independencia. Se van descuidando y desatendiendo a sí mismos, salen menos, se relacionan menos, etc. En definitiva, paralizan o aparcan durante algunos años su «proyecto vital»

Según apunta a ABC el doctor Primitivo Ramos, secretario general de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), «al lado, detras y delante de estas personas dependientes hay siempre un cuidador familiar principal y otro complementario con una dedicación importantísima para la calidad vida de la persona dependiente».

Lamenta, sin embargo, que esta labor, tal y como aseguran 8.732 cuidadores en el estudio CuidadorES (realizado por SEGG y Lindor) no está reconocida socialmente. «Es necesario dar una gran visibilidad a este tipo de cuidados no solo en días epeciales como hoy, sino todos los días del año y, sobre todo, dotar de más medios y herramientas para facilitarles su cuidado».

El secretario general de la SEGG es optimista y considera que la visibilidad de los cuidadores va en aumento en los últimos años y espera que su labor sea cada vez más reconocida. «Hace una década el perfil mayoritario del cuidador era en el 80% de los casos de un familiar, mayoritariamente mujer, de edad próxima o mayor al de la persona a la que se daban los cuidados, habitualmente el cónyuge. Actualmente, el 85% son mujeres también, pero la edad del cuidador ha variado, siendo ahora de entre los 31 a los 60 años, debido a que solicitan la prestación de la Ley de Dependencia y regularizan su situación».

Desde la SEGG aseguran que al inicio la tarea de cuidar les reporta satisfacciones e incluso llegan a rechazar las ayudas que se les ofrecen; sin embargo, a medida que avanza el tiempo, comienzan a darse cuenta de la realidad: la enfermedad se alarga en el tiempo, la situación es cada vez más dura y comienzan a necesitar cada vez más ayuda y no la encuentran.

Las dificultades se acumulan y lo peor de todo es que no encuentran respuestas para ellas y ven cómo la persona cuidada se deteriora, llegando en algunos casos a sentirse culpables por ello y desarrollando el síndrome del cuidador: Respuesta inadecuada a un estrés emocional crónico cuyos rasgos principales son un agotamiento físico y/o psicológico, una actitud fría y espersonalizada en la relación con los demás y un sentimiento de inadecuación a las tareas que tiene que realizar y, por tanto, de culpabilidad.

Según el estudio de la SEGG, en colaboración con Lindor, es muy habitual que el mayor atendido no pueda agradecer y reconocer la labor del cuidador, a pesar de que a estos les resultaría reconfortante y alentador. Esto es debido a que 5 de cada 10 mayores dependientes padecen demencia; el 19% tiene una actitud agresiva y de menosprecio, y un 15% tiene un sentimiento de rechazo.

Por este motivo, la SEGG y Lindor quieren poner de relieve y mostrar el valor de los cuidadores, que se iniciaron en los cuidados de un familiar o persona próxima y que día a día, van desarrollándose y adquiriendo un rol más profesional. Porque “Detrás de una persona mayor dependiente siempre hay un cuidador”.

Perfil

El 62 % de los cuidadores dedica un tiempo medio entre 6 y más de 12 horas al día, es decir, más de una jornada convencional de trabajo, y el 37,9 % de los cuidadores se dedica a tiempo parcial, es decir, menos de 5 horas al día.

Además, prácticamente el 70 % lleva más de 3 años como cuidador, distribuyéndose del siguiente modo: de 3 a 5 años (26,5 %), de 6 a 10 años (20,5 %) y más de 10 años (23 %). Esto indica que, en muchos casos, el cuidador, a medida que pasa el tiempo, tiende a estabilizarse en este trabajo y constituye su principal ocupación.

El informe matiza, además, que al analizar los desplazamientos que debe realizar un cuidador para llevar a cabo su trabajo, un 21 % de los cuidadores precisa trasladarse a la ciudad para realizar su tarea, lo que implica un cambio de su entorno habitual, mientras que el 79% no precisa trasladarse de ciudad para prestar los cuidados.

Al analizar las relaciones entre el cuidador y la persona cuidada, se destaca que en el 47,5% de los casos el cuidador es un familiar, mientras que en el 52,5% no existen relaciones familiares. Si desglosamos a aquellos que son familiares, se distribuyen de la siguiente manera: casi en el 20 % de los casos el cuidador es la madre o el padre, en el 14% se trata de otros familiares y casi en el 10% son los hijos los que cuidan.

https://www.abc.es/familia/mayores/abci-cuidadores-hacen-labor-esta-pendiente-reconocimiento-201611041150_noticia.html#ns_campaign=mod-sugeridos&ns_mchannel=relacionados&ns_source=los-cuidadores-hacen-una-labor-que-aun-esta-pendiente-de-reconocimiento&ns_linkname=noticia.entrevista.familia&ns_fee=pos-3

«Si los abuelos aportan apoyo, empatía, respeto, amor, confianza… ¡que malcríen lo que quieran!

Tania GarcíaTania Garcíaeducadora experta en educación respetuosa, asesora familiar, escritora y fundadora de Edurespeta, está convencida de que los abuelos juegan en la familia un papel mucho más importante de los que parece y quecuando nuestros padres se convierten en abuelos es una etapa nueva para todos. «Un periodo, no obstante, que forma parte del ciclo de la vida y que tanto ellos como nosotros vivimos con mucha ilusión».

Sin embargo, a veces aparecen contradicciones en esa nueva relación puesto que hay padres que quieren que los abuelos ejerzan como «canguros», pero les limitan su capacidad de educar a los nietos. ¿Cómo abordarlo?

Debido al ritmo frenético al que la sociedad nos apremia a vivir, muchos padres se ven obligados a depender de los abuelos y dejar a sus hijos al cuidado de los mismos. Obligados porque lo ideal para los hijos y para los padres es siempre estar juntos el mayor tiempo posible.

Los abuelos, por tanto, no son los padres de sus nietos: son sus abuelos. Por ello no deben educarlos, deben cuidarlos desde el respeto, con amor, protección y apoyo. Sin juicios ni etiquetas, sin comparaciones ni favoritismos.

Es muy importante tener en cuenta que, aunque los abuelos nos echen una mano, no podemos abusar de ellos. Les debemos quitar responsabilidades y obligaciones, mandos y autoridades… y centrarnos en esa ayuda que nos aportan y en el acompañamiento emocional que les dan a nuestros hijos cuando nosotros no estamos.

Hay que mantener una comunicación abierta y positiva con ellos sobre los nietos, de padres a padres, con una actitud serena y dialogante, sencilla y amable, sin discusiones ni malas maneras, con la que demos ejemplo a nuestros hijos del tipo de relación que queremos tener en el presente y que en el futuro tendremos, cuando todos hayamos dejado de ser niños. Poner, por tanto, en común, los aspectos que necesitan nuestros hijos con total confianza y respeto.

Ahora que somos padres, y nuestros padres, abuelos (y ya nos hemos encargado de ser felices en la medida de lo posible en nuestras propias vidas), debemos centrarnos en la felicidad de nuestros hijos, sus nietos, sin que ninguno de los protagonistas se sienta invadido emocionalmente.

¿En qué medida pueden «perjudicar» los abuelos la educación de sus hijos?

Destacaría dos aspectos importantes: por un lado, perjudica claramente a los niños el hecho de que los abuelos ejerzan un papel que no es el que les toca. Los abuelos ya son padres, y no de sus nietos. A veces, son los mismos abuelos los que caen erróneamente en este rol, y muchas otras son los padres los que se acomodan, convirtiéndose, de este modo, en hermanos de sus hijos, en vez de en padres. Todos debemos trabajar por tener el papel que nos toca, ya que los abuelos no sustituyen a los padres en ningún caso.

Por otro lado, es nefasto para los niños que sus abuelos se relacionen con ellos mediante gritos, castigos, chantajes emocionales y demás faltas de respeto. Es importante que su relación se base en el amor incondicional, la empatía y el apoyo. Tres características esenciales que necesitamos los seres humanos para alimentar y afianzar nuestra buena autoestima, la seguridad en nosotros mismos y la felicidad en nuestras vidas. Como padres de nuestros hijos debemos ayudar en esta transición y mejoría a los abuelos, sin caer en la justificación fácil de «no sabe de otra forma, así me educó a mí»… porque los abuelos son conscientes de que el mundo evoluciona a pasos agigantados, y dentro de su corazón están dispuestos a cambiar. Solo necesitan herramientas sencillas y ser guiados por sus propios hijos (no hay nadie mejor para hacerlo).

¿Deben los padres pactar con ellos en qué aspectos no deben influir sobre los niños?

Tanto por el bien de los nietos como por el bien de los abuelos, en lo que concierne a su relación, estos deben dedicarse exclusivamente a cuidar y a acompañar emocionalmente a sus nietos; no tienen que intentar modificar la personalidad de los niños porque crean que deben ser de otra manera, ni cambiar actitudes a la fuerza, o exigirles más de lo que pueden y deben como niños. Los límites, por tanto, siempre los ponen los padres.

Bien es cierto que podemos ser flexibles en cosas sin relevancia que sí se puedan «compartir», que sean del día a día y que no atenten nunca contra la seguridad, salud y/o bienestar físico y emocional de nuestros hijos.

En cosas en las que sabemos firmemente cómo se tienen que hacer (y es de un modo muy diferente al cómo lo harían nuestros padres), simplemente, lo hablaremos con la mano en el corazón y el máximo respeto: «Mamá, papá, entiendo que en la época en la que nos criastéis a mis hermanos y a mí esto se hiciera de este modo. Ahora, sin saber todavía si me equivocaré o no, me toca a mí tomar las decisiones sobre la vida de mis hijos y, como sé que sabéis todo lo que se quiere a un hijo, estoy segura de que me entenderéis y respetaréis mis decisiones. Gracias por ayudarnos y colaborar en su educación».

¿Cuáles son los aspectos más positivos que pueden adquirir los pequeños de la convivencia con sus abuelos?

Tener un abuelo que te ama, te protege y te cuida es revelador para cualquier niño; los abuelos no son meros «canguros», sino que su papel, aun no siendo el de educador de los nietos, es crucial en la vida de los pequeños.

Los abuelos aportan las primeras sociabilizaciones con personas adultas, las primeras relaciones más allá de sus padres y/o hermanos, y transmiten valores e ideas emocionales y sociales.

Los niños a los que sus abuelos les acompañan y se interesan por su bienestar, ya sea físicamente o por contacto telefónico si están lejos, se ven rodeados por apoyo y cariño, se tornan compañeros de confidencias, de afectividad y de juego. Un clima de confianza que refuerza la personalidad de nuestros hijos y que los acompañará durante toda su vida.

¿Qué aspectos pueden enseñar los abuelos más allá de los que enseñan los padres a los niños?

Pueden enseñarles que precisamente a un hijo es lo que más se ama, pase lo que pase y esté donde esté. Por otro lado, les descubren la historia familiar. A través de ellos, nuestros hijos se fascinan al saber cómo éramos en nuestra infancia y se establece una mayor conexión, tanto con los abuelos como con sus padres. La empatía hacia unos y otros surge mágicamente a través de esta relación. Se encargan de unir generaciones.

También, los niños integran algo importante, y es que el futuro existe, la vida continúa; el hacerse mayor, mucho más que tus padres, se hace realidad y ven que un futuro lleno de posibilidades es posible.

Hay abuelos que dicen que ellos ya han educado a sus hijos y que hoy es el momento de «malcriar a los nietos». ¿Qué hay de bueno y malo en esta actitud?

Esto depende siempre de lo que se entienda por «malcriar». Malcriar significa en realidad «no dar amor». Si los abuelos aportan apoyo, presencia (física o emocional), empatía, respeto, escucha de sus necesidades, juego, confianza, cariño, amor incondicional… que malcríen todo lo que quieran y más.

Para los abuelos, tener nietos es una oportunidad para crecer como personas, un momento de sus vidas en el que pueden reparar los errores que tal vez cometieron con sus propios hijos (aunque lo hicieron como buenamente supieron y pudieron), ya que nunca es tarde para «curar heridas», unir lazos, y convertirse en guías y consejeros de vida de sus nietos, siempre teniendo en cuenta que su papel es el de abuelos, no el de padres.

¿Está valorada la figura de los abuelos?

Hay que valorarlos más. Juegan un papel muy importante en el desarrollo afectivo de nuestros hijos… Hay que aceptar siempre cómo fueron y cómo son, y agradecer a la vida porque los tenemos o física o emocionalmente, son parte de nuestras vidas y, por ende, de las de nuestros hijos.

No obstante, los abuelos, han vivido muchas cosas en su vida y, por norma general, aprenden a valorar lo realmente importante en ella: el tiempo juntos, el contacto, el estar ahí siempre… En definitiva, la maravilla de amarse porque es lo único que queda en la vida, solo recuerdos y el amor de verdad. No importa lo lejos o cerca que estén, solo importa amarlos sin condición y así demostrárselo a cada uno de sus nietos.

¿Y explotada?

Depende de en qué familias, pero sí que es verdad que hay veces en las que se abusa de los abuelos. La base siempre está en encontrar el equilibrio entre lo que necesitan nuestros hijos, lo que demandan los abuelos y nosotros mismos. No debemos ser egoístas (ninguna de las partes) y debemos potenciar una relación que se apoye prioritariamente en el respeto. Si esto se lleva a cabo así, nadie se siente explotado ni lo está, y la simbiosis entre abuelos y nietos es tan mágica que, cuando ya no están, los recordamos siempre. Dejan una huella imborrable en nuestra personalidad y en nuestro ser.

Recordar la magia y el amor es vivir… Y eso es lo que deben ofrecerse mutuamente los abuelos y sus nietos.

Laura Peraita
Laura Peraita

Laura Peraita
@LauraPeraita

https://www.abc.es/familia/mayores/abci-si-abuelos-aportan-apoyo-empatia-respeto-amor-confianza-malcrien-quieran-201707252141_noticia.html

Cómo detectar las carencias afectivas en los niños

 Javier Fiz Pérez | Sep 17, 2018

Shutterstock / Eakachai Leesin
Estos aspectos podrían indicar que un niño sufre problemas afectivos

Las carencias afectivas afectan a personas de todas las edades, culturas y clases sociales y se manifiestan de diferentes maneras según su situación vital. 

Desde su nacimiento hasta la adolescencia estos son algunos de los aspectos que podrían denotar carencias afectivas según las distintas etapas de crecimiento. 

Durante la primera infancia

Niños que lloran para llamar la atención, que sonríen poco y que suelen contraer enfermedades infecciosas.

Además muchos suelen tener problemas digestivos como estreñimiento, problemas que pueden remitir con el crecimiento.

En edad preescolar  y escolar

Los trastornos del lenguaje en un niño pueden indicar que sufre carencias afectivas. Trastornos como problemas de locución, pobreza de vocabulario o dificultades gramaticales y sintácticas (verbalización).

En edad escolar

Algunos niños presentan trastornos de aprendizaje aunque sean inteligentes. Sin embargo, se les otorga un coeficiente intelectual entre 65 y 95 porque  no consiguen hacer correctamente las pruebas por problemas de concentración. Por eso muchos de estos niños tienen frecuentes fracasos escolares y su grado de autoestima es bajo.

Son niños que se infravaloran niegan su valía. Se consideran fracasados.

Dudan de sí mismos en cuanto a la simpatía que despierta en los demás. Piensan: “nadie me quiere”; “no soy amable” o “lo que me ocurra no le preocupa a nadie”. Por eso, sufren mucha inseguridad, se sienten excluidos y no encuentran su lugar. Creen incluso que molestan.

Durante la preadolescencia:

Niños que presentan trastornos del comportamiento, actitudes de inhibición, de retraimiento, actitudes de oposición y de rebeldía. Aunque sean relativamente sociables y en ocasiones extrovertidos, sienten miedo por sentirse rechazados por el grupo, por lo que tienden a integrarse a toda costa. De aquí la importancia de las relaciones sociales en esta etapa ya que determinará su conducta futura.

En la adolescencia

Sus comportamientos son extraños y sus actos impulsivos. Su hiperactividad es muy frecuente.

Son personas que se ilusionan fácilmente con planes propuestos por personas mayores que él. Buscanel reconocimiento y el afecto de los demás para poder potenciar la propia autoestima. 

Por otra parte, en aparente contradicción con lo mencionado anteriormente, no quieren responsabilidades y son rebeldes con las normas. En esta fase suelen aparecer las primeras adicciones como al alcohol, a las drogas, etc.

Los vacíos de amor se colman solo con el amor. Desde los primeros años es esencial que los niños sientan ese amor sincero y profundo que las madres, los padres y la verdadera familia puede darles para el resto de la vida.

https://es.aleteia.org/2018/09/17/como-detectar-las-carencias-afectivas-en-los-ninos/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

Negar la realidad

Por María Celsa Rodríguez
María Celsa Rodríguez

En la Argentina, el acto de pensar y el objeto del pensar se confunden, se  desmaterializan las razones de fondo para enredarse en debates absurdos y monótonos donde esas razones son gemelos idénticos de viejas causas, que luego toman situación firme en la calle  cuando los conflictos parecen encontrar el aliento fecundo para encender las ollas populares que alimentan a las masas que pastea sobre el cemento al grito de “tenemos hambre” mientras nadie  físicamente tiende a acercarse al limite de hambruna que lo atestigüe, y con celulares de alta gama se fotografían con “sus compañeros” de lucha, en sus “actividades” piqueteras.

En tanto las sopas primitivas de ofensas es un mecanismo que suelen usar ciertos personajes que encuentran un eco en  estas masas con sus discursos violentos. Así vemos a D’Elias, Echarri y Brieva en un rincón de un ring virtual  construido desde su protagonismo mediático.
El deseo que todos los males caigan sobre Macri  es el deseo que todos los males caigan sobre nosotros. Una psicosis del mal  que busca la destrucción generalizada pero también quiebra el frágil equilibrio entre el caos y el orden que la mitad de los argentinos intentamos mantener.
Encender el desorden social es para estos individuos  una motivación esquizoide de que la posibilidad de que otro resultado sea posible aun prospera en sus esperanzas,  cuando los argentinos no quieren mas ese resultado.
Las ideologías que imperan en sus mentes y que buscan instalar en la sociedad, corta transversalmente  el deseo de un país que reconoce que fue el kirchnerismo quien nos condujo a esta tormenta ciclónica. Pero hay una enfermedad psíquica en ciertos grupos   que niegan la verdad.
“Para Hiponense negar la verdad equivale a negar la realidad  misma en la que estamos inmersos, aunque no tengamos conciencia. El proceso cognitivo sea cual fuere su explicación  que deseamos del mismo no tendría sentido ninguno sin el compromiso con la verdad como reflejo de la realidad”, dice Nieto Blázquez.
Negar la corrupción  y los hechos corruptos del gobierno kirchnerista es negar las pruebas, negar la acusación, y negar el reflejo de esa realidad mientras se descarga al gobierno de Macri  la culpa de la crisis. La pesada herencia es como la piedra de Sísifo  intentando subirla por el Acrocorinto.
El odio y el resentimiento que derraman sobre quienes no pensamos como ellos y no queremos volver a esa Argentina los mantiene en esa negación de la realidad que tapa los ojos  y solo a través de la violencia verbal, social y política encuentran sustento para construir un contexto ficticio.
Brieva dijo ahora  “guarda que no ganaron 7 a 1 eh, ganaron 5 a 4”, y el Kirchnerismo se ganó un PBI Dady! …. Pero eso no quiere aceptarlo.
Este discurso  equivocado es un argumento real para ellos y desde esa intolerancia  buscan legitimar  un clima enrarecido en la sociedad, para agitar aguas  que  expongan   a situaciones violentas.
Sabemos que hay grupos pagos  para armar piquetes y generar situaciones de desborde social.
Por otro lado  transitamos un tiempo de improvisación económica porque se han hecho las cosas mal y la inestabilidad exterior incrementa la tormenta interna. Se gastó sin las reformas previas debidas y los conflictos que gestamos son las consecuencias  de los males pasados  pero también de los errores presentes
María Celsa Rodríguez Mercado
Directora de ChacoRealidades
Analista del Circulo Acton Chile

¿¿¿El Ojo del Canario: humanización o profanación???

La imagen puede contener: 1 persona, sentadoHoy me gustaría compartir un poco sobre ese filme que aborda la niñez y adolescencia de José Martí, realizado en el año 2010 por Fernando Pérez…
Un filme que alcanzara el climax del jineterismo cinematográfico cubano y que ha sido elevado hasta hoy al plano de material educativo y exhibido en todas las secundarias de Cuba con carácter obligatorio…
Esta película con segunda y terceras intenciones no es una versión libre del realizador del legendario “clandestinos”. Más bien yo la tipifico como una versión libérrima, una producción castroliberal realizada en coproducción con España por este realizador aprobado por el castrismo… Respondiendo a los intereses de ellos, de lograr un material hipnotizador, tergiversador, dirigido además de alimentar el morbo ibérico, a la juventud o a la población cubana en general…. Una población castrada políticamente…, despojada de todo atisbo o noción de lo que puede ser una sociedad civil. Una producción que más que desmitificar o humanizar la figura de Martí, lo calumnia, dejando al cubano de por sí sin valores y carente de símbolos patrios en una crisis de identidad nacional , al atacar “con buenas intenciones” a sus héroes, a sus figuras.

En este filme se nos presentan hechos que no tuvieron ninguna constatación histórica… (La película recién comenzaba y ya Martí se había masturbado dos veces) Mostrando no solo a un Martí con bajas pasiones, sino también cobarde, abusado.

Un filme hecho a base de violencia, encuerismos, y escenas implícitamente sexuales, para después pasárselo a los niños en las escuelas, “con el propósito de la formación de nuevos valores martianos” por lo que no es extraño que a partir de entonces esté saliendo de las escuelas una generación de cubanos destruyendo bustos de José Martí, cagándose en él y hasta profanando los símbolos patrios.

Pero ¿Por qué José Martí? ¿Por qué el ICAIC no realizó una versión libérrima sobre el Che en sus necesidades de “ desmitificar héroes” “El Ojo del Argentino por Ejemplo” donde Fernando Pérez en su cinematografía “atrevida” e “ innovadora” contara la vida del Che desde niño y donde explique el carácter homofóbico y racista de este a través de una historia donde tal vez haya sido violado por algún negro africano durante su epopeya en el Congo…

O la historia del Niño Fidel y lo presente humillado, abusado, ignorado. Para ver si así se pudiera comprender un poco el carácter megalómano y loco del tirano.., o hubiera mostrado a un Fidel adolescente enseñando a masturbarse a su hermano Raúl como lo hicieran en el largometraje con Fermín Valdez Domínguez y Martí.

La dictadura y su fiel servidora; la cinematografía cubana, saben muy bien lo que hacen, porque son maestros colocando información subliminar e ideas peligrosas que a través de filmes como este introducen en las mentes del cubano.

Si bien el Hombre Nuevo del proyecto fidelista de los primeros años del castrismo era un hombre torcido…, la última generación de cubanos bajo la egida del raulismo, más que hombre nuevo ya es un engendro nuevo.
Solo un pueblo sin conciencia y sin valores soporta flemático todos los atropellos que por seis décadas han estado sometidos.

…Pero para quien vio este filme y es un ser humano libre una cosa si queda clara…, más bien dos; aun en la represión del colonialismo español el cubano tenía más libertad y democracia que en los tiempos del castrismo. Segundo: Martí después de todo tuvo suerte que por motivos de época sus enemigos fueran los españoles y no los castros pues ni siquiera hubiese tenido el chance de pasar a la posteridad como el apóstol, ya antes hubiera muerto en un accidente a caballo o lo hubieran envenenado en el presidio político.

Mayda Saborit.
www.maydaap.com

FUENTE: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=2062149347449147&id=100009623055162&__tn__=K-R

Liderazgo basado en valores

LosRecursosHumanos.com  Artículos
El liderazgo  no se limita solo a una medida de efectividad, sino que es un fenómeno multidimensional. El liderazgo basado en valores es diferente a otros modelos e inclye 3 factores:

1. Efectividad: es necesario medir el logro de los objetivos
2. Moral: es necesario medir cómo el cambio afecta a las partes
3. Tiempo: medir el cumplimiento de objetivos a través del tiempo

liderazgo-valoresEl liderazgo por valoresno se trata simplemente de un estilo o de hacer ciertas cosas siguiendo una receta. Se trata de ideas y valores. Es entender las diferentes necesidades de los colaboradores, energizarlos para alcanzar un objetivo que nunca habian creído posible.
“En términos prácticos de negocios, se trata de crear condiciones bajo las cuales todos los seguidores del líder puedan desempeñarse en forma independiente y efectiva hacia un objetivo común”.

Es necesario poner los valores por delante

El liderazgo con valores es una obligación en las organizaciones horizontales de hoy, caracterizadas por la transparencia y la facil disponibilidad de información. Como lo describía Steve Jobs, Co Fundador de Apple: “Lo único que funciona es el management por valores. Encontrar personas competentes y realmente brillantes, pero lo más importante, gente que le importen exactamente las mismas cosas que te interesan”.
Un vibrante y vívido conjunto de valores provee las bases para formar y generar una comunidad. Los valores pueden proveer un contexto que facilita y promueve la acción independiente. El auto management efectivo y oportuno crea una ventaja competitiva.
Un ejemplo de liderazgo con valores es el que supo contar Jack Welch. Los valores son muy importantes para la compañía, que los imprimen y distribuyen a los empleados de todos los niveles. Pero antes de definirlos, llegó a un consenso sobre que valores querrán cultivar en sus empleados.
Como lo resumió Jack Welch: “No hay un ser humano en GE que no tenga una guía de valores consigo, en su cartera o maletín. Significan todo para nosotros y vivimos con ellos. Y despedimos a gente que no tiene esos valores, incluso cuando demuestren excelentes resultados”.
Una de las premisas del liderazgo basado en valores, es que en la vida es bueno tener un objetivo y conducir tu propia vida (y el trabajo en este caso) a través de un conjunto de valores o principios morales.
En un mundo cambiante, donde la confianza es clave a la hora de desarrollar relaciones y negocios, desarrollar un sistema de valores en una organización, mantiene a los líderes y sus equipos firmes, con los pies sobre la Tierra. En su libro “Built to Last and Good to Great”, Jim Collins escribió que las grandes compañías cambian todo menos sus valores.

Procter & Gamble

Bob MacDonald, Director de Operaciones de Procter and Gamble, dice que la Compañía tiene fuertes valores, que han pasado de generación en generación de empleados.
Los primeros dos son liderazgo, y el adueñamiento (ownership). Esperamos que cada empleado sea un lider y actúe como el dueño de la empresa. Otro valor es la integridad. “No mentimos,  engañamos o robamos y no toleramos a quienes lo hagan. Es un valor muy importante para nosotros. Tenemos pasión para ganar. Nuestro objetivo en el trabajo cada día es ganar con los consumidores y vencer a la competencia”.
Último pero no menos importante: Confianza.  “El hecho de que P&G tiene una cultura internay por eso todos confiamos entre nosotros, lo hace una Compañía mucho más eficiente”.

Bibliografía.

1.      “Leading Change”, James O’Toole
2.     “The Centerless Corporation”, Bruce Pasternack and Albert J. Viscio
3.      “The Leadership Crash Course”, Paul Taffinder
4.      “Jack Welch and the GE Way”, Robert Slater
5.      “Relentless Growth”, Christopher Meyer
6.       Discurso de Bob MacDonald en ferias universitarias de EEUU (2008-2009)

https://www.google.com/search?q=foto+de+valores&client=opera&hs=U1M&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ved=2ahUKEwikuJO97rvdAhWBrFkKHd_ECS8Q7Al6BAgFEBs&biw=1054&bih=516#imgrc=9Re5yy0sZK4EXM:

Significado de Respeto

Image result for foto de valores
Imagen de https://www.google.com/

Qué es el Respeto:

El respeto es un sentimiento positivo que se refiere a la acción de respetar; es equivalente a tener veneración, aprecio y reconocimiento por una persona o cosa. Como tal, la palabra proviene del latín respectus, que traduce ‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’, de allí que algo que merezca una segunda mirada sea algo digno de respeto.

El respeto es uno de los valores moralesmás importantes del ser humano, pues es fundamental para lograr una armoniosa interacción social. Una de las premisas más importantes sobre el respeto es que para ser respetado es necesario saber o aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades. En este sentido, el respeto debe ser mutuo, y nacer de un sentimiento de reciprocidad.

Ahora bien, el respeto también debe aprenderse. Respetar no significa estar de acuerdo en todos los ámbitos con otra persona, sino que se trata de no discriminar ni ofender a esa persona por su forma de vida y sus decisiones, siempre y cuando dichas decisiones no causen ningún daño, ni afecten o irrespeten a los demás.

En este sentido, respetar también es ser tolerante con quien no piensa igual que tú, con quien no comparte tus mismos gustos o intereses, con quien es diferente o ha decidido diferenciarse. El respeto a la diversidadde ideas, opiniones y maneras de ser es un valor supremo en las sociedades modernas que aspiran a ser justas y a garantizar una sana convivencia.

Muchas religiones, de hecho, abordan la cuestión del respeto hacia los demás, porque es una de las reglas esenciales para tener una relación sana con el prójimo.

Expresiones con respeto

Respeto es una palabra cuyo significado puede variar con respecto al contexto donde se encuentre.

El respeto puede manifestarse como un sentimiento de obediencia y cumplimiento de ciertas normas: el respeto a la ley, por ejemplo.

Tener respeto por alguien o algo superior, por su parte, alude a una actitud que puede expresarse como sumisión, temor, recelo o prudencia.

Hablar acerca de un tema con respeto, como, por ejemplo, las diferentes religiones, creencias y comportamientos del ser humano, es hablar de manera sensible, ponderada y reflexiva, sin incurrir en descalificaciones o menosprecios.

Asimismo, la expresión “con todos mis respetos” indica que lo que se va a decir a continuación es una crítica pero constructiva y con respeto hacia la otra persona.

El respeto puede ser también una forma de mostrar veneración o adoración, de prestar culto o rendir homenaje a alguien, como lo indica la expresión “presentar mis respetos”. En este caso, cuando utilizamos la palabra “respetos” en plural, es para significar saludos de cortesía.

“Faltar al respeto”, finalmente, es no guardar la consideración o el debido respeto a una persona, en especial al decirle una cosa poco apropiada.

Vea también Cortesía y El respeto definido en 15 frases.

Fecha de actualización: 08/02/2018. Cómo citar: “Respeto”. En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/respeto/ Consultado: 14 de septiembre de 2018, 09:29 pm.

https://www.significados.com/respeto/

TURA Qué significa la bandera de Estados Unidos del revés que ha utilizado House of Cards

 – Ene 20, 2017 – 18:19 (CET)

El Código de la Bandera de los Estados Unidos otorga un significado especial a utilizar la bandera del revés.

Qué significa la bandera de Estados Unidos del revés que ha utilizado House of Cards

Una bandera es un símbolo. El valor de una bandera es el que le otorgan las personas e instituciones que la respetan, y que le dan sentido. Hay ciertas normas que son aplicables a toda bandera, independientemente de su significado: una bandera nunca debe tocar el suelo, nunca debe caer en manos del enemigo y sobre todo, nunca debe ser izada diferente a su configuración ideal.

El hecho de que una bandera (cualquier bandera) toque el suelo implica una falta de respeto hacia lo que representa. Y una bandera izada con una configuración diferente suele llevar aparejado un significado que puede ser interpretado de manera distinta en función del receptor. Independientemente de todos los significados que puede llevar aparejado una bandera según su configuración, hay uno que trasciende todos los demás: izar una bandera boca abajo.

Porque una bandera izada boca abajo tiene un significado que sobrepasa y anula el significado principal de la bandera, de lo que representa, para convertirse en una llamada de atención, y dar un mensaje al receptor con un significado universal. Una bandera izada boca abajo es una llamada internacional de auxilio. Es un símbolo de petición de ayuda.

Históricamente, una bandera izada bocabajo en lo alto de una fortaleza significaba una llamada de atención para las tropas amigas: ¡ayudadnos!. Así mismo, una bandera izada al revés, en una plaza pública, en un emplazamiento no habitual, significa que la zona ha sido tomada por tropas enemigas.

El caso de la bandera de los Estados Unidos es algo particular: puesto que de acuerdo con el Código de la Bandera de Estados Unidos, colgar la bandera al revés es una señal de que existe un peligro extremo para la vida o la propiedad. Si la bandera está colgado boca abajo, el personal militar lo reconoce como una llamada de auxilio.

The flag should never be displayed with the union (the starred blue union in the Canton) down, except as a signal of dire distress in instances of extreme danger to life or property

La bandera nunca debe mostrarse con el símbolo de la unión (el azul estrellado) hacia abajo, excepto como una señal de angustia extrema en casos de extremo peligro para la vida o la propiedad.

Una bandera izada bocabajo es una llamada internacional de socorro. Al fin y al cabo, el hecho de que Netflix lo haya utilizado para identificar a House of Cards no debería llevarnos a sorpresa. La realidad, se ha ocupado del resto.

https://hipertextual.com/2017/01/bandera-de-estados-unidos-house-of-cards

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: