09/19/2020

¿Quién es el mayor abusador?

Anuncios

Por Pedro Pablo Morejón

HAVANA TIMES – Hace bastante tiempo no suelo ver la televisión cubana. Las excepciones son el pronóstico meteorológico en el Noticiero Nacional, el humorístico Vivir del cuento o algún documental interesante emitido por Multivisión.

Recientemente, en aras de sintonizar Multivisión, encendí mi televisor durante la transmisión de Hacemos Cuba, un programa que francamente detesto por la manipulación y avalancha de mentiras que suele exponer. Pero me llamó la atención que se estaba discutiendo un tema que no por viejo deja de ser recurrente: los revendedores.

En esta ocasión, al conductor habitual lo acompañaba un periodista. Durante el fragmento de tiempo que soporté delante de la pantalla se expuso la conversación de dos sujetos a través un chat.

Uno fungía como revendedor y promovía sus productos, entre los que se encontraban tubos de pasta dental Perla a un precio de $5.00.CUC, el equivalente a $125.00 MN, realmente caro. Su interlocutor, después de interesarse por la mercancía, rehusó la compra alegando que era un precio abusivo para su bolsillo, ante lo cual el negociante se justificó expresando que lo obtenía igualmente caro y que sí existiera un suministro adecuado nadie tendría que ir a particulares como él, que no era su culpa.

A continuación, los protagonistas del programa arremetieron contra el sujeto y el resto de los acaparadores, a quienes acusaron de carencia de valores éticos como la solidaridad, la honradez y la humanidad.

También se refirieron a los operativos policiales que se han efectuado contra esas lacras y la necesidad de una mayor punición contra tales actos.

Sin exonerar a esos sujetos resultado de la necesidad y la pobreza, me queda claro que dichas manifestaciones no son más que la punta del iceberg de cuanto abuso e indefensión sufre nuestro pueblo en materia de precios y artículos de primera necesidad. Estas lacras son simplemente la consecuencia.

El programa se queda en la superficie. Sus conductores no pueden poner el dedo en la llega, les está vedado llegar al fondo del problema.

Muchas preguntas quedan sin respuestas o, mejor dicho, muchas realidades quedan sin denuncias.

¿Cómo se explica que en medio de un desabastecimiento brutal, justificado anteriormente por la pandemia del Covid 19 y el recrudecimiento del “Bloqueo” por la Administración Trump, de un día para otro aparezcan tiendas muy bien surtidas autorizadas para la venta en dólares estadounidenses?

¿Cómo se justifica que productos de donación procedentes del exterior sean revendidos por el Estado a precios 10 veces mayor que el gasto incurrido en su transportación?

¿Por qué en cualquier unidad comercial del país, sea en dólares estadounidenses USD, peso cubano convertible CUC o peso cubano CUP, una mochila, un pantalón o un calzado, por poner tres ejemplos, cuesten el salario mensual de un trabajador o ni siquiera les alcance para ello?

¿Quién es el que primero establece precios abusivos contra la población? ¿Quién es el mayor abusador?

FUENTE: https://havanatimesenespanol.org/diarios/pedro-pablo-morejon/quien-es-el-mayor-abusador/