SOCIEDAD CIVIL

MASONERIA; El proceso de la Iniciación

Ver las imágenes de origen

Otra forma de definir la iniciación es un proceso en el cual hacemos una representación de una sabiduría existencial a través de símbolos y performances para darle nuevos significados a lo cotidiano. Esto quiere decir que la iniciación no implica necesariamente un cambio de acciones o de circunstancias, sino más bien un cambio en la forma de interpretar las mismas circunstancias, lo que a menudo genera un cambio en las acciones o simplemente un nuevo significado de las mismas.

Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor: Imagínate que toda tu vida desde que tienes memoria has tenido una misteriosa obligación: Tienes que recibir un morral, cada vez más grande a medida que crecías, ponerlo sobre tu espalda y cargarlo por varias horas mientras caminas hacia un lugar nada agradable que queda a varios kilómetros de distancia. Entregas el morral y regresas a tu casa a descansar y cumplir con tus otras obligaciones, para al otro día repetir la misma rutina. Una y otra vez haciendo una tarea miserable por la que además nunca has recibido un peso. Para el ejercicio vamos a suponer que no hay forma de renunciar a esa tarea ni tampoco hay nadie a quien puedas preguntar de qué se trata el dichoso encargo.

Bueno, un buen día, ya con hastío de una vida tan monótona, después de haber llorado y buscado formas de liberarte de esa tarea sin conseguirlo, decides que si no puedes con el enemigo vas a tratar de unirte a él. Entonces decides que un oficio tan repetitivo, pero aparentemente tan importante como para no dejarte renunciar a él, tiene que tener un propósito. Entonces, a partir de ese día, dejas de quejarte por el cansancio y el aburrimiento, haces silencio por primera vez.

Caminas con el morral a cuestas, pero esta vez vas con tu atención enfocada en todos los sonidos a tu alrededor, en todo lo que ves en el camino. El silencio te permite escuchar por primera vez los leves sonidos que se emiten desde adentro del morral. Tu observación atenta te permite darte cuenta de la gente que se atraviesa en tu camino, como son las aldeas por las que pasan.

Ese día, por primera vez llegas a tu casa sintiéndote diferente, habiendo aprendido cosas nuevas, incluso con expectativa de lo que encontrarás al siguiente día. Tu trayecto a hacer la entrega se convierte entonces en una experiencia nueva cada día. Incluso en las noches tomas nota de lo que aprendiste durante el día. Tu vida de repente se convirtió en una aventura, un aprendizaje. Dejaste de ser profano y te convertiste en candidato para tu iniciación.

Pasan los días, las semanas y luego unos pocos meses y ahora sabes cuántas especies de aves viven en el trayecto de tu casa a la misteriosa aldea, has descubierto árboles frutales, atajos y lugares donde la vista es maravillosa. Pero además ahora sabes que lo que transportas todos los días son papeles, sobres, incluso estás seguro de haber escuchado monedas. A veces llevas líquidos en frascos pequeños que concluyes que son tinturas medicinales o esencias.

Has observado que a lo lejos van otros caminantes con cargas similares a la tuya y aunque no los conoces, ahora sabes que no estás sola. Juntas las piezas del rompecabezas y te das cuenta que eres parte de una red ancestral de correos que lleva cartas, encomiendas, medicinas y dinero a las aldeas más alejadas del país en el que vives

TOMADO DE: T2E1: La Iniciación – Espiritualidad y Ciencia / Manuel R Avila

Categorías:SOCIEDAD CIVIL

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.