ESOTERISMO Y RELIGION

FILOSOFÍA HERMÉTICA

Del antiguo Egipto partieron las enseñanzas esotéricas que han marcado las filosofías de todos los tiempos.
Egipto fue la cuna de la Sabiduría Esotérica. India, Persia, China, Grecia y Roma participaron del conocimiento que los Hierofantes y los Maestros de la Tierra de Isis habían atesorado. Allí estaba localizada la Gran Logia de los Místicos.

A las puertas de sus Templos entraban los neófitos, quienes posteriormente, como Hierofantes, Adeptos y Maestros, viajaban a los cuatro rincones de la Sabiduría Divina.

Entre los Grandes Maestros existió una vez uno a quien todos aclamaban como el “Maestro de Maestros”. Vivió en Egipto en los primerísimos días. Fue conocido como Hermes Trimegistro, el padre de la Sabiduría Oculta, el fundador de la Astrología, el descubridor de la Alquimia.

Los detalles de su vida se han perdido para siempre.

Se dice que a su muerte (según la tradición vivió 300 años) los egipcios le deificaron bajo el nombre de Thot.
Posteriormente fue asimilado a Mitología griega y romana.

Los egipcios reverenciaron su memoria por muchos siglos llamándole “Escriba de los Dioses” y tambiénTrimegistus, que significa “el tres veces grande”.

El término “hermético” que hoy usamos en el sentido de “secreto”, “sellado de manera que nada pueda escaparse relaciona con el principio del secreto en las enseñanzas que observaron con rigor los seguidores de Hermes Trimegistro.

Las enseñanzas herméticas han de encontrarse en todas partes, pero nunca identificadas con alguna nación o sector en particular. Y ello en razón de la advertencia de los antiguos Instructores contra permitir que la Doctrina Secreta se cristalizase en un credo. La sabiduría de esta amonestación es evidente. El antiguo ocultismo de India y Persia degeneró y fue debido a que los Instructores se volvieron sacerdotes y mezclaron así la Teología con la filosofía siendo el resultado que el Esoterismo de India y Persia se ha perdido gradualmente entre la masa de superstición religiosa, cultos, credos y “dioses”.

Igual sucedió con las enseñanzas herméticas de los gnósticos y los cristianos primitivos, que se perdieron en el tiempo de Constantino, cuya mano de hierro asfixió la Filosofía con el manto de la Teología, perdiendo para la Iglesia Cristiana lo que era su misma esencia y haciéndola buscar a ciegas a lo largo de varios siglos, antes de que encontrase el camino de vuelta a su antigua fe.

En los primeros días hubo una compilación de ciertas doctrinas herméticas básicas, transmitidas de Maestro a discípulo, que fue conocida como “El Kybalion”, habiendo sido perdido por varios siglos el significado y la importancia exactos del término.

Era una colección de máximas, axiomas y preceptos. Estas enseñanzas constituían realmente los principios básicos del “Arte de la Alquimia Hermética”, la transmutación de nuestras energías inferiores en actos de Voluntad, Amor e Inteligencia.

FUENTE: http://www.acropolis.org.bo/los-siete-principios-del-kibalion/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .