09/26/2020

Qué alternativas complementarias a Medicare existen para minimizar los gastos médicos

Anuncios

POR:SAMUEL GONZÁLEZ 11 DE AGOSTO 2020

Aunque Medicare es un programa que te ayuda en los gastos médicos a partir de los 65 años de edad, los precios de los servicios de salud suelen ser una de las cosas más costosas en Estados Unidos. Además de las primas que se deben solventar en cada una de las Partes que ofrece Medicare (A, B, C y D), los pagos por cada consulta o atención médica especializada (cirugía, hospitalización, terapia, médico especialista, entre otros), a pesar de contar con el programa de apoyo, pueden seguir siendo elevados para tu bolsillo.

Una pareja de 65 años que se jubila en 2020 pagará un promedio de $295,000 dólares en costos por atención de salud a lo largo de su vida, un 3.9% más que las cifras de 2019, según un reciente estudio de Fidelity. En esta cantidad se contemplan primas, deducibles y copagos de Medicare, así como los desembolsos propios que debes cubrir para completar tu propia cobertura médica.

¿Cómo amortiguar estos gastos para que tus finanzas no lo recientan? Aquí te mostramos algunas alternativas complementarias a Medicare para apoyarte por los pagos por servicios médicos que debas cubrir en cualquier momento después de tu jubilación.

1. Anticipa tus pagos mensuales

De acuerdo con los datos de Fidelity, el 40% de los gastos de la cifra mencionada en su estudio, es decir, alrededor de $118,000 dólares es el pago por concepto de primas de Medicare. Teniendo estas cifras, puedes emplear una estrategia donde apartes el mayor capital posible encaminado a ese rubro, para evitar que se te olviden y afecten tus finanzas posteriormente.

Si bien la Parte A de Medicare, que cubre hospitalización, es gratuita en la mayoría de los inscritos al programa, a partir de la Parte B se genera un cobro de primas. El costo para cubrir servicios médicos y atención ambulatoria de esta parte es de $144.60 como mínimo por mes, cifra que depende de los ingresos de los contribuyentes: a más ingreso, más prima.

Uno de los mayores gastos que realizan los jubilados es por medicamentos. El 89% de los estadounidenses aseguró que los medicamentos recetados son demasiado caros, según una encuesta realizada por HealthCare.com. La Parte D cubre una fracción de los gastos por medicamentos recetados con una póliza promedio de $32 dólares al mes en 2020. Sin embargo, el estudio de Fidelity afirma que el pago de bolsillo por medicamentos recetados, aún con Parte D, representa el 20% del total, alrededor de $59,000 dólares.

El último 40% proviene de los copagos y deducibles de Medicare. Para aminorar los costos por prima de cada parte de Medicare que ocupes (A y B), puedes tener una póliza de Medigap para cubrir estos deducibles y otros costos, como viajes al extranjero que, sumada a la Parte D, también puede ayudarte en la compra de medicamentos. El precio promedio en 2019 por una póliza Medigap fue de $152 dólares, según eHealth MedicareNo se puede generalizar un precio de póliza Medigap debido a que varia según tu estado, aseguradora y tipo de plan que elijas.

Otra opción es obtener un plan Medicare Advantage (Parte C), donde las primas suelen ser más bajas, alrededor de los $36 dólares al mes, incluso puedes encontrar planes con primas de $0. Sin embargo, debes tener un buen fondo de emergencia, ya que la red de proveedores y hospitales es limitada y los gastos de bolsillo pueden ascender de golpe en caso de que hagas mucho uso de los servicios médicos.

2. Usa ahorros de tu cuenta para la salud libres de impuestos

Aunque después de inscribirte a Medicare ya no puedes realizar contribuciones a ninguna cuenta de ahorro para la salud, sí puedes utilizar los recursos acumulados en esas opciones libres de impuestos para gastos mayores después de cumplir los 65 años.

Ese dinero puedes usarlo para pagos de gastos médicos de bolsillo e incluso para solventar las primas de tus planes de Medicare, excepto Medigap. También puedes hacer uso de ese dinero sin ningún problema fiscal para pagar otros gastos médicos elegibles que no están contemplados en el programa, como son los costos por servicios dentales, vista, audífonos y medicamentos de venta libre.

3. Mantente actualizado y cambia de plan si lo requieres

Del 15 de octubre al 7 de diciembre puedes elegir un plan Parte D o Medicare Advantage para el próximo año del calendario. Es una excelente opción cuando, al mantenerte informado sobre los cambios que cada programa tiene anualmente, por ejemplo, descubres que las primas y copagos aumentaron de una opción a otra, así como la cobertura y red de proveedores de tu plan Medicare Advantage, provocando que médicos y hospitales considerados en un periodo ya no estén incluidos en el siguiente. Este tipo de cambios pueden disparar demasiado el presupuesto que considerabas para tus gastos de salud y cada último trimestre del año se genera una nueva fecha de cambio para que estés al pendiente.

4. Impugna recargos por ingresos altos cuando te jubiles

Las primas se basan en el ingreso anual de sus beneficiarios. Mientras que la mayoría de las personas pagan $144.60 dólares al mes por la Parte B en Medicare en 2020, personas que ganan más de $87,000 o más de $174,000 dólares anuales podrían pagar alrededor de $202.40 y $491.60 dólares al mes. Entre más altos sean tus ingresos, mayor será la prima que pagas.

Sin embargo, la medición para las primas de Medicare se realizan con base en la última declaración de impuestos registradas, por lo que tus primas 2021 se basan en tus ingresos de 2019. Pero si tus ingresos han disminuido en el lapso de este tiempo, ya sea por pérdida de empleo o jubilación, divorcio, matrimonio o muerte de tu cónyuge, puedes reducir o eliminar el recargo en función de tus ingresos más recientes, según U.S. News.

Para solicitar el cambio, espera hasta que recibas el aviso de tu monto de ajuste mensual relacionado con los ingresos de Medicare, o IRMAA, luego presenta el Formulario SSA-44 con la fecha del evento que te cambió la vida y una copia de tu declaración de impuestos más reciente (o una estimación de tus ingresos anuales). También debes proporcionar evidencia del evento que cambió tu vida, como una carta de tu empleador que indique que te jubilaste.

5. Busca otras alternativas para administrar tus costos médicos

Puedes ahorrar dinero en medicamentos recetados siempre y cuando tu médico te pueda recomendar una alternativa genérica o terapéutica que cubra tu misma necesidad de salud. Asimismo investiga en cuáles farmacias contempladas en la Parte D puedes realizar un copago menor.

Así como lo haces con los medicamentos, ten buena comunicación con tu médico para que por cada servicio de salud que requieras puedas tener otras alternativas igual de eficaces pero menos costosas que la primera opción que te proponga.

FUENTE: https://solodinero.com/que-alternativas-complementarias-a-medicare-existen-para-minimizar-los-gastos-medicos/?utm_source=Solo%20Dinero&utm_medium=email&utm_campaign=Solo%20Dinero%20-%20Lo%20mas%20leido&utm_term=SD%20-%20Lo%20mas%20leido